Los coadyuvantes son sustancias químicas que mejoran el ingrediente principal de plaguicidas. Por eso, se utilizan en agricultura mezclándolos con el producto o añadiéndolos directamente al tanque.

Como cada 15 de octubre, se conmemora el Día Internacional de la Mujer Rural, con el objetivo de poner en valor el papel de todas las mujeres en el entorno agrario

El Día Internacional de la Mujer Rural tiene como objetivo el reconocimiento al papel decisivo de la mujeres en el desarrollo, la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza. Fue establecido por Naciones Unidas en el año 2007 y se celebró en todo el mundo por primera vez el 15 de octubre de 2008. Las mujeres rurales (más o menos son una cuarta parte de la población mundial) suelen trabajar como agricultoras y ganaderas. Labran la tierra y plantan las semillas que alimentan naciones enteras. Además, garantizan la seguridad alimentaria de sus poblaciones y ayudan a preparar a sus comunidades frente al cambio climático.

Según los datos que maneja la ONU, las mujeres rurales son una cuarta parte de la población mundial, y trabajan como agricultoras, asalariadas y empresarias.  

Sin embargo, como señala ONU Mujeres, las barreras estructurales continúan limitando el poder de las mujeres rurales en la participación dentro de sus comunidades y hogares. En países subdesarrollados, la labor de las mujeres rurales es poco visible. Además, en muchos casos es no remunerada, a pesar de que las tareas aumentan y se endurecen debido a la migración de los hombres. En líneas generales, con pocas excepciones, el Día Internacional de la Mujer Rural sirve para recordar que las mujeres rurales se encuentran en peores condiciones que los hombres del campo (y que las mujeres urbanas).

Menos del 20%  de los propietarios de tierras en todo el mundo son mujeres. En las zonas rurales, la brecha salarial de género llega al 40%

Si bien es cierto que el Día de la Mujer (que celebramos el 8 de marzo) es mucho más reconocido en todo el mundo, la conmemoración del 15 de octubre del Día de la Mujer Rural es precisamente una buena excusa para recapacitar sobre la labor que desempeña en el sector primario. El entorno agrícola y ganadero en el que las mujeres rurales desempeñan su labor (y que tradicionalmente ha pertenecido al hombre) va viendo como poco a poco se impregna de las muy importantes ventajas que aporta la mujer con su caracter diferencial.

Mujeres rurales¿Cómo conmemorar el Día de la Mujer Rural en redes sociales?

Si quieres unirte a los muchos comentarios que se están haciendo en redes sociales para apoyar este Día de la Mujer Rural, simplemente tienes que pinchar en estos enlaces: #DíaInternacionaldelaMujerRural            #15Octubre  

¿Te ha gustado este artículo?

Se el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

Acepto los términos y condiciones y protección de datos

Mujer Rural, mujer digital, compra en Sembralia lo que necesitas para tu trabajo diario:

Un suelo es alcalino cuando su pH es superior a 7,5

En el consultorio agronómico gratuito de Sembralia, recogemos una pregunta a Ignacio Sánchez de Ibargüen (ingeniero agrónomo) sobre los suelos alcalinos y cómo neutralizar o corregir el pH.

El problema de los suelos alcalinos es que retienen nutrientes como el fósforo y el hierro debido al exceso de calcio (carbonato cálcico), esto hace que estos nutrientes presenten mayor dificultad para ser absorbidos por la planta, por lo que cultivos que se desarrollan bajo estas condiciones presentan carencias de estos elementos.

Es sabido que los suelos alcalinos no han sido nunca los más apreciados por la agricultura. Debido a la baja capacidad de infiltración, generalmente el agua de lluvia se estanca en la superficie. Lo mismo ocurre en épocas secas, donde el riego es dificilmente aplicable. Por esto, tradicionalmente los suelos alcalinos sin tratar se restringen a arrozales o al cultivo de gramíneas resistentes a excesos de agua.

Sin embargo, desde Sembralia, para neutralizar o bajar el pH ofrecemos varias soluciones:

  • Aporte de materia orgánica
  • Aplicar fertilizantes nitrogenados
  • Aplicar sulfatos 
  • Aplicar sulfatos de hierro (Fe)

Ahora que sabemos qué remedios podemos aplicar para corregir la composición de los suelos alcalinos, es decir: neutralizar o corregir el pH del suelo, os detallamos en qué consiste cada una de las opciones, así como la dosis que recomendamos aplicar para ser eficientes en el uso de insumos agrarios.

Aplicar materia orgánica

Aplicar Fertilizantes nitrogenados

  • Producto: Sulfato de amonio (Deiba)
  • Dosis: Recomendable la incorporación del material en el suelo directamente tan pronto como sea posible previamente a la aplicación de un riego o una precipitación prevista.

Aplicar quelatos de hierro

Aplicar sulfato de hierro en combinación con aporte de materia orgánica

  • Productos: Abono con ácidos húmicos y hierro quelatado (INB).
  • Dosis: Arboles jóvenes: 10-30 gr/árbol. Entrada en producción: 30-50 gr/árbol. Árboles en producción (porte mediano): 50-130 gr/árbol. Árboles en producción (porte grande): 130-160 gr/árbol.

Gracias a estas soluciones que propone Sembralia para corregir el pH de los suelos alcalinos conseguiremos mejorar la calidad del sustrato.


Ignacio Sánchez de Ibargüen

Ingeniero Agrónomo de Sembralia.

¿Te ha gustado este artículo?

Se el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

Acepto los términos y condiciones y protección de datos

Todos los correctores que tus suelos necesitan los puedes comprar en Sembralia:
 

 

En el consultorio agronómico gratuito de Sembralia, seguimos ahondando con José Antonio Sotomayor (ingeniero agrónomo) sobre el cultivo del avellano, y las principales variedades de avellanas cultivadas en España.

En un capítulo anterior de este consultorio, hablamos de cómo el cultivo de avellano es algo tradicional en España, aunque minoritario en comparación con otros frutos secos (como la nuez, la almendra o los pistachos). Sin embargo, se trata de un cultivo de alto valor, motivo por el que nos acercamos ahora a las principales variedades de avellanas cultivadas en España:

Avellanas de Reus, con D.O.

Negret

La variedad ‘Negret’ es la base de la producción de avellana española para industria y, junto con la ‘Pauetet’, constituyen el tipo comercial ‘negreta’ que es el que obtiene mejor precio en el mercado nacional. Ello es debido a sus buenas características organolépticas y elevada aptitud al tostado de estas avellanas, que constituye el punto de partida de la mayoría de aplicaciones comerciales. Por otra parte, supone, también, la base de la producción de la Denominación de Origen ‘Avellana de Reus’.

Características y dificultades:

  1. Se adapta bien al secano
  2. Se pela bien
  3. Entrada en producción lenta. Tarda unos 5 años en entrar en producción
  4. Autoestéril
  5. Escaso tamaño
  6. Poca adaptación a suelos calizos o pesados presentando clorosis férrica o asfixia radicular respectivamente muy fácilmente.
  7. Variedad virosada.
  8. Facilidad de enranciamiento.

A finales de los años 80 el IRTA empezó un programa de mejora genética de la variedad de avellana que desembocó en la obtención del clon Negret-IRTA-N.9 que demostró ser resistente al virus del mosaico del avellano, tener buenas características comerciales y buena producción.

Pauetet

Esta también es una variedad de avellanas destinada a la industria, que en este caso se cultiva en Tarragona. Además, presenta mayor rendimiento que Negret, pero su calidad organoléptica es inferior.

Características y dificultades

  1. Es un buen polinizador de Negret
  2. Se pela peor que Negret
  3. No se adapta bien al secano
  4. Muy productiva

Tonda di Giffoni

Variedad de avellanas que es de origen italiano, se planta a partir de brotes, es un fruto de gran tamaño y su avellana es de cascara gruesa. El árbol de crecimiento rápido es vigoroso y de alta productividad, fructificación precoz y maduración tardía.

Ennis

Originaria de EEUU, este árbol de avellano es de vigor medio a débil y con mucha tendencia a producir vástagos. De productividad alta o muy alta, con avellanas de fructificación rápida y maduración tardía.

José Antonio Sotomayor

Ingeniero Agrónomo de Sembralia.

¿Te ha gustado este artículo?

Se el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

Acepto los términos y condiciones y protección de datos

Todo lo que necesitas para el cultivo del avellano lo puedes comprar en Sembralia
 

Cada vez más agricultores en España apuestan por el avellano

En el consultorio agronómico gratuito de Sembralia, recogemos una pregunta a José Antonio Sotomayor (ingeniero agrónomo) sobre el cultivo del avellano, de larga tradición en nuestro país, aunque minoritario.

El avellano (Corylus avellana L.) junto con otros frutos secos como nuez, nogal o almendro, es uno de los cultivos más antiguos del mundo para la producción de fruta seca. Árbol originario de Mesopotamia, área geográfica del actual Irán, Irak y Turquía. Esta especie, vive y fructifica en estado selvático en toda Europa, en particular sobre colinas y sectores de pendiente en cerros y a lo largo de senderos y riachuelos. Las avellanas (frutos de esta especie) fueron utilizados por el hombre desde fines del periodo glacial, es decir mucho antes del olivo y la vid.

Tradicionalmente el avellano ha ocupado tierras marginales y de elevada pendiente, donde con frecuencia no existe un cultivo alternativo. Pese a sus reducidos y variables rendimientos, el avellano ha contribuido en muchas zonas de España a complementar las rentas de los agricultores, además de haber jugado un importante papel en la conservación de los suelos.

Clima y temperatura

La exigencia de tipo de clima varían con los diferentes cultivares, habiendo cultivares con un menor grado de tolerancia al clima, y a la vez, otros con un mayor grado de adaptación a diferentes condiciones. Como norma general, las temperaturas medias anuales deben situarse entre 12 y 16º C, siendo las temperaturas mínimas invernales no inferiores a -8ºC. El cultivo de avellano debe acumular un mínimo de 700 horas de frío por debajo de 7ºC. En verano el avellano sufre mucho cuando la temperatura sobrepasa a la sombra los 30ºC.

