Si terminas de recolectar tu cosecha y estás pensando en comprar hilos de empacar, film para embalar o una malla empacadora, entonces, estás leyendo el artículo correcto.

¿Por qué? Porque hoy vamos a compartir contigo datos clave para poder tomar buenas decisiones y que no descuides ninguno de los aspectos que, en definitiva, inciden en tu rentabilidad. Además, descubrirás las ventajas y características específicas sobre el ensilado en rotopacas. Pero antes de eso, repasemos lo siguiente:

¿Qué es el heno?

El heno es producto del secado del forraje cortado (hierba o legumbres secas) en donde se reduce su humedad, de un nivel del 70 a 90 % al momento del corte, a un nivel entre 12 y 20 % al momento de henificar y almacenar. Esto permite su conservación segura.

Características de un heno de calidad

  • Color: verde
  • Olor: agradable
  • Textura: suave y libre de hongos
  • Humedad: 12-16 %
  • Alto contenido de nutriente
  • Alta gustosidad
  • Alta digestibilidad

¿Qué es henificación?

La henificación es un método de conservación de forraje seco, producido por una rápida evaporación del agua contenida en los tejidos de la planta (con ayuda del sol, el viento o por métodos artificiales) hasta reducir el porcentaje de humedad entre 15 y 20 %, para almacenamiento y uso posterior.

Las plantas que se utilizan comúnmente para la confección del heno son variadas, desde:

  • Alfalfa
  • Ballico italiano(Lolium multiflorum)
  • Ballico( perenne)
  • Mezclas de otras pastos y pasturas
  • Tréboles rojo, blanco y subterráneo
  • Avena
  • Cebada
  • Trigo
  • Moha
  • Mijo
  • Sorgo forrajero

Pero ¿Paja y heno es lo mismo?

En el campo muchas veces utilizamos la palabra paja y heno como sinónimos entre sí. Pero, vale aclarar que, aunque la paja como el heno pueden ser de naturaleza similar, verse parecidas o, incluso, utilizarse para iguales funciones, no son lo mismo. Aquí lo aclaramos:

Paja:  son los tallos secos que quedan en campo luego de que se ha producido la cosecha de grano.
La paja es un recurso sobrante. Está compuesta por los tallos y hojas secas restantes de la planta.

Heno: es un tipo de cultivo (alfalfa, trébol, etc.) que se siembra específicamente para luego ser cortado, secado y almacenado como fuente de valor nutricional para alimentación animal.

Confección de balas de paja tras la recolección del cereal

En España, la paca más producida es la paca de paja que proviene del cultivo de los diferentes cereales, como, por ejemplo: trigo, cebada, centeno, etc.

Luego de producirse la recolección del cereal y, como “subproducto” de esta labor, la paja queda situada en el campo en hileras donde posteriormente se recolectan y empacan de forma mecánica.

Las empacadoras confeccionan paquetes regulares de paja que atan por medio del uso de cuerda de sisal o plástico.

 3 tipos de pacas que existen en el mercado

  1. Paca rectangular clásica. Dimensiones aproximadas de 80 x 40 x 40 cm y un peso de entre 20 y 50 kilogramos, según el material empacado.
  2. Paca rectangular gigante. Dimensiones aproximadas de 90 x 100 x 210 cm y un peso de unos 200 kg. Por su dimensión, exigen el manejo mediante el uso de maquinaria.
  3. Paca cilíndrica gigante o rotopaca. De dimensiones superiores a la paca rectangular clásica y rectangular gigante. Recomendadas para fincas que tienen ganado al aire libre. Fáciles de transportar.

 Principales características de una paca de calidad

  • Tamaño, forma y pesos regulares
  • Bordes rectos y definidos
  • Correcto atado
  • Material totalmente seco
  • Bien cubierto

 Estas son otras de las características que también debe presentar una paca de paja bien confeccionada

  • Humedad: debe estar seca para evitar la aparición de hongos. El olor a podrido es un síntoma de presencia de humedad, así como también, el cambio de color de la paja. Recuerda comprobarlo.
  • Densidad: busca una bala de paja bien comprimida. La densidad de la paca puede llegar a 170 kg/m3 con paja cuyo contenido de humedad sea del 10%.
  • Calidad de la Paja: debe contener fibras largas, evitar las malezas y el contenido de espigas de cereal para no atraer a los roedores.

 

Cordel o hilo de empacar pacas grandes y medianas

El uso de cuerda de polímeros plásticos (rafia) sustituye al alambre metálico. Resulta más económico y brinda mayor seguridad en su uso y para los animales.

El encintado de la paca permite prevenir la pérdida de nutrientes y garantiza que el alimento que distribuyes a tu ganado, transcurrido el período de almacenamiento, conserve un valor alimenticio aceptable.

Los hilos y rafias de polipropileno están especialmente diseñados para su uso en máquinas empacadoras, siendo homologados por los principales fabricantes mundiales de este tipo de máquinas.

¿Qué debe tener un cordel o hilo de empacar de calidad?

  • Bobinado perfecto
  • Tratamiento anti-UV
  • Perfecto calibrado
  • Materias primas de alta calidad
  • Calidad constante y homogénea
  • Resistencia a la rotura mínima garantizada
  • Tratamiento especial para hilos de balas de alta densidad
  • Resistencia al nudo que garantice una alta densidad de prensa
  • Suavidad para reducir el desgaste de la maquinaria por menor fricción.

Nota: Encontrarás en el mercado hilos para pacas de diversos colores y metrajes, adaptados a cada tipo de máquina empacadora.

Ensilado en rotopacas

El ensilado en rotopacas es el método de conservación de forrajes que mejor se adapta a los diferentes escenarios y zonas, escala de producción y otros. Es importante utilizar plástico de calidad para que cumpla la función de conseguir que el forraje se mantenga aislado del aire, del agua y de la luz solar. Todos estos aspectos son claves.

Ten presente que:

  • El número de capas de un plástico no es indicador de calidad.
  • La estirabilidad de la lámina de plástico y su efecto adherente proporcionan las correctas condiciones de estanqueidad de una rotopaca.
  • Son requeridas entre 4 a 6 capas de plástico estirable de 25 micras para garantizar una buena protección del forraje.
  • La tensión del estiramiento del plástico durante el encintado incrementa su longitud entre un 50 y un 70% respecto a su estado original.

 

 

Ventajas del uso de film plástico para envolver rotopacas

  • Simplicidad del sistema
  • Proceso flexible
  • Fáciles de transportar
  • Requiere menos mano de obra que otros sistemas de almacenamiento
  • Menor dependencia del tiempo
  • Optima relación de coste-beneficio
  • Menor pérdida de forraje (hojas)
  • Alto valor nutritivo del forraje
  • Facilidad de almacenamiento, transporte y manipulación
  • No requiere una costosa inversión en estructuras
  • Mayor calidad del ensilado
  • Mayor ingesta de forraje nutritivo
  • Adaptable a diferentes zonas de geográficas
  • Apto para fincas de tamaño medio o reducido

Malla para empacar pacas o balas circulares de heno o forraje

Las mallas para empacar pacas o balas circulares de heno o forraje son adaptables a la mayoría de las máquinas rotoempacadoras disponibles en el mercado español. El proceso de empacado con malla genera una mejora en las mermas frente al empacado con cuerda. Con la malla de empacar es factible de conseguir una paca perfecta, fácil de transportar y compacta.

La malla para hacer pacas de paja está tejida en polietileno de alta densidad e incorpora con un tratamiento de protección anti-UV que garantiza la resistencia del material a exposiciones prolongadas al sol e intemperie, así como también, la resistencia a heladas y roturas al mover las pacas luego de un determinado tiempo. 

El avance de la tecnología en la confección de reservas forrajeras, en sus métodos y técnicas de corte, secado, empacado y encintado de las rotopacas, pone a disposición de los agricultores herramientas y elementos para aumentar las ventajas y mejorar la productividad de sus explotaciones agrícolas.

Ahora que tienes claro cuáles son los accesorios para empacar (hilo, film y mallas) y que características son recomendables que reúnan, ya puedes planificar todo para después de la recolección.

En la Tienda online de Sembralia descubrirás las soluciones que tenemos para confeccionar tu paca de paja.