Smart Agrifood Summit 2020

La crisis del coronavirus hizo que la feria Smart Agrifood Summit se trasladara de junio a septiembre, y cambiara su formato a uno semipresencial con muchas conferencias on-line.

Los organizadores del congreso anual Smart Agrifood (Juan Francisco Delgado, de Fundación INTEC) apostaron por no cancelar el Smart Agrifood Summit 2020 y aplazar la convocatoria al mes de septiembre, siendo conscientes de que había que cambiar el estilo de congreso. Bajaron los participantes presenciales, pero a cambio aumentaron los comparecientes telemáticos (muchos de ellos a través de videos y mensajes grabados que hicieron que esta edición tuviera un cartel de ponentes espectacular: desde el Ministro de Agricultura Luis Planas a la comisaria europea Mariya Gabriel).

Muchas son las entidades que quisieron seguir apoyando esta cita, como Fycma y el propio alcalde de Málaga (Francisco de la Torre) pues saben la importancia que una feria de este estilo tiene para la ciudad (en valores económicos). El despliegue de medios anti-covid y las medidas de higiene impresionaban, además del reducido aforo. Lo que vimos en Agrifood20 poco o nada tiene que ver con las ediciones anteriores.

Clausura del Smart Agrifood Summit 2020 en Málaga (en el formato presencial).

Las nuevas tecnologías que nos sirvieron durante el confinamiento para mantener el pulso al sector agrifood, con iniciativas como Agrifood Beats Coronavirus del Juanfran Delgado, volvieron a ser las protagonistas de este foro internacional, y todo apunta a que deberá ser así a partir de ahora, para no correr riesgos innecesarios (de cara a nuevos rebrotes de covid). Nos tendremos que acostumbrar a mesas redondas en la distancia, en las que es complicada la interacción de participantes, y las preguntas del público. Por otro lado, uno de los principales alicientes de Smart Agrifood Summit era que se convertía en punto de encuentro físico de muchos agentes del sector agrifood. Una cita esperada año tras año para que en Málaga coincidieran los principales protagonistas de la agricultura del siglo XXI: entidades, empresas, agrónomos, instituciones…

El agricultor, objetivo principal

Nuevamente, en este Smart Agrifood Summit, se pudo comprobar que el agricultor es el objetivo del foro: al que se dirigen todos los implicados. Universidades, empresas, start-ups luchan por hacerse un hueco en la cabeza del dueño de explotaciones agrarias, porque no tenemos que olvidar que el último interesado en implantar nuevas tecnologías para los cultivos es el agricultor. Por eso, el sector agrifood lleva peleando durante años por la implantación de las nuevas tecnologías, en la llamada agricultura 4.0, pero no ha sido hasta la llegada del coronavirus cuando esas tecnologías se han convertido en más que necesarias.

Sin embargo, cuando hablamos de TIC o de nuevas tecnologías para la agricultura, muchas veces nos quedamos en un plano muy superficial, simplemente pensando en temas relacionados con comunicación (videoconferencias, redes sociales, cobertura de Internet en todo el territorio para romper la llamada brecha digital…). Todos estos temas son desde luego muy importantes, qué duda cabe, pero es momento de dar un paso más y hablar de tecnologías aplicadas directamente a la agricultura, que sean capaces de mejorar o de cambiar el modo que tenemos actualmente de cultivar. Nos referimos a todo un cambio de paradigma: hacer ver al agricultor que las cosas se pueden hacer de otra manera, más eficiente y más sostenible. Es un hueso duro de roer, porque no es fácil propiciar un cambio de opinión, de modificar el buen hacer de años de experiencia, pero ahí está el reto del sector agrifood.

El covid nos ha empujado más hacia las nuevas tecnologías que los discursos de grandes expertos internacionales del segmento agrifood


Digitalización del sector agrifood

Los desafíos a los que se enfrenta el sector primario pasan por la conversión a lo digital (transformación digital, de la que se habló mucho en Smart Agrifood Summit 2020). Al igual que pasó con la mecanización del campo (la llegada de los tractores y la automatización de procesos) estamos ante un nuevo paso adelante, con lo que tenemos que pensar en lo que está por venir. Cualquier cambio es incómodo para el ser humano, la adaptación a las nuevas tecnologías en el sector agrifood no iba a ser de otro modo, no obstante debemos romper esa barrera humana reacia al cambio si queremos prosperar en este segmento.

No solo la producción y la calidad de las cosechas se ven beneficiadas por la introducción de elementos digitales, sino que el cambio climático que nos acecha obliga a utilizar los recursos naturales con cautela y mesura. El ahorro de fuentes de energía, de agua, mejora de suelos… son algunos de los puntos que nos deja la digitalización del sector agrifood: bueno para el agricultor y bueno para el medio ambiente.

Así pues, reconozcamos que una pandemia nos ha empujado más hacia las nuevas tecnologías que los discursos de grandes expertos internacionales del segmento agrifood. Lo nunca visto en digitalización de la agricultura, que viene acompañado del dicho ‘no hay mal que por bien no venga’.

Carmen Carbonell

Periodista agroalimentaria

¿Te ha gustado este artículo?

Sé el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

Acepto los términos y condiciones y protección de datos

La digitalización del sector agrícola comienza con Sembralia, la plataforma online de compra de equipos agrícolas y ganaderos: