¿Te gustaría podar de la manera correcta? Seguro que alguna vez habrás oído que, a cada tipo de árbol le corresponde un determinado tipo de poda. Por eso, si has comenzado en esta actividad o bien, necesitas planificar la próxima poda del almendro, este artículo te va a interesar.

No pierdas detalle a todo lo que vamos a contarte, para que puedas sacar el mayor partido a la producción de este fruto.

Antes de profundizar en el tema hoy, te acercamos este dato de interés: La producción de almendra en la campaña 2019-2020 se aproximará a las 15.000 toneladas solamente en Andalucía, con una producción nacional del orden de las 63 toneladas al año, aproximadamente, producidas en más de 700.000 hectáreas.

La almendra es hoy, la reina del sector de frutos secos. Existe una gran apuesta por parte del mercado productor de avanzar en la plantación de este cultivo, siendo el segundo cultivo frutal en extensión en Andalucía.

Ahora bien, es clave conocer una de las etapas fundamentales que marcan el rendimiento y la vida del cultivo del almendro: su poda.

Es tu oportunidad para estar al tanto de los diferentes tipos de poda que se aplican en él.

Cultivo del Almendro

El almendro es un árbol frutal de hoja caduca, un cultivo típicamente mediterráneo, que se adapta a condiciones edafoclimáticas muy diferentes.

Destaca por ser capaz de soportar las elevadas temperaturas durante el verano y los intensos fríos en invierno (hasta -5ºC), así como también, largos periodos de sequía. No obstante, todas estas circunstancias extremas perjudican sus niveles.

Así que, si lo que buscas es una buena cosecha, comienza por elegir bien la zona climática y el suelo donde tienes proyectado plantarlo.

 

Dentro de todo el ciclo productivo del cultivo de la almendra, quizás la poda es una de las etapas más importantes.

Además, para hablar de árboles sanos y productivos, debemos tener en cuenta el tipo de poda, la época para realizarla y la manera profesional de hacerla.

Veamos entonces los diferentes tipos de poda del almendro.

 

Tipos de Poda del Almendro

Técnicamente, podemos encontrar cuatro tipos de poda principales para el almendro. Cada una de ellas tiene un objetivo y un momento.

  1. Poda de Formación
  2. Poda de Producción fructificación
  3. Poda de renovación o rejuvenecimiento
  4. Poda en verde

Poda de formación

Este tipo de poda tiene como objetivo proporcionar la estructura adecuada a su tronco y ramas primarias, teniendo en cuenta la variedad utilizada y pensando en que la rama pueda mantener el peso de los frutos en un futuro. Permitir el crecimiento de la madera productiva.

Dicha estructura debe permitir la penetrabilidad de la luz a todas las partes productivas del árbol.

Como es una poda fuerte, el árbol debe estar en reposo (otoño o finales de invierno). En normas generales, la misma se realiza de la siguiente forma:

  • Primer año: recortar todas ramas del árbol con el objetivo de que broten ramas más bajas.
  • Segundo año: Se procede a cortar las ramas principales a una altura 2/3 de su longitud. Las inferiores se dejan y, aquellas que broten desde la mitad inferior del tronco hay que eliminarlas.
  • Tercer año: realizar una poda a 2/3 de longitud las ramas principales. Se eliminarán las ramas que se dirijan hacia dentro de la copa del árbol.
  • Cuarto año: Mantenimiento, eliminación de chupones y recortado de ramas que crecen en exceso.

Poda de fructificación – producción

El objetivo principal de este tipo de poda es el establecimiento de las ramas secundarias productivas. Toca quitar los chupones, eliminar prolongaciones, retirar ramas muertas o débiles, recortar las ramas que estén creciendo demasiado y aquellas enfermas o estén dañadas a finales del invierno.

Esto hará que las ramas secundarias continúen acumulando fuerza y haciendo cada año más eficaz la producción de almendra.

Un aspecto importante en este tipo de poda es conseguir mantener el equilibrio de las ramas secundarias en todo el árbol. Con esto se logra una mayor vida útil y productiva del mismo.

 

Resumamos en un listado los objetivos principales de la poda de producción:

  • Controlar el tamaño y forma del almendro
  • Mantener una homeostasis entre el vigor del almendro y su productividad.
  • Facilitar las labores del cultivo del almendro
  • Favorecer el desarrollo de nueva madera
  • Quitar rama muertas o molestas

 

Poda de renovación o rejuvenecimiento

Como todo ciclo, el árbol del almendro comenzará a perder fuerza debido al progresivo envejecimiento de sus ramas. Es en este momento donde la realización de una poda de renovación o rejuvenecimiento genera un intento de reiniciar el ciclo de producción del árbol, recuperar un árbol enfermo o que no ha sido podado correctamente y conseguir de este modo una producción de almendras de calidad.

Eso sí, ten presente de no realizar podas de ramas que tengan un diámetro de 10 cm, ya que hará sufrir mucho al árbol y el proceso de recuperación será muy lento o tendrás que sustituir el ejemplar por un almendro joven.

La época correcta para comenzar es a principio del invierno, dejando solamente las ramas principales que tengan una longitud de 0,5 m.

Poda en Verde

La poda en verde del almendro se realiza después del proceso de floración y la recogida del fruto, es decir, sobre los meses de mayo y junio.

En la misma, solo se realizan cortes de rebaje o se clarean los brotes que han crecido y desarrollado ese año. Tiene como objetivo no permitir una ramificación excesiva y que el ejemplar pierda fuerza.

El momento correcto es cuando los brotes consiguen uno 30 – 45 cm de longitud, dejando entre 4 a 6 brotes el primer año.

Coincidirás en que, dedicar muchos años a cuidar un árbol que al final no cumple las expectativas de rendimiento, es frustrante. Aunque el crecimiento del almendro es lento, cada pequeño cambio tiene valor y marca el destino de este.

Por ello, te alentamos a buscar asesoramiento técnico para poder realizar una poda correcta.

Y recuerda que para que tu poda funcione, es importante que utilices las herramientas adecuadas. Es básico contar con unas excelentes tijeras de poda, así los cortes siempre serán limpios.

Descubre las opciones que tenemos en nuestra tienda online para que puedas mejorar tu poda. Quiero ver más.