Por lo general, el avellano prefiere localizaciones aireadas con una temperatura elevada unida a cierto grado de humedad, ya que favorece la fructificación y el desarrollo de las avellanas. Para buena polinización conviene que en los meses de enero febrero se produzcan vientos frecuentes bastante secos. En otoño se puede perder una parte considerable de la cosecha por tormentas, que hacen correr el agua por las laderas e inundan los hondos. El fruto del avellano crece mucho de mayo a junio, el grano crece en julio y agosto, si en estas fechas no puede contar el árbol con humedad suficiente, la cosecha será deficiente, es preciso regar a resignarse a perder parte de la cosecha posible de avellanas.

Aunque las características del avellano le permiten ser plantado en zonas castigadas por heladas que no se adaptan a otros frutales, es más seguro plantarlos en localidades libres de heladas. El avellano aguanto las frías temperaturas en floración durante el invierno, pero son peligrosas las heladas tardías en abril, cuando el avellano ya está brotando, estas reducen el número de yemas en el racimo y brotes suculentos.

Suelos

El avellano es una especie conocida por su rusticidad, ya que se ha adaptado a diversas condiciones edafoclimáticas. Sin ser un cultivo muy exigente, este encuentra sus condiciones óptimas en profundidades superiores a 50 cm, en suelos fértiles con una textura ligera o franca. En cuanto al pH el rango óptimo se encuentra entre 5,5 y7,5, aunque puede llegar a soportar hasta un pH 8. El contenido en caliza activa debe ser inferior al 8%, si no fuese así podrían aparecer problemas de clorosis en la planta. Tolera mal la salinidad, tanto del suelo como del agua de riego. El avellano no se da bien en terrenos excesivamente arenosos ni en los terrenos arcillosos donde puede verse afectado por las aguas estancadas, adquiriendo la planta un desarrollo limitado. Tampoco en suelos de mal drenaje, poco profundos, pesados o delgados así como calcáreos. Para facilitar la recolección son preferibles suelos poco pedregosos y terrenos bien nivelados. En general, las pendientes tienen que ser inferiores al 10%.

Necesidades hídricas

El avellano es muy sensible a la sequía, y si las tierras son excesivamente calcáreas y de naturaleza seca puede resentirse por la falta de humedad. A la más ligera sequía, es muy frecuente la caída prematura del fruto, y la cosecha puede verse reducida. Las mayores necesidades de agua se dan en el período comprendido entre mayo y julio, ya que en esta época tiene lugar la fecundación, la inducción floral y el crecimiento del grano. En climas mediterráneos, el avellano para proporcionar producciones aceptables se tiene que cultivar en regadío o secanos con pluviometrías medias superiores a 600 mm.

Polinización

Por ser una especie de polinización anemófila, los vientos suaves en la época de floración (enero-febrero) le favorecen; contrariamente, las nieblas prolongadas durante este periodo perjudican al avellano. En los climas de atmósfera seca, las cosechas estarán más aseguradas que en los climas de atmósfera húmeda, donde se dan estas nieblas prolongadas, que hidratan el polen, y que son causa de que se pierda parte de la cosecha. La mayoría de los cultivares de avellano son autoincompatibles, por tanto en las plantaciones comerciales deberán plantarse dos o más variedades intercaladas.

José Antonio Sotomayor

Ingeniero Agrónomo de Sembralia.

¿Te ha gustado este artículo?

Se el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

Acepto los términos y condiciones y protección de datos

 

Todo lo que necesitas para el cultivo del avellano lo puedes comprar en Sembralia
 

Smart Agrifood Summit 2020

La crisis del coronavirus hizo que la feria Smart Agrifood Summit se trasladara de junio a septiembre, y cambiara su formato a uno semipresencial con muchas conferencias on-line.

Los organizadores del congreso anual Smart Agrifood (Juan Francisco Delgado, de Fundación INTEC) apostaron por no cancelar el Smart Agrifood Summit 2020 y aplazar la convocatoria al mes de septiembre, siendo conscientes de que había que cambiar el estilo de congreso. Bajaron los participantes presenciales, pero a cambio aumentaron los comparecientes telemáticos (muchos de ellos a través de videos y mensajes grabados que hicieron que esta edición tuviera un cartel de ponentes espectacular: desde el Ministro de Agricultura Luis Planas a la comisaria europea Mariya Gabriel).

Muchas son las entidades que quisieron seguir apoyando esta cita, como Fycma y el propio alcalde de Málaga (Francisco de la Torre) pues saben la importancia que una feria de este estilo tiene para la ciudad (en valores económicos). El despliegue de medios anti-covid y las medidas de higiene impresionaban, además del reducido aforo. Lo que vimos en Agrifood20 poco o nada tiene que ver con las ediciones anteriores.

Clausura del Smart Agrifood Summit 2020 en Málaga (en el formato presencial).

Las nuevas tecnologías que nos sirvieron durante el confinamiento para mantener el pulso al sector agrifood, con iniciativas como Agrifood Beats Coronavirus del Juanfran Delgado, volvieron a ser las protagonistas de este foro internacional, y todo apunta a que deberá ser así a partir de ahora, para no correr riesgos innecesarios (de cara a nuevos rebrotes de covid). Nos tendremos que acostumbrar a mesas redondas en la distancia, en las que es complicada la interacción de participantes, y las preguntas del público. Por otro lado, uno de los principales alicientes de Smart Agrifood Summit era que se convertía en punto de encuentro físico de muchos agentes del sector agrifood. Una cita esperada año tras año para que en Málaga coincidieran los principales protagonistas de la agricultura del siglo XXI: entidades, empresas, agrónomos, instituciones…

El agricultor, objetivo principal

Nuevamente, en este Smart Agrifood Summit, se pudo comprobar que el agricultor es el objetivo del foro: al que se dirigen todos los implicados. Universidades, empresas, start-ups luchan por hacerse un hueco en la cabeza del dueño de explotaciones agrarias, porque no tenemos que olvidar que el último interesado en implantar nuevas tecnologías para los cultivos es el agricultor. Por eso, el sector agrifood lleva peleando durante años por la implantación de las nuevas tecnologías, en la llamada agricultura 4.0, pero no ha sido hasta la llegada del coronavirus cuando esas tecnologías se han convertido en más que necesarias.

Sin embargo, cuando hablamos de TIC o de nuevas tecnologías para la agricultura, muchas veces nos quedamos en un plano muy superficial, simplemente pensando en temas relacionados con comunicación (videoconferencias, redes sociales, cobertura de Internet en todo el territorio para romper la llamada brecha digital…). Todos estos temas son desde luego muy importantes, qué duda cabe, pero es momento de dar un paso más y hablar de tecnologías aplicadas directamente a la agricultura, que sean capaces de mejorar o de cambiar el modo que tenemos actualmente de cultivar. Nos referimos a todo un cambio de paradigma: hacer ver al agricultor que las cosas se pueden hacer de otra manera, más eficiente y más sostenible. Es un hueso duro de roer, porque no es fácil propiciar un cambio de opinión, de modificar el buen hacer de años de experiencia, pero ahí está el reto del sector agrifood.

El covid nos ha empujado más hacia las nuevas tecnologías que los discursos de grandes expertos internacionales del segmento agrifood


Digitalización del sector agrifood

Los desafíos a los que se enfrenta el sector primario pasan por la conversión a lo digital (transformación digital, de la que se habló mucho en Smart Agrifood Summit 2020). Al igual que pasó con la mecanización del campo (la llegada de los tractores y la automatización de procesos) estamos ante un nuevo paso adelante, con lo que tenemos que pensar en lo que está por venir. Cualquier cambio es incómodo para el ser humano, la adaptación a las nuevas tecnologías en el sector agrifood no iba a ser de otro modo, no obstante debemos romper esa barrera humana reacia al cambio si queremos prosperar en este segmento.

No solo la producción y la calidad de las cosechas se ven beneficiadas por la introducción de elementos digitales, sino que el cambio climático que nos acecha obliga a utilizar los recursos naturales con cautela y mesura. El ahorro de fuentes de energía, de agua, mejora de suelos… son algunos de los puntos que nos deja la digitalización del sector agrifood: bueno para el agricultor y bueno para el medio ambiente.

Así pues, reconozcamos que una pandemia nos ha empujado más hacia las nuevas tecnologías que los discursos de grandes expertos internacionales del segmento agrifood. Lo nunca visto en digitalización de la agricultura, que viene acompañado del dicho ‘no hay mal que por bien no venga’.

Carmen Carbonell

Periodista agroalimentaria

¿Te ha gustado este artículo?

Sé el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

Acepto los términos y condiciones y protección de datos

La digitalización del sector agrícola comienza con Sembralia, la plataforma online de compra de equipos agrícolas y ganaderos:
 

Dron maizal tecnología campo

Si hay un sector en el que la transformación digital tiene sentido es el de la agricultura porque todas las tecnologías aplican de manera directa. 

El impacto de transformación digital en la agricultura se demuestra en que las tecnologías harán que cambiemos nuestro modo de hacer las cosas en el entorno rural. Sin ir más lejos, ya se está viendo cómo cambia la manera que recopilaremos datos históricos, gracias al Big Data (en contraposición a esos datos que nuestros abuelos tenían en la cabeza y pasaron de generación en generación). También estamos viendo precisamente cómo trabajamos con esos datos, los analizamos y aprovechamos para hallar mejores soluciones sobre cómo, dónde y cuándo aplicar fertilizantes, fitosanitarios y nutrientes.  

Echando la vista atrás, hace muy pocos años, grandes computadores nos permitían ordenar nuestros datos para realizar operaciones que ahora parecen sencillas desde casi cualquier pequeño dispositivo (por ejemplo, hacen registros de entrada, facturación o contabilidad). Realizaban un diagnóstico, presente o pasado para un análisis posterior. Hoy nos dirigimos hacia una gestión de datos multidireccional, desde fuentes internas y externas que nos van a permitir analizar tendencias, comportamientos y en definitiva predecir el futuro.

Drones en la agricultura.

Predecir la evolución de los cultivos: eficiencia agraria

Si podemos predecir, podemos conocer el resultado de una acción, y por lo tanto… podemos prescribir con seguridad. En definitiva, el Big Data, Internet de las Cosas, la Inteligencia Artificial y el Data Analytics son tecnologías que nos permitirán describir, diagnosticar, predecir y prescribir para mejorar el trabajo en el campo.  

En el mercado agroalimentario, más concretamente, podremos conocer mejor su entorno, evaluar su situación, modelar sus opciones. Finalmente, con todo el conocimiento que nos facilitan las nuevas tecnologías de naturaleza digital podremos decidir la mejor opción para nuestros intereses. Por eso, es importante resaltar que la inserción de las nuevas tecnologías no sustituye, ni mucho menos, al ser humano. Sino que es imprescindible en la toma de decisiones: detrás de las nuevas tecnologías siempre tendrá que haber una ‘cabeza pensante’ que sepa en qué dirección va a ir su negocio. 

Por ejemplo, a día de hoy ya es posible saber qué semilla funcionará mejor, qué distancia debe separar cada una de ellas en las distintas zonas de la parcela y cómo y cuándo debemos fertilizar para obtener el mayor rendimiento. Podemos conocer los gustos del mercado y los productos por lo que el consumidor está dispuesto a pagar un mejor precio y así enviar esos productos a los lugares donde estarán mejor valorados para conseguir el objetivo de vender más y con mejor precio. Pero, detrás de todos estos conocimientos y tecnologías, siempre estará una persona que será la que adopte la decisión definitiva de cómo utilizarlos. 


¿Te ha gustado este artículo?

Sé el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector.

Suscríbete de forma gratuita:

Acepto los términos y condiciones y protección de datos

Productos digitales para tu agricultura:

Hablamos de los bioestimulantes del sistema radicular especialmente formulados para actuar eficazmente en los procesos de enraizamiento y desarrollo de las plantas, pero que también ayuda en todas las fases de desarrollo.

Entre las ventajas del uso de bioestimulantes con efecto enraizante destaca que mejora la estructura y la flora microbiana del suelo, y es un eficaz liberador de los elementos que se encuentran bloqueados.

La nueva y polémica estrategia “De la graja a la mesa presentada por la Comisión Europea pretende reducir para 2030 el uso de fertilizantes como mínimo en un 20%. Ante este panorama la búsqueda de nuevas alternativas para cubrir las necesidades de nuestros cultivos es mas necesaria que nunca, y es aquí donde los bioestimulantes se pueden erigir como nuestros principales aliados.

El Dr. Patrick du Jardin uno de los mayores expertos mundiales en bioestimulación los define de la siguiente manera: “un bioestimulante vegetal es cualquier sustancia o microorganismo aplicado a las plantas con el objetivo de mejorar la eficiencia nutricional, la tolerancia al estrés abiótico y/o los rasgos de calidad del cultivo, independientemente de su contenido de nutrientes. Por extensión, los bioestimulantes de plantas también designan productos comerciales que contienen mezclas de tales sustancias y/o microorganismos”

A día de hoy se siguen estudiando sus efectos, pero está claro que, junto al amparo de numerosos estudios científicos, las sustancias y materias activas tienen numerosas aplicaciones y efectos beneficiosos para las plantas. Hay que tener claro que la función de los bioestimulantes no es sustituir a los fertilizantes, sino complementar con estos para optimizar el aporte nutricional por parte de la planta.

El sistema radicular

Cuando hablamos de mejora del enraizamiento mediante bioestimulación, es de obligatorio conocimiento los aspectos esenciales de las raíces de nuestros cultivos. Son la parte invisible de la planta, pero no por ello la menos importante. Se trata de un elemento clave en la absorción de nutrientes por lo que incide directamente en el rendimiento y a veces no se le presta la atención que merece en ámbitos de manejo y cuidados.

Además de tener la función de anclaje de la planta al suelo, las raíces actúan como cerebro de la planta enviando todo tipo de señales que, según el manejo, nutrición y cuidados, potenciarán el desarrollo de la parte vegetativa y los frutos o, todo lo contrario, si no se cuidan. Este desarrollo está condicionado fundamentalmente por factores abióticos (temperatura, humedad, aireación), bióticos (enfermedades) y microorganismos que pueden mejorar la estructura del suelo y la sinergia suelo – raíz.

Esta importancia es más relevante aún, cuando hablamos de cultivos de alto valor de mercado como los cultivos hortícolas en invernadero, que, aunque disponen de condiciones controladas, puede haber problemas de enfermedades, insuficiente enraizamiento y, por lo tanto, poca productividad.

También el tipo de suelo influye en el desarrollo radicular, por ejemplo, la mayoría de hortícolas no se adaptan bien a suelos muy arcillosos o pesados cuyo drenaje y aireación es deficiente, ocasionando una restricción en el desarrollo radicular y mayor incidencia de enfermedades. La mayoría de estos cultivos prefieren suelos arenosos donde sus raíces pueden profundizar.

Tipos de bioestimulantes enrraizantes

Últimamente nos llega mucha información sobre la bioestimulación y sus efectos beneficiosos para las plantas, pero ¿sabemos en realidad qué son y cómo actúan en nuestros cultivos? A continuación, aprenderemos un poco más sobre ellos y describiremos cuáles son específicos para estimular el sistema radicular.

Sustancias Húmicas

Las sustancias húmicas (SH), se definen como materiales orgánicos resultantes de reacciones concertadas de varios procesos bióticos y abióticos procedentes de la descomposición de residuos vegetales, animales y microbios, pero también de la actividad metabólica de los microorganismos del suelo. Estas sustancias constituyen más del 80% de la materia orgánica del suelo y están compuestas por macromoléculas de un polielectrolito que le dan una conformación variable en función de las condiciones del suelo (pH, fuerza iónica).

Existen tres fracciones dentro de las sustancias húmicas que se clasifican de acuerdo a su solubilidad en función del pH: humina (H), ácido húmico (AH) y ácido fúlvico (AF), siendo estos últimos, los más solubles a cualquier pH.

Además del mejoramiento de las características químicas, fisicoquímicas y biológicas del suelo, las sustancias húmicas tienen efectos estimulantes sobre el crecimiento y desarrollo de plantas, encontrándose un incremento en la longitud del tallo, raíz, hojas junto con tamaño y calidad de frutos. Entre estos procesos se encuentra la estimulación de la actividad de enzimas clave en el metabolismo del C y N. Esta estimulación en las raíces se relaciona con la promoción en el transporte secundario de iones y absorción de nutrientes.

Hidrolizados de proteínas (aminoácidos)

Los hidrolizados de proteínas se definen como una mezcla de polipéptidos, oligopéptidos y aminoácidos fabricados a partir de fuente de proteínas de origen animal o vegetal. Actualmente, más del 90% de los hidrolizados de proteína que se venden como bioestimulantes se obtienen a partir de hidrólisis química de proteínas de origen animal.

Los procesos de hidrólisis (química o enzimática) y la fuente de proteína (animal o vegetal) son muy importantes para obtener un producto de buena calidad. Los de origen animal tienen un alto contenido de glicina y prolina que juega un papel fundamental en estabilización de proteínas, membranas celulares y ajuste osmótico de las plantas en respuesta a estrés hídrico. Los derivados de plantas tienen una mayor concentración de ácido aspártico y glutámico, los cuales tienen un rol importante en el metabolismo de nitrógeno en planta. Ambos incrementan la calidad de las frutas y hortalizas como resultado de aumentar la fotosíntesis, biosíntesis de proteínas y activación de metabolismo secundario de las células.

Estos efectos se atribuyen a un efecto positivo en el crecimiento del sistema radicular, mayor relación raíz/brote, mejor estado nutricional y acumulación de osmolitos, por lo que bioestimulantes fabricados con estos compuestos pueden ser una buena solución como aportes nutricionales y prevención de estrés.

Hongos (Trichoderma)

Trichoderma spp. es un género de hongos saprófitos que pertenece a los tipos de hongos que promueven el desarrollo de las plantas y que actualmente consiste en unas 200 especies. Algunas razas de Trichoderma pueden entrar en las capas externas del aparato radicular creando una barrera de largo plazo en la rizosfera contra el ataque de patógenos. Actualmente dos tercios de los biopesticidas registrados contiene una o más especies de Trichoderma (las más utilizadas en biocontrol son T).

Algunas de estas razas tienen una acción bioestimulante que las transforman en herramientas adecuadas para ser usadas en agricultura, ayudando tanto a la solubilidad de macro y micronutrientes como la extracción de nutrientes por el sistema radicular y a la translocación a los brotes. Además, varias razas son capaces de producir ácido indolacético y compuestos de tipo auxinas que promueven la elongación de raíces, desarrollo y formación de pelos radiculares.

Además, algunos estudios realizados mostraron que, plantas colonizadas por Trichoderma aumentaron el nivel de hormonas endógenas, enzimas desintoxicantes y compuestos antioxidantes que promueven la tolerancia a condiciones ambientales adversas (sequía, frío, sales…).

Rizobacterias (PGPR)

Las rizobacterias que promueven el crecimiento de las plantas son bacterias endófitas que habitan y colonizan el entorno radicular promoviendo el crecimiento vegetal. Varias familias de estas (Enterobacter, Pseudomonas sp, Bradyrizobium…) tienen un efecto estimulante utilizando diferentes mecanismos entre los que destacan la producción de compuestos orgánicos volátiles, potenciando la tolerancia a estrés abiótico y produciendo cambios en el contenido hormonal.

Las rizobacterias tienen la capacidad de reducir el contenido de etileno y el aumento de auxinas y otras hormonas en las plantas. Entre otras funciones, facilitan la extracción de nitrógeno, la solubilidad de fosfatos y participan en la movilidad de potasio generando una mayor disponibilidad de nutrientes para la planta.

Bibliografía
  • García, S.D. 2017. Función de los Aminoácidos como Bioestimulantes. Serie Nutrición Vegetal Núm. 93. Artículos Técnicos de INTAGRI. México. 3 p.
  • Navarro, G. M. 2015. Bioestimulación del Proceso de Enraizamiento. Curso de Bioestimulación Estratégica de Cultivos Hortícolas 2015. Intagri. Gto., México.
  • du Jardin, P. 2015. Plant Biostimulants: Definition, Concept, Main Categories and Regulation. Rev. Scientia Horticulturae, 196: 3-14 p.
  • Navarro, G. M. s.f. Enraizamiento, Absorción y Traslocación de Nutrimentos en Cultivos Hortícolas. Valagro.  37 p.
  • Veobides-Amador, Helen, Guridi-Izquierdo, Fernando, & Vázquez-Padrón, Vladimir. (2018). Las sustancias húmicas como bioestimulantes de plantas bajo condiciones de estrés ambiental. Cultivos Tropicales, 39(4), 102-109. 

