Entradas

¿Qué necesidades tiene una planta tropical como el mango?

 

El mango es una especie muy sensible a altos contenidos de carbonatos en el suelo. El pH del suelo es un factor limitante en el cultivo de mango. Un pH elevado o excesivamente alcalino, está directamente relacionado con la dificultad de asimilación de algunos nutrientes como el Hierro (Fe) por parte de la planta provocando fitopatologías como la clorosis férrica.

Para evitarlo o corregirlo, se precisan elevadas aportaciones de quelatos de hierro, tipo EDDHA para que sean fácilmente asimilables por las plantas.

Por ello, le recomendamos algunos productos (entre muchos) disponible en nuestra tienda Sembralia.

Productos de la Tienda Sembralia recomendados para el mango:

INB Quelatos de Hierro:

Producto especial a base Hierro (Fe) quelatado con EDDHA junto con Ácidos Húmicos bioactivos solubles.

Posee una elevada cantidad de isómeros de hierro en posición orto-orto, otorgándole una alta persistencia en suelos calcáreos y alcalinos, a su vez isómeros de hierro en posición orto-para, otorgando al producto un efecto de corrección rápida de clorosis férrica.

Produce un efecto sinérgico con beneficios importantes en nutrición y actividad vegetativa por efectos del agente quelatante, produciendo una quelatación completa que, junto con el extracto húmico lo convierte en una solución eficaz para corregir la clorosis férrica.

Dosis: Las dosis variarán en función del momento de desarrollo del árbol, las dosis se repartir en 2-3 aplicaciones a lo largo del año, realizando la primera aplicación al inicio de la brotación, repitiendo repitiendo la aplicación a los 30-40 días.

  • Arboles jóvenes: 10-30 gr/árbol
  • Entrada en producción: 30-50 gr/árbol
  • Árboles en producción (porte mediano): 50-130 gr/árbol
  • Árboles en producción (porte grande): 130-160 gr/árbol

 

Ferrilene:

Corrector de carencia de hierro Ferrilene está indicado para corregir la clorosis provocada por la falta de hierro en la planta. Especialmente indicado para condiciones de suelo adversas.

Quelato de hierro (Fe) para todo tipo de suelo y condiciones adversas para la absorción. Prevención y cura de la clorisis férrica.

FERRILENE es una línea completa de productos compuestos por los mejores quelatos de hierro, que se adaptan a las diferentes situaciones adversas con deterioro en la disponibilidad de hierro en el suelo.

FORMULACION: microgránulos soluble

Alta eficiencia agronómica. Línea completa para todo tipo de suelo. CARACTERISTICAS: FERRILENE 4,8, quelato de hierro con el 4,8% en la forma ORTO-ORTO, previene y cura la clorosis férrica aún en las condiciones más dificiles de pH.

Dosis: 5-30 kg/ha y aplicación.
Observaciones: En tierras arenosas se recomienda utilizar las dosificaciones mínimas y repetir después de 20-30 días.

 

 

MC BOTAMIX FERRO:

Abono a base de aminoácidos libres, obtenidos por hidrólisis de proteínas de origen animal y Hierro, que al aplicarse de manera conjunta constituyen un fertilizante de alta eficacia y rápida absorción. Está especialmente indicado cuando se necesite una rápida demanda de Hierro en el cultivo.

Dosis

  • Aplicación foliar: utilizar entre 300-500 ml/Hl.
  • Aplicación radicular: de 6 a 10 l/Ha.

Las experiencias muestran que las sales de Hierro inorgánicas son generalmente ineficaces en el tratamiento de la clorosis férrica, tanto en el abono foliar como en la aplicación en el suelo, como consecuencia del hecho que el Hierro se vuelve rápidamente insoluble en forma de óxidos. Debido a esta razón se utilizan quelatos de Hierro que hacen que el Hierro sea fácilmente utilizado por las plantas.

En agricultura ecológica, NO APLICAR en las partes comestibles del cultivo.

La fertilización es un proceso fundamental para mantener los olivos jóvenes en buenas condiciones.

 

Cuando llega el comienzo de la primavera, toca pensar en los cuidados que necesitan los olivares, más aún si se trata de olivos jóvenes. Y es que en todo plan de cultivo se deben incluir etapas concretas de cuidados, como son la poda, los injertos, la cosecha… y la fertilización.

En olivar se suele comenzar a realizar el abonado a la salida del reposo, cuando la savia de los árboles comienza a movilizarse (aproximadamente en el mes de marzo), y dura hasta septiembre más o menos, ya esperando la cosecha (dependiendo de cada caso).

¿Qué debemos saber para elaborar un plan de abonado?

El olivo es una especie típicamente mediterránea adaptada al clima de la zona. Se trata de una especie presente en los paisajes de la península ibérica como un elemento más de los ecosistemas mediterráneos y de la cultura. Aunque es una especie rústica presenta también una serie de requisitos que limitan su área de distribución preferentemente a zonas de clima mediterráneo.

Es sensible a las heladas, si bien puede soportar temperaturas hasta -10 °C, aunque la resistencia al frío es una característica varietal. Las altas temperaturas son perjudiciales, sobre todo durante el periodo de floración.

Y aunque se encuentran olivos en muy variadas zonas, parece desarrollarse mejor en áreas con una pluviometría comprendida entre los 600-800 mm/año. Por eso, debemos conocer bien la composición del suelo y el clima al que se van a enfrentar nuestros olivos, para poder elaborar un buen plan de fertilización.

¿Cuáles son los enemigos principales de los olivos?

Hay varios insectos que lo atacan: la Psilla o pulga del olivo y la cochinilla, que chupan la savia de esta planta (la Psilla se posa alrededor de los peciolos de las hojas y de los pedúnculos florales).

La llamada mosca del olivo deposita sus huevos en los frutos cuando estos son aún pequeños, ya la larva, con su voracidad, come la pulpa de las olivas; a veces una misma oliva contiene varias larvas. Otro insecto nocivo, pero no tan corriente, es la cantárida, que ataca los tallos tiernos y malogra la cosecha futura.

La Psilla es de tamaño muy pequeño y difícil de destruir; la cochinilla se puede destruir frotando las ramas del olivo atacado con trapos empapados en vinagre o lechada de cal; contra el gusano de la aceituna dan buen resultado las soluciones de arseniato de plomo; las cantáridas pueden ser recogidas en las primeras horas del día, pues entonces están como atontadas y, sacudiendo las ramas del olivo, aquellos insectos caen al suelo, recogiéndose en grandes lienzos que se extienden previamente debajo del árbol.

Los olivos sufren también diversas enfermedades parasitarias; así, el moho amarillo o verdoso y la negrura; el moho se desarrolla en los olivares plantados en terrenos excesivamente húmedos, y para combatir la enfermedad hay que desecar el terreno; la negrura aparece en olivos con ramaje excesivamente espeso, que priva a las olivas de recibir ampliamente el sol y el aire; para combatir esta enfermedad hay que podar adecuadamente el olivo, haciendo que entren amplimante, en el espesor de su ramaje, el aire y el sol.

 

Plan de abonado para olivos jóvenes

Independientemente que el cultivo de los olivos sea en fertirrigación o secano, proponemos un plan de abonado con los siguientes productos para tus olivos jóvenes.

Presta atención al plan de abonado perfecto para los olivos, porque la clave también radica en su dosificación y época de aplicación:

Abono NP con aminoácidos y molibdeno.

  • Favorece los procesos de floración y polinización del cultivo (producción y calidad del polen, elongación del tubo polínico, fecundación).
  • Mejora el proceso de cuaje y amarre de frutos, así como el crecimiento y engorde de los mismos, así como de tubérculos.
  • Su contenido en aminoácidos supone un ahorro energético para el metabolismo vegetal y potencia la absorción del fósforo y molibdeno.

Composición: Nitrógeno (2,6%), Pentóxido de fósforo P2O5 (11,4%), Aminoácidos (5%), Molibdeno (6%)

Comienzo de aplicación: Marzo-abril

Repeticiones: 4 Repeticiones cada 15 días hasta final de floración (mayo-junio).

Dosis:

  • Foliar: 150 cc/hL.
  • Riego localizado: 1 L/ha

Abono Nitrogenado con Ca y Mg.

 

INB Ca-Mg actúa como mejorador de la estructura celular de las plantas (hojas, frutos, tallos) recubriendo los puentes de Ca y Mg de la pectina y lignina. Mediante esta tecnología, los frutos, hojas y tallos de las plantas se verán reforzados, mejorando su integridad y disminuyendo la aparición de fisiopatías relacionadas con la mala absorción de este elemento.

Composición: Nitrógeno (10%), Óxido de Calcio CaO (15%), Óxido de Magnesio MgO (2%), Boro (0,05%), Cobre (0,04%), Hierro (0,05%), Manganeso (0,1%), Molibdeno (0,001%), Zinc (0,02%).

Dosis: 4 – 6 L/ha (de 2 a 4 aplicaciones).

Comienzo de aplicación:

A partir de caída de pétalos (mayo-junio)

Repeticiones:  4 repeticiones cada 15 días hasta periodo de cuajado (julio).

Abono NK 3-31.

Fitonutriente indicado para la prevención y corrección de las carencias de potasio y para favorecer una óptima maduración y alcance de calidad de los frutos. Contiene en su formulación EDTA libre, que proporciona una mejor absorción del potasio por vía foliar.

Composición: Nitrógeno (3%), Óxido de potasio K2O (31%), Agente Quelatante (1%).

Modo de empleo: de 3 a 5 aplicaciones durante la fase de engorde y maduración (a partir de julio a septiembre cada 15 días).  En caso de mezclas con productos fitosanitarios sensibles al fenómeno de hidrólisis alcalina, se recomienda acidificar el caldo de aplicación hasta alcanzar un pH neutro o ligeramente ácido antes de la adición de este producto.

Dosis:

  • Foliar: 300  cc/hL. Cuando se utilicen agua de pH básico, añadir antes al caldo 250 cc de Spray pH Ideal por 1.000L de agua con el fin de obtener un caldo aproximado de pH 6-7
  • Riego localizado: 2 L/ha

 

 

Soluciones Sembralia para tus olivos jóvenes

En Sembralia Tienda de un amplio catálogo de productos para fertilización de olivar donde existe un gran abanico de posibilidades. Y además, tenemos a disposición de nuestros clientes un servicio gratuito de asesoramiento, mediante el cual el equipo de ingenieros agrónomos responderá a todas las preguntas que planteen relacionadas con la agronomía.

 

AUTOR: Ignacio Sánchez de Ibargüen  Ingeniero Agrónomo de Sembralia.


Los ácidos húmicos son un buen potenciador radicular

En otoño e invierno, épocas en las que no es habitual que los cultivos necesiten riego auxiliar, debido a las precipitaciones de esos meses, la mejor opción para aplicar bioestimulantes es hacerlo en seco, como -por ejemplo- para mejorar el crecimiento radicular. Es por ello que los ácidos húmicos secos en cultivos son muy recomendables en esas épocas del año. En otros meses, cuando se activa el riego (como el goteo en el caso de los olivos) podemos pensar ya en bioestimulantes y abonos en formato líquido.

Esto sería con otro método de aplicación pero con las mismas propiedades de mejora. Es por eso que si queremos en estos meses mejorar las características del suelo y su estructura, podemos pensar en aplicar Ácidos Húmicos Secos, una muy buena solución para estimular el crecimiento de las raíces (radicular).

En nuestro blog podrás encontrar un artículo sobre cuáles son los efectos de los ácidos húmicos en suelo y plantas. En nuestro catalogo tenemos enraizantes de gran calidad en formulas líquidas que también podrían funcionar, pero el al no tener actualmente riego por goteo los ácidos húmicos de INB son la mejor solución para sus cultivos. Los productos de INB están diseñados con materias primas de alta calidad que aseguran una rápida y efectiva asimilación por parte del cultivo. Favoreciendo en este caso, tanto el desarrollo de las raíces como un crecimiento óptimo de cultivo.

Ácidos Húmicos de INB (en seco)

Los ácidos húmicos y fúlvicos bioactivos solubles de INB proceden de leonardita americana de alta pureza y calidad. Se trata de un bioestimulante que contiene características físico-químicas y biológicas del suelo agrícola. Los ácidos húmicos de INB son una enmienda orgánica natural, que mejora las características del suelo y su estructura, aumentando la capacidad de intercambio catiónico y la vida microbiana. Más concretamente, hablando de las propiedades enraizantes, debemos decir que mejora la fertilidad general del suelo y favorece el desarrollo radicular y el crecimiento de las plantas. Además, incrementa la capacidad de retención de agua y reduce las pérdidas por lixiviación de nutrientes.

Composición de los ácidos húmicos de INB:

  • Extracto húmico total: 65% p/p
  • Ácidos húmicos: 53% p/p
  • Ácidos fúlvicos: 12% p/p
  • Óxido de potasio (K2O) soluble en agua: 17% p/p
  • Materias primas: Leonardita americana: 54% p/p
  • Clase A: Contenido en metales pesados inferior a los límites autorizados
  • pH: 11

Utilización de los ácidos húmicos en los cultivos:

Su uso está aconsejado en determinados momentos del cultivo, como post-trasplante, crecimiento, inicio de brotación, prefloración, cuajado y desarrollo del fruto. Hay diferentes modos de aplicación:

  1. En fertirrigación también se pueden utilizar, simplemente hay que preparar una disolución madre de 10 – 15 kg/hL de agua, agitar e inyectar la cantidad necesaria recomendada.
  2. Para mejorante de sustratos: 20 – 40 g/m3 Tratamiento de árboles aislados: 5 – 10 g/planta según desarrollo.  

Principales aplicaciones, y sus dosis correspondientes:

  • Frutales
    • Dosis: 2 – 3 kg/Ha
    • Observaciones: repetir las aplicaciones hasta alcanzar una dosis anual total de 8-15 kg/Ha.
  • Cítricos
    • Dosis: 2 – 3 kg/Ha
    • Observaciones: repetir las aplicaciones hasta alcanzar una dosis anual total de 8-15 kg/Ha.
  • Hortícolas
    • Dosis: 1-2,5 kg/Ha
    • Observaciones: Aplicación según desarrollo vegetativo del cultivo, repitiendo las aplicaciones hasta alcanzar 6 – 8 kg/Ha y año.
  • Vid
    • Dosis: 2 – 3 kg/Ha
    • Observaciones: repetir las aplicaciones hasta alcanzar una dosis anual total de 8-15 kg/Ha.
  • Olivo
    • Dosis: 2 – 3 kg/Ha
    • Observaciones: repetir las aplicaciones hasta alcanzar una dosis anual total de 8-15 kg/Ha.
  • Cereales
    • Dosis: 4 – 10 g/planta
    • Observaciones: Fertirrigación según desarrollo del cultivo.
  • Césped
    • Dosis: 2 – 3 kg/Ha
    • Observaciones: repetir las aplicaciones hasta alcanzar una dosis anual total de 8-15 kg/Ha.

Y, otra ventaja de los ácidos húmicos de INB es que es compatible con la mayoría de los fertilizantes y productos fitosanitarios utilizados. Excepto aceites minerales, nitrato de calcio, productos de reacción ácida y herbicidas incompatibles con la materia orgánica.  

Un error común: el producto para el crecimiento foliar no es enraizante

En la Tienda Sembralia siempre aconsejamos que no utilicen ningún producto foliar para el crecimiento radicular, pues los bioestimulantes están diseñados para funciones diferentes. Además, es un error muy común el creer que un producto agrícola puede ser la panacea para lo que le pasa a nuestros cultivos. Igualmente, lo que le funciona a un agricultor en un terreno determinado puede no funcionarme a mí en mi explotación agraria. Hay que ser muy cuidadosos en la administración de productos agrícolas, tanto abonos como bioestimulantes, para conseguir el efecto deseado (floración, cuaje, enraizamiento…). Por último, para cualquier cuestión agronómica que quieran plantearnos no dude en contactar con nosotros. El servicio de asesoría de Tienda Sembralia es gratuito, y simplemente tienen que mandarnos un correo a la dirección info@sembralia.es

AUTOR: Jose Antonio Sotomayor Ingeniero Agrónomo de Sembralia.

¿Te ha gustado este artículo?

Se el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

[contact-form-7 404 "No encontrado"]

Descubre los bioestimulantes de INB que tus cultivos necesitan solo en Sembralia:

 

El correcto enraizamiento (fijar las raíces) es una de las claves del crecimiento de la planta.

Para ayudar a nuestros árboles a que tengan unas raíces fuertes y sanas, hoy os damos una serie de consejos para contribuir al buen y correcto enraizamiento.

Hace unos días, recibimos una pregunta en el consultorio agronómico que dirige José Antonio Sotomayor (ingeniero agrónomo) sobre el correcto desarrollo de unos cítricos, y como mejorar sus raíces. 

Si quieres saber más sobre como mejorar las raíces de tus cultivos en nuestro blog encontrarás un artículo sobre como los ácidos húmicos mejoran las raíces.

Concretamente, nuestro agricultor preguntaba por qué habiendo plantado tres árboles frutales a la vez (un mandarino, un limonero y un naranjo) el desarrollo de estos cítricos era diferente.

En líneas generales los cítricos presentaban un crecimiento muy irregular respecto al enraizamiento, floración, cuaje y maduración. En realidad, lo más frecuente es que cuando se presentan problemas de desarrollo en las mismas condiciones, el problema sea de raíz.

¿Por qué es clave el tratamiento de las raíces para el crecimiento?

Los naranjos tardan en crecer, pero es importante a la hora de plantarlos hacer un buen agujero para que crezcan las raíces y que tengan materia orgánica. De ahí los grandes alcorques que se ponen en los naranjales para el correcto enraizamiento de cada uno de los árboles. 

Además, la realización de estos agujeros de plantación para el enraizamiento va a ayudar a medio plazo a que tanto el desarrollo de las raíces, como el riego y el abonado (si surge, posteriormente) sean más eficientes. Por tanto, conseguimos un triple efecto:

  • En primer lugar, favorecer el crecimiento radicular (enraizamiento)
  • En segundo lugar, que el agua penetre bien en las raíces (por el riego)
  • Por último, que si ha de abonarse los nutrientes lleguen adecuadamente (fertilización)

Precisamente, otro modo de llegar a las raíces y estimular su crecimiento es recurrir a la fertilización, como os contamos en los siguientes tips.

Trucos para fomentar el crecimiento de las raíces

En el caso de los cítricos, para el enraizamiento del naranjo, es recomendable un abonado a base de materia orgánica y compost. Pero no solo basta con recurrir al producto, lo importante es el modo de aplicación que os contamos:

  1. Que se eche circularmente al rededor del tronco a un metro aproximadamente de este.
  2. Otro punto fuerte, para promover el crecimiento de las raíces, es que si tiene posibilidad (si tiene terreno alrededor que no estorbe) se puede cavar un círculo a cierta distancia del tronco y que haga una mezcla de tierra y compost.

El objetivo de este pequeño truco es que las raíces ‘busquen’ alimento y así crezcan. Para finalizar, si tiene riego por goteo tampoco es conveniente que estén muy pegados a la base del tronco. Es decir, que, si no tienen que desarrollarse las raíces, se vuelven ‘vagas’ y no crece.

Para estimular su crecimiento con el goteo cercano, si es el caso, lo que se puede hacer es ir alejando poco a poco el riego (no de golpe, para que no se queden sin suministro, obviamente). En definitiva, hay que animar a esas raíces a buscar alimento y que se desarrollen.

El consejo de Tienda Sembralia es estimular el enraizamiento con estos trucos que os dejamos, y con la mejor suplementación agrícola. Además, este producto que aparece a continuación también ayuda. 

Compost en pellet Fertiormont

Compost sólido en PELLET, fertilizante procedente de la fermentación biológica controlada de materia orgánica vegetal durante 2 años y procedente de restos seleccionados de cosechas de olivo, cítricos, leguminosas, hortícolas, etc.

Su empleo mejora considerablemente los aspectos agronómicos físico-químicos de los suelos tratados.

  • El PH, se consiguen valores cercanos a la neutralidad (7) de manera que se solubilizan elementos que de otra manera estarían precipitados o bloqueados. 
  • Aumento de la capacidad de retención de agua.
  • Mejora y conservación de la estructura del suelo.
  • Aumenta la disponibilidad de nutrientes por su efecto tampón.
  • Incorpora una flora microbiana beneficiosa.
  • Puede aplicarse en todo tipo de cultivos.
  • Exento de patógenos y semillas.

Modo de uso:

  • 2000-8000 Kg./ha, según minerales presentes en el suelo y tipo de cultivo.
  • 5-25 Kg/árbol en frutales según tamaño

¿Te ha gustado este artículo?

Se el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

[contact-form-7 404 "No encontrado"]

Descubre los bioestimulantes para plantas que mejor se adaptan a ti:

 

Nitrógeno, Potasio y Fósforo son fundamentales en la bioestimulación del cereal

 Para una correcta nutrición de los cultivos de cereales es necesario un correcto equilibrio entre los macro y micronutrientes más demandados por ellos. Entre los macronutrientes esenciales en cereal destacan el Nitrógeno, Fósforo y Potasio. Lo queremos con los bioestimulantes es lograr ese equilibrio que en un momento determinado se puede perder. Por lo general, dependiendo siempre de factores como el tipo de suelo (entre otros), los cereales son grandes consumidores de nitrógeno y fósforo. Es precisamente ahí donde deberemos aplicar (en la mayoría de los casos) los bioestimulantes para cereales.  

Nitrógeno y Fósforo, claves en los cereales

El nitrógeno es el elemento de mayor influencia en estos cultivos para estimular el rendimiento. Y, por tanto, el elemento empleado en mayor cantidad. Sin embargo, el nitrógeno no ejerce su potencial si no están presentes las cantidades óptimas de fósforo y potasio. Por consiguiente, podemos llegar a la conclusión de que, en cereal, la relación entre nitrógeno y potasio sea la más importante (cada uno en su proporción).

Pero no hay que dejar de lado el fósforo. El fósforo en el cultivo de cereal es determinante en la formación de la espiga, el grano. Y, además favorece el desarrollo radicular. Mientras que el potasio asegura el crecimiento y peso específico (llenado) del grano y previene de enfermedades, así como diversos tipos de estrés en la planta.  

Otros macronutrientes en la bioestimulación de cereal

Respecto a los micronutrientes que puede requerir el cultivo de cereal. A la hora de plantear una correcta bioestimulación, destacan el Zinc y el manganeso.

        • El Zinc promueve la síntesis de hormonas de crecimiento y proteínas. Además de favorecer la calidad en floración con la interacción con el fósforo.
        • El manganeso, por otro lado, favorece la fotosíntesis y está involucrado en la tolerancia a enfermedades.

Por eso, además de una nutrición tradicional sería recomendable una bioestimulación con productos ricos en aminoácidos. Esto se debe, a que los aminoácidos ayudan a la asimilación de otros nutrientes en la planta. Produciendo además, un proceso de activación en la absorción de nitrógeno. Además, gracias a la bioestimulación notaremos que nuestros cultivos adquieren un efecto protector frente a diversos tipos de estrés (hídrico, por oscilaciones de temperaturas…).

AUTOR: Ignacio Sánchez de Ibargüen (Ingeniero Agrónomo de Sembralia).

 

Bioestimulantes para cereal de Tienda Sembralia

En Sembraliatienda.es podemos ofrecer diversos productos ricos en elementos específicos, para mejorar el rendimiento y carencia nutricionales de los cereales. Entre los que podemos destacar algunos como:

Aminofertil:

  • Obtenido a partir de queratinas de origen animal hidrolizadas por medio ácido. Indicado para aplicación en momentos críticos del cultivo tales como la salida de una helada, después del reposo o tras sufrir un estrés hídrico.
  • Para tener una respuesta eficaz en el cultivo es bueno darle previamente un aporte de abono mineral a disposición del vegetal.
  • Exento de metales pesados y cloruros.
  • Recomendado para: Cereales después del ahijado.   
  • Aminoácidos libres 15%
  • Para tener una respuesta eficaz en el cultivo es bueno darle previamente un aporte de abono mineral a disposición del vegetal.

     

 

 

 

Bioestimulante con Mn y Zn: INB Mezcla líquida de Micronutrientes Complejados Mn y Zn

Este bioestimulante puede aplicarse en cualquier cultivo durante la primavera o al inicio del desarrollo vegetativo. Fomentando la activación de los procesos enzimáticos y la formación de proteínas en el cultivo. Así como reviniendo estados carenciales de manganeso y zinc.

INB MnZn es un corrector de Manganeso y Zinc complejados con ácido lignosulfónico. Estos minerales, en forma de complejo con este ácido, son asimilados de forma óptima por el vegetal. Lográndose una mejor prevención o corrección de carencias de estos micronutrientes en el cultivo. 

Dosis y modo de empleo

  • Aplicar mediante pulverización foliar a razón de 400-600 cc/hl en todos los cultivos, realizando de 2 a 4 aplicaciones según necesidades y desarrollo.

 

Biostimulante MC Biole – C: Potenciador del crecimiento MC BIOLE-C

Producto a base de aminoácidos libres obtenidos por hidrólisis de proteínas de origen animal, sustancias naturales y microelementos. Que permiten activar de manera óptima las funciones bioquímicas conectadas al desarrollo de la planta. Al mismo tiempo, las otras sustancias naturales presentes permiten mejorar las funciones ligadas a la acumulación de sustancias de reserva y a la mejora de la fotosíntesis de la clorofila. Es un potente potenciador del crecimiento biologico de la planta.

Dosis recomendada

  • Aplicación Radicular: Cereal, Cultivos industriales: 180-200 gr/H

MC Biole-C gracias al efecto sinérgico de las sustancias presentes. Es capaz de suministrar a todos los cultivos un desarrollo vegetal y una uniformidad de producción, resultado de la aceleración de todo el conjunto de la actividad metabólica vegetal.

 

Abono NPK con extracto de algas INB:

Fertilizante líquido a base de NPK y un alto contenido en algas frescas con un elevado poder enraizador. Favorece el desarrollo de nuevas raíces, la absorción de agua y nutrientes por vía radicular. También favorece el crecimiento de yemas laterales, la fructificación y la calidad de la cosecha.

Macronutrientes y extracto de algas especialmente desarrollado para el enraizamiento de tus cultivos.

Dosis recomendada y modo de empleo

Las aplicaciones coincidirán con los momentos críticos del cultivo. Como son el trasplante, crecimiento activo, prefloración, cuajado, engorde del fruto y maduración. Así como en los momentos de estrés debidos a altas temperaturas, plagas, herbicidas y exceso o falta de agua.

Compatibilidad

Se puede compaginar con la mayoría de los productos fitosanitarios y nutricionales que se usan de manera habitual en agricultura.

 

AMINOÁCIDOS 5% + MOLIBDENO 6% (CON FÓSFORO):

Este abono, favorece los procesos de floración y polinización del cultivo (producción y calidad del polen, elongación del tubo polínico, fecundación).

Mejora el proceso de cuaje y amarre de frutos. Así como el crecimiento y engorde de los mismos, así como de tubérculos. Además, su contenido en aminoácidos supone un ahorro energético para el metabolismo vegetal y potencia la absorción del fósforo y molibdeno de la formulación.

Compatibilidades

Se puede utilizar con la mayoría de los productos fitosanitarios y nutricionales de uso habitual en agricultura. No es recomendable mezclar con azufres, aceites minerales ni cobres (excepto en olivar).

Dada la diversidad de productos y de mezclas posibles a realizar, es necesario realizar una prueba previa de compatibilidad y selectividad de los productos a aplicar. No se permitirá el acceso a las tierras a los animales de granja durante, al menos, 21 días siguientes a la aplicación.

 

Mc Brotamix Bull:

Fertilizante con efecto bioestimulante natural de origen animal. Con muy alto contenido en aminoácidos libres y una equilibrada relación de microelementos necesarios en los cultivos. Triple acción: Bioestimulante (aminoácidos), Fertilizante (abono orgánico) y Corrector (microelementos).

Muy indicado para conseguir elevadas producciones en los cultivos.

Dosis

  • Para aplicación foliar, utilizar entre 150-300 ml/Hl.
  • Aplicación radicular, de 3 a 6 l/Ha.

Producto fertilizante de clase A. En agricultura ecológica, NO APLICAR en las partes comestibles del cultivo.

¿Te ha gustado este artículo?

Se el primero en leer articulos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

[contact-form-7 404 "No encontrado"]
En Sembralia puedes encontrar los fertilizantes y Bioestimulantes que necesitas:
 

 

Los bioestimulantes actúan sobre las plantas (a través de diferentes vías) para mejorar el cultivo.

Existen distintos tipos de bioestimulantes o  biorreguladores en el mercado, así como de diferentes calidades. Por eso, en Sembralia sabemos que es importante identificarlos y clasificarlos, para que cuando se utilicen en los cultivos se obtenga el resultado esperado. En función del tipo y cantidad de hormona que contienen, así como del efecto esperado, los productos agrícolas de los que hoy os hablamos se pueden clasificar en dos tipos: bioestimulantes y biorreguladores. Concretamente, hoy queremos explicar la definición y tipos de bioestimulantes  que hay en el mercado. Los bioestimulantes actúan como una ayuda extra para la planta, favoreciendo el crecimiento y muchas otras funciones vegetativas (dependiendo del tipo de bioestimulante agrícola que se emplee). Si deseas saber como utilizar bioestimulantes en horticultura, en nuestro blog podrás encontrar un artículo sobre ello.

¿Qué son los bioestimulantes?

Los bioestimulantes son formulaciones a base de varios compuestos químicos incluyendo hormonas, aminoácidos, vitaminas, enzimas y elementos minerales. Además, los bioestimulantes son los fertilizantes agrícolas más conocidos y de uso común en la agricultura. La concentración hormonal en los bioestimulantes casi siempre es baja (menos de 0,02% o 200 ppm de cada hormona en un litro), así como también la de los demás componentes de la formulación. Los tipos de hormonas contenidas y las cantidades de cada una de ellas depende del origen de la extracción de las mismas (algas, semillas, raíces, etc) y su procesamiento para convertirse en bioestimulantes. En general, las dosis recomendadas para la aplicación de los bioestimulantes se maneja en volumen (0,5 a 1 litros de la formulación por unidad de superficie) durante el desarrollo del cultivo.

Bioestimulantes de cultivos: una empujón para la planta

Por sus características de múltiples hormonas en baja cantidad, así como por las dosis recomendadas, la aplicación de un bioestimulante difícilmente puede regular o manipular un proceso. Por lo tanto, el uso de un bioestimulante sólo puede servir como complemento auxiliar en el mantenimiento fisiológico de la planta aplicada. Esta aplicación puede llegar a ser importante en condiciones limitantes del cultivo, incluso determinante a la hora de sacar adelante una cosecha en caso de un mal clima, sequía, ataque de patógenos, etc.  

¿Qué tipos de bioestimulantes existen y cuáles son más recomendables?

En Sembralia disponemos de diversos bioestimulantes en nuestra tienda y diferentes marcas. Lo cierto es que en cuanto a categorías de bioestimulantes, xisten diversos productos en función de qué se quiera estimular en la planta: floración, combatir algún estrés, cuajado, desarrollo radicular, desarrollo vegetativo… De forma genérica (adaptables a cualquier tipo de cultivo) en Sembralia Tienda recomendamos los siguientes productos, por su eficacia y su relación entre la calidad u el buen precio:

INB Cuaje:

Aminoácidos 5% + Molibdeno 6% bidones 5LSe trata de un bioestimulante de los cultivos a base de una interesante mezcla de productos agrícolas: Aminoácidos 5% + Molibdeno 6%.

Estimulador de cuajado. Potenciador de la polinización, fecundación, floración y cuajado. Proporciona, acumula, ahorra energía, ahorro energético. Favorece el crecimiento y desarrollo del polén y el engorde de los frutos, hortalizas…

Favorece los procesos de floración y polinización del cultivo (producción y calidad del polen, elongación del tubo polínico, fecundación).

Mejora el proceso de cuaje y amarre de frutos, así como el crecimiento y engorde de los mismos, así como de tubérculos.

Su contenido en aminoácidos supone un ahorro energético para el metabolismo vegetal y potencia la absorción del fósforo y molibdeno de la formulación.

 

 

MC PHYTO FLOW

Bioestimulante MC PHYTO FLOW Abono líquido con extracto de algas y aminoácidos. Este bioestimulante es un bioactivador de origen vegetal, complementario en todos los tratamientos de crecimiento, cuajada, engorde y maduración de los cultivos. Además, el contenido de aminoácidos libres hace de MC PHYTO FLOW un producto que permite sobrellevar situaciones de elevado estrés, aumentando el contenido de aminoácidos en la planta que serán utilizados para el metabolismo y creación de proteínas. Ayuda, además, a la absorción de otros nutrientes, facilitando su translocación dentro de la planta. De uso en cultivos hortícolas, viña, frutales, almendro, olivo, cítricos, plantas ornamentales. MC PHYTO FLOW se utiliza en las etapas de mayor actividad enzimática y metabólica, ayudando a la planta a ahorrar energía en el proceso de síntesis de proteínas. Ayuda a recuperar el cultivo después de una etapa de estrés por hielo, frío o sequía. El producto presenta un aminograma equilibrado, aportando los aminoácidos más esenciales para el crecimiento correcto de la planta.

 

 

INB aminoácidos 10%

Aminoácidos 10% en bidones de 5 L. Aminoácidos al 10 por ciento INB 5L – Aumento de la calidad y rendimiento de las cosechas, a la vez que ayuda a las defensas naturales. El abono bioestimulante con aminoácidos 10% es un concentrado de L-aminoácidos 100% libres y totalmente asimilables por la planta lo que lo convierte en notable especialmente diseñado para aumentar la calidad y el rendimiento de las cosechas, ayudando además a las resistencias naturales de la planta en momentos de estrés como golpes de calor, heladas, pedrisco o ante el ataque de plagas o enfermedades. Dosis y modo de empleo

  • Se recomienda la aplicación del abono bioestimulante con aminoacidos 10% por vía foliar y por vía goteo en los momentos más críticos del cultivo como post-trasplante, crecimiento, prefloración, cuajado y desarrollo del fruto así como en condiciones adversas de los cultivos: golpes de frío o calor, estrés hídrico o salino, ataques de plagas o enfermedades, carencias nutricionales etc.
 

INB abono NPK con extracto de algas

Abono NPK con Extracto de AlgasAbono NPK con Extracto de Algas en bidones de 5 L. Macronutrientes y extracto de algas, especialmente desarrollado para el enraizamiento de tus cultivos. Fertilizante líquido a base de NPK y un alto contenido en algas frescas con un elevado poder enraizador. Favorece el desarrollo de nuevas raíces, la absorción de agua y nutrientes por vía radicular, el crecimiento de yemas laterales, la fructificación y la calidad de la cosecha. Dosis y modo de empleo Las aplicaciones coincidirán con los momentos críticos del cultivo: trasplante, crecimiento activo, prefloración, cuajado, engorde del fruto y maduración, así como los momentos de estrés debidos a altas temperaturas, plagas, herbicidas y exceso o falta de agua.

 

 


 

AUTOR: Ignacio Sánchez de Ibargüen Ingeniero Agrónomo de Sembralia.

¿Te ha gustado este artículo?

Se el primero en leer articulos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

[contact-form-7 404 "No encontrado"]
Sembralia: tienda online de los Bioestimulantes y fertilizantes que necesitan tus plantas:
 

árbol frutal

Cómo utilizar los insecticidas correctamente es clave para el control de las plagas.

 

Una de las mayores preocupaciones de todos los agricultores son las plagas, por ello, en el artículo de hoy te hablamos sobre los insecticidas para árboles frutales. 

La aplicación de insecticida en frutales debe ser especialmente minuciosa, para no dañar el fruto que se debe comercializar.

Ahí radica uno de los aspectos clave a la hora de utilizar los insecticidas para el control correcto de las plagas, y el mantenimiento de los árboles frutales (especialmente en esta época del año).

¿Qué es un árbol frutal?

Para conocer cómo debe ser la aplicación, primeramente debemos saber qué es un árbol frutal. Se denominan frutales a cualquier árbol productor de frutas, cuyas estructuras formadas por el óvulo maduro de una flor, contiene una o más semillas. Sin embargo a la hora de hablar de frutales (es decir, el término usado en horticultura) nos centraremos solo en los árboles que proveen frutas como alimento del ser humano.

Es curioso que esta definición de frutales incluye también a los árboles que producen núculas (nueces), los llamados frutos secos. Aunque es botánicamente incorrecto, también suelen considerarse como árboles frutales los árboles que producen unas coberturas carnosas en ciertas semillas, llamadas arilo (falsos frutos).

La disciplina científica y el cultivo de las frutas se denomina pomología, y se centra principalmente en el desarrollo de las técnicas de cultivo y los estudios fisiológicos en árboles frutales, así como las plagas que debemos combatir para conseguir que los árboles crezcan fuertes y sanos.

¿Cómo se aplican los insecticidas en árboles frutales?

Lo primero que debemos hacer a la hora de aplicar un insecticida a frutales es conocer su funcionamiento.Un insecticida es un compuesto químico utilizado para matar insectos. Los insecticidas tienen importancia para el control de plagas de insectos en la agricultura o para eliminar todos aquellos que afectan la salud humana y animal.

Por consiguiente, los insecticidas pueden hacer acción sobre uno o diferentes de los estados de desarrollo del artrópodo y se pueden considerar ovicidas, larvicidas y adulticidas respectivamente si eliminan los huevos, la larva o el adulto. La forma más habitual de funcionamiento es mediante la inhibición de enzimas vitales.

Insecticidas especiales para árboles frutales:

En Tienda Sembralia encontrarás una selección de insecticidas de amplio espectro y específicos para árboles frutales, que son capaces de acabar con resistentes plagas y a la vez cuidar de los frutos y el crecimiento del cultivo.

Insecticida fungicida para frutales (SIPCAM):

Insecticida fungicida para frutales SIPCAMInsecticida contra plagas de insectos y bacterias, protección de plantas contra enfermedades. Apto para para el control de cochinillas (piojo de San Jose), huevos de araña roja y pulgón + monilia, moteado, abolladura, cribado, etc. Tratamiento completo contra enfermedades y plagas en árboles frutales.

El Pack Frutales de Sipcam es de lo más útil para el Tratamiento de Invierno contra plagas y enfermedades. Se recomienda la aplicación de insecticida para frutales en 2 fases. En primer lugar, una aplicación a la caída de las hojas o luego de la poda, y en segundo lugar cuando se produzca el hinchado de las yemas.

Gracias a este insecticida para frutales conseguimos protección durante todo el invierno lo que aumenta las posibilidades de disfrutar de una cosecha limpia y saludable. Con este tratamiento de frutales estarás protegiendo cualquier árbol frutal durante la época más fría y aumentará las posibilidades de que la cosecha de fruto sea lo más provechosa y sana.

 

 

Luqsol Premium:

Insecticida concentrado emulsionable a base de aceite de parafina que puede ser utilizado en árboles frutales y sobre todo en cítricos como el naranjo, el pomelo, la lima, el limonero y mandarina. Uso recomendado contra ácaros, pulgones cochinillas. Se trata de un aceite de parafina al 79% (CAS 64742-46-7) p/v. EC » Formulado a base de aceite de origen mineral, compuesto fundamentalmente por moléculas hidrocarbonadas saturadas, diseñado para maximizar su eficacia y minimizar cualquier fitotoxicidad potencial. Disponible para su compra en 1 o 24 unidades.

 

 

Insecticida Temobi Insect

Insecticida Temobi:

Insecticida ecológico aplicable con pincel o brocha para capturar insectos voladores y rastreros. Una vez aplicado, la evaporación del producto contenido no tóxico. No se seca y conserva sus características, incluso expuesto a agentes atmosféricos. Es una cola viscosa indicado para insectos como procesionarias u otro tipo de bichos o plagas trepadoras o voladoras. Este insecticida para frutales se trata de una cola etomológica, que se puede aplicar con pincel o brocha para capturar insectos voladores y rastreros. Una vez aplicado, la evaporación del producto contenido no es tóxico. Y además no se seca y conserva sus características, incluso expuesto a agentes atmosféricos.

 

 


Soluciones de Tienda Sembralia

Para cualquier duda sobre la aplicación de insecticidas a frutales (una labor propia del otoño y el invierno) ponemos a disposición de nuestros clientes el servicio de asesoría agronómica de Tienda Sembralia, donde recibimos las consultas de todo tipo sobre agricultura que nos quieran hacer llegar.


¿Te ha gustado este artículo?

Se el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

[contact-form-7 404 "No encontrado"]

Todos los Insecticidas que tus plantas necesitan están en Sembralia

 

Las malas hierbas son uno de los principales problemas a los que se enfrentan todos los agricultores mediante el uso de herbicidas.

  Las temidas malas hierbas aparecen a lo largo de la temporada de crecimiento de los cultivos, aunque pueden ser los más dañinos durante la etapa de siembra. Saber cómo y cuándo tratar las malas hierbas para eliminarlas es fundamental, porque promueven la aparición de plagas, virus y enfermedades, y estas plagas, virus y enfermedades son, en última instancia, perjudiciales para nuestras plantaciones. Para evitar la aparición de malas hierbas es necesario el uso de herbicidas. Por ese motivo en este artículo os presentamos un plan de invierno para los cultivos con el uso de herbicidas.  


Qué son los herbicidas y sus usos en los cultivos

Uno de los principales usos de los herbicidas es su empleo para reparar el terreno y dejar el suelo limpio de malas hierbas para el invierno, en esta época que está caracterizada por el frío La palabra herbicida proviene de las palabras latinas “herba” y “cida”, esta última se traduce como matador o exterminador. Lo primero que debemos hacer es conocer cómo funciona un herbicida. Se trata de un producto fitosanitario utilizado para eliminar plantas indeseadas. Algunos actúan interfiriendo con el crecimiento de las malas hierbas y se basan frecuentemente en las hormonas de las plantas.   Lo fundamental es acabar con las malas hierbas cuando bajan las temperaturas, porque es más fácil (conociendo su ciclo vital, sabemos que tienen menos fuerza, por lo que con tratamientos menos agresivos con el suelo conseguimos muy buenos resultados).   


Tipos de herbicidas

Existen varios tipos de herbicidas aunque no existe un solo sistema de clasificación de los herbicidas.  Los diferentes sistemas se basan en criterios muy dispares, como su naturaleza química, su mecanismo de acción o su toxicidad. Para escoger bien un herbicida, hay que tener en cuenta el estado del cultivo, el estado y tipo de la maleza que se quiera controlar, así como las características físicas del suelo.  ⇒ En otro artículo de Sembralia, José Antonio Sotomayor (ingeniero agrícola) explica de manera detallada los diferentes tipos de herbicidas  


Soluciones de Tienda Sembralia para preparación de suelos 

Para la preparación de un correcto plan de invierno para la tierra en Sembralia disponemos de dos herbicidas muy demandados en el mercado:   

Herbicida Atila (Afrasa) 0,5 l:

Este es un herbicida sistémico no selectivo (Glifosato, entre otros), bien absorbido por vía foliar transmitiéndose incluso hacia las raíces.  Actúa inhibiendo uno de los enzimas que controla la síntesis de aminoácidos  aromáticos esenciales. Al ser un herbicida no selectivo elimina una gran gama de familias de plantas. Se inactiva en contacto con el suelo. El herbicida Atila está a la cabeza del mercado, compitiendo en calidad con el de Syngenta (abajo indicado, también disponible en Tienda Sembralia).

Recomendaciones de uso:

Para un correcto uso es recomendable seguir las indicaciones del fabricante del herbicida Atila, para lograr una mayor eficacia del producto agrícola).

 

 

Herbicida TouchDown (Syngenta):

Touchdown premium de Syngenta es un herbicida sistémico no selectivo, con formulado a base de Glifosato para controlar en postemergencia todo tipo de malas hierbas gramíneas y dicotiledóneas, anuales y perennes que puedan impedir el crecimiento de tus cultivos. El tratamiento fitosanitario de postemergencia se refiere al método de tratamiento que se utiliza cuando nace la planta y, por lo general, se debe utilizar en la etapa más temprana para lograr una mayor eficiencia. Este herbicida está disponible en 4 paquetes de 0,5 litros de Touchdown (Syngenta).

Recomendaciones de uso:

  • Aplicar cuando no se esperen lluvias en 3-6h
  • Aplicar sin viento.
  • Aplicar a primera hora de la mañana o a última de la tarde.
  • En general se recomienda tratar cuando las malas hierbas son pequeñas
 

 

¿Te ha gustado este artículo?

Se el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

[contact-form-7 404 "No encontrado"]

Descubre los herbicidas para las malas hiervas:

 

Ya os hemos hablado en varios artículos sobre el hierro en los cultivos. Ahora bien, hoy os vamos a descubrir qué es la oxidación del hierro y cuál es la importancia de los quelatos en los cultivos para aumentar el aprovechamiento del hierro ya presente en el suelo.

Clorosis férrica: hojas amarillas en los cítricos

En fitopatología, la clorosis es una condición fisiológica anormal en la que el follaje produce insuficiente clorofila. Cuando esto ocurre, las hojas no tienen la coloración normal verde; la coloración es de un verde pálido, amarillo, amarillo blanquecina.​ Las plantas afectadas tienen disminuida su capacidad de formar carbohidratos y pueden morir si la causa de su insuficiencia clorofílica no es tratada. Deficiencias específicas de nutrientes (frecuentemente agravadas por un alto nivel de pH) producen clorosis, que podría corregirse suplementando con hierro, magnesio y nitrógeno en varias combinaciones. En el caso de la clorósis férrica, el elemento que falta es el hierro, que se puede corregir con la aplicación de fertilizantes quelatados de hierro.

En el riego por goteo las raíces de las plantas pueden abarcar en su búsqueda de nutrientes solo la pequeña área que está confinada dentro del bulbo húmedo. Por esto los micronutrientes son más limitantes en este tipo de riego y deben ser añadidos en forma diluida, ya sea en su forma iónica o en su forma quelatada, que consiste en microelementos unidos a elementos orgánicos por más de un enlace de coordinación.

En el caso de la sales de hierro, la forma Fe+2 es más fácilmente absorbida por las raíces, pero cuando esta se encuentra en contacto con el oxígeno, ya sea el del aire o el del suelo en caso de suelos bien aireados, este se oxida a la forma Fe+3que es mucho menos soluble, el Fe+3 en contacto con un medio de pH neutro o alcalino tiende a precipitarse como hidróxido férrico que es extremadamente insoluble y por tanto no esta disponible para la planta.

2Fe+3 + 6OH → 2Fe(OH)3

¿Qué son los quelatos, cómo se aplican y su importancia?

Añadir el hierro en su forma quelatada en el riego por goteo evitará que se precipite en esta forma de hidróxido férrico quedando inaccesible.

El quelato está formado por una molécula orgánica llamada agente quelante que se une a un ión metálico, en este caso el hierro, modificando sus propiedades y aumentando la estabilidad de la disolución, por esto actualmente es recomendado el uso exclusivo de quelatos solubles para la aplicación de nutrientes por fertirrigación.

Aplicación de los quelatos

La aplicación de quelatos no solo ayuda a reducir la insolubilidad de los microelementos, sino que además los quelatos de síntesis también ayudan a que estos sean absorbidos por la planta al hacer que las enzimas vegetales encargadas de transportarlos al interior de la planta los reconozcan, haciendo así que estén totalmente disponibles para la absorción activa de las raíces o de las células foliares al interior de los tejidos vegetales.

Algo que hace a los quelatos diferentes a los demás fertilizantes es que una vez que la parte orgánica o quelante del compuesto queda libre tras la cesión del Fe al interior de la planta, esta parte orgánica queda libre y solubilizará más hierro nativo del suelo. Es decir, la utilización de quelatos no solo aporta el hierro que se aplica al cultivo sino que tiene la capacidad de aumentar el aprovechamiento del hierro que ya está presente en los suelos.

La susceptibilidad a la deficiencia de hierro varía significativamente entre unos cultivos y otros, como podemos ver en la tabla.

Además, la utilización de quelatos de hierro es siempre recomendada para los cultivos cuya susceptibilidad a la deficiencia de hierro sea alta o media. Para aquellos cultivos de susceptibilidad baja, la utilización o no de quelatos dependerá principalmente del tipo de suelo y del pH de este. Pero otros factores pueden ser, también, importante como la presencia de altos niveles de fosforo o la acumulación de cobre que también pueden ser factores limitantes en la disponibilidad de hierro en el suelo.  

Cultivos Susceptibilidad
Espárrago Alta
Brócoli Alta
Col Media
Coliflor Alta
Guisante Media
Patata Baja
Espinaca Alta
Maíz Media
Tomate Alta
Cítricos Alta
Uva Alta
Frambuesa Alta
Fresa Alta

Soluciones Sembralia para la oxidación del hierro:

Corrector de carencia de hierro MC FERRO

Quelato corrector de clorosis férrica. Es un abono a base de Hierro-EDDHA, que se ha formulado buscando la combinación óptima de los isómeros orto-orto-EDDHA y ort-para-EDDHA. Además, la quelatación de Hierro con EDDHA lo hace mucho más absorbible en comparación con otros Hierros quelatados con EDTA, sobre todo en suelos calizos, donde el EDTA no es estable. El producto funciona a intervalos de pH de entre 3 y 11 en caldo final. MC FERRO es de fácil aplicación y no presenta ningún problema de obturación en los sistemas de riego, no dejando residuo en los tanques de disolución. Debido a su formulación de grano soluble. El producto es más efectivo en aplicación radicular.

 


Abono con Ácidos Húmicos y Hierro Quelatado en sacos de 5 kg.

Abono con Ácidos Húmicos y Hierro Producto especial a base Hierro (Fe) quelatado con EDDHA junto con Ácidos Húmicos bioactivos solubles. Posee una elevada cantidad de isómeros de hierro en posición orto-orto, lo que le otorga una alta persistencia en suelos calcáreos y alcalinos, a su vez, complementado con una fracción de isómeros de hierro en posición orto-para, otorgando al producto un efecto de corrección rápida de clorosis férrica. También, contiene, un elevado contenido en extractos húmicos de alta pureza y calidad que proporciona numerosos beneficios a la estructura y fertilidad del suelo, y un mayor desarrollo radicular del cultivo. Produce un efecto sinérgico con beneficios importantes en nutrición y actividad vegetativa por efectos del agente quelatante, produciendo una quelatación completa que, junto con el extracto húmico lo convierte en una solución eficaz para corregir la clorosis férrica. INB es una formulación a base de micro gránulos dispersables en agua 100% solubles.

 


Corrector carencias MC MICROMIX SOL 5 l.

MC MICROMIX SOL es una mezcla sólida de micronutientes (Fe, Mn, Zn y Cu) quelados con EDTA, al que se le añaden Boro y Molibdeno en forma mineral, totalmente asimilables por la planta. Además, este producto es eficaz en todos los suelos y cultivos. Puede ser aplicado directamente a suelo diluido en el agua de riego, fertirrigación, gotero o cultivos hidropónicos. MC MICROMIX SOL está indicado para la corrección de deficiencias de estos microelementos, sobretodo Hierro y Manganeso, dado que se presentan quelatados con EDTA. Este corrector es fácilmente asimilable por la planta tanto vía foliar como radicular. Es una mezcla homogénea de micronutrientes totalmente soluble en agua y puede ser utilizado para cualquier cultivo, especialmente en hortícolas. Su principal función es satisfacer las necesidades de la planta en carencias de microelementos secundarios. En conclusión, el resultado final es un aumento de la biomasa total de la planta y un aumento de la producción final debido a la aportación de compuestos necesarios para el metabolismo primario y secundario de la planta.

 


AUTOR: José Antonio Sotomayor, Ingeniero Agrónomo de Sembralia.

 

¿Te ha gustado este artículo?

Se el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

[contact-form-7 404 "No encontrado"]

Compra tus correctores y quelatos en Sembralia

 

Los fertilizantes quelatados de hierro son un remedio fácil y eficaz para la clorósis

En artículos anteriores hemos hablado sobre la importancia de los fertilizantes quelatados de hierro y acerca de la importancia del hierro en la planta. En el artículo de hoy queremos contaros acerca de la elección del elemento quelante en función del PH.

¿Cómo elegir correctamente el elemento quelante?

La elección del quelato dependerá de su estructura y dependiendo de esta se crearán más enlaces entre el agente quelante y el hierro, lo que le dará más estabilidad frente a diferentes rangos de pH. Los agentes quelantes más utilizados para el hierro son EDTA, DTPA y el EDDHA/EDDHSA.

Quelato Rango de pH
Fe-EDTA 1-6,5
Fe-DTPA 1-7,5
Fe-EDDHA/EDDHSA 4-10

Las móleculas EDTA (ácido etlilendiaminotetraacético) y DTPA (ácido dietilentriaminopentaacético) crean compuestos menos estables, por lo que son recomendables para cultivos poco sensibles a las deficiencias de hierro o en suelos con poca riqueza en carbonato cálcico pero con adiciones frecuentes de quelatos de hierro Las moléculas EDDHA (ácido etilendiamino) y EDDHSA (ácido etilendiamino) son utilizados en exclusiva para quelatar hierro y son los compuestos más utilizados debido a los compuestos tan estables que crean. Además, la molécula EDDHA puede presentar dos isómeros posicionales el orto-orto en el que el hierro esta unido al agente quelante por seis enlaces y el orto-para, en el que hierro esta unido al agente quelante por cinco enlaces, haciendo este quelato menos estable. Al añadirse juntos, el isómero orto-para de menos estabilidad tiene un respuesta más rápida en el suelo estando más rápidamente accesible para la planta, mientras que el isómero orto-orto, de mayor estabilidad sirve como fuente de reserva ofreciendo hierro a largo plazo.

La riqueza de isómeros es importante a la hora de elegir y utilizar productos de hierro quelatado. El EDDHSA se diferencia del EDDHA por tener en su estructura molecular un grupo sulfónico, lo que hace que todo el hierro quelatado este en posición orto-orto, lo que le conferirá una gran estabilidad, pero de una alta solubilidad, por lo que son muy utilizados en fertilizantes líquidos y en sistemas de riego fertirrigación sin causar problemas en los sistemas de riego.

¿Por qué usar hierro quelatado?

A pesar del coste superior de los fertilizantes quelatados frente a los fertilizantes agrícolas clásicos que encontramos en el mercado, las ventajas que ofrece la aportación de microelementos quelatados, en el especial el hierro, hacen que sea la mejor solución a la hora de corregir las deficiencias nutricionales de los cultivos ya que aseguran un mayor aprovechamiento de los fertilizantes al asegurar una absorción por parte de los cultivos al no bloquearse estos en el suelo incluso en condiciones de pH altos en suelos calizos.

Además, hay que recordar a la hora de escoger un fertilizante quelatado de hierro la importancia de la proporción de isómeros orto y para dependiendo de si necesitamos una rápida asimilación en los cultivos o por el contrario queremos aportar un abonado de fondo que sirva de reserva para el futuro. 


SOLUCIONES SEMBRALIA:

Corrector de carencia de hierro MC FERRO

Quelato corrector de clorosis férrica. Es un abono a base de Hierro-EDDHA, que se ha formulado buscando la combinación óptima de los isómeros orto-orto-EDDHA y ort-para-EDDHA. La quelatación de Hierro con EDDHA lo hace mucho más absorbible en comparación con otros Hierros quelatados con EDTA y  sobre todo en suelos calizos, donde el EDTA no es estable.

El producto funciona a intervalos de pH de entre 3 y 11 en caldo final. MC FERRO es de fácil aplicación y no presenta ningún problema de obturación en los sistemas de riego, no dejando residuo en los tanques de disolución. Debido a su formulación de grano soluble. Debes de tener en cuenta, que el producto es más efectivo en aplicación radicular.

 


Corrector mineral MC IRONMANZ

MC IRONMANZ es una mezcla sólida de micronutrientes, formulado en gránulos 100% solubles y dispersables en agua de fácil asimilación. Asimismo, el uso de quelatos permite ser más eficaz en el tratamiento de estas carencias. Tanto para el Hierro como Manganeso y Zinc, quelados en EDDHA, se asegura una solución totalmente satisfactoria en suelos calizos frente a los compuestos quelados en EDTA. Puesto que no son eficaces a pH básicos por la debilidad de dicha molécula.

 


Corrector de carencia de hierro Microstep FE especial 5%

Corrector de carencia de hierro Microstep FE especial 5% está indicado para corregir la clorosis provocada por la falta de hierro en la planta. Disponible en formatos de 1 Kg 5 Kg y 10 Kg
 
EDDHA + Fe2+.
  • Corrector de clorosis férrica, carencias de hierro, mediante hierro quelatado en EDDHA.
  • Evita carencia nutricional.
  • Perfecta disolución en dosis indicada.
  • No produce polvos.
  • Granos inferior 1mm.
 

¿Te ha gustado este artículo?

Se el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

[contact-form-7 404 "No encontrado"]

Descubre los correctores para plantas al mejor precio: