El mercado de fertilizantes y bioestimulantes (aminoácidos, algas marinas, productos hormonales, enraizantes, etc.) nos ofrece un amplio catálogo de productos para potenciar la nutrición vegetal de los cultivos hortícolas y el estado general de las plantas.

Coincidirás en que un solo tipo de abono no soluciona el 100% de la demanda de un cultivo. Algunos son más completos, otros, muchísimo más simples. Por ello, es necesario distinguir las necesidades del cultivo y seleccionar el abono más adecuado.

Lo mismo ocurre con los extractos de algas marinas, donde el uso de algunos de ellos te puede aportar buenos resultados y otros, pasar desapercibidos o ni notarlos.

Y para que esto último no te suceda vamos a contarte que son los extractos de algas, cómo se clasifican y sus efectos en las plantas y suelo, para que puedas darles el mejor uso en tus cultivos hortícolas y frutícolas.

Hablemos de Algas Marinas: el fertilizante del futuro

Las algas son organismos fotosintetizadores de organización sencilla que viven en el agua o en ambientes muy húmedos. Estas pertenecen al reino protista y, técnicamente, son los organismos autótrofos que realizan la fotosíntesis oxigénica.

Ya es un hecho probado que las algas marinas y sus derivados mejoran el suelo y vigorizan las plantas hortícolas, aumentando sus rindes y su calidad final.

La agricultura sustentable se está expandiendo cada día más. Está claro que esta práctica irá sustituyendo el uso de los insumos químicos por orgánicos y, es aquí donde entra a tomar más valor el uso de extractos de algas marinas en la agricultura.

Las algas contienen mejores propiedades que los fertilizantes, ya que liberan de manera más lenta el nitrógeno. Sumado a esto, son una fuente significativa de microelementos.

Importancia de las Algas en la Agricultura

La vinculación entre las algas y la agricultura es de gran relevancia para el contexto que viene. Ya son muchos los estudios que indican que al aplicar al suelo algas o sus derivados (enzimas), se generan o activan en él determinadas reacciones de hidrólisis enzimáticas catalíticas reversibles, que muchas veces las propias raíces no son capaces de realizar de forma evidente.

Las algas son parte de la flora marina. La misma la podemos dividir en tres grandes categorías:

  • Microalgas
  • Macroalgas: algas verdes, algas rojas y algas pardas
  • Plantas vasculares

Las algas son acondicionadores y enriquecedores del suelo, favoreciendo a la retención de la humedad gracias a su contenido en:

  • Fibra
  • Macro y micronutrientes
  • Aminoácidos
  • Vitaminas
  • Fitohormonas vegetales
  • Elevado contenido en carbonatos
  • Otros

Las algas tienen otra particularidad, son capaces de activar el sistema inmunitario de los cultivos hortícolas generando un incremento en las producciones globales, mejorando la calidad del producto, alcanzando una mayor resistencia a enfermedades y, por supuesto, al estrés ambiental.

Clasificación de las Algas

Las algas se pueden clasificar en ocho grupos. Vamos a verlos a todos:

  1. Cianófitos: la mayoría de estas especies viven en el agua, aunque, muchas de ellas son capaces de fijar el nitrógeno atmosférico y así, tener la habilidad de habitar en tierra.
  2. Euglenófitos: son algas de estructura sencilla, caracterizadas por la presencia de una mancha de pigmento fotosensible.
  3. Pirrófitos: son algas que tienen dos flagelos de longitud distinta. Tienen un ocelo que, junto con su forma de vida parasitaria o depredativa, se las denomina organismos animales.
  4. Crisófitas: conocidas como algas amarillas. Su característica principal es la presencia de cromatóforos con pigmentos de color amarillo que les otorga el típico aspecto dorado.
  5. Clorófitas: conocidas como algas verdes. Características de agua dulce. Una de las más extendidas en la naturaleza.
  6. Carófitos: son algas complejas, casi siempre de color verde. Las encuentras en las orillas de los ríos y lagos.
  7. Feófitos: aunque son algas que tienen clorofila, sus pigmentos marrones la esconden, mostrando una coloración marrón o parda.
  8. Rodófitas: bien conocidas como algas rojas o púrpura. Especies típicas de aguas marinas de grandes profundidades.

Descubre los Efectos de las Algas Marinas sobre Plantas, Suelo 

Presta atención a los efectos tanto en plantas como en el suelo que aportan los diferentes extractos de algas marinas

Efectos sobre la planta

  • Estimula y activa la germinación de semillas.
  • Aumenta el tamaño de tubérculos y su desarrollo.
  • Activador e iniciador del crecimiento radicular.
  • Potencia la producción.
  • Favorece una mayor homogeneidad en el tamaño de los frutos.
  • Es una fuente de fitoalexinas.
  • Captación de una mayor cantidad de nutrientes aportados en el abono.
  • Disminución del envejecimiento de la planta o cultivo.
  • Incremento de la resistencia frente a la sequía, salinidad y estrés.
  • Posee acción antioxidante.
  • Efecto beneficioso en los procesos de floración y cuajado de frutos.

Efectos sobre el suelo

  • Mejora las propiedades físicas del suelo.
  • Corrector del pH ácido del suelo.
  • Corrector de carencias nutricionales, tanto de macronutrientes como de micronutrientes.
  • Fuente de alimentación para bacterias y microorganismos positivos.
  • Efecto estabilizador de la estructura del suelo.
  • Activador de microorganismos presentes en el suelo.
  • Efecto complejante de los minerales del suelo.

Como ves, los extractos de algas marinas son un claro potenciador del crecimiento. Su acción más clara radica en fomentar la actividad enzimática del cultivo por medio de la producción de fitohormonas.

Por tal motivo, lo puedes utilizar para cubrir las necesidades o requerimientos específicos en las distintas etapas fisiológicas (floración y cuajado, al inicio del cultivo, etc.) Son factibles de combinar con productos fitosanitarios o complejos nutricionales y otros.

Así que, te animamos a incluir a los extractos de algas marinas en tu plan de fertilización y, que las tengas muy presentes para salir de un estrés ambiental o biótico, resultan de lo más eficaz.

Descubre más en la tienda online de Sembralia. Ir ahora

árbol frutal

Cómo utilizar los insecticidas correctamente es clave para el control de las plagas.

 

Una de las mayores preocupaciones de todos los agricultores son las plagas, por ello, en el artículo de hoy te hablamos sobre los insecticidas para árboles frutales. 

La aplicación de insecticida en frutales debe ser especialmente minuciosa, para no dañar el fruto que se debe comercializar.

Ahí radica uno de los aspectos clave a la hora de utilizar los insecticidas para el control correcto de las plagas, y el mantenimiento de los árboles frutales (especialmente en esta época del año).

¿Qué es un árbol frutal?

Para conocer cómo debe ser la aplicación, primeramente debemos saber qué es un árbol frutal. Se denominan frutales a cualquier árbol productor de frutas, cuyas estructuras formadas por el óvulo maduro de una flor, contiene una o más semillas. Sin embargo a la hora de hablar de frutales (es decir, el término usado en horticultura) nos centraremos solo en los árboles que proveen frutas como alimento del ser humano.

Es curioso que esta definición de frutales incluye también a los árboles que producen núculas (nueces), los llamados frutos secos. Aunque es botánicamente incorrecto, también suelen considerarse como árboles frutales los árboles que producen unas coberturas carnosas en ciertas semillas, llamadas arilo (falsos frutos).

La disciplina científica y el cultivo de las frutas se denomina pomología, y se centra principalmente en el desarrollo de las técnicas de cultivo y los estudios fisiológicos en árboles frutales, así como las plagas que debemos combatir para conseguir que los árboles crezcan fuertes y sanos.

¿Cómo se aplican los insecticidas en árboles frutales?

Lo primero que debemos hacer a la hora de aplicar un insecticida a frutales es conocer su funcionamiento.Un insecticida es un compuesto químico utilizado para matar insectos. Los insecticidas tienen importancia para el control de plagas de insectos en la agricultura o para eliminar todos aquellos que afectan la salud humana y animal.

Por consiguiente, los insecticidas pueden hacer acción sobre uno o diferentes de los estados de desarrollo del artrópodo y se pueden considerar ovicidas, larvicidas y adulticidas respectivamente si eliminan los huevos, la larva o el adulto. La forma más habitual de funcionamiento es mediante la inhibición de enzimas vitales.

Insecticidas especiales para árboles frutales:

En Tienda Sembralia encontrarás una selección de insecticidas de amplio espectro y específicos para árboles frutales, que son capaces de acabar con resistentes plagas y a la vez cuidar de los frutos y el crecimiento del cultivo.

Insecticida fungicida para frutales (SIPCAM):

Insecticida fungicida para frutales SIPCAMInsecticida contra plagas de insectos y bacterias, protección de plantas contra enfermedades. Apto para para el control de cochinillas (piojo de San Jose), huevos de araña roja y pulgón + monilia, moteado, abolladura, cribado, etc. Tratamiento completo contra enfermedades y plagas en árboles frutales.

El Pack Frutales de Sipcam es de lo más útil para el Tratamiento de Invierno contra plagas y enfermedades. Se recomienda la aplicación de insecticida para frutales en 2 fases. En primer lugar, una aplicación a la caída de las hojas o luego de la poda, y en segundo lugar cuando se produzca el hinchado de las yemas.

Gracias a este insecticida para frutales conseguimos protección durante todo el invierno lo que aumenta las posibilidades de disfrutar de una cosecha limpia y saludable. Con este tratamiento de frutales estarás protegiendo cualquier árbol frutal durante la época más fría y aumentará las posibilidades de que la cosecha de fruto sea lo más provechosa y sana.

 

Luqsol Premium:

Insecticida concentrado emulsionable a base de aceite de parafina que puede ser utilizado en árboles frutales y sobre todo en cítricos como el naranjo, el pomelo, la lima, el limonero y mandarina. Uso recomendado contra ácaros, pulgones cochinillas. Se trata de un aceite de parafina al 79% (CAS 64742-46-7) p/v. EC » Formulado a base de aceite de origen mineral, compuesto fundamentalmente por moléculas hidrocarbonadas saturadas, diseñado para maximizar su eficacia y minimizar cualquier fitotoxicidad potencial. Disponible para su compra en 1 o 24 unidades.

 

Insecticida Temobi Insect

Insecticida Temobi:

Insecticida ecológico aplicable con pincel o brocha para capturar insectos voladores y rastreros. Una vez aplicado, la evaporación del producto contenido no tóxico. No se seca y conserva sus características, incluso expuesto a agentes atmosféricos. Es una cola viscosa indicado para insectos como procesionarias u otro tipo de bichos o plagas trepadoras o voladoras. Este insecticida para frutales se trata de una cola etomológica, que se puede aplicar con pincel o brocha para capturar insectos voladores y rastreros. Una vez aplicado, la evaporación del producto contenido no es tóxico. Y además no se seca y conserva sus características, incluso expuesto a agentes atmosféricos.

 


Soluciones de Tienda Sembralia

Para cualquier duda sobre la aplicación de insecticidas a frutales (una labor propia del otoño y el invierno) ponemos a disposición de nuestros clientes el servicio de asesoría agronómica de Tienda Sembralia, donde recibimos las consultas de todo tipo sobre agricultura que nos quieran hacer llegar.


¿Te ha gustado este artículo?

Se el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

Acepto los términos y condiciones y protección de datos

Todos los Insecticidas que tus plantas necesitan están en Sembralia

 

¿Cuáles son los secretos para evitar los daños del estrés por frío en hortícolas bajo invernadero?

El estrés que sufren las hortalizas con el hielo y la nieve se puede paliar, para que no afecte al cultivo

 

¿Qué tengo que hacer? Esa es la pregunta que todos los que producimos hortalizas nos hacemos y seguro que tú también, cuando vemos que se avecinan las bajas temperaturas. Sufrir un daño por frío o por congelación en cualquier hortaliza bajo invernadero es considerado uno de los principales hechos de estrés abiótico que afecta de manera directa al rendimiento del cultivo.

Es verdad que, los invernaderos ofrecen un mayor control de las condiciones térmicas para los cultivos hortícolas.

A pesar de ello, los cultivos protegidos pueden sufrir los efectos de las bajas temperaturas, en especial, si se produce la denominada ‘inversión térmica’, donde la temperatura del interior del invernadero se mantiene más baja que la del exterior.

No obstante, los daños por estrés térmico en las hortalizas en invernadero están sujetos a la capacidad de resistencia de cada tipo de hortalizas y su variedad.

En este post vamos a contarte cuales son los bioestimulantes agrícolas que te van a ayudar a combatir el estrés por frío y evitar los daños que este pueda causar en tus cultivos hortícolas.

Antes de esto, veamos ¿Qué es el estrés por frío?

Estrés vegetal por frío en cultivos en invernadero

Una hortaliza en invernadero se desarrolla de manera óptima dentro de un rango de temperatura mínima y máxima. Esto lo tenemos claro, por lógica. Aún con ello, es posible que dentro del cultivo bajo plástico se puedan vivir episodios de oscilaciones térmicas indeseadas (generalmente a causa de inclemencias del tiempo no previstas).

Y, es muy común que la planta pueda sufrir un episodio de estrés con bajas temperaturas. Esto, afecta directamente al fruto, tanto en su calidad, como en su sabor y producción.

El frío llega a alterar la bioquímica y biofísica de la membrana celular, razón por la cual, la misma se endurece y se vuelve menos permeable, impidiendo la entrada de agua y de nutrientes. Todos estos hechos, provocan una reducción metabólica, respiratoria y fotosintética.

Dicho de otro modo, tanto la absorción de agua, la asimilación de sustancias nitrogenadas, la síntesis de proteínas, así como la recepción de potasio y fósforo se realizan con lentitud. Hay una disminución de la fluidez de las membranas.

Coexisten hortalizas que suelen ser tolerantes a ciertos cambios de temperatura y otras que no, afectando las etapas reproductivas y alteración del proceso de fecundación.

La elección del lugar de producción, de cultivares más resistentes a heladas, correctas prácticas de manejo, la fertirrigación y el uso de bioestimulantes agrícolas, permitirán reducir los efectos provocados por bajas temperaturas.


¿Qué pasa dentro de la planta cuando sufre estrés por frío?

Cuando un cultivo hortícola experimenta bajas temperaturas se produce un incremento de la concentración de aminoácidos, potasio y azúcares al interior de la célula para reducir los espacios libres en el protoplasma y evitar la formación de un mayor número de cristales de hielo.

Se considera qeu el congelamiento es uno de los principales factores térmicos de estrés abiótico que afecta de manera directa al rendimiento del cultivo, sea del tipo que sea.


Bioestimulantes para el estrés por frío en invernadero

Si planificas de manera correcta el uso de bioestimulantes en periodos de bajas temperaturas, brindas las ventajas que tu cultivo hortícola necesita para hacer frente a las condiciones de estrés.

Toma en cuenta estas consideraciones sobre los bioestimulantes:

  • Los aminoácidos en condiciones de estrés abiótico son fuentes energéticas utilizadas en la respiración de mantenimiento.
  • Los aminoácidos ayudan a la planta a regresar a un estado óptimo para el desarrollo y crecimiento de órganos vegetales.
  • La fertilización con Calcio, Boro y Zinc mejoran las condiciones de paredes y membranas celulares.
  • Realizar un abonado equilibrado con bioestimulantes especializados, colabora en la protección del cultivo y evita que sufra daños por heladas o bajas temperaturas.
  • El silicio refuerza las paredes celulares y brinda rigidez a las membranas y espesor a las hojas.
  • Los bioestimulantes aumentan la capacidad del cultivo de absorber la luz para la fotosíntesis.

Cuatro Usos de Bioestimulantes Agrícolas para Combatir el Estrés por Frío

Aquí os damos una serie de consejos o tips para intentar paliar el estrés térmico al que se pueden ver sometidos los cultivos con un descenso brusco de las temperaturas (ya sean olas de frío, con nevadas o hielo):

1.     Ácidos húmicos

  • Son una fuente energética directa para los cultivos bajo invernadero, debido a que su biodegradación por los organismos del suelo en momentos de elevado consumo energético, provocan beneficios en el rendimiento y calidad del producto final e incluso, en situaciones de estrés.

2.     Aminoácidos para el frío

  • Generan una estimulación energética en los momentos de mayor demanda del cultivo.
  • Promueven la síntesis de proteína e intervienen en procesos claves, para beneficiar la síntesis de fitohormonas y clorofila.
  • Aumentan la circulación de savia.
  • Reducen el tiempo demandado por la planta para la cicatrización de los tejidos vegetales, dado su capacidad como regenerador citológico.

3.     Algas para superar el estrés por bajas temperaturas

Los bioestimulantes agrícolas a base de hidrolizado de proteínas de distintas microalgas, tienen un elevado contenido en aminoácidos libres, polisacáridos, fitohormonas, oligoelementos y antioxidantes, que son un complemento clave para potenciar la autodefensa de las plantas frente al frío y provocar incremento del rendimiento de cultivos hortícolas bajo invernadero.

4.     Bioestimulantes como enraizantes

  • Una mezcla de microorganismos que activa el desarrollo radicular y vegetativo.
  • Estimulan la actividad de la fauna y flora microbiana propia del suelo, sumado a que provocan una competencia interespecífica por el espacio.
  • Son un protector radicular que fortalece el sistema de defensa de las plantas, mientras que estimula al cultivo para superar el ataque de patógenos, enfermedades del suelo y factores abióticos.

En resumen, anticiparte a las bajas temperaturas a las que tendrá que enfrentarse tu cultivo y seleccionar de manera estratégica cuáles serán los bioestimulantes que utilizarás en la campaña, será un acierto. Sobre todo, porque como te hemos explicado, tu cultivo reducirá o evitará los efectos de estrés por frío.

Y ya sabes, esto será un punto a favor para tu bolsillo.

Descubre los bioestimulantes agrícolas disponibles en la Tienda online de Sembralia.

 

Las malas hierbas son uno de los principales problemas a los que se enfrentan todos los agricultores mediante el uso de herbicidas.

 

Las temidas malas hierbas aparecen a lo largo de la temporada de crecimiento de los cultivos, aunque pueden ser los más dañinos durante la etapa de siembra. Saber cómo y cuándo tratar las malas hierbas para eliminarlas es fundamental, porque promueven la aparición de plagas, virus y enfermedades, y estas plagas, virus y enfermedades son, en última instancia, perjudiciales para nuestras plantaciones.

Para evitar la aparición de malas hierbas es necesario el uso de herbicidas. Por ese motivo en este artículo os presentamos un plan de invierno para los cultivos con el uso de herbicidas.

 


Qué son los herbicidas y sus usos en los cultivos

Uno de los principales usos de los herbicidas es su empleo para reparar el terreno y dejar el suelo limpio de malas hierbas para el invierno, en esta época que está caracterizada por el frío La palabra herbicida proviene de las palabras latinas “herba” y “cida”, esta última se traduce como matador o exterminador.

Lo primero que debemos hacer es conocer cómo funciona un herbicida. Se trata de un producto fitosanitario utilizado para eliminar plantas indeseadas. Algunos actúan interfiriendo con el crecimiento de las malas hierbas y se basan frecuentemente en las hormonas de las plantas.  

Lo fundamental es acabar con las malas hierbas cuando bajan las temperaturas, porque es más fácil (conociendo su ciclo vital, sabemos que tienen menos fuerza, por lo que con tratamientos menos agresivos con el suelo conseguimos muy buenos resultados). 

 


Tipos de herbicidas

Existen varios tipos de herbicidas aunque no existe un solo sistema de clasificación de los herbicidas.  Los diferentes sistemas se basan en criterios muy dispares, como su naturaleza química, su mecanismo de acción o su toxicidad.

Para escoger bien un herbicida, hay que tener en cuenta el estado del cultivo, el estado y tipo de la maleza que se quiera controlar, así como las características físicas del suelo. 

⇒ En otro artículo de Sembralia, José Antonio Sotomayor (ingeniero agrícola) explica de manera detallada los diferentes tipos de herbicidas

 


Soluciones de Tienda Sembralia para preparación de suelos 

Para la preparación de un correcto plan de invierno para la tierra en Sembralia disponemos de dos herbicidas muy demandados en el mercado: 

 

Herbicida Atila (Afrasa) 0,5 l:

Este es un herbicida sistémico no selectivo (Glifosato, entre otros), bien absorbido por vía foliar transmitiéndose incluso hacia las raíces.  Actúa inhibiendo uno de los enzimas que controla la síntesis de aminoácidos  aromáticos esenciales.

Al ser un herbicida no selectivo elimina una gran gama de familias de plantas. Se inactiva en contacto con el suelo.

El herbicida Atila está a la cabeza del mercado, compitiendo en calidad con el de Syngenta (abajo indicado, también disponible en Tienda Sembralia).

Recomendaciones de uso:

Para un correcto uso es recomendable seguir las indicaciones del fabricante del herbicida Atila, para lograr una mayor eficacia del producto agrícola).

 

Herbicida TouchDown (Syngenta):

Touchdown premium de Syngenta es un herbicida sistémico no selectivo, con formulado a base de Glifosato para controlar en postemergencia todo tipo de malas hierbas gramíneas y dicotiledóneas, anuales y perennes que puedan impedir el crecimiento de tus cultivos.

El tratamiento fitosanitario de postemergencia se refiere al método de tratamiento que se utiliza cuando nace la planta y, por lo general, se debe utilizar en la etapa más temprana para lograr una mayor eficiencia.

Este herbicida está disponible en 4 paquetes de 0,5 litros de Touchdown (Syngenta).

Recomendaciones de uso:

  • Aplicar cuando no se esperen lluvias en 3-6h
  • Aplicar sin viento.
  • Aplicar a primera hora de la mañana o a última de la tarde.
  • En general se recomienda tratar cuando las malas hierbas son pequeñas

 

 

Siempre hay alguna tarea que realizar a nuestras plantas, da igual si es en el jardín, la terraza o el patio. Mantener, reponer, arreglar las plantas, macetas o césped, poner bonito nuestro espacio de ocio y dispersión, son labores de las que nos tendremos que ocupar si queremos conseguir alegrar nuestra vista todos los días.

Hay que tener en cuenta que, para que el jardín sea un lugar agradable en el que podamos disfrutar de nuestro tiempo, compartir con amigos o pareja, es necesario realizar a lo largo de todo el año ciertas labores elementales de mantenimiento o conducción.

Por eso es tan importante conocer las herramientas de jardinería básicas que nos ayudarán a lograr el mantenimiento de nuestro espacio como, por ejemplo: una pala, azada, regadera, rastrillo, carretilla, tijeras de jardinería, pulverizador y guantes, entre otras. Son imprescindibles en nuestro armario.

La variedad de herramientas que necesitemos dependerá en gran medida de la extensión de nuestro espacio verde, terraza o balcón y, por supuesto, del número de plantas cultivadas y tipo de árboles plantados.

Como ves, las necesidades de herramientas para jardinería dependen de tu proyecto, de aquello que quieras realizar y su finalidad.

En este artículo te contaremos cuales son las herramientas básicas para mantener tu jardín, huerto, terraza o balcón en perfectas condiciones.

¿Te interesa conocerlas? Entonces, empezamos.

Herramientas para Jardinería

Las herramientas de jardinería nos facilitan en gran medida las tareas de mantenimiento. Lo mejor, claro está, es equiparse con herramientas de calidad para garantizar su durabilidad, evitar accidentes por roturas y tener que invertir otra vez a corto plazo.

Es recomendable que las herramientas de jardinería que selecciones sean de acero y, mejor aún si es acero templado, así evitarás deformaciones y roturas.

Es conveniente que se encuentren tratadas contra la oxidación y la humedad. También, es importante tener en cuenta el peso de las herramientas de jardinería ya que la mayoría son manuales y debes evitar generar un esfuerzo innecesario en tus labores.

Herramientas Básicas para Cualquier Jardinero o Aficionado por los Espacios Verdes

Las labores elementales del cuidado de las plantas o árboles tienen una relación directa con el tipo de suelo, los sistemas de riego, las necesidades de poda, el control de malezas, plagas y enfermedades, la seguridad y la protección personal.

4 variables que debes tener en cuenta para la elección de una herramienta para trabajar en tu jardín

  1. Tamaño del espacio verde: No es lo mismo podar 2 macetas que 5 árboles frutales o, cortar el césped en 20 m2 que en 800 m2. La escala de superficie o tamaño determina la elección de las herramientas.
  2. Tamaño de la herramienta: presta atención a este aspecto porque es fundamental. El tamaño debe ser el adecuado y en proporción al uso y mantenimiento que le vas a brindar.
  3. Calidad de la herramienta: Si tu afición es la jardinería, opta sin dudarlo por accesorios y herramientas de calidad.
  4. Seguridad personal: la ergonometría juega un rol clave. El peso de las herramientas, su movilidad y motorización son factores que te harán ahorrar esfuerzo físico y de tiempo.

Recuerda, tanto si tienes un jardín pequeño o un patio lleno de macetas, hay determinadas herramientas que son indispensables y que vas a necesitar para cultivar tus plantas o flores.

Pero ¿cuáles son? A continuación, vamos a hacer una repaso de cada una de ellas.

Tipos de Herramientas para tu Jardín, Terraza o Balcón

Existe una gran oferta de herramientas para cuidar el jardín, desde las básicas hasta las más complejas y específicas. Por eso, es bueno analizar la tipología y tamaño del jardín que tenemos o queremos preparar, mantener o mejorar. En función de los elementos que tu espacio verde requiera decidirás que herramientas son más adecuadas para ti.

Herramientas para preparar y remover la tierra

  • Pico: utilizada para cavar en terrenos duros, remover piedras y airear capas.
  • Pala cuadrada: ideal para acarrear compost, tierra, arena, gravillas y otros materiales.
  • Pala en punta: especial para delimitar zonas, hacer hoyos, cavar, levantar, sacudir y cambiar de lugar la tierra.
  • Palote: perfecto para realizar zanjas, levantar panes de césped, remover tierras no pedregosas.
  • Horca de cava: revolver tierras compactas y/o pedregosas.
  • Horca de estiércol: levantar y manipular el estiércol, heno, hojas, paja y restos de podas.

Herramientas para laborear la tierra

  • Palas: encontramos las de punta plana utilizadas en la mayoría de las ocasiones para marcar y delimitar zonas y espacios, realizar hoyos para plantar árboles y/o trasplantar plantas.  Las palas de punta redondeada son más específicas. Su punta redonda hace que sea más fácil que la pala se hunda en la tierra y es muy útil para excavar, transportar o mover tierra de un lugar a otro.
  • Azadas: te ayudan a formar surcos y eliminar malezas. Su utilidad radica en cavar agujeros de plantación, mover la tierra para nivelar el terreno o arrimarla alrededor de las plantas u árboles frutales.

 

  • Herramientas motorizadas: utilizadas para jardines y huertos de grandes dimensiones. Este tipo de herramientas motorizadas te permitirán labrar y airear la tierra con una mayor comodidad y en menos tiempo. Entre las muchas propuestas puedes encontrar un motocultor o una motozada.

Otras herramientas para cultivar, limpiar y recoger el espacio verde

  • Binadora: utilizada para desyerbar y airear.
  • Rascador: su fin es desyerbar sobre suelos compactos.
  • Rodillo: la función de esta herramienta es compactar el terreno tras la siembra de semillas o bulbos.
  • Escoba de hoja de púas planas.
  • Escoba de césped de púas redondas.

Herramientas de riego

  • Regaderas: es importante considerar el tamaño y forma para que se adapte a tu espacio y número de plantas. Van de 1 litro a 12 litros, según el fabricante.
  • Mangueras: las tienes de distintas longitudes, colores y diámetros. Ten presente a la hora de comprar que puedas llegar con la manguera a todos los rincones, incluido los más alejados. Puedes anexar distintos tipos de lanza y aspersores para poder controlar el flujo de agua o llegar a todos los rincones.
  • Sistema de riego por goteo, aspersión o microaspersión: existen diferentes tipos de sistema de riego. Aplica el que más efectivo sea para tu dimensión, necesidades de riego y recursos.

Herramientas para poda de plantas y árboles

  • Tijeras de poda o de jardinería: una excelente opción para cortar o podar todo tipo de plantas de interior o exterior de poco grosor.
  • Tijeras recolectoras o de vendimia: con hojas finas y puntiagudas, desarrolladas para cortar hojas secas o ramas no leñosas que tengan poco grosor.
  • Tijeras de pértiga, extensibles o de dos manos:claves para generar cortes en ramas y troncos de mayor grosor o alcanzar aquellas ramas de árboles o arbustos que se encuentran a una altura inaccesible.

Herramientas para aplicar fitosanitarios y abonos foliares

 

  • Pulverizadores básicos: contar con un pulverizador de accionamiento manual de pequeña capacidad será suficiente para pulverizar cualquier producto sobre tus plantas, flores o césped.
  • Pulverizadores de presión previa: están disponibles en distintas capacidades y formas. Son ideales si tienes un significativo número de plantas que tratar.
  • Pulverizadores de mochila: prácticos para tratar superficies de mayor tamaño, grandes jardines o huertos, así como también, árboles frutales.

 

Elementos de protección y seguridad

  • Guantes de jardinería: no pueden faltar entre tus herramientas. Los puedes encontrar más ligeros, con la palma y los dedos cubiertos de látex o nitrilo, más o menos rugosos e impermeables.
  • Guante para trabajos duros: cuentas con guantes específicos para realizar trabajos de poda o manipular plantas con espinas.
  • Guantes de cuero: pensados en proteger determinadas partes de la mano que soportan más fricción y desgaste.
  • Gafas de seguridad y mascarillas

En fin. Ya sabes que puedes hacer para mantener tu jardín en condiciones. Sabes cuál es el problema de no elegir una buena herramienta y sabes cual es la solución.

Hay herramientas básicas para jardinería que debes tener disponible siempre para crear, mantener y proyectar tu espacio verde. Y, una vez que las descubres se transforman en tu mejor aliado.

Antes de terminar, si quieres conocer más sobre herramientas de jardinería, puedes visitar la tienda online de Sembralia. Ir Ahora.

Ya sabemos que, una gran parte del nitrógeno que se aporta al cultivo a través del abonado, no se recupera. Esto se debe a que ocurren pérdidas por la fijación del amoníaco en el suelo como también, por filtración y volatilización.

Una de las soluciones es la aplicación de menores cantidades de fertilizantes, pero con una mayor frecuencia. A priori puedes pensar que es el camino más rápido y fácil. Eso sí, debes saber que esto genera notables costos operativos y de mano de obra.

Por ello, la solución más eficiente, desde donde lo mires, es la utilización de abonos nitrogenados de liberación lenta.

Este tipo de fertilizantes merece un artículo como este. Hoy vamos a compartir algunas de las claves para aprovechar al máximo las ventajas que aportan y que, definitivamente, conozcas las principales características de los fertilizantes de liberación lenta y para qué sirven.

Antes de empezar, debes tener claro que son los fertilizantes de liberación lenta. Y, eso es lo que te vamos a contar.

¿Qué son los fertilizantes de liberación lenta?

Se aplica la denominación liberación lenta a aquellos fertilizantes que brindan los nutrientes a las plantas de una forma eficiente, controlada y durante un período prolongado de tiempo. Esto permite reducir el número de aplicaciones y de unidades fertilizantes a aportar, generando de esta manera, una fertilización mucho más precisa y eficaz.

Así, logramos mantener niveles adecuados de nutrientes en el suelo, como por ejemplo el nitrógeno, durante el ciclo de desarrollo de la planta, minimizando pérdidas y evitando el exceso o deficiencia que caracteriza a otras formas de fertilizar más tradicionales.

Fertilizantes nitrogenados de liberación lenta

El nitrógeno es el nutriente que mayor demandan las plantas. Los compuestos derivados de la urea han dado sitio a un nuevo tipo de fertilizantes nitrogenados. Estos, tiene la cualidad especial de suministrar el nitrógeno a las plantas a medida que las mismas lo requieren.

Sin embargo, los suelos o sustratos no contienen suficientes unidades de nitrógeno en forma fácilmente disponible. Por eso, se debe suministrar el nitrógeno de manera exógena.

Sin tener en cuenta la fuente de nitrógeno que se aplique, ya sea sintética u orgánica, la mayoría se transforma en nitratos disponibles para la planta, por medio del proceso de nitrificación. A pesar de ello, la tasa de nitrificación es muy variada.

 

Clasificación de fertilizantes nitrogenados de liberación lenta.

Los fertilizantes de liberación lenta se clasifican en 3 grupos en función de su composición química, mecanismo, estructura y la forma de liberación de sus elementos:

  1. Abonos recubiertos.
  2. Abonos de baja solubilidad o de mineralización lenta
  3. Abonos con inhibidores de la nitrificación.

Veamos al detalle cada uno de ellos:

Abonos recubiertos

Los abonos recubiertos son fertilizantes convencionales que se muestran en forma de gránulos envueltos en una membrana semipermeable que está constituida por una sustancia insoluble o de baja solubilidad en agua.

La disolución del fertilizante se origina lentamente conforme el agua va atravesando el recubrimiento. Su membrana se va rompiendo debido al gradiente de presión osmótica (mayor en el interior del gránulo), liberando los nutrientes de manera progresiva.

Las sustancias más utilizadas como recubrimiento son:

  • Azufre
  • Resinas
  • Caucho
  • Parafinas
  • plástico perforado
  • Otros

Otros abonos recubiertos de utilización más concreta son:

  • El nitrosulfato amónico recubierto de yeso o parafina.
  • La urea con laca en escamas.
  • El nitrato amónico recubierto de resina.
  • La urea con fosfato amónico-magnésico.

Abonos de baja solubilidad

Este tipo de abonos requiere gran cantidad de agua para una completa solubilidad, asegurando una baja concentración de nitrógeno en la disolución nutritiva.

Pueden utilizarse productos orgánicos como, por ejemplo: urea-formaldehído, isobutilendiurea (IBDU), crotoliden diurea (CDU), oxamida, etc. e inorgánicos. También, productos inorgánicos, que comúnmente son fosfatos dobles de amonio y un metal, como es el caso del fosfato amónico-magnésico.

Abonos con inhibidores de la nitrificación

Las más importantes pérdidas de nitrógeno que se producen cuando se aplican fertilizantes amoniacales y urea, suceden luego de su conversión a nitratos. Hoy existen determinados materiales que son tóxicos para las bacterias nitrificantes y que cuando son añadidos al suelo pueden inhibir temporalmente el proceso de nitrificación.

De este modo, reducen las pérdidas de nitratos por lixiviación y desnitrificación e incrementan el rendimiento de los fertilizantes amoniacales, así como también del nitrógeno amoniacal.

La inhibición no debe ser total y, estos abonos con inhibidores de la nitrificación deben ser selectivos, de manera tal que sólo actúen sobre los microorganismos nitrificantes y no sobre otros microorganismos de las plantas.

Los abonos con inhibidores de la nitrificación son muy efectivos en suelos arenosos porque evitan el lavado de los nitratos y, en los suelos encharcados, evitan la desnitrificación.

¿Cómo funcionan y para qué sirven los abonos de liberación lenta?

En realidad, no existe el fertilizante perfecto. Si existen muy buenos fertilizantes de última generación, los cuales, seleccionados y combinados de manera correcta y estratégica a las diferentes especies y situaciones productivas, te permiten obtener una nutrición vegetal óptima.

Los de liberación lenta son utilizados en muchos tipos de cultivos hortícolas, frutales, hasta en cereales y, por supuesto, en especies ornamentales debido a que este tipo de plantas necesitan de nutrientes a lo largo del tiempo y no todo de una sola vez.

A diferencia de los fertilizantes tradicionales o llamados de liberación rápida que, tras ser aplicados ofrecen los nutrientes de forma inmediata, los fertilizantes de liberación lenta distribuyen los nutrientes a lo largo del tiempo. Es decir, se aplican una sola vez, pero continúan liberando nutrientes al suelo durante un tiempo prolongado.

Mejor lo vemos con este ejemplo:

La mayor parte del nitrógeno disponible procede de fuentes de liberación rápida, las cuales desaparecen entre 4 a 6 semanas después de su aplicación. En cambio, con fuentes nitrogenadas de liberación lenta, podrás suministrar nitrógeno durante todo el ciclo de crecimiento del cultivo.

¿Cómo funcionan?

  • El nitrógeno se torna disponible cuando el agua que difunde a través de la cobertura de polímeros disuelve las partículas de urea.
  • Luego, el nitrógeno se filtra a través del revestimiento por el proceso de ósmosis.
  • La difusión de nitrógeno hacia el suelo continúa hasta que desaparece la urea contenida en el interior del revestimiento.

Notas:

  • La temperatura y el espesor de la cobertura de polímeros afectan la velocidad con la que el nitrógeno difunde a través del revestimiento.
  • Con temperaturas altas y revestimientos delgados estos fertilizantes liberan el nitrógeno a mayor velocidad.
  • En los SCU con revestimiento de polímeros, el agua pasa primero a través de la capa de polímeros y luego a través del revestimiento de sulfuro, para finalmente disolver la urea.

Factores que influyen en el ritmo de liberación del nitrógeno

Durante el proceso de transformación del nitrógeno a nitritos, en la urea-foi-maldehído, hay ciertos factores que inciden en la actividad microbiológica del suelo como son:

  1. La elevación de la temperatura.
  2. La humedad del suelo.
  3. El pH. Más rápida será la solubilización para pH débilmente ácido (pH = 6,1) que para pH neutro (pH = 7) o ácido (pH = 5).
  4. La actividad microbiana que aumenta la degradación.
  5. La aireación que facilita el desarrollo de los microorganismos.

Ventajas de los fertilizantes de liberación lenta

  • Suministran una reacción inicial lenta y a largo plazo.
  • Evitan deficiencias o excesos de nutrientes.
  • Al no tener que fraccionar las aplicaciones, se produce un ahorro en costos de mano de obra y operativos.
  • Reduce las pérdidas por lixiviación de nitratos en el agua.
  • Mejoran la eficiencia del uso de los nutrientes por parte de los cultivos.
  • Menor perdida de nitrógeno por volatilización y desnitrificación.
  • Permiten aplicar dosis más precisas, evitando la acumulación de sales y la contaminación de las aguas subterráneas.

En definitiva, los fertilizantes de liberación lenta son una gran oportunidad para dotar de nutrientes a tu cultivo de manera prolongada y acompañando todo su ciclo de crecimiento. Gracias a su uso podrás aumentar, tanto en calidad como en cantidad, los rendimientos de tu cultivo.

¿Te has quedado con ganas de más? En la tienda online de Sembralia puedes conseguir más información sobre los fertilizantes de liberación lenta disponibles. Sí, quiero saber más

Ya os hemos hablado en varios artículos sobre el hierro en los cultivos. Ahora bien, hoy os vamos a descubrir qué es la oxidación del hierro y cuál es la importancia de los quelatos en los cultivos para aumentar el aprovechamiento del hierro ya presente en el suelo.

Clorosis férrica: hojas amarillas en los cítricos

En fitopatología, la clorosis es una condición fisiológica anormal en la que el follaje produce insuficiente clorofila. Cuando esto ocurre, las hojas no tienen la coloración normal verde; la coloración es de un verde pálido, amarillo, amarillo blanquecina.​ Las plantas afectadas tienen disminuida su capacidad de formar carbohidratos y pueden morir si la causa de su insuficiencia clorofílica no es tratada. Deficiencias específicas de nutrientes (frecuentemente agravadas por un alto nivel de pH) producen clorosis, que podría corregirse suplementando con hierro, magnesio y nitrógeno en varias combinaciones. En el caso de la clorósis férrica, el elemento que falta es el hierro, que se puede corregir con la aplicación de fertilizantes quelatados de hierro.

En el riego por goteo las raíces de las plantas pueden abarcar en su búsqueda de nutrientes solo la pequeña área que está confinada dentro del bulbo húmedo. Por esto los micronutrientes son más limitantes en este tipo de riego y deben ser añadidos en forma diluida, ya sea en su forma iónica o en su forma quelatada, que consiste en microelementos unidos a elementos orgánicos por más de un enlace de coordinación.

En el caso de la sales de hierro, la forma Fe+2 es más fácilmente absorbida por las raíces, pero cuando esta se encuentra en contacto con el oxígeno, ya sea el del aire o el del suelo en caso de suelos bien aireados, este se oxida a la forma Fe+3que es mucho menos soluble, el Fe+3 en contacto con un medio de pH neutro o alcalino tiende a precipitarse como hidróxido férrico que es extremadamente insoluble y por tanto no esta disponible para la planta.

2Fe+3 + 6OH → 2Fe(OH)3

¿Qué son los quelatos, cómo se aplican y su importancia?

Añadir el hierro en su forma quelatada en el riego por goteo evitará que se precipite en esta forma de hidróxido férrico quedando inaccesible.

El quelato está formado por una molécula orgánica llamada agente quelante que se une a un ión metálico, en este caso el hierro, modificando sus propiedades y aumentando la estabilidad de la disolución, por esto actualmente es recomendado el uso exclusivo de quelatos solubles para la aplicación de nutrientes por fertirrigación.

Aplicación de los quelatos

La aplicación de quelatos no solo ayuda a reducir la insolubilidad de los microelementos, sino que además los quelatos de síntesis también ayudan a que estos sean absorbidos por la planta al hacer que las enzimas vegetales encargadas de transportarlos al interior de la planta los reconozcan, haciendo así que estén totalmente disponibles para la absorción activa de las raíces o de las células foliares al interior de los tejidos vegetales.

Algo que hace a los quelatos diferentes a los demás fertilizantes es que una vez que la parte orgánica o quelante del compuesto queda libre tras la cesión del Fe al interior de la planta, esta parte orgánica queda libre y solubilizará más hierro nativo del suelo. Es decir, la utilización de quelatos no solo aporta el hierro que se aplica al cultivo sino que tiene la capacidad de aumentar el aprovechamiento del hierro que ya está presente en los suelos.

La susceptibilidad a la deficiencia de hierro varía significativamente entre unos cultivos y otros, como podemos ver en la tabla.

Además, la utilización de quelatos de hierro es siempre recomendada para los cultivos cuya susceptibilidad a la deficiencia de hierro sea alta o media. Para aquellos cultivos de susceptibilidad baja, la utilización o no de quelatos dependerá principalmente del tipo de suelo y del pH de este. Pero otros factores pueden ser, también, importante como la presencia de altos niveles de fosforo o la acumulación de cobre que también pueden ser factores limitantes en la disponibilidad de hierro en el suelo.  

Cultivos Susceptibilidad
Espárrago Alta
Brócoli Alta
Col Media
Coliflor Alta
Guisante Media
Patata Baja
Espinaca Alta
Maíz Media
Tomate Alta
Cítricos Alta
Uva Alta
Frambuesa Alta
Fresa Alta

Soluciones Sembralia para la oxidación del hierro:

Corrector de carencia de hierro MC FERRO

Quelato corrector de clorosis férrica. Es un abono a base de Hierro-EDDHA, que se ha formulado buscando la combinación óptima de los isómeros orto-orto-EDDHA y ort-para-EDDHA. Además, la quelatación de Hierro con EDDHA lo hace mucho más absorbible en comparación con otros Hierros quelatados con EDTA, sobre todo en suelos calizos, donde el EDTA no es estable. El producto funciona a intervalos de pH de entre 3 y 11 en caldo final. MC FERRO es de fácil aplicación y no presenta ningún problema de obturación en los sistemas de riego, no dejando residuo en los tanques de disolución. Debido a su formulación de grano soluble. El producto es más efectivo en aplicación radicular.

 


Abono con Ácidos Húmicos y Hierro Quelatado en sacos de 5 kg.

Abono con Ácidos Húmicos y Hierro Producto especial a base Hierro (Fe) quelatado con EDDHA junto con Ácidos Húmicos bioactivos solubles. Posee una elevada cantidad de isómeros de hierro en posición orto-orto, lo que le otorga una alta persistencia en suelos calcáreos y alcalinos, a su vez, complementado con una fracción de isómeros de hierro en posición orto-para, otorgando al producto un efecto de corrección rápida de clorosis férrica. También, contiene, un elevado contenido en extractos húmicos de alta pureza y calidad que proporciona numerosos beneficios a la estructura y fertilidad del suelo, y un mayor desarrollo radicular del cultivo. Produce un efecto sinérgico con beneficios importantes en nutrición y actividad vegetativa por efectos del agente quelatante, produciendo una quelatación completa que, junto con el extracto húmico lo convierte en una solución eficaz para corregir la clorosis férrica. INB es una formulación a base de micro gránulos dispersables en agua 100% solubles.

 


Corrector carencias MC MICROMIX SOL 5 l.

MC MICROMIX SOL es una mezcla sólida de micronutientes (Fe, Mn, Zn y Cu) quelados con EDTA, al que se le añaden Boro y Molibdeno en forma mineral, totalmente asimilables por la planta. Además, este producto es eficaz en todos los suelos y cultivos. Puede ser aplicado directamente a suelo diluido en el agua de riego, fertirrigación, gotero o cultivos hidropónicos. MC MICROMIX SOL está indicado para la corrección de deficiencias de estos microelementos, sobretodo Hierro y Manganeso, dado que se presentan quelatados con EDTA. Este corrector es fácilmente asimilable por la planta tanto vía foliar como radicular. Es una mezcla homogénea de micronutrientes totalmente soluble en agua y puede ser utilizado para cualquier cultivo, especialmente en hortícolas. Su principal función es satisfacer las necesidades de la planta en carencias de microelementos secundarios. En conclusión, el resultado final es un aumento de la biomasa total de la planta y un aumento de la producción final debido a la aportación de compuestos necesarios para el metabolismo primario y secundario de la planta.

 


AUTOR: José Antonio Sotomayor, Ingeniero Agrónomo de Sembralia.

 

¿Te ha gustado este artículo?

Se el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

Acepto los términos y condiciones y protección de datos

Compra tus correctores y quelatos en Sembralia

 

El manejo de la nutrición vegetal en cultivos hortícolas y frutícolas es clave para que la planta absorba del medio que la rodea las sustancias necesarias para llevar adelante su metabolismo y, por ende, crecer y desarrollarse.

En este post queremos contarte porque consideramos que es importante que incorpores este tipo de nutrientes en tu plan de fertilización. Y, además, te explicaremos todo lo que necesitas conocer sobre los fertilizantes quelatados para hortícolas, su uso, beneficios y tipos de quelatos.

Vamos a ello.

¿Qué es un agente quelante?

Para poder comprender de manera integral que es un agente quelante, es importante conocer el origen de su palabra.

«Quelato» deriva de la palabra griega “garra o pinza”. Y su nombre se da, ya que el anillo que se forma entre el quelante y el metal tiene una apariencia a los brazos de un cangrejo con el metal en sus pinzas.

Un quelante, agente quelante o secuestrante o antagonista de metales pesados, es una sustancia que forma complejos con iones de metales pesados.

Los iones metálicos son minerales importantes para las plantas y sus deficiencias afectan el crecimiento y los rendimientos de los cultivos hortícolas.

Antes de avanzar, permítenos hacer este breve apunte. Sabemos que te resultará útil para entender un poco más sobre su funcionamiento y todo lo que te contaremos más adelante:

  • los iones de Cobre (+2) están hidratados con cuatro moléculas de agua. Al reemplazar estas moléculas de agua por una molécula de un agente quelante formará una estructura compleja en anillo denominada “quelatación”.
  • A la molécula que reemplaza el agua se la llama «Ligando».
  • Se puede formar solo un anillo o se pueden formar varios de ellos dependiendo del número de coordinación del metal.

Quelatos de síntesis en horticultura

Los quelatos son complejos formados por la unión de un metal y un compuesto que contiene dos o más ligandos potenciales. Son compuestos de mayor estabilidad y, por lo tanto, se aplican en la agricultura como fertilizantes de micronutrientes para suministrar a las plantas de hierro, manganeso, zinc y cobre, entre otros.

Los quelatos más comunes utilizados en la agricultura son:

  • EDTA
  • DTPA
  • EDDHA

Los quelatos liberan lentamente iones metálicos y suministran a las plantas un continuo aporte de microelementos sin provocar concentraciones tóxicas.

¿Qué es la quelatación?

Es la habilidad de un compuesto químico (agente quelatante) para formar una estructura en anillo con un ion metálico, generando un compuesto con propiedades químicas diferentes a las del metal original.

En otras palabras, el quelante impide que el metal siga sus reacciones químicas normales.

La estructura del quelato preserva al ion metálico de la formación de compuestos insolubles con otros agentes, así como de su fijación por la arcilla del suelo.

 

¿Qué es la Secuestración?

La quelatación puede resultar en un compuesto que sea:

  • Soluble
  • Insoluble en agua

La formación de quelatos estables solubles en agua se llama secuestración.

Recuerda: los términos quelatación y secuestración están relacionados, pero, no son idénticos.

Elementos Nutritivos o Fertilizantes en Horticultura

Para que los vegetales puedan cumplir su ciclo necesitan elementos minerales, algunos de ellos en cantidades tan pequeñas que se les denomina oligoelementos o más frecuentemente microelementos, siendo todos ellos indispensables para el desarrollo vegetal.

Los elementos esenciales para las plantas son:

  • el hidrógeno (H)
  • carbono (C)
  • oxígeno (O)
  • nitrógeno (N)
  • potasio (K)
  • calcio (Ca)
  • magnesio (Mg)
  • fósforo (P)
  • azufre (S)
  • cloro (Cl)
  • boro (B)
  • hierro (Fe)
  • manganeso (Mn)
  • Zinc (Zn)
  • cobre (Cu)
  • molibdeno (Mo).

Podríamos añadir otros, tales como el sodio (Na), silicio (Si), cobalto (Co) y selenio (Se), que solo son esenciales para determinadas especies.

Los elementos nutritivos o fertilizantes se clasifican según la cantidad utilizada por la planta y su frecuencia de aportación al cultivo.

Clasificación de los fertilizantes

  • Macroelementos: son aquellos elementos nutritivos absorbidos por la planta en mayores cantidades. En esta clasificación encontramos al nitrógeno (N), fósforo (P), potasio (K), azufre (S), calcio (Ca) y magnesio (Mg).

 Nota: en base a su frecuencia de aplicación en los cultivos, tenemos los macroelementos primarios (N, P y K) y secundarios (S, Ca y Mg).

  • Microelementos: son aquellos elementos nutritivos absorbidos por la planta en cantidades menores. Están incluidos en esta clasificación, el hierro (Fe), cobre (Cu), zinc (Zn), manganeso (Mn), molibdeno (Mo) y boro (B).

Estados de los microelementos fertilizantes en los suelos

Los microelementos se encuentran en el suelo bajo los siguientes estados:

  • Solubilizados en agua: en la solución del suelo.
  • Intercambiables: iones enlazados por cargas eléctricas de las partículas del suelo.
  • Adsorbidos, quelatados o formando complejos
  • Minerales primarios
  • Minerales secundarios

Nota: Una de las ventajas de los microelementos quelatados radica en su alta solubilidad y disponibilidad. Los nutrientes permanecen en su forma disponible para las plantas hortícolas. El agente quelatante protege a los nutrientes de reacciones con otros elementos que los transforma en no disponibles.

Principales factores que afectan a la asimilación de microelementos

  • pH: genera un efecto importante sobre la asimilación de los microelementos aportados por fertilización.
  • Materia orgánica: constituida de propiedades complejantes para cationes y con la capacidad de formar combinaciones con iones metálicos.
  • Textura: la misma está relacionada con el contenido de microelementos asimilables del suelo.
  • Actividad microbiana: depende de factores del suelo como por ejemplo pH, materia orgánica, etc.
  • Condiciones climáticas: el contenido de microelementos en las plantas presenta comportamientos diferenciales antes los cambios estacionales y climáticos.
  • Condiciones redox: intervienen principalmente en la asimilación de hierro (Fe) y manganeso (Mn).
  • Interacciones entre elementos nutritivos.

¿Por qué usar fertilizantes quelatados en cultivos hortícolas?

Para los que nos dedicamos a la producción o asesoramiento sabemos de la importancia y el rol que juegan los microelementos, tales como el hierro (Fe), manganeso (Mn), zinc (Zn), cobre (Cu), boro (B) y molibdeno (Mo) en la alimentación vegetal y su intervención en los complejos sistemas enzimáticos que tienen las plantas.

La fabricación de abonos inorgánicos cada día con mayor pureza hace necesario el aporte nutricional de fertilizantes microelementos de forma separada.

Cuando se incorporan los microelementos a las soluciones madre deben de utilizarse compuestos solubles y, evitar las reacciones que producen precipitados. Por tal razón, es preciso el uso de sustancias secuestradoras también denominadas QUELATOS.

Fertilizantes quelatados utilizados en hortícolas

Encontramos diferentes tipos de quelatos, cada uno de ellos con características propias.

Es importante dejar claro que, no todos ellos se comportan de la misma forma.

La eficacia del quelato va a depender de la capacidad que tenga el mismo para mantener al hierro, por ejemplo, en forma disponible para la planta.

Micronutrientes tales como el hierro, el zinc, el manganeso y el cobre son relativamente insolubles en las soluciones nutritivas que están en contacto con el suelo, tendiendo a precipitar bajo la forma de hidróxido u otro óxidos con productos de solubilidad extremadamente baja.

3 tipos de fertilizantes quelatos

Los principales agentes quelatantes que se utilizan en los cultivos hortícolas pertenecen a los siguientes 3 grupos químicos:

  1. Ácido etilendiaminotetracético (EDTA). Es común verlos aplicados en los quelatos de hierro (Fe), manganeso (Mn) y zinc (Zn).
  2. Ácido etilendiamino-di(o-hidroxifenil-acético) (EDDHA)es muy poco efectivo como fuente de hierro en suelos ácidos, pero, su efectividad es alta en suelos calcáreos.
  3. Ácido penténico o ácido dietilentriaminopentaacético (DTPA). Un ácido aminopolicarboxílico formado por una dietilentriamina unida a cinco grupos carboximetilo.

 Propiedades químicas de los quelatos

  • Estequiometría
  • Constantes de estabilidad
  • Orden de quelatación.
  • Fuerza de quelatación.

Tipo de quelato en función de su estabilidad con un pH

  • EDTA = 3 – 6
  • DTPA = 3 – 6,5
  • EDDHA = 3 – 10

Como ves, la estabilidad del quelato es lo más importante. Si un fertilizante quelato no es estable, es decir, que no es lo suficientemente fuerte para mantener al microelemento en solución, precipitará, generando compuestos no asimilables por las plantas hortícolas.

3 tipos de fertilizantes quelatados de hierro en hortalizas

 1.      Quelatos Hierro – EDTA

De los quelatos de hierro que existen en el mercado, el EDTA es el más débil, no es suficientemente estable. Por ello, sólo es recomendado para aplicación foliar.

2.      Quelatos Hierro -DTPA

DTPA es el quelato de hierro más aplicado en cultivos en sustrato. Esto se debe a que, en la mayor parte de este tipo de cultivos, el pH está por debajo de 6,5, rango en el que DTPA es estable y disponible para la planta.

3.      Quelatos Hierro – EDDHA

En la situación donde el pH de un cultivo hortícolas se encuentre alrededor o por encima de 6,5, es recomendable el uso parcial o total de EDDHA. Este tipo de quelato de hierro se conserva estable hasta niveles de pH por encima de 10.

Todo lo que te hemos contado te ayudará a tener muy claro, cuándo, cómo y por qué utilizar los fertilizantes quelatados.

¿Cuál utilizas tú cuando tienes qué organizar tu plan de fertilización?

Si quieres ampliar información sobre los fertilizantes quelatados y descubrir los productos exclusivos del catálogo que Sembralia tiene disponible para ti, visita la tienda online. Ir ahora

Los fertilizantes quelatados de hierro son un remedio fácil y eficaz para la clorósis

En artículos anteriores hemos hablado sobre la importancia de los fertilizantes quelatados de hierro y acerca de la importancia del hierro en la planta. En el artículo de hoy queremos contaros acerca de la elección del elemento quelante en función del PH.

¿Cómo elegir correctamente el elemento quelante?

La elección del quelato dependerá de su estructura y dependiendo de esta se crearán más enlaces entre el agente quelante y el hierro, lo que le dará más estabilidad frente a diferentes rangos de pH. Los agentes quelantes más utilizados para el hierro son EDTA, DTPA y el EDDHA/EDDHSA.

Quelato Rango de pH
Fe-EDTA 1-6,5
Fe-DTPA 1-7,5
Fe-EDDHA/EDDHSA 4-10

Las móleculas EDTA (ácido etlilendiaminotetraacético) y DTPA (ácido dietilentriaminopentaacético) crean compuestos menos estables, por lo que son recomendables para cultivos poco sensibles a las deficiencias de hierro o en suelos con poca riqueza en carbonato cálcico pero con adiciones frecuentes de quelatos de hierro Las moléculas EDDHA (ácido etilendiamino) y EDDHSA (ácido etilendiamino) son utilizados en exclusiva para quelatar hierro y son los compuestos más utilizados debido a los compuestos tan estables que crean. Además, la molécula EDDHA puede presentar dos isómeros posicionales el orto-orto en el que el hierro esta unido al agente quelante por seis enlaces y el orto-para, en el que hierro esta unido al agente quelante por cinco enlaces, haciendo este quelato menos estable. Al añadirse juntos, el isómero orto-para de menos estabilidad tiene un respuesta más rápida en el suelo estando más rápidamente accesible para la planta, mientras que el isómero orto-orto, de mayor estabilidad sirve como fuente de reserva ofreciendo hierro a largo plazo.

La riqueza de isómeros es importante a la hora de elegir y utilizar productos de hierro quelatado. El EDDHSA se diferencia del EDDHA por tener en su estructura molecular un grupo sulfónico, lo que hace que todo el hierro quelatado este en posición orto-orto, lo que le conferirá una gran estabilidad, pero de una alta solubilidad, por lo que son muy utilizados en fertilizantes líquidos y en sistemas de riego fertirrigación sin causar problemas en los sistemas de riego.

¿Por qué usar hierro quelatado?

A pesar del coste superior de los fertilizantes quelatados frente a los fertilizantes agrícolas clásicos que encontramos en el mercado, las ventajas que ofrece la aportación de microelementos quelatados, en el especial el hierro, hacen que sea la mejor solución a la hora de corregir las deficiencias nutricionales de los cultivos ya que aseguran un mayor aprovechamiento de los fertilizantes al asegurar una absorción por parte de los cultivos al no bloquearse estos en el suelo incluso en condiciones de pH altos en suelos calizos.

Además, hay que recordar a la hora de escoger un fertilizante quelatado de hierro la importancia de la proporción de isómeros orto y para dependiendo de si necesitamos una rápida asimilación en los cultivos o por el contrario queremos aportar un abonado de fondo que sirva de reserva para el futuro. 


SOLUCIONES SEMBRALIA:

Corrector de carencia de hierro MC FERRO

Quelato corrector de clorosis férrica. Es un abono a base de Hierro-EDDHA, que se ha formulado buscando la combinación óptima de los isómeros orto-orto-EDDHA y ort-para-EDDHA. La quelatación de Hierro con EDDHA lo hace mucho más absorbible en comparación con otros Hierros quelatados con EDTA y  sobre todo en suelos calizos, donde el EDTA no es estable.

El producto funciona a intervalos de pH de entre 3 y 11 en caldo final. MC FERRO es de fácil aplicación y no presenta ningún problema de obturación en los sistemas de riego, no dejando residuo en los tanques de disolución. Debido a su formulación de grano soluble. Debes de tener en cuenta, que el producto es más efectivo en aplicación radicular.

 


Corrector mineral MC IRONMANZ

MC IRONMANZ es una mezcla sólida de micronutrientes, formulado en gránulos 100% solubles y dispersables en agua de fácil asimilación. Asimismo, el uso de quelatos permite ser más eficaz en el tratamiento de estas carencias. Tanto para el Hierro como Manganeso y Zinc, quelados en EDDHA, se asegura una solución totalmente satisfactoria en suelos calizos frente a los compuestos quelados en EDTA. Puesto que no son eficaces a pH básicos por la debilidad de dicha molécula.

 


Corrector de carencia de hierro Microstep FE especial 5%

Corrector de carencia de hierro Microstep FE especial 5% está indicado para corregir la clorosis provocada por la falta de hierro en la planta. Disponible en formatos de 1 Kg 5 Kg y 10 Kg
 
EDDHA + Fe2+.
  • Corrector de clorosis férrica, carencias de hierro, mediante hierro quelatado en EDDHA.
  • Evita carencia nutricional.
  • Perfecta disolución en dosis indicada.
  • No produce polvos.
  • Granos inferior 1mm.
 

¿Te ha gustado este artículo?

Se el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

Acepto los términos y condiciones y protección de datos

Descubre los correctores para plantas al mejor precio:

 

La aplicación de hierro quelatado en cítricos consigue que las hojas no amarilleen por la clorósis férrica.

Ya hemos hablado sobre el hierro en nuestro artículo sobre la importancia de los fertilizantes quelatados de hierro. En el artículo de hoy queremos profundizar más en el tema, y hablar sobre qué es el hierro, sus funciones más importantes y que descubras cual es la importancia del hierro en la planta.

La clorosis férrica, es decir, la falta de hierro en las plantas, es común en los árboles cítricos (limonero, naranjo, pomelo…). La deficiencia de hierro es inducida por el exceso de manganeso en el suelo. Por ello, esta enfermedad afecta al metabolismo vegetal, y caracteriza por el amarillamiento de las hojas y la presencia de cercas verdes.

En el caso de que se padezca clorósis férrica, el ancho de las hojas sigue siendo normal, aunque el rendimiento se reduce. Los frutos tienen un color rojizo con coronas amarillas, si es que salen. Y lo ideal es aplicar fertilizantes agrícolas quelatados de hierro, para mejorar la composición del suelo.

¿Qué es el hierro y cuáles son sus funciones?

En primer lugar, tenemos que aclarar que el hierro es el micronutriente más requerido por las plantas, tiene un papel muy importante en los citocromos, estas son las enzimas que catalizan reacciones de transferencia de electrones, las reacciones redox.

A su vez, el hierro se encuentra en las sulfo-ferro proteínas que son clave en la fotosíntesis, fijación de nitrógeno y en la respiración celular.

Es por eso que una de sus funciones más importantes es su intervención en las síntesis de proteínas cloroplásticas, siendo en estos cloroplastos donde se acumula la forma más estable y abundante del hierro. Casi el 80% del total del hierro que podemos encontrar en las hojas se localiza en los cloroplastos. 

¿Cuál es la importancia del hierro en la planta?

La deficiencia en hierro modifica la estructura de los cloroplastos dando lugar a la llamada clorosis férrica.

Debido a esto, el hierro se acumula en las hojas más antiguas y es relativamente inmóvil en el floema, por lo que la clorosis se manifiesta en primer lugar en el espacio intervenal de las hojas jóvenes seguida por la clorosis de los nervios dejando a la hoja casi blanca, lo que puede llevar en los casos más extremosa la defoliación prematura. 

Por consiguiente, estos son los motivos por lo que el hierro es tan importante en la planta.  

Clorosis en la hoja de Capsicum annuum (a la izquierda). Hoja normal y saludable a la derecha. Fuente: Wikipedia

Soluciones Sembralia:

Abono con Ácidos Húmicos y Hierro Quelatado en sacos de 5 kg.

Abono con Ácidos Húmicos y Hierro Producto especial a base Hierro (Fe) quelatado con EDDHA junto con Ácidos Húmicos bioactivos solubles. Posee una elevada cantidad de isómeros de hierro en posición orto-orto, otorgándole una alta persistencia en suelos calcáreos y alcalinos, a su vez complementado con una fracción de isómeros de hierro en posición orto-para, otorgando al producto un efecto de corrección rápida de clorosis férrica.

Además, contiene,  un elevado contenido en extractos húmicos de alta pureza y calidad que proporciona numerosos beneficios a la estructura y fertilidad del suelo, y un mayor desarrollo radicular del cultivo. Y también, produce un efecto sinérgico con beneficios importantes en nutrición y actividad vegetativa por efectos del agente quelatante, produciendo una quelatación completa que, junto con el extracto húmico lo convierte en una solución eficaz para corregir la clorosis férrica. INB es una formulación a base de micro gránulos dispersables en agua 100% solubles.

 


Corrector carencias MC MICROMIX SOL 5 L

MC MICROMIX SOL es una mezcla sólida de micronutientes quelados con EDTA, al que se le añaden Boro y Molibdeno en forma mineral, totalmente asimilables por la planta. Este producto es eficaz en todos los suelos y cultivos. Puede ser aplicado directamente a suelo diluido en el agua de riego, fertirrigación, gotero o cultivos hidropónicos. Además, está indicado para la corrección de deficiencias de estos microelementos, sobretodo Hierro y Manganeso, dado que se presentan quelatados con EDTA. MC MICROMIX SOL es fácilmente asimilable por la planta tanto vía foliar como radicular. Es una mezcla homogénea de micronutrientes totalmente soluble en agua. Puede ser utilizado para cualquier cultivo, especialmente en hortícolas. Y su principal función es satisfacer las necesidades de la planta en carencias de microelementos secundarios. El resultado final es un aumento de la biomasa total de la planta y de la producción final debido a la aportación de compuestos necesarios para el metabolismo primario y secundario de la planta.

 


Corrector de carencia de hierro Microstep FE especial 5%

Corrector de carencia de hierro Microstep FE especial 5% está indicado para corregir la clorosis provocada por la falta de hierro en la planta.

Este fertilzante a base de hierro quelatado está disponible en formatos de 1 Kg 5 Kg y 10 Kg.

Se trata de un producto registrado en CAAE (es decir: en el Comité Andaluz de Agricultura Ecológica, por lo que se adapta tanto a agricultura convencional como ecológica).

Las diferentes dosis se pueden variar en función a las necesidades especiales de cada caso, siempre que estén recomendadas por personal técnico para no producir carencias o toxicidades, por ello, os animamos a que consultéis con los ingenieros agrónomos de Tienda Sembralia, que estarán dispuestos a aconsejaros la dosificación adecuada de fertilizantes a base de hierro quelatado en función del cultivo.

 


AUTOR: José Antonio Sotomayor Ingeniero Agrónomo de Sembralia.

 

¿Te ha gustado este artículo?

Se el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

Acepto los términos y condiciones y protección de datos

Descubre los Correctores para que tus plantas crezcan sanos: