Está claro. Todos cuando compramos queremos llevar lo mejor. Y a ti te pasa lo mismo. Si estás leyendo este artículo que hoy te proponemos es porque estás buscando la mejor jaula para aves. 

Por eso, con esta guía queremos darte las pautas para que puedas elegir la jaula que se adapte a tus necesidades, objetivos y tipo de ave.

Encontrarás todo lo que necesitas saber para garantizar el bienestar de tus aves.

La jaula es el espacio donde tu ave pasará casi toda su vida. Es fundamental la elección de su mobiliario, para que le brindes un buen lugar donde vivir. Será un valor añadido para que crezca sano y puedas evitar que sufra cualquier daño.

Las mejores jaulas para aves son aquellas que las mantienen segura y que facilitan su movimiento.

Pero ¿Has pensado lo importante que es tener un buen acceso a los alimentos y el agua?

Además, tampoco te puedes olvidar de un aspecto esencial que es la limpieza. Es fundamental que la jaula sea sencilla de higienizar y resulte rápido eliminar los residuos generados.

Los colores y estilos son variados, esto lo dejamos en tus manos. Tú puedes decidir mejor que nadie.

Ten en cuenta todo lo que te contamos a continuación en esta guía, para evitar errores a la hora de comprar. Porque no es cuestión que sea la más cara, sino que sea la mejor.

¿Empezamos?

Tamaño de la jaula

Cuanto más grande sea la jaula para aves, más beneficios tendrá. El tamaño es uno de los principales factores de elección.

Un parámetro que debes considerar en la elección del tamaño de una jaula es la medida del ave con las alas desplegadas (envergadura), permitiendo aletear sin que las plumas golpeen contra los barrotes.

Toma nota de este dato, es posible que no te lo hayan contado hasta ahora: la medida de la envergadura debes multiplicarla por 1,5.

¿Por qué?

Porque ese resultado debe ser la medida mínima de alto, ancho y largo del espacio libre dentro de la jaula.

Lo ideal es que la medida de la jaula sea 3 veces la de la envergadura.

También, es básico elegir una jaula teniendo presente el compartimiento para dormir del ave y su privacidad.  

Recuerda que, si tienes un ave como mascota, el espacio para casitas, perchas, nidos, juguetes, algún columpio, escalera u otro accesorio no forman parte del espacio libre.

También, valora el tamaño de la jaula si es que tienes planes de buscarle un compañero más adelante.

Y por si te lo preguntas ¿El tipo de vuelo es un factor para tener en cuenta en la elección del tamaño de la jaula? Sí, debes considerar el tipo y forma de vuelo de tu ave. Las jaulas para aves deben favorecer una vida normal y tener el espacio suficiente por donde moverse.


Pelechero 4 pisos

Pelechero de 4 pisos con 12 departamentos independientes. Se trata de una estructura robusta que incluye comedero para palomos en cada una de las jaulas.


¿Qué problemas trae una jaula pequeña?

  • Causa estrés
  • Favorece las enfermedades
  • Puede generar conductas viciosas como gritar, arrancarse las   plumas, picotear, etc.

Consideraciones para tener en cuenta según el tipo de pájaro

  • Los pájaros pequeños, tales como canarios, agapornis, periquitos, pinzones y ninfas, deber tener un espacio suficiente para poder volar de percha a percha.
  • Los loros medianos y grandes requieren un mayor espacio que les permita trepar y hacer actividades dentro de la jaula.
  • Para aves de cola larga (guacamayos, etc.) habrá que tener en mente un espacio extra para evitar que se dañen sus plumas.

Garantizar las necesidades básicas

Las jaulas deben colaborar en satisfacer las necesidades de tu ave. Deben contar con un comedero y bebedero como mínimo y, si la jaula no lo provee, es importante validar que esta permite que se adapten los recipientes para la comida y el agua.

Espacio entre barrotes

El espacio entre barrotes debe ser conforme al tamaño del ave.

Con esto nos referimos a que, debe ser tan amplio como para evitar el aprisionamiento del pico o las garras, pero no excesivamente grande, para facilitar la introducción de la cabeza a través de estos.

Algunos detalles más:

  • Para los periquitos, canarios, agapornis, pinzones, etc. la distancia entre barrotes no debe superar a 1,5 cm.
  • Las ninfas, loros, etc. pueden tener barrotes con hasta 2 cm de distancia.
  • Las aves más grandes como yacos, cacatúas, guacamayos pueden habitar en jaulas con 3 cm de separación entre barrotes.
  • Las jaulas para especies grandes es conveniente que tengan barrotes horizontales para que puedan trepar y ejercitarse.

¿Enrejado horizontal o vertical? Existe la duda de si la jaula debe tener un enrejado vertical u horizontal. Lo óptimo, según los profesionales, es que las paredes laterales sean horizontales y, tanto la anterior como la posterior sean verticales.

Forma de la jaula

La forma de la jaula dependerá de tu gusto personal, tipo de ave, sistema productivo, estructura, capacidad de inversión, entre otros aspectos.

Dato extra: son más aconsejables las formas cuadradas o rectangulares, ya que son más espaciosas y brindan un mejor aprovechamiento en comparación con las redondas (una jaula redonda carece de un sector de seguridad).


Jaulas en batería para aves ponedoras 6 departamentos

Batería de jaulas para criar gallinas ponedoras modelo california de 6 departamentos distribuidos en 2 pisos. Diseñada en plazas colectivas de 4 gallinas por sección dotada totalmente de comederos en chapa galvanizada-lacada y bebederos. Para su mejor transporte, esta se envía semimontada.


Otras consideraciones en la elección de una jaula para ave 

·        La bandeja deslizante en la base debe ser fácil de extraer a la hora de limpiarla y no deben existir agujeros por donde el ave se pueda escapar.

·        Existe jaulas que poseen un zócalo alto que evitan que los restos de comida caigan al piso.

·        La puerta de la jaula debe contener un cierre de seguridad a prueba de escapes. Si quieres, puedes incorporar un cerrojo.

·        La localización también importa: evita ubicarla cerca de la cocina u hornos para evitar emanaciones que pueden intoxicar a tus aves.

Material para jaulas

El mejor material para una jaula para aves es el acero inoxidable o algún otro metal en su defecto.

Su resistencia, fácil lavado y la capacidad de desinfección hacen del acero inoxidable un material óptimo.

Las superficies “powder-coating” han sido las más apropiadas siempre que hayan sido sometidas a temperaturas de al menos 220 °C.

Debemos observar de forma detallada que las soldaduras se encuentren lisas y pulidas para evitar daños al ave y también, a nosotros mismos.

No debe haber presencia de pinturas o esmaltes tóxicos que perjudiquen la salud de tus aves.

Por cierto, evita el uso de abrillantadores de metales para tu jaula, muchos de ellos son tóxicos para tu ave.

Con esta Guía Fácil ya tienes todas las claves para tomar una buena decisión.

Como ves, hay una gran variedad de jaulas disponibles.

¿Te has quedado con ganas de más?

Puedes encontrar la tuya en nuestra tienda online. Estamos seguros de que una de ellas es perfecta para tu hogar, mascota o actividad productiva.