El poder transformador de la agricultura está en manos de los jóvenes

Ahora, más que nunca, debemos esforzamos en la supervivencia del sector primario, y para ello es necesario involucrar a todo tipo de agentes: instituciones, organismos, sindicatos, industria, entidades… Pero lo más importante no puede pasar desapercibido, y es que entre todos tenemos que hacer que la agricultura siga siendo atractiva para las nuevas generaciones.

En estas circunstancias inciertas que nos toca vivir ahora mismo en nuestro país, es crucial apoyar a la industria agroalimentaria para poder ver muy pronto un futuro esperanzador en el campo, y sabemos que sin lugar a dudas, los jóvenes del medio rural deberían recibir una atención especial, porque son potenciales transformadores de este territorio, ya que su participación es crucial para avanzar hacia explotaciones agrícolas y ganaderas más tecnificadas y productivas, al tiempo que respetuosas con el medio ambiente.

Según el Consejo de la Juventud en España, el 20% de los jóvenes que está en el campo trabaja en la agricultura en España, lo cual depende directamente de la tradición agraria de la zona, la propiedad del factor tierra y la capacidad de recuperación frente a la crisis sufrida por el sector primario. Es decir: existe una tradición de fuerte vinculación con el sector agrario en nuestro país, que nos debemos esforzar en mantener.

El 20% de los jóvenes que está en el campo trabaja en la agricultura

Mujeres y hombres recogiendo pacas
Los jóvenes tienen un poder transformador que en la agricultura es especialmente valioso.

Una de las dificultades para la continuidad de las explotaciones agrarias, y por lo tanto del mantenimiento del medio rural, es la problemática existente en el relevo generacional, ya que el 48% de las personas mayores de 54 años no tienen sucesor o sucesora en la agricultura. Otra dificultad íntimamente ligada a la anterior es que la titularidad de las explotaciones agrarias está, en un 60%, a nombre de personas que superan los 54 años, lo que impide el asumir la responsabilidad y desarrollar la iniciativa por parte de los y las jóvenes, lo que impide asimismo, la innovación y la modernización de las explotaciones en muchos de los casos. A su vez, esto va unido a la falta de profesionalización del sector agrario, lo que resta potencial a esta actividad.

Consejo de la Juventud en España.

Hablar de digitalización e innovación es sinónimo de juventud y evolución, que es lo que queremos trasladar a las explotaciones agrarias españolas. Sin embargo, esto no ha de ser una barrera para quienes tienen más edad y desean adecuarse a la transformación digital. La juventud, en este sentido, no equivale a los años, sino a una mentalidad joven que desea adaptarse a los tiempos, innovar y apostar por el futuro.

Recientemente, en el IV encuentro de jóvenes organizado por ASAJA-Córdoba (que se celebró el pasado 10 de marzo), hemos podido conocer casos de éxito en la incorporación de jóvenes al sector agrario. Y es que es necesario poner el foco en aquellos temas de interés para los jóvenes agricultores y ganaderos que se dedican a la actividad agraria. La importancia de los jóvenes y las mujeres rurales se ve en su poder transformador, cómo van modernizando la agricultura con su visión abierta y sus ganas de innovar. Por eso, ha de ser uno de los ejes prioritarios para el gobierno e instituciones que han de promover la agricultura y su permanencia.

Entre todos debemos hacer un medio rural que resulte atractivo para los jóvenes, las mujeres y el talento, para que así contribuya al buen funcionamiento del sector agroalimentario. Hemos de apostar por nuevos modelos de negocio y de emprendimiento, que mediante la digitalización generan actividad económica y puestos de trabajo de calidad en estos territorios. 


¿Te ha gustado este artículo?

Se el primero en leer articulos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

Acepto los términos y condiciones y protección de datos