Hoy toca profundizar sobre los diferentes tipos de fertilizantes líquidos que se aplican en la agricultura, horticultura y otras producciones alternativas en España. A estas alturas seguro que alguno de ellos has utilizado, pero por si acaso todavía no los conoces a todos o estás a punto de comenzar con tu proyecto agrícola, queremos hacer un resumen sobre sus ventajas e inconvenientes.

¿Es tan importante conocerlos? Es imprescindible que los tengas en cuenta porque te ayudan a:

  • Evitar errores y variables que interfieran en tu plan productivo
  • Hacer una aplicación eficiente (no todos los cultivos necesitan lo mismo)
  • Ahorrar tiempo y dinero
  • Evitar incompatibilidades
  • Estimular el crecimiento de las plantas
  • Mejorar la absorción de nutrientes
  • Recuperar la materia orgánica del suelo
  • Implementar un plan de fertilización que funcione

En los últimos años, el uso de fertilizantes líquidos en el mundo aumentó considerablemente debido a sus ventajas comparativas con respecto a los fertilizantes sólidos.

A modo de recordatorio: los fertilizantes aplicados en la agricultura profesionalizada se pueden presentar en estado sólido, líquido o gaseoso. Aunque, los más utilizados por los agricultores son los fertilizantes sólidos y los fertilizantes líquidos.

Existe una diferencia que destaca entre los distintos tipos de fertilizantes líquidos y fertilizantes sólidos, y es su forma de aplicación en el campo y, por ende, la viabilidad de incorporación de los abonos al suelo. Tal como te anticipamos, hoy vamos a conocer en detalle los fertilizantes líquidos, ya que estos requieren un enfoque diferente.

Empecemos por el principio.

¿Qué es un fertilizante líquido para agricultura?

Los fertilizantes líquidos son aquellas sustancias en estado líquido que presentan una cantidad considerable de uno o varios elementos necesarios o primarios de forma asimilable por los vegetales.

Estos se aplican de forma directa o disueltos en agua, consiguiendo una rápida efectividad porque son absorbidos rápidamente.

Los componentes primarios, necesarios para la agricultura son:

  • Nitrógeno
  • Fósforo
  • Potasio

Clasificación de los fertilizantes líquidos

Como sucede en los demás tipos de abonos, los fertilizantes líquidos se distinguen entre:

  • Fertilizantes de fondo o NPK
  • Fertilizantes nitrogenados líquidos o de cobertera.

Observación: estos, pueden contener en su formulación micronutrientes como el azufre, boro, molibdeno, etc.

La gran versatilidad de los fertilizantes en estado líquido permite generar todo tipo de combinaciones de nutrientes. Esta es una ventaja clara que ofrece su modo de fabricación.

¿Cómo se clasifican los tipos de fertilizantes líquidos que existen en el mercado español? 

Los fertilizantes líquidos se pueden clasificar según determinados factores. Vamos a conocerlos para que no te queden dudas.

Tipos de fertilizantes líquidos según el tipo de absorción de la planta

  • Fertilizantes líquidos de absorción radicular. Aplicado al suelo para que el vegetal los pueda absorber por las raíces. Dicha aplicación puede ser:

– en fondo (suelo sin cultivo)

– en cobertera (encima del cultivo)

  • Fertilizantes líquidos de absorción foliar. Absorbidos por las hojas en estadios avanzados del cultivo. Es común que este tipo de producto fertilizante contenga un menor % de nitrógeno y esté complementado con:

– aminoácidos libres

– nutrientes tales como: boro, molibdeno, azufre o potasio

– incluso con abonos órgano-minerales

Tipos de fertilizantes líquidos según su presentación en el mercado

Puedes encontrar diferentes tipos de presentaciones de fertilizantes líquidos en el mercado:

  • Suspensiones o mezclas. Formadas por fertilizantes sólidos (abono sólido), con mayor frecuencia en polvo, el cual se dispersa en un medio líquido, pero no en su totalidad. Por eso, es recomendable agitarlo.
  • Soluciones. Contienen elementos nutritivos disueltos en agua de una manera homogénea. Elementos sólidos disueltos completamente en un medio líquido. Pueden ser de un origen químico, natural o combinado y presentan diferentes pH (ácido, básico y neutro). Estas soluciones pueden encontrarse:

– De forma normal, sin presión, con uno o varios elementos nutritivos disueltos en el agua.

– En forma de soluciones con presión, que requieren para su aplicación, equipos especializados.

Nota: cuando mencionamos fertilizantes líquidos en este artículo, nos referimos a fertilizantes líquidos minerales u órgano-minerales, ya que también están presentes en el mercado español fertilizantes orgánicos líquidos provenientes de purín porcino o vacuno.

Formas de aplicar un fertilizante líquido

Estos son los tres métodos de aplicación de fertilizantes más comunes:

  • Aplicación al suelo o radicular. El fertilizante es aplicado directamente al suelo.
  • Aplicación foliar. Un sistema de aporte de nutrientes que utiliza a las hojas como vehículo transmisor.
  • Fertirrigación. Los abonos son disueltos en el agua que se utilizará posteriormente para el riego de cultivos por sistema de aspersión o por riego por goteo.

Aspectos para considerar de los fertilizantes líquidos en la agricultura

Mezcla de fertilizantes líquidos. Los fertilizantes tienen diferentes pH. Una mezcla incorrecta de estos productos fertilizantes puede generar incompatibilidades, decantación y contaminación accidental, entre otros factores. Distinguimos:

  • Fertilizantes líquidos neutros
  • Fertilizantes líquidos ácidos
  • Fertilizante líquidos alcalinos

Almacenaje de fertilizantes líquidos. Deben ser almacenados en una zona designada y que cumpla con las normativas vigentes. Además, hay que desarrollar un plan preventivo de intervención e informar al personal sobre los riesgos del uso y almacenamiento.

Operar de manera segura con fertilizantes líquidos. Todo contacto con la piel, ojos y otras partes del cuerpo puede generar severas consecuencias, ya que estos productos se encuentran en altas concentraciones.

Ventajas de los fertilizantes líquidos

El uso agronómico de los fertilizantes líquidos tiene una increíble cantidad de ventajas para la nutrición de los cultivos:

  • El precio de los fertilizantes líquidos es menor, si consideramos la cantidad de nutrientes que presentan;
  • Mejor disponibilidad de nutrientes ya que se encuentran disueltos;
  • Mayor homogeneidad de los nutrientes;
  • Rápido proceso de absorción;
  • Uniformidad de aplicado;
  • Reducción de pérdidas por lixiviación y evaporación;
  • Es viable crear una fórmula personalizada según las necesidades del cultivo y/o estado vegetativo;
  • Tanto la dosificación como el “timing” en el abonado es más preciso;
  • Lograrás una menor salinidad en el suelo.

Esto ya lo hemos comentado más de una vez, pero por si eres nuevo en nuestro blog, no está de más repetirlo. Siempre es recomendable contar con un asesor técnico para que pueda guiarte, analizar el caso en particular y hacer un seguimiento de las formulaciones y resultados obtenidos.

Toda esta información sobre los fertilizantes líquidos te servirá de base para que puedas comenzar a aplicarlos y mejorar la eficiencia de tu abonado.

Si quieres profundizar más sobre el tema de fertilizantes líquidos en la tienda online de Sembralia encontrarás un paquete técnico de las mejores marcas del mercado español. Aquí tienes la oportunidad