La horticultura actual demanda que los cultivos alcancen mayores rendimientos, resistencias más altas y una gran calidad del producto final. Teniendo en cuenta que, la aplicación de productos fitosanitarios es cada vez más limitada, la nutrición vegetal óptima de las plantas es clave para llevar a la misma a su máxima expresión.

Por ello, los bioestimulantes en horticultura son productos estratégicos que proporcionan un extra y, además, te van a ayudar a ir un paso más allá en cuanto a la calidad y el rendimiento.

¿Qué son los bioestimulantes vegetales?

Los Bioestimulantes vegetales contienen sustancias y/o microorganismos cuya acción es estimular los procesos naturales para mejorar la captación, asimilación, metabolismo y eficiencia de los nutrientes. Además de, la tolerancia al estrés abiótico y, la calidad de los cultivos.

Se debe tener en cuenta que, son sustancias biológicas que actúan sobre los procesos, potenciando la capacidad productiva y de crecimiento.

Bioestimulantes a nivel global y nacional

En las últimas dos décadas, son numerosos los bioestimulantes que se han utilizado en la horticultura española y mundial, los que han permitido:

  • Minimizar el uso de fertilizantes minerales convencionales.
  • Hacer frente a las situaciones de estrés de cultivos hortícolas a las condiciones adversas del medio ambiente y suelo.
  • Favorecer el crecimiento y desarrollo vegetal.
  • Incrementar el rendimiento de las producciones hortícolas.

Además, el horizonte mundial de los bioestimulantes para hortalizas muestra que, a nivel empresarial, un mayor número de fabricantes de fertilizantes está incursionando en esta temática.

Pero, la cosa no queda allí. A menudo, vemos uniones o adquisiciones de compañías, nacen nuevos emprendimientos y startup, se consolidan alianzas para la distribución y emergen nuevos agronegocios 100 % online como los productos Bioestimulantes INB.

Cuando, analizamos la concentración de la industria, si bien existe un mayor interés de parte de las grandes transnacionales, por momentos, prevalece una gran dispersión de empresas pequeñas y medianas.

En relación a la oferta de soluciones para la horticultura, sus mayores desarrollos se identifican en los productos microbianos, aminoácidos y algas. Impulsados tanto por las compañías de agroquímicos y bioplaguicidas, así como también, las de tratamientos de semillas de cultivos.

Y, ¿cuáles son los beneficios que aporta la aplicación de los bioestimulantes en cultivos hortícolas?

Beneficios del uso de bioestimulantes en Horticultura según objetivos

En el suelo o sustrato

  1. Reducción de patógenos del suelo
  2. Aumenta la fertilidad del suelo
  3. Mayor número de raíces laterales
  4. Mejor asociación con micorrizas

Tolerancia al stress abiótico

  1. Tolerancia a la salinidad y a la sequía
  2. Tolerancia a la congelación
  3. Tolerancia a altas temperaturas e inundaciones

Mayor Crecimiento y calidad nutricional

  1. Mayor crecimiento radicular y vegetativo
  2. Floración temprana
  3. Mayor rendimiento
  4. Uniformidad e el tamaño de frutos
  5. Aumento de antioxidantes

Post Cosecha

  1. Mejor vida útil
  2. Mejor capacidad de almacenamiento
  3. Aumenta el valor nutricional

Comprender el modo de acción de los bioestimulantes en horticultura es fundamental, para el buen desempeño de tu cultivo, ya que te permite desarrollar planes de fertilización y formulaciones más eficaces.

Bioestimulantes vegetales VS fertilizantes tradicionales o convencionales

Por una parte, los bioestimulantes agrícolas para horticultura son complementario a la nutrición vegetal. Protegen los cultivos hortícolas, esto se debe a que actúan directamente sobre el vigor de la planta.

Por otro lado, tanto los fertilizantes tradicionales, así como los fitosanitarios, actúan sobre el medio en el que se encuentra la planta o sobre la enfermedad y plaga que causa el daño.

Los bioestimulantes vegetales:

  • no contaminan los suelos y acuíferos.
  • son biodegradables.
  • no dañan la flora y fauna auxiliar.
  • tienen un plazo de seguridad mínimo.
  • sin residuos para el cultivo ni los frutos.

En muchos análisis, se los asocia con la agricultura orgánica o ecológica. Pero, gracias al avance de la investigación ya ocupan un rol determinante en la agricultura y horticultura convencional.

Los agricultores, pueden contar con los bioestimulantes para contrarrestar a los grandes desafíos a los cuales se enfrentará la agricultura mundial en las próximas décadas. Además, la demanda creciente de alimento hace necesario incrementar el rendimiento de los cultivos. Y esto, lo puedes conseguir con los bioestimulantes agrícolas.

También coincidirás en que, todos los tipos de estrés relacionados con el cambio climático requieren, sin dudas, cultivos resistentes y vigorosos que consigan optimizar tus esfuerzos. Obteniendo de esta manera, altos rendimiento en cantidad y calidad.

Como ves, los bioestimulantes en horticultura son productos con los que puedes contar en tu plan de fertilización. Analiza con un asesor técnico cuáles serían los más conveniente para tu cultivo y etapa.

Te esperamos en la tienda online de Sembralia para que puedas conocer nuestro catálogo y encontrar el bioestimulante que necesitas. Nos vemos allí.