Ignacio Sánchez de Ibargüen

Ingeniero Agrónomo de Sembralia

¿Te ha gustado este artículo?

Sé el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

Acepto los términos y condiciones y protección de datos

SOLUCIONES SEMBRALIA

Actualmente en nuestro catálogo tenemos un número variado de productos bioestimulantes formulados a base de diferentes compuestos que ayudan de forma activa a la planta en diferentes situaciones, favoreciendo la fotosíntesis y produciendo un aumento del vigor y de su crecimiento al absorber e incorporar a su metabolismo este aumento de energía en la planta en situaciones de mayor demanda.

Descubre los bioestimulantes de raíces que tus plantas necesitan:

Nuevas generaciones en el campo

¿Cómo podemos motivar a los jóvenes para que se acerquen al campo?

Existe un estancamiento en la población rural, que dificulta el acceso de las nuevas generaciones al entorno agropecuario. Buscamos medidas para incentivar al recambio generacional.

Mucho se habla del tema de la escasez de personal que va a sufrir el mundo de la agricultura y la ganadería en los próximos años. Y ¿cuál es la razón del estancamiento de la agricultura? Probablemente haya varias, pero una de ellas y bastante clara es que la gente joven no quiere dedicarse a oficios tan duros hoy en día teniendo tan a mano el sector servicios. Un sector que, por cierto, parece que desde pequeños nos han metido en la cabeza que es el ‘sector rey’ de los tres, y que no hay sitio para las nuevas generaciones en el primario o secundario. Un sector sin duda alguna, cómodo, o, al menos, mucho más que los dos primeros.


Atraer a los más jóvenes al campo y potenciar el relevo generacional

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha planteado la posible creación de “un programa de estancias en explotaciones agrarias” basado en la innovación y en la formación pilar principal de este curso, que busca la regeneración en la población rural. A pesar de las buenas intenciones de este proyecto, parece difícil que realmente la agricultura pueda remontar al problema generacional que se presenta a corto plazo.

En otros países, muchos de ellos en Latinoamérica, no están tan desarrollados en el sector servicios como lo estamos en el continente europeo. Por tanto, ellos no tienen por qué tener las dificultades que sufrimos en este lado del mundo para “convencer” a las futuras generaciones de que se dediquen al mundo agrario. Aun así, no son pocos los esfuerzos que hacen allí las administraciones para impulsar el sector agrario entre los más jóvenes y que no decaiga su interés.

¿Habría alguna posibilidad de cambiar la situación de rechazo hacia el sector en Europa y más en concreto en España? ¿Podría la transformación digital cambiar la tendencia de pensamiento que tienen muchos jóvenes en cuanto al trabajo en agricultura se refiere? La “revolución” tecnológica es algo que ha ocurrido y de hecho sigue ocurriendo en todos los sectores. Por lo tanto, el sector primario no va a ser distinto. Quizá, con la implantación de nuevos recursos tecnológicos y revolucionarios, todo esto podría cambiar de tendencia.

Relevo generacional de mayor cualificación y calidad

La agricultura actual, en cuanto a procesos se refiere, no se parece en absoluto a la agricultura de hace unos años. Los agricultores se han visto obligados a llevar a cabo nuevos procesos tecnológicos que mejoraran la toma rápida de decisiones. Esto se debe a varios factores, pero algunos de ellos son: el aumento de producción para un mayor número de personas en el mundo y las exigencias actuales relacionadas con el medio ambiente, que obligan a ser mucho más cuidadosos que en el pasado.

Pero para entender como podría ser la vida para el agricultor más fácil a través de la digitalización, es fundamental saber en que consiste la transformación digital en la agricultura. Las herramientas digitales de las que disponemos hoy en día, a través en muchos casos del “Big Data”, aportan al agricultor mucha más información que antes sobre sus explotaciones. La lluvia, el nivel de humedad y un largo etc. son ya cosas que se miden con una app en el móvil. La inteligencia artificial y la agricultura van hoy día muy de la mano. De hecho, muchas de las informaciones vitales en la agricultura actualmente van en tiempo real, como es el caso del estado de los cultivos. Esto es un avance muy importante para la rápida toma de decisiones.

Dejando el tema de la digitalización a un lado, ¿habría más maneras de acercar a los jóvenes el mundo de la agricultura? Bueno, hay un método que parece ser el más efectivo. No solo para atraer al las nuevas generaciones al campo, sino para muchos otros fines. Se trata de primas para los jóvenes, como ayudas económicas, subvenciones e incluso beneficios fiscales. Se habla sobre todo del hecho de realizar inversiones en activos fijos dirigidos a la explotación del negocio agrícola en los que podrías desgravarte una parte importante en los primeros años.

Covid19: una ventana de oportunidad agraria

Por último, ¿será el coronavirus un impulsor del empleo juvenil para el sector “agro”? Todo apunta a que esta locura que estamos viviendo va a mermar de una manera bastante cruel a la economía y mucha gente joven tendrá que adaptarse a los nuevos tiempos en trabajos de toda la vida, como son los trabajos de los que estamos hablando en este artículo. Dicho esto, es bastante triste que estos trabajos se vean como “última opción” entre la gente joven.

Por resumir, decir que es un gran reto el conseguir que las nuevas generaciones quieran seguir en el sector agrícola. Tan difícil como necesario. España se sitúa en segundo lugar (con un 25% de la producción) como país productor en la UE, tan solo por detrás de Italia y como sexto productor a nivel mundial. Esto es una razón evidente de la necesidad que tenemos como país en la continuidad de este sector. Veremos qué pasa en el futuro, pero sería importante que tanto gobiernos como administraciones no cesaran e hicieran hincapié en la importancia de la agricultura y las actividades del sector primario en general.

Daniel Dadlani

Departamento Financiero de Cefetra Ibérica.

¿Te ha gustado este artículo?

Se el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

Acepto los términos y condiciones y protección de datos





La asignación de derechos de pago básico de la reserva nacional en 2019 ha beneficiado a 3.334 agricultores, de los que 2.807 son jóvenes, por un importe global de 17,6 millones de euros (14,5 M€ para jóvenes)

Una vez finalizado el periodo de pago el pasado 30 de junio, las comunidades autónomas han abonado 61.604.838 euros procedentes del pago complementario a jóvenes agricultores de la campaña 2019, lo que supone un incremento del 16% respecto a las cantidades pagadas en 2018 (52.600.369 €), que ya supuso casi el triple de lo pagado en 2017 (18.691.589 €).

AYUDA A JÓVENES AGRICULTORES

Entre las medidas de apoyo a los jóvenes agricultores incluidas en el primer pilar de la Política Agrícola Común (ayudas directas) se encuentra por un lado el pago complementario, por el que se incrementa un 50% el valor de los derechos de pago básico de los titulares y, por otro, la asignación de derechos de la reserva nacional de pago básico, que se realiza a todos los jóvenes que cumplen las condiciones básicas de instalación y formación establecidas en la normativa.

A este respecto, el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) publicó el pasado mes de mayo una resolución complementaria de asignación de la reserva nacional, correspondiente a la campaña 2019.

Una vez recibidas las solicitudes, y en función de las disponibilidades de la reserva nacional, la asignación de derechos de pago básico actualizada ha beneficiado en 2019 a un total de 3.334 agricultores, por un importe global de 17,6 millones de euros. En este ámbito, los jóvenes agricultores han sido los principales beneficiados, ya que 2.807 jóvenes han percibido un total de 14,5 millones de euros, con una asignación media por beneficiario de 5.179 euros.

Estos datos consolidan la tendencia al alza observada en el periodo 2015-2020 respecto a la PAC 2007-2014. Así, en el periodo 2015-2020 se han asignado derechos de la reserva nacional de pago básico a más de 19.700 jóvenes agricultores, por un importe cercano a los 91 millones de euros, lo que significa una asignación media de 18 millones de euros por campaña, que contrasta con los 5 millones de euros por campaña del periodo 2007-2014.

Asimismo, dentro de estas ayudas de la reserva nacional de pago básico se han concedido a otros agricultores que comienzan la actividad agraria 3.064.288 euros, que han beneficiado a 527 agricultores, lo que supone una asignación media de 5.814 euros por beneficiario.

La distribución de la asignación de derechos de la reserva nacional de la campaña 2019 por comunidades autónomas es la siguiente:

C. A. SolicitudNº beneficiariosSuperficie (ha)Importe (€)
ANDALUCIA1785.459,37893.866,74
ARAGON49918.046,022.586.565,34
P. ASTURIAS902.081,80236.576,10
I. BALEARES34708,64101.885,42
CANTABRIA692.647,09416.978,10
CASTILLA – LA MANCHA57327.060,912.782.528,00
CASTILLA Y LEON58933.227,233.531.359,63
CATALUÑA2155.117,99799.468,46
COM. VALENCIANA2047.102,90733.940,41
EXTREMADURA43132.574,584.129.737,80
GALICIA2132.561,97533.784,03
MADRID232.680,57302.889,45
MURCIA21101,0720.778,55
NAVARRA641.994,11325.955,76
PAIS VASCO51503,3886.528,36
LA RIOJA801.019,52119.211,92
TOTAL3.334142.887,1517.602.054,07

Los buenos resultados de la campaña 2019 de las medidas destinadas a los jóvenes agricultores se deben, por un lado, a que las convocatorias de ayudas a la primera instalación (en el marco de los programas de desarrollo rural de las comunidades autónomas) siguen siendo muy atractivas. Y, por otro, al incremento del pago complementario, en el que se duplicó el importe que venía percibiendo cada agricultor joven a partir de la campaña 2018, pasando del 25 al 50 por ciento del importe medio de los derechos activados.

¿Te ha gustado este artículo?

Se el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

Acepto los términos y condiciones y protección de datos


Descubre nuestra Tienda online: