Claves para el cultivo de frutas tropicales como la pitahaya

Las frutas tropicales como la pitahaya o el mango, entre otros, han encontrado un excelente tierra de cultivo en nuestro país. Por nuestro clima, se acomodan bien a numerosos suelos, en particular en la llamada Costa Tropical de Andalucía.

Este es el caso de frutas como el mango o el aguacate (de sobra conocidos) pero de un tiempo a esta parte también han entrado con fuerza otros cultivos sumamente interesantes.

Por su alto valor, os hablamos sobre un cultivo muy actual hoy en día en España: la pitahaya. Si quieres saber más sobre otras frutas tropicales, en nuestro blog podrás encontrar un artículo sobre el cultivo del mango y sus peculiaridades.

¿Qué es la pitahaya?

La pitahaya es una planta de la familia de los cactus, por lo que es bastante resistente a las sequías. La planta de la pitahaya tiene tallos largos triangulares y aplanados. Se asemeja bastante a la de una chumbera (tradicional de nuestro país) pero con hojas más largas, planas y estrechas. Es una especie de cactus que suele enredarse en los árboles próximos alimentándose de la humedad de sus cortezas y trepa por las ramas.

La flor de la pitahaya es un auténtico espectáculo, pero muy sensible (apenas puede durar horas, porque le afecta mucho el calor, por eso se abre por la noche su aroma atrae a numerosos insectos. Se autofecunda pero también puede cruzarse, y como florece por la noche son los murciélagos los mejores polinizadores en su medio natural.

Por la peculiar forma de su fruto, a la pitahaya también se le conoce como fruta del dragón o fruta escamosa. Comienza siendo de color verde que pasa al amarillo o rosa fucsia según el cultivar, a medida que se desarrolla, ofreciendo una piel escamosa de cuya especial característica surgió su nombre «pitahaya», que en haitiano quiere decir fruta escamosa.

Otra similitud que tiene con los higos chumbos, como buen cactus que es, es que la corteza del fruto tiene espinas, que hay que quitar cuidadosamente antes de cosechar el fruto para evitar males mayores. Lo bueno es que se desprenden con mucha facilidad. Es una fruta sabrosa que contiene una pulpa suave, dulce y blanda, eso sí: con algunas pepitas que no perjudican al gusto.

¿Cuáles son las claves del cultivo de la pitahaya?

Los principales productores del mundo de pitahaya son Nicaragua (máximo productor en Centroamérica), Colombia, Perú y Ecuador (en Sudamérica), Vietnam (en el sudeste asiático), Tailandia, Malasia e Israel.

España ha entrado en la lista de grandes productores de pitahaya, pero aún está lejos de ser un gran exportador. En cualquier caso, se da bien en nuestro país por las condiciones de los suelos, pero debemos estar pendientes de sus necesidades para la proliferación del cultivo.

Productos ricos en sulfatos y materia orgánica

La pitahaya tiene algunas características agronómicas especiales, que hay que tener en cuenta para su manejo y nutrición.

En primer lugar, es importante saber el tipo de suelo que disponemos para su desarrollo. Es un cultivo que se desarrolla bien en suelos con pH ligeramente ácidos, oscilando los valores óptimos entre 5,5 – 6,5. El valor del pH está directamente relacionado con la disponibilidad o deficiencia de algunos nutrientes. El cultivo de pitahaya es muy susceptible a suelos con estructura propensa al encharcamiento, pudiendo provocar problemas por asfixia radicular.

Por ello, aunque lo ideal es realizar un análisis de suelo para poder tomar una mejor decisión, te podemos ofrecer algunos productos ricos en sulfatos y materia orgánica para mejorar las condiciones físicas y químicas del suelo.

Fertilizantes de Sulfato de Amonio Deiba

Fertilizante sólido compuesto por sulfato de amonio 21%.

El sulfato de amonio es principalmente utilizado donde se necesita incorporar nitrógeno (N) y azufre (S) para satisfacer necesidades nutricionales de plantas en crecimiento. Provee a la planta de una excelente fuente de azufre que tiene
numerosas funciones en el desarollo de la planta, como por ejemplo la síntesis de proteínas.
Como la fracción nitrogenada está presente en forma de amonio, el sulfato de amonio es frecuentemente utilizado en suelos anegados para la producción de arroz, donde los fertilizantes a base de nitrato generan desnitrificación del suelo.

Modo de aplicación:

Recomendable la incorporación del material en el suelo directamente tan pronto como sea posible previamente a la aplicación de un riego o una precipitación prevista.

 

Acidos Húmicos Secos

Ácidos Húmicos y Fúlvicos bioactivos solubles, procedentes de Leonardita americana de alta pureza y calidad. Contiene características físico-químicas y biológicas del suelo agrícola. Se trata de una enmienda orgánica natural, que mejora las características del suelo y su estructura, aumentando la capacidad de intercambio catiónico y la vida microbiana.

Mejora la fertilidad general del suelo y favorece el desarrollo radicular y el crecimiento de las plantas. Incrementa la capacidad de retención de agua y reduce las pérdidas por lixiviación de nutrientes.

Dosis y modo de empleo:

Su uso está aconsejado en determinados momentos del cultivo, como post-trasplante, crecimiento, inicio de brotación, prefloración, cuajado y desarrollo del fruto.

Principales aplicaciones:

  • Frutales
    • Dosis: 2 – 3 kg/Ha
    • Observaciones: repetir las aplicaciones hasta alcanzar una dosis anual total de 8-15 kg/Ha.

Abono con Ácidos Húmicos y Hierro Quelatado

Producto especial a base Hierro (Fe) quelatado con EDDHA junto con Ácidos Húmicos bioactivos solubles.

Posee una elevada cantidad de isómeros de hierro en posición orto-orto, otorgándole una alta persistencia en suelos calcáreos y alcalinos, a su vez isómeros de hierro en posición orto-para, otorgando al producto un efecto de corrección rápida de clorosis férrica.

Produce un efecto sinérgico con beneficios importantes en nutrición y actividad vegetativa por efectos del agente quelatante, produciendo una quelatación completa que, junto con el extracto húmico lo convierte en una solución eficaz para corregir la clorosis férrica.

Dosis: Las dosis variarán en función del momento de desarrollo del árbol, las dosis se repartir en 2-3 aplicaciones a lo largo del año, realizando la primera aplicación al inicio de la brotación, repitiendo repitiendo la aplicación a los 30-40 días.

  • Arboles jóvenes: 10-30 gr/árbol
  • Entrada en producción: 30-50 gr/árbol
  • Árboles en producción (porte mediano): 50-130 gr/árbol
  • Árboles en producción (porte grande): 130-160 gr/árbol

 

Abonos MC HUMIFULVIC

MC HUMIFULVIC es un abono órgano-mineral NK de origen natural de elevada riqueza en materia orgánica necesaria para toda la agricultura, debido a la carencia de la misma que poseen nuestros suelos y a su fácil aplicación.

Su uso mejora la estructura del suelo mediante la reducción de la compactación, aumento de la absorción de nutrientes, estimulación del metabolismo de la planta, desarrollo de las raíces, y mejora la porosidad y la aireación del suelo, además de favorecer el desarrollo de la actividad microbiana. Mejora el desarrollo de plantas y frutos.

Dosis por aplicación Radicular: 40-100l/Ha

Entre las propiedades de MC HUMIFULVIC se da la aportación directa de compuestos húmicos y fúlvicos que favorecen el desarrollo de los cultivos e inciden de forma beneficiosa en el crecimiento de las plantas. Mejora además la absorción de NPK y micronutrientes

 

¿Y si buscamos un abonado específico de la pitahaya?

Para realizar un abonado específico sería recomendable algún análisis de suelo, que es la mejor manera de conocer el estado del mismo, para acertar con los nutrientes que necesita la pitahaya.

Sin embargo, es sabido que la relación de necesidades de nutrientes (o proporción de nutrientes) en pitahaya es aproximadamente de 2-1-3 o 2-1-4 según riqueza de potasio en el suelo.

En definitiva, lo que seguro que necesitará es un suplemento de potasio, porque sabemos que es un elemento esencial encargado de mejorar los procesos de cuajado y tamaño de fruto. En ese sentido, para acertar con el cultivo de pitahaya, un fertilizante del tipo NPK alto en potasio es una buena opción con la que ayudaremos a su crecimiento:

 

Fertilizante NPK 8-6-36

Fertilizante foliar de alta concentración y calidad contrastada, que suministra a los cultivos el alimento necesario. Contiene los macroelementos NPK fundamentales y los microelementos en proporciones idóneas para sus necesidades. Solución de abono potásico con Fósforo y Nitrógeno, y enriquecido con Boro.

Dosis

  • Aplicación foliar: 300-500 ml/hl
  • Aplicación radicular: de 5-10 l/ha

Composición
Contenido declarado (p/v):
Nitrógeno (N) total: 8,00%; Anhídrido Fosfórico (P2O5) soluble en agua y citrato amónico: 6,00%; Óxido de Potasio (K2O) soluble en agua: 36,00%; Boro (B): 0,13%.
pH (en mezcla): 6,5-7
Aspecto: color azul oscuro

 

Nitrofoska 14 ENTEC Perfect 14+7+17 Abono complejo NPK

Compra abono complejo NPK (Mg-S) 14-7-17 (2-22,5) Nitrofoska 14 con Inhibidor de la nutricicación DMPP, potasio procedente exclusivamente de sulfato, magnesio, azufre y microelementos.

Mejora la vigorosidad de la planta gracias a la incorporación de nutrientes como Nitrógeno,Potasio, Fósforo, Magnesio o sulfuro, además, evita la nitrificación que empobrece la calidad del suelo.

  • Dosis orientativas de abonado:
    • Cultivo                                Dosis (kg/ha)
    • Frutales hueso (melocotón)     700-1.000
    • Frutales pepita (Manzana)        400-600
Todas las recomendaciones son orientativas. Será por tanto necesario conocer, con anterioridad la producción esperada, estado fenológico del cultivo, densidad de plantación,… así como acompañar a toda esta información, si es posible, análisis de suelo, foliares y del agua de riego, con tal de ajustar mejor nuestra recomendación de abonado.

Solución de Abono NK 3-31

Fitonutriente indicado para la prevención y corrección de las carencias de potasio y para favorecer una óptima maduración y alcance de calidad de los frutos. Contiene en su formulación EDTA libre, que proporciona una mejor absorción del potasio por vía foliar.

Se recomienda su aplicación en la época de mayor actividad metabólica como desarrollo de frutos, promoviendo su engorde, maduración y cualidades organolépticas.

Dosis y modo de empleo     

En fertirrigación dosis general de 40-60 l/ha, repartidos a lo largo del ciclo, pero especialmente coincidiendo con los momentos de máximo desarrollo de los frutos.

En caso de mezclas con productos fitosanitarios sensibles al fenómeno de hidrólisis alcalina, se recomienda acidificar el caldo de aplicación hasta alcanzar un pH neutro o ligeramente ácido antes de la adición de este producto.

Compatibilidades

Es compatible con fitosanitarios y fertilizantes solubles excepto aquellos de reacción ácida. Se recomienda hacer una pequeña prueba antes de usar.

 

La mejor estrategia de fertilización para la pithaya

Y para terminar, os aconsejamos tener buena estrategia de fertilización para obtener una calidad excepcional en cosecha. La clave puede ser la adición de algún bioestimulante además del NPK. En Sembralia somos expertos en bioestimulación y disponemos de una amplia gama de bioestimulantes para todo tipo de cultivos:

Madura frutos MC azucar fruit

Diseñado para mejorar la maduración de los frutos, elevando los niveles de azúcar en frutos. Sus ingredientes han sido seleccionados para conseguir una maduración más homogénea, con un aumento de los grados Brix (ºBrix) del fruto y una mayor precocidad en la recolección. Aporta materia orgánica, aminoácidos y oligosacáridos, logrando inducir y potenciar los niveles en fruto de diversos mono, oligo y polisacáridos.

Mejora las propiedades organolépticas de los frutos obtenidos aumentando su peso, brillo, firmeza, intensidad de color y sabor.

Dosis

  • Aplicación foliar: 200-400 ml/hl
  • Aplicación radicular: 20 l/ha

Se recomienda un mínimo de 2 a 3 aplicaciones dependiendo del cultivo.

Abono NPK con Extracto de Algas

Fertilizante líquido a base de NPK y un alto contenido en algas frescas con un elevado poder enraizador. Favorece el desarrollo de nuevas raíces, la absorción de agua y nutrientes por vía radicular, el crecimiento de yemas laterales, la fructificación y la calidad de la cosecha.

Dosis y modo de empleo

Las aplicaciones coincidirán con los momentos críticos del cultivo: trasplante, crecimiento activo, prefloración, cuajado, engorde del fruto y maduración, así como los momentos de estrés debidos a altas temperaturas, plagas, herbicidas y exceso o falta de agua.

Cítricos, Frutales, Olivar y Viña

    • Aplicación foliar
      • Dosis: 250-400 cc/hl de agua
      • Observaciones: repetir según necesidades, se recomienda un volumen de caldo adecuado para mojar las partes verdes del cultivo sin producir goteo por escurrimiento.
    • Fertirrigacion
      • Dosis: 5-15 L/ha y aplicación.
      • Observaciones: aplicar en brotación primaveral y repetir durante el cuajado de los frutos y en la postcosecha.

 

¿Qué necesidades tiene una planta tropical como el mango?

 

El mango es una especie muy sensible a altos contenidos de carbonatos en el suelo. El pH del suelo es un factor limitante en el cultivo de mango. Un pH elevado o excesivamente alcalino, está directamente relacionado con la dificultad de asimilación de algunos nutrientes como el Hierro (Fe) por parte de la planta provocando fitopatologías como la clorosis férrica.

Para evitarlo o corregirlo, se precisan elevadas aportaciones de quelatos de hierro, tipo EDDHA para que sean fácilmente asimilables por las plantas.

Por ello, le recomendamos algunos productos (entre muchos) disponible en nuestra tienda Sembralia.

Productos de la Tienda Sembralia recomendados para el mango:

INB Quelatos de Hierro:

Producto especial a base Hierro (Fe) quelatado con EDDHA junto con Ácidos Húmicos bioactivos solubles.

Posee una elevada cantidad de isómeros de hierro en posición orto-orto, otorgándole una alta persistencia en suelos calcáreos y alcalinos, a su vez isómeros de hierro en posición orto-para, otorgando al producto un efecto de corrección rápida de clorosis férrica.

Produce un efecto sinérgico con beneficios importantes en nutrición y actividad vegetativa por efectos del agente quelatante, produciendo una quelatación completa que, junto con el extracto húmico lo convierte en una solución eficaz para corregir la clorosis férrica.

Dosis: Las dosis variarán en función del momento de desarrollo del árbol, las dosis se repartir en 2-3 aplicaciones a lo largo del año, realizando la primera aplicación al inicio de la brotación, repitiendo repitiendo la aplicación a los 30-40 días.

  • Arboles jóvenes: 10-30 gr/árbol
  • Entrada en producción: 30-50 gr/árbol
  • Árboles en producción (porte mediano): 50-130 gr/árbol
  • Árboles en producción (porte grande): 130-160 gr/árbol

 

Ferrilene:

Corrector de carencia de hierro Ferrilene está indicado para corregir la clorosis provocada por la falta de hierro en la planta. Especialmente indicado para condiciones de suelo adversas.

Quelato de hierro (Fe) para todo tipo de suelo y condiciones adversas para la absorción. Prevención y cura de la clorisis férrica.

FERRILENE es una línea completa de productos compuestos por los mejores quelatos de hierro, que se adaptan a las diferentes situaciones adversas con deterioro en la disponibilidad de hierro en el suelo.

FORMULACION: microgránulos soluble

Alta eficiencia agronómica. Línea completa para todo tipo de suelo. CARACTERISTICAS: FERRILENE 4,8, quelato de hierro con el 4,8% en la forma ORTO-ORTO, previene y cura la clorosis férrica aún en las condiciones más dificiles de pH.

Dosis: 5-30 kg/ha y aplicación.
Observaciones: En tierras arenosas se recomienda utilizar las dosificaciones mínimas y repetir después de 20-30 días.

 

 

MC BOTAMIX FERRO:

Abono a base de aminoácidos libres, obtenidos por hidrólisis de proteínas de origen animal y Hierro, que al aplicarse de manera conjunta constituyen un fertilizante de alta eficacia y rápida absorción. Está especialmente indicado cuando se necesite una rápida demanda de Hierro en el cultivo.

Dosis

  • Aplicación foliar: utilizar entre 300-500 ml/Hl.
  • Aplicación radicular: de 6 a 10 l/Ha.

Las experiencias muestran que las sales de Hierro inorgánicas son generalmente ineficaces en el tratamiento de la clorosis férrica, tanto en el abono foliar como en la aplicación en el suelo, como consecuencia del hecho que el Hierro se vuelve rápidamente insoluble en forma de óxidos. Debido a esta razón se utilizan quelatos de Hierro que hacen que el Hierro sea fácilmente utilizado por las plantas.

En agricultura ecológica, NO APLICAR en las partes comestibles del cultivo.

La fertilización es un proceso fundamental para mantener los olivos jóvenes en buenas condiciones.

 

Cuando llega el comienzo de la primavera, toca pensar en los cuidados que necesitan los olivares, más aún si se trata de olivos jóvenes. Y es que en todo plan de cultivo se deben incluir etapas concretas de cuidados, como son la poda, los injertos, la cosecha… y la fertilización.

En olivar se suele comenzar a realizar el abonado a la salida del reposo, cuando la savia de los árboles comienza a movilizarse (aproximadamente en el mes de marzo), y dura hasta septiembre más o menos, ya esperando la cosecha (dependiendo de cada caso).

¿Qué debemos saber para elaborar un plan de abonado?

El olivo es una especie típicamente mediterránea adaptada al clima de la zona. Se trata de una especie presente en los paisajes de la península ibérica como un elemento más de los ecosistemas mediterráneos y de la cultura. Aunque es una especie rústica presenta también una serie de requisitos que limitan su área de distribución preferentemente a zonas de clima mediterráneo.

Es sensible a las heladas, si bien puede soportar temperaturas hasta -10 °C, aunque la resistencia al frío es una característica varietal. Las altas temperaturas son perjudiciales, sobre todo durante el periodo de floración.

Y aunque se encuentran olivos en muy variadas zonas, parece desarrollarse mejor en áreas con una pluviometría comprendida entre los 600-800 mm/año. Por eso, debemos conocer bien la composición del suelo y el clima al que se van a enfrentar nuestros olivos, para poder elaborar un buen plan de fertilización.

¿Cuáles son los enemigos principales de los olivos?

Hay varios insectos que lo atacan: la Psilla o pulga del olivo y la cochinilla, que chupan la savia de esta planta (la Psilla se posa alrededor de los peciolos de las hojas y de los pedúnculos florales).

La llamada mosca del olivo deposita sus huevos en los frutos cuando estos son aún pequeños, ya la larva, con su voracidad, come la pulpa de las olivas; a veces una misma oliva contiene varias larvas. Otro insecto nocivo, pero no tan corriente, es la cantárida, que ataca los tallos tiernos y malogra la cosecha futura.

La Psilla es de tamaño muy pequeño y difícil de destruir; la cochinilla se puede destruir frotando las ramas del olivo atacado con trapos empapados en vinagre o lechada de cal; contra el gusano de la aceituna dan buen resultado las soluciones de arseniato de plomo; las cantáridas pueden ser recogidas en las primeras horas del día, pues entonces están como atontadas y, sacudiendo las ramas del olivo, aquellos insectos caen al suelo, recogiéndose en grandes lienzos que se extienden previamente debajo del árbol.

Los olivos sufren también diversas enfermedades parasitarias; así, el moho amarillo o verdoso y la negrura; el moho se desarrolla en los olivares plantados en terrenos excesivamente húmedos, y para combatir la enfermedad hay que desecar el terreno; la negrura aparece en olivos con ramaje excesivamente espeso, que priva a las olivas de recibir ampliamente el sol y el aire; para combatir esta enfermedad hay que podar adecuadamente el olivo, haciendo que entren amplimante, en el espesor de su ramaje, el aire y el sol.

 

Plan de abonado para olivos jóvenes

Independientemente que el cultivo de los olivos sea en fertirrigación o secano, proponemos un plan de abonado con los siguientes productos para tus olivos jóvenes.

Presta atención al plan de abonado perfecto para los olivos, porque la clave también radica en su dosificación y época de aplicación:

Abono NP con aminoácidos y molibdeno.

  • Favorece los procesos de floración y polinización del cultivo (producción y calidad del polen, elongación del tubo polínico, fecundación).
  • Mejora el proceso de cuaje y amarre de frutos, así como el crecimiento y engorde de los mismos, así como de tubérculos.
  • Su contenido en aminoácidos supone un ahorro energético para el metabolismo vegetal y potencia la absorción del fósforo y molibdeno.

Composición: Nitrógeno (2,6%), Pentóxido de fósforo P2O5 (11,4%), Aminoácidos (5%), Molibdeno (6%)

Comienzo de aplicación: Marzo-abril

Repeticiones: 4 Repeticiones cada 15 días hasta final de floración (mayo-junio).

Dosis:

  • Foliar: 150 cc/hL.
  • Riego localizado: 1 L/ha

Abono Nitrogenado con Ca y Mg.

 

INB Ca-Mg actúa como mejorador de la estructura celular de las plantas (hojas, frutos, tallos) recubriendo los puentes de Ca y Mg de la pectina y lignina. Mediante esta tecnología, los frutos, hojas y tallos de las plantas se verán reforzados, mejorando su integridad y disminuyendo la aparición de fisiopatías relacionadas con la mala absorción de este elemento.

Composición: Nitrógeno (10%), Óxido de Calcio CaO (15%), Óxido de Magnesio MgO (2%), Boro (0,05%), Cobre (0,04%), Hierro (0,05%), Manganeso (0,1%), Molibdeno (0,001%), Zinc (0,02%).

Dosis: 4 – 6 L/ha (de 2 a 4 aplicaciones).

Comienzo de aplicación:

A partir de caída de pétalos (mayo-junio)

Repeticiones:  4 repeticiones cada 15 días hasta periodo de cuajado (julio).

Abono NK 3-31.

Fitonutriente indicado para la prevención y corrección de las carencias de potasio y para favorecer una óptima maduración y alcance de calidad de los frutos. Contiene en su formulación EDTA libre, que proporciona una mejor absorción del potasio por vía foliar.

Composición: Nitrógeno (3%), Óxido de potasio K2O (31%), Agente Quelatante (1%).

Modo de empleo: de 3 a 5 aplicaciones durante la fase de engorde y maduración (a partir de julio a septiembre cada 15 días).  En caso de mezclas con productos fitosanitarios sensibles al fenómeno de hidrólisis alcalina, se recomienda acidificar el caldo de aplicación hasta alcanzar un pH neutro o ligeramente ácido antes de la adición de este producto.

Dosis:

  • Foliar: 300  cc/hL. Cuando se utilicen agua de pH básico, añadir antes al caldo 250 cc de Spray pH Ideal por 1.000L de agua con el fin de obtener un caldo aproximado de pH 6-7
  • Riego localizado: 2 L/ha

 

 

Soluciones Sembralia para tus olivos jóvenes

En Sembralia Tienda de un amplio catálogo de productos para fertilización de olivar donde existe un gran abanico de posibilidades. Y además, tenemos a disposición de nuestros clientes un servicio gratuito de asesoramiento, mediante el cual el equipo de ingenieros agrónomos responderá a todas las preguntas que planteen relacionadas con la agronomía.

 

AUTOR: Ignacio Sánchez de Ibargüen  Ingeniero Agrónomo de Sembralia.


Para setos, césped, árboles y plantas de flor, el hierro es un elemento imprescindible para su crecimiento y desarrollo.

  El hierro es fundamental en muchos procesos esenciales de las plantas como cantidad de clorofila, fotosíntesis, respiración, etc. y la falta del mismo causa problemas muy graves o incluso la muerte del vegetal para casos extremos. El síntoma más usual es amarilleamiento de hojas jóvenes de la planta.

La clorosis férrica se produce mediante el bloqueo en el suelo del hierro o simplemente por deficiencia o ausencia. En la mayoría de los suelos se suele tener un pH superior a 7, siendo imprescindible el uso de quelatos de hierro, agentes protectores-transportadores del ion hierro y materia orgánica, para que este microelemento pueda llegar a la raíz y ser asimilado.

En Sembralia disponemos de varias marcas que pueden ser interesantes para ti. Todos nuestros productos con Quelatos son perfectos para combatir la clorosis férrica en los cultivos y plantas, aunque habrá que aplicar una dosis adecuada para tus plantas de jardín, ya que no será lo mismo en árboles que en macetas con flor. Teniendo siempre en cuenta que es mejor realizar aplicaciones con baja dosificación y más repeticiones que, al contrario.

¿Qué producto de hierro aplicar, en qué dosis y frecuencia?

Dependiendo de las necesidades, como hemos comentado, existen diferentes productos disponibles en Tienda Sembralia. Aquí os detallamos las características, peculiaridades y frecuencia de uso de cada una de ellas:

Abono con ácidos húmicos y Quelatos de Hierro (Fe) de INB:

Se trata de un abono que contiene un 4% de Quelatos de hierro en posición orto-orto, otorgándole una mejor y rápida absorción para las plantas. Además de esto, posee gran cantidad de ácidos húmicos y fúlvicos (21%), aplicando un efecto mejorador en el suelo (materia orgánica, mejora de estructura y absorción de nutrientes, pH óptimo, etc..) siendo un producto muy completo.

Contiene, además, un elevado contenido en extractos húmicos de alta pureza y calidad que proporciona numerosos beneficios a la estructura y fertilidad del suelo, y un mayor desarrollo radicular del cultivo. INB es una formulación a base de micro gránulos dispersables en agua 100% solubles.

Dosis: En árboles y setos 15-30 gramos por cada 100L de agua. Para macetas con flor 1g/maceta. Unas 4 o 5 aplicaciones dejando 20-30 días de plazo entre cada aplicación.

Precio por kg: 13,57€ ·    

 

 

Corrector de Carencias de Hierro Ferrilene de Valagro:

Corrector de Carencias de Hierro Ferrilene 4,8. 1 KgSe trata de un abono especialmente indicado para corregir la clorosis férrica en las plantas incluso en condiciones difíciles de pH. Contiene un 4,8 % de Quelatos de hierro en posición orto-orto, otorgándole una mejor y rápida absorción para las plantas.

FERRILENE es una línea completa de productos compuestos por los mejores quelatos de hierro, que se adaptan a las diferentes situaciones adversas con deterioro en la disponibilidad de hierro en el suelo.

Dosis: Para árboles aplicar 10-20 gramos por cada 100L de agua. Para macetas con flor 1g/maceta. Unas 4 o 5 aplicaciones dejando 20-30 días de plazo entre cada aplicación.

Precio por kg: 19,86 €  

 

 

Microstep especial Fe:

Abono especial para combatir la clorosis férrica de todo tipo de cultivos. Contiene isómeros de Fe Quelatados por EDDHA (5%) para una absorción óptima en suelos susceptibles a deficiencias de este micronutriente. Abono ecológico de micronutriente que evita las carencias nutricionales

Dosis:

  • Para árboles aplicar 5-15 gramos para árboles y setos.
  • Para macetas con flor 1g/maceta.

Unas 4 o 5 aplicaciones dejando 20-30 días de plazo entre cada aplicación.

Precio por kg: 21,40 €          

 

 

 

AUTOR: Ignacio Sánchez de Ibargüen  Ingeniero Agrónomo de Sembralia.

¿Te ha gustado este artículo?

Se el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

[contact-form-7 404 "No encontrado"]

En Sembralia ahondamos en la normativa europea sobre fertilizantes agrícolas, a la hora de potenciar el desarrollo de insumos agrarios. 

 

Pocos productos fertilizantes se adecuan como lo hace Poly4 a los objetivos del Pacto Verde europeo. Y es que en ese acuerdo entre países de la unión se decretó apostar por la sostenibilidad ambiental. Los productos fertilizantes agrícolas no pueden ser ajenos a los objetivos de desarrollo de la Unión Europea. Por eso, debemos ser respetuosos con el medio ambiente en todas y cada una de las prácticas agrícolas. El desarrollo de fertilizantes de origen natural como Poly4 es un buen ejemplo de esa sintonía entre agricultura y sostenibilidad. 

 

 ¿Qué es Poly4 y por qué es un fertilizante sostenible? 

 Poly4 se trata de un fertilizante no químico (a base de polihalita) es una simple granulación de un mineral en polvo. El procesamiento único de Poly4 garantiza una gran reducción de la huella de carbono respecto a otros procesos de fabricación de productos fertilizantes. De hecho, respecto a la fabricación sostenible de Poly4, obtiene la calificación de «mejor en su clase» con unas cifras de 37 CO eq/t . Esto significa que no se generan residuos durante la granulación del producto y las fuentes de energía utilizadas en su fabricación son sostenibles. Pero aún hay más, ya que Poly4 se ha comprometido en alcanzar la neutralidad del carbono durante su fabricación para el año 2024.  

Poly4, un fertilizante en consonancia con el Pacto Verde europeo 

En Sembralia queremos potenciar el buen funcionamiento de la cadena agrícola y agroalimentaria. Por eso, mediante la distribución de Poly4 esperamos llevar al mercado un producto que sirva de base para un cambio en los planes de fertilización. Y es que los planes de abonado y nutrición actuales se basan en buena medida en productos químicos 

 Lo que Sembralia propone con Poly4 es pasar a un plan de nutrición basado en productos producidos naturalmente, que ayudará a cumplir los compromisos de la UE establecidos en el llamado Pacto Verde Europeo: 

  • Reducción de las pérdidas de nutrientes en al menos un 50% 
  • Apostar productos que no deterioren la fertilidad del suelo 
  • Destinar un 25% del total de tierras de cultivo a la agricultura orgánica 

 Poly4 es – sin duda – un fertilizante que cumple con la normativa europea, y que actúa en consonancia con el Pacto Verde. Es, por tanto, uno de los pocos insumos agrarios que a día de hoy es capaz de cumplir estos objetivos, especialmente dado que es una gran fuente de K2O orgánico (fundamental para todas esos 25 millones de hectáreas que se proyecta que se convertirán en orgánicas en los próximos 9 años). 

Normativa europea sobre productos fertilizantes 

El Reglamento (UE) 2019/1009 del Parlamento Europeo y del Consejo establece una serie de normas sobre la puesta a disposición en el mercado de los productos fertilizantes de la Unión Europea.  

En Sembralia hemos querido contribuir al desarrollo de esta normativa sobre fertilizantes e insumos agrarios, por lo que hemos presentado una serie comentarios sobre la regulación, ya que nosotros somos distribuidores de fertilizantes organo-minerales en Europa.  

En particular, hemos querido aportar al debate información específica sobre Poly4, un fertilizante a base de polihalita del que ya os hemos hablado en otras ocasiones. Poly4 es un producto agrícola que está fabricado por Anglo American Crop Nutrients dentro del interesante Proyecto Woodsmith en el Reino Unido. 

 

Mildiu en tomateras

El Mildiu se trata fácilmente con fitosanitarios correctamente aplicados.

El uso de bioestimulantes y fertilizantes agrícolas nos ayudará a combatir el Mildiu en tomates, pero también en otros cultivos. En el artículo de hoy os contamos acerca del Mildiu en tomateras: acabar con los hongos en invernadero. 

Las plantas afectadas por el Mildiu se caracterizan por manchas de color verdoso claro que se va tornando de amarillento a marrón en la haz de las hojas. Además, si tiene Mildiu en el envés puede aparecer una pelusa grisácea, pero no siempre. Otro síntoma evidente del Mildiu es que las hojas suelen secarse y caerse, y también pueden verse afectados los tallos no lignificados.

¿Qué es el Mildiu?

Mildiu es el nombre que se da a varias enfermedades criptogámicas que atacan a las plantas. Están causadas por oomicetos de la familia peronosporaceae.

Estas enfermedades, que se propagan por esporas, se producen durante los periodos lluviosos en conjunción con temperaturas elevadas, superiores a 25°C. En estas condiciones, la plaga se extiende rápidamente.

El Mildiu más conocido es Plasmopara viticola, que ataca a la vid. Otras especies son el mildiu de la espinaca (Peronospora farinosa), el de la soja (P. manshurica), y otros que atacan a la cebolla, la papa (Phytophthora infestans), el tomate, la lechuga, etc. En todos los casos, el rendimiento de los cultivos merma de manera considerable, ya sea porque causan la muerte de las plantas afectadas, si son herbáceas, como por la defoliación que causan a las leñosas.


TRATAMIENTO DE CHOQUE PARA EL MILDIU:

Para el mildiu y el tamaño del invernadero que tiene le recomiendo dos productos. Mildiu en tomateras: acabar con los hongos en invernadero. Si ya tiene mildiu en las tomateras le recomiendo que utilice Race S Plus.

Fungicida natural Race S Plus

Fungicida natural Race S Plus

 

Insecticida fungicida en polvo para el control de bichos y plagas en los cultivos. Evita el uso innecesario de azufre, perjudicial para las plantas y los animales.

Es un producto elaborado con partículas micronizadas perfectamente y homogéneamente para conseguir una perfecta distribución del mismo en espolvoreos. Está indicado para potenciar el poder secante de la bentonita al mezclarlo con azufre micronizado, aportando una acción repelente de plagas producidas por insectos y hongos.

Es una alternativa perfecta para evitar aplicaciones excesivas de azufre que pueden ocasionar toxicidades en el vegetal y fauna auxiliar. La acción conjunta de la bentonita con el azufre reduce significativamente los daños ocasionados por la acción de mayores concentraciones de azufre para los mismos efectos.

Leer instrucciones, ficha de seguridad. Las diferentes dosis se pueden variar en función a las necesidades especiales de cada caso, siempre que estén recomendadas por personal técnico para no producir carencias o toxicidades.

 

 

 

APLICACIÓN PREVENTIVA FRENTE AL MILDIU:

Fungicida y bactericida Cobreluq [1/2 kg]Para futuras veces, es siempre recomendable dar un tratamiento preventivo con Cobreluq-50.

Cobreluq-50.

Fungicida y bactericida Cobreluq 50 de acción preventiva. Otorga una persistencia sobre los vegetales contra virus y bacterias nocivos.

  • USOS. COBRELUQ-50 es un fungicida/bactericida de acción preventiva. Excelente formulación que otorga buena persistencia sobre la superficie vegetal.
  • DOSIS Y MODO DE EMPLEO. Aplicar en pulverización normal a las siguientes dosis: Cítricos: contra aguado, también tratamiento en otoño, pulverizando hasta una altura de 1,5 metros al 0,1% (100 g/100 litros); contra bacteriosis, fomopsis y otros hongos endófitos, pulverizar al 0,2% (200 g/100 litros). Cucurbitáceas: al 0,3% (300 g/100 l). Ajos, cebolla y chalote: al 0,3-0,35% (300-350 g/100 l). Resto de cultivos: al 0,3-0,4% (300-400 g/100 l). Añadir agitando, evitando la formación de grumos, la cantidad necesaria de producto sobre un pequeño volumen de agua, y mezclar esta papilla con el resto del líquido. Se recomienda preparar la cantidad de caldo a utilizar para evitar guardar restos para el día siguiente.

Los frutos rojos (también llamados berries) son mucho más que una moda pasajera

En la provincia de Huelva se concentra la mayor producción de frutos rojos de toda Europa

El campo español siempre está en continuo cambio y crecimiento en relación a número de hectáreas que se utilizan para producción agrícola, buscando cultivos de alto valor (que den una buena rentabilidad, como pasa con los frutos rojos o berries). Los agricultores paulatinamente se adecuan a las demandas del mercado, para luchar contra la dura competencia y los escasos márgenes de beneficio.

Es por ello que continúa el crecimiento exponencial de la demanda de cultivo de berries en España, un cultivo en el que muchos agricultores han visto una oportunidad porque los frutos rojos son un cultivo de alto valor.

Los frutos rojos también son popularmente conocidos como berries (por su nombre en inglés).

Hablar de los berries es hablar de la provincia de Huelva, espacio donde está la concentración más importante de producción de frutos rojos en Europa, destacando el éxito de la comercialización de estos productos. Es cierto que siempre se ha relacionado a Huelva con el cultivo de fresa, pero la última tendencia de consumo en frutos como arándano, frambuesa y mora ha disparado la producción en esta zona. Quizás esta tendencia mundial de aumento de consumo se deba a las características antioxidantes y alto contenido en vitaminas de estos frutos rojos, ante un consumidor que cada vez busca alimentos más saludables.

Necesidades agronómicas de los frutos rojos o berries

Los berries son cultivos que necesitan una inversión importante en instalaciones, mano de obra y gestión. Además, el cultivo de frutos rojos necesita tener un agricultor muy especializado para su manejo.

Debido a su importante valor comercial, es bueno saber los requerimientos nutricionales y tipología de producto necesario. Desde Sembralia te contamos cómo satisfacer sus demandas de los berries, y llegar a los números esperados en la cosecha.

En primer lugar, para acertar con la nutrición de berries es importante conocer primero el tipo de suelo de nuestra plantación, ya que según el suelo tendremos que proporcionar algunas enmiendas o productos para su aclimatación. Por ello, siempre aconsejamos un análisis de suelo previo al cultivo de berries, o de cualquier otro tipo de cultivo, para conocer el contexto en el que se va a desarrollar nuestra plantación:

  1. La fresa, por ejemplo, prefiere suelos de textura media con buena aireación y con un pH medio. Si tenemos suelos ácidos habrá que prestar atención a las deficiencias de calcio y magnesio. Si es alcalino podría haber problemas con micronutrientes como zinc y hierro.
  2. La frambuesa, se adapta a suelos diversos, pero no tolera bien los suelos arcillosos y con mal drenaje.
  3. El cultivo de arándano prefiere suelos arenosos y con pH ácido. Si tenemos suelos alcalinos habrá que recurrir a enmiendas orgánicas o azufre para intentar acondicionar el pH del suelo.

 

¿Qué tipo de requerimientos tiene la planta de berries o frutos rojos?

Además de conocer la composición del suelo, es necesario saber cuáles son las necesidades de las plantas de frutos rojos, en función de su estado fenológico:

  • Crecimiento y desarrollo vegetativo: En esta etapa inicial o ‘despertar’ de la planta, los aportes de nitrógeno son los más importantes. El nitrógeno se relaciona con la molécula de clorofila y proteínas en la planta de frutos rojos, por lo que es fundamental para un correcto desarrollo. En frambuesa son destacables los aportes de nitrógeno.

  • Floración y cuajado: Esta etapa es una de las más importantes y de gran actividad metabólica en la planta de berries. El fósforo es un elemento esencial en época de floración, además de fomentar el desarrollo radicular en la planta, que se encuentra en pleno funcionamiento de absorción de nutrientes. También aquí cabe destacar micronutrientes como el boro y el molibdeno, que afectan a procesos como formación de tubos polínicos y cantidad de polen, por lo que fertilizantes y bioestimulantes ricos en estos nutrientes son una buena estrategia para mejorar la floración e influir directamente en el cuajado de frutos rojos y la futura cosecha.

  • Engorde de frutos: En este estadio fenológico es cuando la demanda de nutrientes es máxima, sobre todo de potasio. Aplicaciones de potasio combinada con calcio, (preferiblemente foliar) favorecerán la formación de paredes celulares, aumento en peso y calibre de frutos y concentración de azúcares.

Por último, no debemos olvidar el papel de los bioestimulantes en el cultivo de berries o frutos rojos. Al igual que los agricultores cada vez son más inquietos, los productos que utilizan para nutrición son más sofisticados y específicos.

Además, cada vez son más los agricultores españoles que aplican estos productos en sus cultivos de berries para combatir condiciones no deseadas ya sea por climatología o alguna enfermedad, y darle un aporte nutricional extra. Los productos más empleados para la bioestimulación de berries son los enriquecidos con aminoácidos (de origen vegetal o animal) y algas especiales como Ascopyllum nodosum.

AUTOR: Ignacio Sánchez de Ibargüen  Ingeniero Agrónomo de Sembralia.

 

 


¿Te ha gustado este artículo?

Se el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

[contact-form-7 404 "No encontrado"]

Descubre los bioestimulantes de INB que tus cultivos necesitan solo en Sembralia:

 

 

Las necesidades básicas de una huerta doméstica se pueden cubrir fácilmente con abonos y bioestimulantes

Para garantizar una buena cosecha es importante conocer la suplementación de los cultivos

 

Una de las preguntas que más se repite en nuestro consultorio agronómico es: «¿qué necesita mi huerto?». Y es que las personas que tienen en su casa una huerta doméstica, para consumo propio o de familiares y amigos, quieren garantizarse una buena cosecha. Independientemente de las condiciones climáticas, sobre las que poco podemos hacer, existe un buen remedio para las necesidades nutricionales del huerto: la suplementación.

En la actualidad existen numerosos abonos y bioestimulantes que pueden cubrir facilmente las necesidades de la mayor parte de los cultivos de huertos. Y es que las plantas que más se suelen cultivar en huerta en nuestro país son:

  1. Tomate (en todas sus variedades: cherry, canario, de pera, RAF…)
  2. Pimiento rojo y pimiento verde
  3. Zanahorias
  4. Cebollas, ajos y cebolletas
  5. Lechugas y escarolas (así como otras plantas de hoja verde)
  6. Col repollo o lombarda. Recientemente se ha puesto de moda el kale
  7. Frutos rojos o berries (fresa, frambuesa y arándano)
  8. Calabacín y calabaza
  9. Rábanos y nabos

Además, los árboles frutales como cítricos (naranjo, limón, pomelo) y leñosos (como parras o melocotoneros) ocupan buena parte de los terrenos de jardines y patios, para que los agricultores aficionados puedan sacar más rendimiento a algunos terrenos colindantes a las casas. Por eso, aquí os recomendamos un producto que si bien no es ‘universal’ suele ser compatible con la mayor parte de los cultivos en huerto. Aplicar abono con aminoacidos y microelementos es bueno para la huerta en sí, porque la mayor parte de las verduras y hortalizas que se suelen cultivar tienen necesidades nutricionales comunes

Abono con Aminoácidos y Microelementos¿Para qué sirve el abono con aminoácidos y microelementos?

En primer lugar, hay que detallar que el abono con aminoácidos y microelementos de INB es una formulación sólida equilibrada a base de micronutrientes quelatados, alto en hierro, y aminoácidos libres esenciales para el cultivo en huerta.

Los microelementos son los elementos nutritivos que, a pesar de ser esenciales, las plantas necesitan en cantidades relativamente bajas, en este grupo encontramos el hierro (Fe), cobre (Cu), zinc (Zn), manganeso (Mn), molibdeno (Mo) y boro (B); de todo ellos el hierro es el microelemento que se necesita en mayor cantidad.

Especialmente indicado para prevenir y corregir estados carenciales de los elementos que contiene en todo tipo de cultivos en la huerta y plantas ornamentales.

En concreto, el abono con aminoácidos y microelementos de INB se presenta en forma de micro gránulos dispersables en agua, ofreciendo una solubilidad completa y una asimilación efectiva tanto a nivel foliar como radicular gracias al aporte de aminoácidos con efecto quelante.

¿Qué composición tiene el abono con aminoácidos y microelementos de INB?

Por su mezcla equilibrada de micronutrientes, aminoácidos esenciales y por su alto contenido en hierro, es el producto ideal para la huerta, porque contiene los siguientes elementos:

  1. Aminoácidos libres (2 % / 100% Glicina): El aminoácido glicina posee una gran acción quelante, esto es la capacidad para unirse con un metal aumentando la estabilidad de este elemento en la disolución y haciendo que aumente la disponibilidad de dicho metal para el cultivo ayudando a que este sea absorbido más fácilmente al hacer que las enzimas vegetales encargadas del transporte de los nutrientes al interior de la planta los reconozcan con mayor facilidad. A su vez como aminoácido la glicina al igual que el boro, el manganeso, cobre y el zinc actúa mejorando el proceso de floración, por lo que se recomienda aplicarlo en los momentos previos a esta para mejorar la calidad del polen y ayudar al cuajado de los frutos.
  2. Nitrógeno (N) (5,6 % p/p) del cual 100% Nitrógeno orgánico: El nitrógeno es el macronutriente esencial para cualquier cultivo, por lo que su aporte es de gran importancia, entre otros muchos procesos el nitrógeno tiene gran importancia en la síntesis de proteínas, en la fotosíntesis, en el aumento del crecimiento y el desarrollo del cultivo al acelerar la división celular y la elongación de las raíces.
  3. Boro (B) soluble en agua (0,5 % p/p): El boro es esencial para múltiples funciones dentro de las plantas, pero cobra especial importancia durante la floración y el cuajado de los frutos ya que el contenido en boro de los órganos reproductivos es especialmente alto. La deficiencia en este elemento se traduce en una baja viabilidad del polen, en un mal desarrollo de las semillas o el incremento del número de yemas florales que no llegan romper a flor.
  4. Cobre (Cu) soluble en agua y quelatado por EDTA (0,6 % p/p): La principal función del cobre dentro de la planta participar en los procesos fotosintéticos, se estima que hasta el 70% del cobre de la planta se encuentra dentro de los cloroplastos. Pero el cobre también tiene importantes funciones dentro del metabolismo de la planta y en la síntesis de proteínas, así como en la formación de lignina en las paredes celulares, en la formación de polen viable y en la formación de semillas.
  5. Hierro (Fe) soluble en agua y quelatado por EDTA (6 % p/p): El hierro es esencial para el buen estado de salud y crecimiento de los cultivos y es el micronutriente más requerido por las plantas. Una de sus funciones más importantes es su intervención en las síntesis de proteínas cloroplásticas, siendo en estos cloroplastos donde se acumula la forma más estable y abundante del hierro; casi el 80% del total del hierro que podemos encontrar en las hojas se localiza en los cloroplastos. La deficiencia en hierro modifica la estructura de los cloroplastos dando lugar a la llamada clorosis férrica. Esto pasa porque el hierro se acumula en las hojas más antiguas y es relativamente inmóvil en el floema, por lo que la clorosis se manifiesta en primer lugar en el espacio intervenal de las hojas jóvenes seguida por la clorosis de los nervios dejando a la hoja casi blanca, lo que puede llevar en los casos más extremos a la defoliación prematura.
  6. Manganeso (Mn) soluble en agua y quelatado por EDTA (2,5 % p/p): El manganeso es después del hierro el micronutriente que se requiere en mayor cantidad, y está relacionado como el en la formación de la clorofila. También interviene en la germinación del polen y el crecimiento del tubo polínico, en el desarrollo celular de la raíz, especialmente aumentando la formación de raíces laterales que incrementarán la absorción de nutrientes por parte de nuestros cultivos al tener más superficie de absorción.
  7. Molibdeno (Mo) soluble en agua (0,4 % p/p): De todos los micronutrientes es el que se necesita en menor cantidad, de gran importancia en el metabolismo del nitrógeno, tiene especial relevancia en las bacterias fijadoras de nitrógeno, por lo que es recomendable su aporte a todos los tipos de legumbres.
  8. Zinc (Zn) soluble en agua y quelatado por EDTA (1,2 % p/p): El zinc es un elemento esencial para el crecimiento de las plantas y fundamental para la formación de auxinas, que son las hormonas vegetales que ayudan al crecimiento y desarrollo de las plantas. El zinc también participa en la formación del polen y en los procesos de cuajado, maduración y producción de semillas.

En definitiva, si lo que buscas es cubrir las necesidades de una huerta doméstica, has de pensar en la correcta suplementación de las verduras y hortalizas que cultives. El abono con aminoácidos y microelementos de INB es la solución para la nutrición más amplia de todo tipo de plantas, por lo que casi podríamos decir que es la apuesta más segura para tu huerto.  

 

AUTOR:  José Antonio Sotomayor (Ingeniero Agrónomo de Sembralia).

 


¿Te ha gustado este artículo?

Se el primero en leer articulos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita: [contact-form-7 404 "No encontrado"]  


En Sembralia puedes encontrar los abonos y fertilizantes que necesitas para tu huerto:

 
Agua-riego

Debemos trabajar juntos para ahorrar recursos hídricos


El Día Mundial del Agua, que se celebra el 22 de marzo de cada año desde 1993, es una celebración de las Naciones Unidas que se centra en la importancia del agua dulce. Con él se pretende dar a conocer la relevancia de este oro líquido, así como crear conciencia sobre los 2 200 millones de personas que viven sin acceso a agua potable y buscar medidas para abordar la crisis mundial del agua, siguiendo así el espíritu del Objetivo de Desarrollo Sostenible 6: agua y saneamiento para todos en 2030.

La idea de celebrar este día internacional se remonta a 1992, año en el que tuvo lugar la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de Río de Janeiro y en la que emanó la propuesta. Ese mismo año, la Asamblea General adoptó la resolución por la que el 22 de marzo de cada año fue declarado Día Mundial del Agua, siendo 1993 el primer año de celebración.

Comprar en Sembralia equipos de riego

A esta celebración del Día se añadirían posteriormente eventos anuales específicos en torno al agua (por ejemplo, el Año Internacional de Cooperación en la Esfera del Agua 2013) e incluso decenios de acción (como es el caso del actual Decenio «Agua para el Desarrollo Sostenible», 2018-2028). Todo ello no hace sino reafirmar que las medidas hídricas y de saneamiento son clave en la reducción de la pobreza, el crecimiento económico y la sostenibilidad ambiental.

Agua contra el Coronavirus: manos al grifo, la mejor lucha

En este año 2021, y ante la situación extraordinaria en la que se encuentra todo el mundo, el Día Mundial del Agua cobra especial relevancia porque el agua es fundamental para frenar la pandemia del coronavirus.

Y es que lavarse las manos es esencial para contener la propagación del COVID y muchas otras enfermedades infecciosas. Por desgracia, casi tres mil millones de personas en el mundo no tienen cómo lavarse las manos contra el coronavirus. Si tú tienes acceso a agua de calidad y jabón, sigue los pasos y únete a la campaña #ManosLimpias. Por tu comunidad y por ti.

Recuerda lavarte las manos regularmente con agua y jabón o un desinfectante para manos a base de alcohol. Este #DíaMundialDelAgua, vamos a mostrar nuestros mejores momentos de higiene de manos para luchar contra la COVID

#ManosLimpias

¿Sabías que…?

  • 1 de cada 3 personas viven sin agua potable.
  • Para 2050, hasta 5.700 millones de personas podrían estar viviendo en áreas donde el agua es escasa durante al menos un mes al año.
  • Un sistema de saneamiento y un suministro de agua adaptados al cambio climático podrían salvar la vida de más de 360.000 bebés cada año.
  • Si limitamos el aumento del calentamiento global a 1.5°C por encima de los niveles preindustriales, podríamos reducir la sequía causada por el clima hasta en un 50%.
  • El clima extremo ha causado más del 90% de los desastres mayores en la última década.
  • Para 2040, se proyecta que la demanda mundial de energía aumente en más del 25% y que la de agua se incremente más del 50%.


¿Te ha gustado este artículo?

Se el primero en leer articulos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

[contact-form-7 404 "No encontrado"]