abonado con potasio trigo

¿Cuánto estás perdiendo hoy por no planificar correctamente el abonado de tu cultivo de trigo? Si quieres aumentar la productividad y calidad, en este artículo te contamos como conseguirlo por medio del abonado con potasio,

Seguro que ya lo sabes, pero, por si acaso lo refrescamos. Los nutrientes como el nitrógeno, fósforo y potasio cumplen un rol fundamental en la nutrición y calidad final del grano de trigo.

A pesar de ello, en todo inicio de campaña de siembra de trigo u otros cereales, surgen casi siempre los mismos interrogantes.

Estos son algunos de los más comunes:

  • ¿Cómo preparo el suelo?
  • ¿Qué semillas certificadas selecciono?
  • ¿Cuál será el plan de fertilización adecuado que tengo que poner en marcha?
  • ¿Qué cantidad de potasio por hectárea debo aplicar de fondo?

El cultivo de trigo y el abonado con potasio

El trigo es una gramínea de alta demanda en nitrógeno, siendo este elemento nutricional el que más debes tener presente en todo plan de fertilización. Esto no implica que debas menospreciar a los demás macronutrientes y micronutrientes. Lejos está de ser así.

Si hay algo claro en la nutrición vegetal es que, para alcanzar un óptimo rendimiento es preciso un aporte balanceado de nutrientes. Por tal razón, es clave conocer la importancia relativa de todos los elementos requeridos para obtener un trigo de alta calidad.

Compartimos contigo una breve descripción de la función de los principales nutrientes en el cultivo de trigo:

Nitrógeno (N): es el nutriente central del crecimiento del cultivo de trigo. Dinamiza la síntesis del complejo hormonal del crecimiento (AIA ácido indol acético). Además, es el componente principal de la mayoría de los aminoácidos que conforman las proteínas.

 Sabias que, debido al potasio la productividad del nitrógeno puede aumentar en más de un 50%.

Datos del Nitrógeno (N) en trigo

  • Es un factor de desarrollo y crecimiento.
  • Determina el contenido de proteína en el grano.
  • Su forma absorbible por la planta es NO3– (nitrato).
  • Su aplicación deberá ser fraccionada.

 

Fósforo (P): es la fuente de energía requerida para que se generen los procesos metabólicos en la planta. Existen dos instancias críticas donde la presencia de fósforo es clave:

  1. La germinación
  2. Y, en la prefloración.

El fósforo es un elemento nutricional estratégico para mejorar la precocidad de los cereales, así como también, para la formación de la espiga y del grano.

Datos del Fósforo (P) en trigo

  • Estimula el desarrollo de raíz
  • Favorece la floración
  • Elemento clave en el cuajado y la maduración del grano
  • Su forma absorbible por la planta es P2O5.
  • Es viable aplicar de una sola vez al cereal.

 

Potasio (K): nutriente de alta exigencia por el cultivo de trigo. Su papel más destacado se manifiesta en todo el proceso de traslado de azúcares fotosintetizados. Es decir, trasloca los azúcares acumulados a los granos en el momento del llenado de estos.

Datos del Potasio (K) en trigo

  • Es un factor de calidad.
  • Potencia la resistencia de la planta a sequías, heladas y enfermedades.
  • Favorece la actividad fotosintética.
  • Permite el aumento de tamaño y peso del grano.
  • Este ligado a la eficiencia y aprovechamiento del abono nitrogenado.
  • Su forma asimilable por la planta es K2O.
  • Es factible de aplicarlo al cultivo de una sola vez.

Componentes de rendimiento que afectan a la calidad del grano de trigo

Para poder alcanzar resultados positivos en este cereal, es importante conocer cuáles son los componentes de rendimiento que afectan directamente la productividad final y la calidad del grano.

Aquí te contamos los más relevantes:

Componentes que afectan el rendimiento del trigo

  • Número de macollos por metro cuadrado
  • Número de espigas por planta
  • Número de granos por espiga
  • Peso de granos

Componentes que afectan la calidad del trigo

  • Sanidad
  • Tenor de proteína en grano

¿Por qué debes realizar un análisis de suelo y conocer la disponibilidad de potasio en suelo?

