En esta época del año es importante cuidar de las temperaturas, para que no se resienta la salud de las aves.

Los sistemas de aislamiento son una buena manera de evitar que el frío afecte al ganado o a tus gallinas.

Las aves, en general, tienen una gran capacidad natural para soportar el frío. Con la llegada de los descensos de temperaturas, el frío hace que bajen su actividad metabólica y ahuecan sus plumas. Las reacciones de las aves al frío les sirven para conservar su temperatura, pero si queremos que nuestras gallinas ponedoras mantengan una buena producción (y un buen crecimiento de los huevos) es recomendable seguir una serie de medidas para que no se vean afectadas por el frío y sus consecuencias:

  1. Mantener una temperatura entre 4 ºy 25º C

En primer lugar, para evitar que las aves se resientan por el frío, lo más importante es crear un ambiente adecuado dentro del gallinero.  La temperatura es uno de los factores que más van a condicionar la producción de nuestras gallinas, ya que temperaturas por debajo de 4C afectan negativamente a las gallinas y su producción. Ante las temperaturas extremas que estamos viviendo en estas fechas, se hace recomendable utilizar fuentes de calor para evitar un descenso de las temperaturas. Sin embargo, es importante no excederse a la hora mantener la temperatura del gallinero.  Ya que una temperatura demasiado alta hará más proclive a las gallinas a contraer enfermedades (cuidado con el calor excesivo). Este calefactor de butano que te mostramos en la imagen es perfecto para la cría de pollitos en granjas y espacios ponedoras. Este calefactor es una buena forma de evitar que el frío afecte a tus gallinas.  

2. La correcta elección del comedero

En segundo lugar, y más concretamente en zonas de frío y lluvia, es muy importante escoger comederos que aíslen los alimentos de la humedad. La humedad ayuda al crecimiento de las bacterias y hongos en los alimentos esto acompañado a que el frío afecta al sistema inmune de las gallinas ponedoras puede provocarles enfermedades estomacales y dermatológicas.  En nuestra tienda encontrarás una gran variedad de comederos para las aves. Tolvas

3. Vigila que el agua no se congele.

En épocas de mucho frío es aconsejable cambiar el agua a menudo para evitar que el agua se congele. Cuidado con tolvas y bebederos, para que nuestras aves siempre tengan a su disposición tanto agua para beber, como alimento. El frío hace que descienda el metabolismo de las gallinas, así que cabe resaltar la importancia del sustento en época de bajada de temperaturas.

4. Que el gallinero tenga una buena ventilación.

Hay que evitar cerrar los gallineros, aunque es importante que las gallinas no pasen frío, igual de importante es mantener una buena ventilación del gallinero, ya que en el caso contrario se provocará un aumento de la humedad y acumulación de gases como el amoniaco en el interior del gallinero, que son muy perjudiciales… Para evitar esta acumulación de gases también es de vital importancia mantener una correcta limpieza de los gallineros y tratar de mantener el suelo lo más seco posible. El viento es uno de los factores que más hace bajar la temperatura, y a mayor velocidad del viento mayor será el descenso de los grados. Cuidado, por tanto, con esas rachas de viento que pueden afectar a nuestro gallinero. Aunque es importante mantener una correcta ventilación, debemos evitar el contacto directo de corrientes de aire en los animales. galliner

5. Mantener la rutina de las gallinas

Es importante dejar salir a las gallinas diariamente durante las horas de sol diurnas para que mantengan sus rutinas, impedirle esto a los animales puede causarles estrés, que es en muchas ocasiones la causa de graves enfermedades. Es decir, debemos ser conscientes de las inclemencias meteorológicas, pero no recurrir a un confinamiento excesivo de las gallinas, porque perjudica sus biorritmos. Como sabéis, pese al descenso de las temperaturas, las gallinas son animales de costumbres, una correcta rutina para las aves les ayudará también a enfrentarse a las temperaturas del invierno.

6. Vigila la alimentación.

Durante el invierno y en fechas de grandes descensos de temperatura debemos asegurarnos de que la alimentación de las gallinas es suficiente para la producción de huevos, por lo que se debe asegurar un incremento de energía en la alimentación y a su vez descender la cantidad de proteína de los piensos. Pero se debe tener cuidado con un excesivo incremento de las grasas en las dietas ya que las gallinas en ocasiones no pueden digerir estas las grasas adicionales suministradas, por lo que es de gran importancia agregar junto a estas grasas ácidos biliares a la dieta de las aves que ayudarán a proteger el hígado de las gallinas. Para ello, cuenta con cereales frescos, que aportan vitaminas y nutrientes para que las aves puedan enfrentarse al frío. En Sembralia encontrarás alimentos para tus aves.

 

Todas estas medidas te ayudarán a evitar que el frío afecte a tus gallinas. Si quieres saber más sobre como cuidar a tus gallinas, en nuestro blog hay una guía para elegir la mejor jaula para aves. 

 

AUTOR:  José Antonio Sotomayor (Ingeniero Agrónomo de Sembralia).

 

¿Te ha gustado este artículo?

Se el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

[contact-form-7 404 "No encontrado"]

Descubre en Sembralia todos los productos para el cuidado de tus gallinas: