Ya todos sabemos lo imprescindibles que son los fertilizantes minerales para los agricultores a la hora de elaborar un plan de fertilización completo. De hecho, quienes no lo crean a la medida de las necesidades de cada cultivo están perdiendo rentabilidad.

Por ello, hoy queremos profundizar en aspectos claves de los abonos.

¿Y sabes que es lo mejor de todo? Que esto te ayudará a conocer los tipos de fertilizantes que existen y elegir el correcto. En este artículo vamos a identificar de forma clara los fertilizantes minerales para que puedas aplicar el más efectivo para tu fertilización.

Composición del fertilizante

El tipo de fertilizante que utilices en tu plan de fertilización es importante para lograr buenos resultados, pero, mucho más importante es la formulación del abono.

Es vital analizar y estudiar cual es la proporción de nutrientes (dentro de los prioritarios) para el cultivo, según su etapa fisiológica. También, tendrás que recurrir a un análisis de suelo o foliar para conocer aquellos nutrientes más escasos o prevenir posibles carencias.

Esto será fundamental para obtener información útil que te permita determinar la fórmula y la dosis óptima. Existen muchísimos tipos de formulaciones en abonados hoy en día en el mercado. Incluso, puede que en tu zona no dispongan de todas ellas o no la encuentres en la presentación que la buscas.

Si esto te ocurre, la compra online de fertilizantes minerales es una opción válida y rápida. Cada vez más agricultores se están sumando a la compra de agroinsumos a través de internet.

¿Qué es la riqueza o concentración de los abonos o fertilizantes NPK?

Se entiende como riqueza, graduación, análisis o concentración de un abono, a la cantidad de elemento nutritivo asimilable que este contiene por unidad de peso de producto.

La determinación del contenido de elemento asimilable que indica la riqueza del fertilizante responde a unas normas específicas de análisis para cada tipo de fertilizante en particular. Estas reflejan la cantidad de elemento que puede intervenir de manera activa en las reacciones del sistema suelo – planta.

Si nos referimos a los fertilizantes simples, la riqueza o unidad fertilizante concierne a la cantidad del único elemento nutritivo que contiene, expresada en porcentaje o en kg de elemento por cada 100 kg de producto.

¿Qué es la concentración total de un fertilizantes compuesto o complejo?

En los fertilizantes compuestos o complejos la suma de la riqueza de los tres elementos principales establece la cantidad total de contenido útil del abono y, se denomina, concentración total.

Por medio de este concepto (que en los abonos simples equivale a la riqueza), se puede generar una clasificación de los fertilizantes por su contenido relativo de elementos fertilizantes.

¿Qué es equilibrio en los fertilizantes compuestos o complejos?

El concepto equilibrio es exclusivo de los fertilizantes compuestos o complejos, ya que hace referencia a la relación que existe entre los tres elementos componentes de este tipo de abonos.

¿Qué es una unidad fertilizante?

Una unidad fertilizante se corresponde a un kg puro de un elemento. Aquí te dejamos un ejemplo de cómo calcular el número de U.F.:

Si utilizamos un compuesto 6-22-15 NPK, por cada 100 kg de producto estamos aplicando: 6 UF de N, 22 UF de P y 15 UF de K.

¿Cuáles son las unidades utilizadas en España para expresar la riqueza de elementos nutritivos?

  • N para el nitrógeno
  • P205 para el fósforo
  • K2O para el potasio
  • CaO, para el calcio
  • MgO, para el magnesio
  • SO3, para el azufre
  • B, para el boro
  • Cl, para el cloro
  • Co, para el cobalto
  • Cu, para el cobre
  • Fe, para el hierro
  • Mn, para el manganeso
  • Mo, para el molibdeno
  • Zn, para el cinc

En los otros nutrientes se aplica el propio elemento, con la excepción del calcio (CaO) y el magnesio (MgO).

Los contenidos mínimos establecidos en España para poder considerar que un determinado producto contiene el elemento en cuestión son los siguientes:

  • Hierro (Fe) 0,1%
  • Zinc (Zn) 0,05%
  • Boro (B) 0,02%
  • Molibdeno (Mo) 5 ppm
  • Manganeso (Mn) 0,05%
  • Cloro (Cl) 0,1%
  • Cobre (Cu) 0,05%

 ¿Cómo se clasifican los Fertilizantes Minerales?

Un fertilizante específico puede pertenecer a múltiples tipos de fertilizantes. Te mostramos la siguiente clasificación según sus características:

  • Clasificación según la naturaleza u origen del fertilizante
  • Clasificación según su estado como fertilizante
  • Clasificación según la disponibilidad de nutrientes
  • Clasificación según su contenido de nutrientes
  • Clasificación según su presentación
  • Clasificación según el momento de aplicación

 Como ves, los fertilizantes minerales se pueden clasificar por muchos aspectos y criterios: desde su composición, estado o forma de aplicación. En este artículo profundizaremos en los fertilizantes minerales sólidos.

Vamos a conocer cuáles son los criterios de clasificación por su composición.

Tipos de fertilizantes minerales sólidos

Abonos o fertilizantes simples. Contienen un solo elemento fertilizante:

  • Nitrogenados
  • Fosforados
  • Potásicos

Abonos o fertilizantes compuestos. Contienen dos o tres de los nutrientes básicos:

  • Complejos
  • Blendings

Veamos cada uno de ellos:

Abonos Simples. Contienen un solo elemento fertilizante. Por ejemplo:

  • Nitrogenados. Solo contienen Nitrógeno, aunque puede estar presente bajo diferentes formas: Urea, Nitrato Amónico, Nitrato Amónico Cálcico (NAC 27), Sulfato Amónico, etc.
  • Fosforados. Contienen solo Fósforo: Superfosfato del 45 % o del 18 %.
  • Potásicos. Contienen solo Potasio: Cloruro potásico del 60% o Sulfato Potásico del 50%.

Abonos Compuestos. Contienen dos o tres de los elementos básicos: Nitrógeno, Fósforo y Potasio. Están identificados con tres números, los cuales expresan la riqueza de cada uno de los elementos.

Por ejemplo: 15-15-15, que significa que en 100 kg de producto hay 15 kg de Nitrógeno (como N), 15 kg de Fósforo (expresado como P2O5) y 15 kg de Potasio (expresado como K2O).

Además, dentro de los abonos compuestos puedes encontrar dos tipos:

  • Abonos Complejos
  • Abonos Mezcla o Blending

Abonos Complejos

Estos abonos son elaborados de manera industrial por medio de reacciones químicas entre materias primas. Luego se granulan y se acondicionan para su manipulación y manejo, garantizando la homogeneidad del producto y la misma riqueza en cada gránulo.

Por ejemplo:

  • Abonos Ternarios.  Contienen los 3 nutrientes: nitrógeno, fósforo y potasio: 9-15-15, 6-20-7, 15-15-15, 9-18-2, etc.
  • Abonos Binarios. Mezcla de compuestos simples (contienen dos de los nutrientes primarios): Fosfato Diamónico (DAP 18-46-0) o Fosfato Monoamónico (MAP 12-56-0)

Abonos Blending

Estos abonos son mezclas físicas de materias primas diferentes que no tienen reacción química, pero, como también pasa con los complejos, pueden ser abonos binarios o abonos ternarios.

Aquí, en este tipo de abono blending, cada gránulo es diferente en relación con el color y forma, ya que las materias primas solo han sido mezcladas.

Te dejamos algunos ejemplos de mezclas que se utilizan en cultivos:

  1. Mezcla de 50% de DAP y 50% de Cloruro Potásico. Riqueza: 9-23-30.
  2. Mezcla de Urea al 70% y Sulfato Amónico al 21%.

Para que la mezcla no genere inconvenientes debe cumplir ciertas características, tales como:

  • Compatibilidad química
  • Tamaño similar de partícula
  • Densidad semejante
  • Dureza del grano similares

¿Son los fertilizantes minerales imprescindibles para tus cultivos? Déjanos tus comentarios y cuéntanos qué te ha funcionado mejor.

Y si necesitas incorporarlos para potenciar tu próxima aplicación en la tienda online de Sembralia puedes encontrar los fertilizantes minerales que más se utilizan en el sector. QUIERO CONOCERLOS