Estas son algunas de las razones que te van a ayudar a encontrar las respuestas:

  • Para determinar cuánto, cuándo y cómo se deben gestionar los nutrientes esenciales en trigo.
  • Para conseguir un óptimo desarrollo del cultivo (es prioritario evaluar las condiciones de fertilidad del lote y determinar las técnicas del cultivo).
  • Para llevar adelante esta evaluación, es preciso contar con herramientas de diagnóstico como es la realización de un análisis de suelos que te brinde información situacional de la disponibilidad de nutrientes como el potasio, antes de la siembra.

Antes de la siembra, para poder realizar una evaluación es necesario contar con herramientas de diagnóstico como, por ejemplo, la realización de un análisis de suelo. Los resultados de este análisis te brindarán la información situacional de la disponibilidad de nutrientes, entre ellos, el potasio.

Planificar la aplicación de fertilizantes en una etapa de desarrollo de la planta es importante para obtener el nivel más alto en aprovechamiento eficaz de cada nutriente esencial.

La fertilización en trigo es estratégica no solo para alcanzar altos rendimientos, sino también, para mejorar su calidad industrial y comercial.

Breve apunte: el análisis de suelos es una herramienta de diagnóstico práctica, rápida y de fácil interpretación, siendo estratégica para adaptar y optimizar la nutrición nitrogenada, fosfatada y potásica en el cultivo de trigo.

Un correcto diagnóstico de fertilidad del suelo busca dar respuesta, por ejemplo, a:

  1. Si es suficiente el nivel de potasio en el suelo para alcanzar un determinado rendimiento del cultivo.
  2. Detectar deficiencias nutricionales de potasio que pueden limitar el rendimiento alcanzable cada año.
  3. Conocer en detalle la magnitud de la deficiencia de potasa.
  4. Conocer los parámetros de textura.
  5. Nivel de pH.
  6. Materia orgánica.
  7. Relación C/N.
  8. Otros parámetros que te ayudaran a realizar un abonado con potasa más eficiente.

Nota: llevar adelante un diagnóstico de fertilidad y ajustar las dosis de fertilizantes no significa aumentar de forma significativa la cantidad aplicada de estos fertilizantes, sino reasignarlos según diagnóstico profesional.

La química del potasio en el suelo

La química del K del suelo es dentro de todo simple si la comparamos con otros nutrientes como el nitrógeno y fósforo, dado que el K no forma compuestos orgánicos. El potasio intercambiable, adsorbido a los coloides del suelo, es un positivo estimador de la disponibilidad para los cultivos, ya que lo proporciona de manera rápida a la solución del suelo.

El potasio tiene un rol de importancia en las funciones que aseguran el crecimiento de la planta. Una planta de trigo bien nutrida en potasio genera una mayor resistencia a las heladas, al encamado y enfermedades.

De igual manera que pasa con el P, la aplicación de potasio en dosis que exceden lo extraído por este cereal manifiesta residualidad, permitiendo definir estrategias de fertilización a la rotación de cultivos.

Asimismo, el peso específico y el peso de 1.000 granos de trigo se incrementa gracias al potasio. También se afirma técnicamente que, tanto el valor panadero del trigo como el valor cervecero de la cebada, se mejora con el potasio.

El pilar para definir la clasificación de las formas del potasio en el suelo es la disponibilidad para la absorción de potasio por parte de la planta.

Formas de disponibilidad del potasio para la planta

Dependiendo del tipo de suelo y las condiciones agroambientales, la disponibilidad de potasio se puede expresar de la siguiente forma:

  • Potasio mineral: localizado en el suelo en la estructura cristalina de los feldespatos, arcillas y micas. Las plantas no pueden acceder al potasio dado que se encuentra en formas insolubles. Con el tiempo y bajo procesos de meteorización es viable tener algo de K disponible.
  • Potasio fijado: el K se encuentra atrapado en el espacio interior de las arcillas. El potasio fijado no está disponible para las plantas. Por medio de cambios en la humedad del suelo, el potasio fijado se libera lentamente a la solución del suelo.
  • Potasio intercambiable: las plantas pueden extraer el potasio fácilmente. Esta fracción de potasio equilibrada está absorbida en la superficie de las partículas de arcilla y materia orgánica en el suelo y se traslada rápidamente cuando las plantas absorben el potasio de la solución del suelo.
  • Potasio en la solución del suelo: nos referimos al potasio disuelto en la solución del suelo que está disponible de manera inmediata para las plantas.

Ten presente que el potasio en la solución del suelo no representa la cantidad total de potasio disponible para las plantas.

Necesidades nutricionales del cultivo de trigo

La compra de abono es uno de los costes variables que más pueden influir en el cultivo. Hay tres factores claves que debes valorar:

  1. La elección de la dosis
  2. Composición
  3. Momento de aplicación

Extracciones medias de nutrientes de los cereales

  • N: 28-40
  • P2O5: 9-15
  • K2O: 20-35
  • CaO: 5-7
  • MgO: 3,5-5
  • S: 5,2

El cultivo de trigo extrae como promedio por cada 1000 kg de grano producido, incluyendo los órganos vegetativos correspondientes:

  • 30 kg N
  • 12 kg de fósforo, anhídrido fosfórico (P2O5)
  • 28 kg de Potasio, óxido de potasio (K2O)

¿Cuáles son los tipos de abonado en trigo?

La cantidad de cada uno dependerá de la producción, potencial objetivo y de la fertilidad del suelo.

Abonado de fondo

  • Aporta el total de las necesidades de Fósforo y Potasio (abonado fosfopotásico) y una parte de las necesidades de Nitrógeno (N) (abonado nitrogenado).

Abonado fosfopotásico

  • Es recomendable realizarlo en un único aporte de fondo durante la preparación del terreno.
  • En suelos pobres en fósforo se aconseja aplicar un abonado en hilera, junto a la línea de siembra.

Abonado de cobertera

  • Es importante ajustar la dosis y determinar el momento de aplicación, para aumentar la rentabilidad del cultivo.
  • En función de la textura de los suelos, agua de riego o lluvia, es recomendable varias aplicaciones para conseguir producciones altas y de calidad.

Criterios para el manejo de la nutrición del trigo

Estos son algunos de los criterios para tener en cuenta a la hora de fertilizar el trigo:

  • Es clave abonar durante las primeras etapas del ciclo, desde macollaje hasta aparición de la hoja bandera.
  • En el período vegetativo el nitrógeno es fundamental (también lo es el zinc) para desarrollar la parte aérea de la planta.
  • El zinc debe estar incorporado dentro de la planta durante el macollaje.
  • Es recomendable dividir las aplicaciones de nitrógeno, de tal manera que, al momento de la aparición de la hoja bandera ya esté incorporado al cultivo (prácticamente el 85% se consume hasta aparición de la espiga).
  • El exceso de nitrógeno acumulado en hojas es una fuente de alimento para los hongos, aumentará la susceptibilidad a enfermedades, afectando la calidad del grano.
  • El nitrógeno en exceso (acumulado en hoja), así como el nitrato en la espigazón, atenta contra la formación de espigas.
  • El fósforo se consume en el período similar al nitrógeno, es decir, macollaje – hoja bandera.
  • El mejor momento para la aplicación del boro es en prefloración.
  • El potasio es prioritario en la etapa de llenado, la mayor incidencia la tiene el potasio.
  • Si el objetivo es hacer proteína en grano, se deben considerar las aplicaciones de nitrógeno al inicio de la etapa de llenado.

Si quieres conocer más sobre este producto, solo tienes que ingresar en la Tienda online de Sembralia. Podrás resolver tus dudas y encontrar de forma rápida las mejores marcas en el mercado.