Entradas

La floración, polinización, cuajado y maduración mejoran con la aplicación de potasa.

Llegan los meses más cruciales para uno de nuestros cultivos más importantes: el olivar. Nos encontramos en plena floración del olivo y comienza el proceso de fecundación dando lugar a la caída de pétalos. Esto es una señal de que se ha creado una nueva semilla y finalmente la aceituna.

Gracias a la aplicación de potasio o potasa pueden mejorar mucho nuestros cultivos, en Sembralia os contamos cómo. ¿Sabías que tan solo una pequeña parte de las flores (aproximadamente un 1% – 2%) serán fecundadas?

Además de las condiciones climáticas, el porcentaje de fecundación dependerá del estado nutricional del árbol, ya que muchas serán desechadas por su estado y tan sólo quedarán los frutos que el árbol sea capaz de nutrir.

Abonado del olivo, de invierno a otoño

Junto con la floración del olivar, el amarre de frutos es una fase crucial, muy dependiente de las condiciones climáticas. Es precisamente en esta fase del olivo donde se podrá estimar cómo será la cosecha del año. Por esta razón, es importante tener los árboles con buenos cuidados sanitarios y nutritivos (aquí entra la potasa en juego).

Durante esta fase se suele ayudar nutricionalmente a la planta con abonos ricos en fósforo para aumentar el amarre, pero sobre todo potasio para el cuaje y maduración. Y es que las demandas de potasio coinciden con la fase de endurecimiento del hueso.

El potasio desempeña un papel crucial en la síntesis de hidratos de carbonos, movimiento de agua en la planta, aumento de rendimiento graso, la fotosíntesis, la resistencia a diversos tipos de estrés y, en definitiva, al aumento de tamaño y calidad de los frutos del olivo. El olivo florece en primavera y fructifica acto seguido, por eso es importante empezar desde ya (aunque se puede comenzar a abonar a finales de invierno, con el aumento de temperaturas) y podemos mantener el apoyo nutricional hasta finales de otoño.

¿Cómo se aplica la potasa en olivos?

En olivar, estas suplementaciones de potasa se suelen aplicar vía foliar.

Esta técnica permite aportar nutrientes en momentos de máxima demanda, en los que las condiciones de suelo o ambientales limiten su absorción.

Y no solo eso, lo bueno de estas aplicaciones es que suelen coincidir con algún tratamiento contra plagas como el repilo o prays, siempre que el producto ofrecido por el fabricante lo permita.

Es una buena manera de aplicar dos productos en uno, reduciendo el tiempo que se dedica a la plantación.

Y ya para una nutrición completa, a este tratamiento se suele aplicar urea o aminoácidos al caldo con el fin de mejorar la absorción de nutrientes, aumentando la permeabilidad de las cutículas de las hojas.


Soluciones de potasa en Tienda Sembralia

Como ya sabéis, en Sembralia nos preocupamos por el rendimiento de las cosechas de nuestros agricultores.

Por ello, ofrecemos los siguientes productos ricos en estos elementos:

Solución de Abono NK 3-31

Este fitonutriente asegura una óptima maduración y calidad en tus frutos. Este producto está indicado para la prevención y corrección de las carencias de potasio y para favorecer una óptima maduración y alcance de calidad de los frutos. Además, contiene en su formulación EDTA libre, que proporciona una mejor absorción del potasio por vía foliar. Se recomienda su aplicación en la época de mayor actividad metabólica como desarrollo de frutos, promoviendo su engorde, maduración y cualidades organolépticas.

La dosis recomendada para el olivo son las siguientes: Mediante aplicación foliar la dosis es de  300-500 cc/hl. Se recomienda realizar 3-5 aplicaciones durante el periodo de engorde y desarrollo de los frutos. Cuando se utilicen agua de pH básico, añadir antes al caldo 250 cc de Spray pH Ideal por 1.000L de agua con el fin de obtener un caldo aproximado de pH 6-7 Mediante fertirrigación la dosis recomendada es de 2,5-3 L/ha. Y se recomiendan hacer 3-5 aplicaciones durante la fase de engorde y maduración.

Fertilizante rico en potasio MC POTASA

Este fertilizante favorece la etapa de engorde de los cultivos. Solución nutricional con alto contenido en Potasio con total disponibilidad para la planta. El Potasio (K) es un elemento muy móvil dentro de la planta, su aplicación foliar actúa en la acumulación de hidratos de carbono y grasas en los frutos y en la regulación de la apertura y cierre de estomas.

El potasio de está completado con ácidos orgánicos. MC POTASA es fundamental durante la etapa de engorde del fruto, pues el consumo de potasio durante esta etapa aumenta de forma considerable.

Se recomienda en primavera y otoño. Proceder a la foliación del conjunto de plantas, mojando bien, pero sin que llegue a gotear. Las dosis recomendadas de este producto son:

  • Aplicación Foliar: 100-200 ml/Hl
  • Aplicación Radicular: 40-60 L/Ha
  • No necesita plazos de seguridad

Fertilizante para engorde Fertiormont Potasio

  Fertilizante líquido rico en potasio que ayuda en el engorde y maduración de los frutos, mejorando sus características organolépticas. Epecialmente indicado para momentos en los que el cultivo consume potasio con mayor rapidez como durante el engorde y la maduración del fruto. Su aplicación influye de manera importante en el tamaño final y la calidad organoléptica del fruto.

Este abono favorece la asimilación de calcio, magnesio y otros elementos que ayudan a la acumulación y asimilación de azúcares o aceites en el fruto. Puede aplicarse en cualquier tipo de cultivo, tanto por vía foliar como por fertirrigación. Al ser aplicado mediante riego se consiguen varios beneficios para el suelo.

Además aporta microorganismos beneficiosos eliminando patógenos por competencia activa.

  • Aplicación foliar: 200-300 cc/hl (2-3 l/1000 l de agua).
  • Mojar bien toda la planta o árbol, aplicar 2-3 veces durante la fase de engorde del fruto.
  • Aplicación fertirrigación: 5-10 l/ha. En 4-5 riegos.

 

Fertilizantes NPK 0-45-45

Bionutriente con alto contenido de fósforo y potasio que aumenta la producción de frutos y mejor sus características organolépticas. Es un bionutriente con un alto contenido en fósforo y potasio.

Además, contiene Boro y otros microelementos quelatados con EDTA como el Cobre, Zinc, Hierro y Manganeso. También, aumenta la producción de frutos.

Mejora de los aspectos del fruto (aumento del tamaño, mejora del color y el sabor), imprescindible durante la etapa de formación y maduración del fruto. Basado en sales de fácil disolución, lo que permite a la planta una rápida asimilación de estas.

  • Aplicación foliar: 200-600 ml/hl
  • Aplicación radicular: 5-10l/ha
  • No necesita plazos de seguridad

 

Bioestimulante Aminofertil

Bioestimulante con aminoácidos de alto rendimiento que ayuda al cultivo en momentos de estrés. Producto compuesto por aminoácidos de alto rendimiento. Está indicado para ser aplicado en momentos críticos del cultivo.

Como pueden ser heladas, después del reposo o tras sufrir estrés hídrico. También se aconseja su uso en cereales después del ahijado.

Para frutales en prefloración, cuajado y en el engorde de frutos.

Se recomienda realizar siempre una prueba previa de mezcla y de compatibilidad con el cultivo. No se conocen problemas toxicológicos derivados del uso del producto.

Consultar con un técnico para su uso en ciruelo.

Aminoácidos 10%

Abono bioestimulante con aminoacidos 10%.  Aumento de la calidad y rendimiento de las cosechas a la vez que ayuda a las defensas naturales. Producto diseñado para aumentar la calidad y el rendimiento de las cosechas, ayudando además a las resistencias naturales de la planta en momentos de estrés como golpes de calor, heladas, pedrisco o ante el ataque de plagas o enfermedades.

 

Se recomienda la aplicación del abono bioestimulante con aminoacidos 10% por vía foliar y por vía goteo en los momentos más críticos del cultivo. En olivo: Mediante aplicación foliar la dosis recomenda 2-2,5 L/ha. En prefloración, caída de pétalos, desarrollo de frutos o en cualquier momento de estrés.

Mediante Fertirrigación la dosis es 15-20 L/ha, divididos en aplicaciones de 5-10 L/ha a lo largo de todo el ciclo. De 2 a 3 aplicaciones a lo largo del ciclo en los momentos de prefloración, cuajado y desarrollo del fruto.

AUTOR: Ignacio Sánchez de Ibargüen , Ingeniero Agrónomo de Sembralia


Descubre en Sembralia los mejores productos con potasa para tus plantas:

Los cambios térmicos y la falta de micronutrientes puede ser la causa de que se arruguen las hojas a los pistacheros

Con una pequeña suplementación  o abonado ayudaremos al pistacho

  Las hojas arrugadas de los pistacheros pueden deberse tanto a factores abióticos como bióticos. Por lo que parece, en función de las fechas y la estación en la que estemos, podría deberse a una bajada brusca de las temperaturas cuando las hojas están en proceso de desarrollo, algún déficit de nutrientes en época de crecimiento, o ambas a la vez. Es especialmente importante el desarrollo de la plantación de pistacheros por igual, porque es la mejor manera de controlar la producción. Al estar homogeneizado, la aplicación de productos bioestimulantes y fitosanitarios está más ajustado, por lo que es más fácil la dosificación sin desperdiciar recursos. Así, si las hojas del pistachero están arrugadas, el crecimiento de la planta es irregular, con el consecuente descontrol de la plantación. Por el crecimiento del árbol del pistacho, la etapa de formación de la planta (los cuatro primeros años, aproximadamente) es fundamental para un correcto desarrollo posterior. En particular, debemos estar muy pendientes de la poda y de la nutrición del pistachero. Ya que nuestro objetivo es lograr la distribución de las ramas en la llamada forma de vaso, es decir: de manera uniforme en el espacio de la plantación, conforme a las líneas, para facilitar y optimizar la llegada de luz en las hojas por igual.    

Soluciones Sembralia específicas para los pistacheros

Es muy importante aplicar algún tipo de abono para la nutrición del pistachero, sobre todo en los momentos de desarrollo foliar. Para que crezcan las hojas fuertes, es crucial que no les falte de nada. Por lo que un buen fertilizante serviría para poder complementar, pero te recomendaría los siguientes tres productos:

  1. Abono bioestimulante con aminoácidos al 10% de INB

  2. MC Brotamix: Abono Nitrogenado con materia orgánica 

  3. Un NPK alto en nitrógeno, como el fertilizante NPK 24-10-5

  Os los detallamos aquí, así como la aplicación más recomendada para la suplementación del pistachero:

1. Abono bioestimulante con Aminoácidos 10%

Los aminoácidos son productos que estimulan el rendimiento y protegen contra efectos de estrés en la planta. Digamos que son como unas vitaminas que ayudan a las plantas a reponerse contra efectos adversos y situaciones complicadas. También favorecen la asimilación de otros nutrientes. Te recomendamos el abono bioestimulante con aminoácidos 10% de INB. Es un concentrado de L-aminoácidos 100% libres y totalmente asimilables por la planta lo que lo convierte en notable bioestimulante especialmente diseñado para aumentar la calidad y el rendimiento de las cosechas, ayudando además a las resistencias naturales de la planta en momentos de estrés como golpes de calor, heladas, pedrisco o ante el ataque de plagas o enfermedades. Modo de empleo: Se recomienda la aplicación del abono bioestimulante con aminoacidos 10% por vía foliar y por vía goteo en los momentos más críticos del cultivo como post-trasplante, crecimiento, prefloración, cuajado y desarrollo del fruto así como en condiciones adversas de los cultivos: golpes de frío o calor, estrés hídrico o salino, ataques de plagas o enfermedades, carencias nutricionales etc.


2. Bioestimulante MC BROTAMIX NITROGENO

Un abono completo para contrarrestar un posible déficit de nutrientes en los pistachos. Podemos ofrecer tanto líquido como sólido. Con tan poco índice de área foliar, como se ve en algunas partes, te recomendaría un abono sólido para un mejor aprovechamiento, pero lo dejamos a tu elección. En el caso de este MC Brotamix encontrarás un producto a base de aminoácidos de bajo y medio peso molecular, derivados de la hidrólisis de sustancias proteicas de origen animal, caracterizados por una total y rápida asimilación, tanto a nivel de raíz como a nivel de hoja. Especialmente indicado en los periodos fisiológicos más importantes de la planta (trasplante, floración, cuajado y maduración). Obtiene un crecimiento vegetativo uniforme y una mejora de cantidad de productos agrícolas. Suministrado en estrés abiótico (heladas, granizo, etc…) o biótico (hongos, bacterias, virus, insectos), permite la rápida superación del crecimiento vegetativo. Modo de empleo: Lo bueno de MC Brotamix es que es absorbido a través de la cutícula de la hoja y tras haber penetrado dentro de las hojas, la planta es metabólicamente más activa, utilizando enzimas, reguladores de crecimiento y azúcares para la producción de proteínas. Aplicado en fertirrigación, mejora la absorción de los nutrientes suministrados a través de la estimulación de la actividad microbiana.  


 

3.Fertilizante NPK 24-10-5

Este es un buen fertilizante que aporta macro y microelementos y favorece el crecimiento vegetativo. Posee una solución nutritiva equilibrada en N-P-K y pobre en cloro. Contiene la cantidad idónea de macro y microelementos quelatados por EDTA necesarios para los cultivos. Está además indicado en el crecimiento vegetativo. El MC NPK 24-10-5 es un abono nitrogenado con Fósforo y Potasa, y enriquecido con Boro y otros microelementos quelatados, como cobre, hierro, manganeso y zinc. Modo de empleo:

  • Aplicación Foliar: 300-500 ml/hl
  • Aplicación Radicular: 5-10 l/ha
  • No necesita plazos de seguridad

 

AUTOR: Ignacio Sánchez de Ibargüen, ingeniero agrónomo de Sembralia.

  Suscríbete de forma gratuita:

    Acepto los términos y condiciones y protección de datos

    Descubre en Sembralia los productos para producir más pistachos al mejor precio:

    Hablamos de los bioestimulantes del sistema radicular especialmente formulados para actuar eficazmente en los procesos de enraizamiento y desarrollo de las plantas, pero que también ayuda en todas las fases de desarrollo.

    Entre las ventajas del uso de bioestimulantes con efecto enraizante destaca que mejora la estructura y la flora microbiana del suelo, y es un eficaz liberador de los elementos que se encuentran bloqueados.


    La nueva y polémica estrategia “De la graja a la mesa presentada por la Comisión Europea pretende reducir para 2030 el uso de fertilizantes como mínimo en un 20%. Ante este panorama la búsqueda de nuevas alternativas para cubrir las necesidades de nuestros cultivos es mas necesaria que nunca, y es aquí donde los bioestimulantes se pueden erigir como nuestros principales aliados.

    El Dr. Patrick du Jardin uno de los mayores expertos mundiales en bioestimulación los define de la siguiente manera: “un bioestimulante vegetal es cualquier sustancia o microorganismo aplicado a las plantas con el objetivo de mejorar la eficiencia nutricional, la tolerancia al estrés abiótico y/o los rasgos de calidad del cultivo, independientemente de su contenido de nutrientes. Por extensión, los bioestimulantes de plantas también designan productos comerciales que contienen mezclas de tales sustancias y/o microorganismos”

    A día de hoy se siguen estudiando sus efectos, pero está claro que, junto al amparo de numerosos estudios científicos, las sustancias y materias activas tienen numerosas aplicaciones y efectos beneficiosos para las plantas. Hay que tener claro que la función de los bioestimulantes no es sustituir a los fertilizantes, sino complementar con estos para optimizar el aporte nutricional por parte de la planta.

    El sistema radicular

    Cuando hablamos de mejora del enraizamiento mediante bioestimulación, es de obligatorio conocimiento los aspectos esenciales de las raíces de nuestros cultivos. Son la parte invisible de la planta, pero no por ello la menos importante. Se trata de un elemento clave en la absorción de nutrientes por lo que incide directamente en el rendimiento y a veces no se le presta la atención que merece en ámbitos de manejo y cuidados.

    Además de tener la función de anclaje de la planta al suelo, las raíces actúan como cerebro de la planta enviando todo tipo de señales que, según el manejo, nutrición y cuidados, potenciarán el desarrollo de la parte vegetativa y los frutos o, todo lo contrario, si no se cuidan. Este desarrollo está condicionado fundamentalmente por factores abióticos (temperatura, humedad, aireación), bióticos (enfermedades) y microorganismos que pueden mejorar la estructura del suelo y la sinergia suelo – raíz.

    Esta importancia es más relevante aún, cuando hablamos de cultivos de alto valor de mercado como los cultivos hortícolas en invernadero, que, aunque disponen de condiciones controladas, puede haber problemas de enfermedades, insuficiente enraizamiento y, por lo tanto, poca productividad.

    También el tipo de suelo influye en el desarrollo radicular, por ejemplo, la mayoría de hortícolas no se adaptan bien a suelos muy arcillosos o pesados cuyo drenaje y aireación es deficiente, ocasionando una restricción en el desarrollo radicular y mayor incidencia de enfermedades. La mayoría de estos cultivos prefieren suelos arenosos donde sus raíces pueden profundizar.

    Tipos de bioestimulantes enrraizantes

    Últimamente nos llega mucha información sobre la bioestimulación y sus efectos beneficiosos para las plantas, pero ¿sabemos en realidad qué son y cómo actúan en nuestros cultivos? A continuación, aprenderemos un poco más sobre ellos y describiremos cuáles son específicos para estimular el sistema radicular.

    Sustancias Húmicas

    Las sustancias húmicas (SH), se definen como materiales orgánicos resultantes de reacciones concertadas de varios procesos bióticos y abióticos procedentes de la descomposición de residuos vegetales, animales y microbios, pero también de la actividad metabólica de los microorganismos del suelo. Estas sustancias constituyen más del 80% de la materia orgánica del suelo y están compuestas por macromoléculas de un polielectrolito que le dan una conformación variable en función de las condiciones del suelo (pH, fuerza iónica).

    Existen tres fracciones dentro de las sustancias húmicas que se clasifican de acuerdo a su solubilidad en función del pH: humina (H), ácido húmico (AH) y ácido fúlvico (AF), siendo estos últimos, los más solubles a cualquier pH.

    Además del mejoramiento de las características químicas, fisicoquímicas y biológicas del suelo, las sustancias húmicas tienen efectos estimulantes sobre el crecimiento y desarrollo de plantas, encontrándose un incremento en la longitud del tallo, raíz, hojas junto con tamaño y calidad de frutos. Entre estos procesos se encuentra la estimulación de la actividad de enzimas clave en el metabolismo del C y N. Esta estimulación en las raíces se relaciona con la promoción en el transporte secundario de iones y absorción de nutrientes.

     
     
     

    Hidrolizados de proteínas (aminoácidos)

    Los hidrolizados de proteínas se definen como una mezcla de polipéptidos, oligopéptidos y aminoácidos fabricados a partir de fuente de proteínas de origen animal o vegetal. Actualmente, más del 90% de los hidrolizados de proteína que se venden como bioestimulantes se obtienen a partir de hidrólisis química de proteínas de origen animal.

    Los procesos de hidrólisis (química o enzimática) y la fuente de proteína (animal o vegetal) son muy importantes para obtener un producto de buena calidad. Los de origen animal tienen un alto contenido de glicina y prolina que juega un papel fundamental en estabilización de proteínas, membranas celulares y ajuste osmótico de las plantas en respuesta a estrés hídrico. Los derivados de plantas tienen una mayor concentración de ácido aspártico y glutámico, los cuales tienen un rol importante en el metabolismo de nitrógeno en planta. Ambos incrementan la calidad de las frutas y hortalizas como resultado de aumentar la fotosíntesis, biosíntesis de proteínas y activación de metabolismo secundario de las células.

    Estos efectos se atribuyen a un efecto positivo en el crecimiento del sistema radicular, mayor relación raíz/brote, mejor estado nutricional y acumulación de osmolitos, por lo que bioestimulantes fabricados con estos compuestos pueden ser una buena solución como aportes nutricionales y prevención de estrés.

     
     
     

    Hongos (Trichoderma)

    Trichoderma spp. es un género de hongos saprófitos que pertenece a los tipos de hongos que promueven el desarrollo de las plantas y que actualmente consiste en unas 200 especies. Algunas razas de Trichoderma pueden entrar en las capas externas del aparato radicular creando una barrera de largo plazo en la rizosfera contra el ataque de patógenos. Actualmente dos tercios de los biopesticidas registrados contiene una o más especies de Trichoderma (las más utilizadas en biocontrol son T).

    Algunas de estas razas tienen una acción bioestimulante que las transforman en herramientas adecuadas para ser usadas en agricultura, ayudando tanto a la solubilidad de macro y micronutrientes como la extracción de nutrientes por el sistema radicular y a la translocación a los brotes. Además, varias razas son capaces de producir ácido indolacético y compuestos de tipo auxinas que promueven la elongación de raíces, desarrollo y formación de pelos radiculares.

    Además, algunos estudios realizados mostraron que, plantas colonizadas por Trichoderma aumentaron el nivel de hormonas endógenas, enzimas desintoxicantes y compuestos antioxidantes que promueven la tolerancia a condiciones ambientales adversas (sequía, frío, sales…).

    Rizobacterias (PGPR)

    Las rizobacterias que promueven el crecimiento de las plantas son bacterias endófitas que habitan y colonizan el entorno radicular promoviendo el crecimiento vegetal. Varias familias de estas (Enterobacter, Pseudomonas sp, Bradyrizobium…) tienen un efecto estimulante utilizando diferentes mecanismos entre los que destacan la producción de compuestos orgánicos volátiles, potenciando la tolerancia a estrés abiótico y produciendo cambios en el contenido hormonal.

    Las rizobacterias tienen la capacidad de reducir el contenido de etileno y el aumento de auxinas y otras hormonas en las plantas. Entre otras funciones, facilitan la extracción de nitrógeno, la solubilidad de fosfatos y participan en la movilidad de potasio generando una mayor disponibilidad de nutrientes para la planta.

     
     

     

     

    AUTOR: Ignacio Sánchez de Ibargüen, Ingeniero Agrónomo de Sembralia


    SOLUCIONES SEMBRALIA

    Actualmente en nuestro catálogo tenemos un número variado de productos bioestimulantes formulados a base de diferentes compuestos que ayudan de forma activa a la planta en diferentes situaciones. Por ejemplo, favoreciendo la fotosíntesis y produciendo un aumento del vigor y de su crecimiento al absorber e incorporar a su metabolismo este aumento de energía en la planta en situaciones de mayor demanda.

    Descubre los bioestimulantes de raíces que tus plantas necesitan:

     

    Suscríbete de forma gratuita:

      Acepto los términos y condiciones y protección de datos

      ¿Qué necesidades tiene una planta tropical como el mango?

        El mango es una especie muy sensible a altos contenidos de carbonatos en el suelo. El pH del suelo es un factor limitante en el cultivo de mango. Un pH elevado o excesivamente alcalino, está directamente relacionado con la dificultad de asimilación de algunos nutrientes como el Hierro (Fe) por parte de la planta provocando fitopatologías como la clorosis férrica. Para evitarlo o corregirlo, se precisan elevadas aportaciones de quelatos de hierro, tipo EDDHA para que sean fácilmente asimilables por las plantas. Por ello, le recomendamos algunos productos (entre muchos) disponible en nuestra tienda Sembralia.

      Productos de la Tienda Sembralia recomendados para el mango:

      INB Quelatos de Hierro:

      Producto especial a base Hierro (Fe) quelatado con EDDHA junto con Ácidos Húmicos bioactivos solubles. Posee una elevada cantidad de isómeros de hierro en posición orto-orto, otorgándole una alta persistencia en suelos calcáreos y alcalinos, a su vez isómeros de hierro en posición orto-para, otorgando al producto un efecto de corrección rápida de clorosis férrica. Produce un efecto sinérgico con beneficios importantes en nutrición y actividad vegetativa por efectos del agente quelatante, produciendo una quelatación completa que, junto con el extracto húmico lo convierte en una solución eficaz para corregir la clorosis férrica. Dosis: Las dosis variarán en función del momento de desarrollo del árbol, las dosis se repartir en 2-3 aplicaciones a lo largo del año, realizando la primera aplicación al inicio de la brotación, repitiendo repitiendo la aplicación a los 30-40 días.

      • Arboles jóvenes: 10-30 gr/árbol
      • Entrada en producción: 30-50 gr/árbol
      • Árboles en producción (porte mediano): 50-130 gr/árbol
      • Árboles en producción (porte grande): 130-160 gr/árbol

       

      Ferrilene:

      Corrector de carencia de hierro Ferrilene está indicado para corregir la clorosis provocada por la falta de hierro en la planta. Especialmente indicado para condiciones de suelo adversas. Quelato de hierro (Fe) para todo tipo de suelo y condiciones adversas para la absorción. Prevención y cura de la clorisis férrica. FERRILENE es una línea completa de productos compuestos por los mejores quelatos de hierro, que se adaptan a las diferentes situaciones adversas con deterioro en la disponibilidad de hierro en el suelo. FORMULACION: microgránulos soluble Alta eficiencia agronómica. Línea completa para todo tipo de suelo. CARACTERISTICAS: FERRILENE 4,8, quelato de hierro con el 4,8% en la forma ORTO-ORTO, previene y cura la clorosis férrica aún en las condiciones más dificiles de pH. Dosis: 5-30 kg/ha y aplicación. Observaciones: En tierras arenosas se recomienda utilizar las dosificaciones mínimas y repetir después de 20-30 días.    

      MC BOTAMIX FERRO:

      Abono a base de aminoácidos libres, obtenidos por hidrólisis de proteínas de origen animal y Hierro, que al aplicarse de manera conjunta constituyen un fertilizante de alta eficacia y rápida absorción. Está especialmente indicado cuando se necesite una rápida demanda de Hierro en el cultivo. Dosis

      • Aplicación foliar: utilizar entre 300-500 ml/Hl.
      • Aplicación radicular: de 6 a 10 l/Ha.

      Las experiencias muestran que las sales de Hierro inorgánicas son generalmente ineficaces en el tratamiento de la clorosis férrica, tanto en el abono foliar como en la aplicación en el suelo, como consecuencia del hecho que el Hierro se vuelve rápidamente insoluble en forma de óxidos.

       


      ¿Te ha gustado este artículo?

      Sé el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector mediante nuestra NEWSLETTER semanal. Suscríbete de forma gratuita:

        Acepto los términos y condiciones y protección de datos


        Descubre en Sembralia todo lo que tus cultivos necesitan:

         

        La fertilización es un proceso fundamental para mantener los olivos jóvenes en buenas condiciones.

          Cuando llega el comienzo de la primavera, toca pensar en los cuidados que necesitan los olivares, más aún si se trata de olivos jóvenes. Y es que en todo plan de cultivo se deben incluir etapas concretas de cuidados, como son la poda, los injertos, la cosecha… y la fertilización. En olivar se suele comenzar a realizar el abonado a la salida del reposo, cuando la savia de los árboles comienza a movilizarse (aproximadamente en el mes de marzo), y dura hasta septiembre más o menos, ya esperando la cosecha (dependiendo de cada caso).

        ¿Qué debemos saber para elaborar un plan de abonado?

        El olivo es una especie típicamente mediterránea adaptada al clima de la zona. Se trata de una especie presente en los paisajes de la península ibérica como un elemento más de los ecosistemas mediterráneos y de la cultura. Aunque es una especie rústica presenta también una serie de requisitos que limitan su área de distribución preferentemente a zonas de clima mediterráneo. Es sensible a las heladas, si bien puede soportar temperaturas hasta -10 °C, aunque la resistencia al frío es una característica varietal. Las altas temperaturas son perjudiciales, sobre todo durante el periodo de floración. Y aunque se encuentran olivos en muy variadas zonas, parece desarrollarse mejor en áreas con una pluviometría comprendida entre los 600-800 mm/año. Por eso, debemos conocer bien la composición del suelo y el clima al que se van a enfrentar nuestros olivos, para poder elaborar un buen plan de fertilización.

        ¿Cuáles son los enemigos principales de los olivos?

        Hay varios insectos que lo atacan: la Psilla o pulga del olivo y la cochinilla, que chupan la savia de esta planta (la Psilla se posa alrededor de los peciolos de las hojas y de los pedúnculos florales). La llamada mosca del olivo deposita sus huevos en los frutos cuando estos son aún pequeños, ya la larva, con su voracidad, come la pulpa de las olivas; a veces una misma oliva contiene varias larvas. Otro insecto nocivo, pero no tan corriente, es la cantárida, que ataca los tallos tiernos y malogra la cosecha futura. La Psilla es de tamaño muy pequeño y difícil de destruir; la cochinilla se puede destruir frotando las ramas del olivo atacado con trapos empapados en vinagre o lechada de cal; contra el gusano de la aceituna dan buen resultado las soluciones de arseniato de plomo; las cantáridas pueden ser recogidas en las primeras horas del día, pues entonces están como atontadas y, sacudiendo las ramas del olivo, aquellos insectos caen al suelo, recogiéndose en grandes lienzos que se extienden previamente debajo del árbol. Los olivos sufren también diversas enfermedades parasitarias; así, el moho amarillo o verdoso y la negrura; el moho se desarrolla en los olivares plantados en terrenos excesivamente húmedos, y para combatir la enfermedad hay que desecar el terreno; la negrura aparece en olivos con ramaje excesivamente espeso, que priva a las olivas de recibir ampliamente el sol y el aire; para combatir esta enfermedad hay que podar adecuadamente el olivo, haciendo que entren amplimante, en el espesor de su ramaje, el aire y el sol.  

        Plan de abonado para olivos jóvenes

        Independientemente que el cultivo de los olivos sea en fertirrigación o secano, proponemos un plan de abonado con los siguientes productos para tus olivos jóvenes. Presta atención al plan de abonado perfecto para los olivos, porque la clave también radica en su dosificación y época de aplicación:

        Abono NP con aminoácidos y molibdeno.

        • Favorece los procesos de floración y polinización del cultivo (producción y calidad del polen, elongación del tubo polínico, fecundación).
        • Mejora el proceso de cuaje y amarre de frutos, así como el crecimiento y engorde de los mismos, así como de tubérculos.
        • Su contenido en aminoácidos supone un ahorro energético para el metabolismo vegetal y potencia la absorción del fósforo y molibdeno.
        Composición: Nitrógeno (2,6%), Pentóxido de fósforo P2O5 (11,4%), Aminoácidos (5%), Molibdeno (6%) Comienzo de aplicación: Marzo-abril Repeticiones: 4 Repeticiones cada 15 días hasta final de floración (mayo-junio). Dosis:
        • Foliar: 150 cc/hL.
        • Riego localizado: 1 L/ha

        Abono Nitrogenado con Ca y Mg.

          INB Ca-Mg actúa como mejorador de la estructura celular de las plantas (hojas, frutos, tallos) recubriendo los puentes de Ca y Mg de la pectina y lignina. Mediante esta tecnología, los frutos, hojas y tallos de las plantas se verán reforzados, mejorando su integridad y disminuyendo la aparición de fisiopatías relacionadas con la mala absorción de este elemento. Composición: Nitrógeno (10%), Óxido de Calcio CaO (15%), Óxido de Magnesio MgO (2%), Boro (0,05%), Cobre (0,04%), Hierro (0,05%), Manganeso (0,1%), Molibdeno (0,001%), Zinc (0,02%). Dosis: 4 – 6 L/ha (de 2 a 4 aplicaciones). Comienzo de aplicación: A partir de caída de pétalos (mayo-junio) Repeticiones:  4 repeticiones cada 15 días hasta periodo de cuajado (julio).

        Abono NK 3-31.

        Fitonutriente indicado para la prevención y corrección de las carencias de potasio y para favorecer una óptima maduración y alcance de calidad de los frutos. Contiene en su formulación EDTA libre, que proporciona una mejor absorción del potasio por vía foliar.

        Composición: Nitrógeno (3%), Óxido de potasio K2O (31%), Agente Quelatante (1%).

        Modo de empleo: de 3 a 5 aplicaciones durante la fase de engorde y maduración (a partir de julio a septiembre cada 15 días).  En caso de mezclas con productos fitosanitarios sensibles al fenómeno de hidrólisis alcalina, se recomienda acidificar el caldo de aplicación hasta alcanzar un pH neutro o ligeramente ácido antes de la adición de este producto.

        Dosis:

        • Foliar: 300  cc/hL. Cuando se utilicen agua de pH básico, añadir antes al caldo 250 cc de Spray pH Ideal por 1.000L de agua con el fin de obtener un caldo aproximado de pH 6-7
        • Riego localizado: 2 L/ha
           

        Soluciones Sembralia para tus olivos jóvenes

        En Sembralia Tienda de un amplio catálogo de productos para fertilización de olivar donde existe un gran abanico de posibilidades. Y además, tenemos a disposición de nuestros clientes un servicio gratuito de asesoramiento, mediante el cual el equipo de ingenieros agrónomos responderá a todas las preguntas que planteen relacionadas con la agronomía.  
        AUTOR: Ignacio Sánchez de Ibargüen  Ingeniero Agrónomo de Sembralia.

        ¿Te ha gustado este artículo?

        Se el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

          Acepto los términos y condiciones y protección de datos

          Descubre en Sembralia todos los productos que tus olivos necesitan:

          Para setos, césped, árboles y plantas de flor, el hierro es un elemento imprescindible para su crecimiento y desarrollo.

            El hierro es fundamental en muchos procesos esenciales de las plantas como cantidad de clorofila, fotosíntesis, respiración, etc. y la falta del mismo causa problemas muy graves o incluso la muerte del vegetal para casos extremos. El síntoma más usual es amarilleamiento de hojas jóvenes de la planta.

          La clorosis férrica se produce mediante el bloqueo en el suelo del hierro o simplemente por deficiencia o ausencia. En la mayoría de los suelos se suele tener un pH superior a 7, siendo imprescindible el uso de quelatos de hierro, agentes protectores-transportadores del ion hierro y materia orgánica, para que este microelemento pueda llegar a la raíz y ser asimilado.

          En Sembralia disponemos de varias marcas que pueden ser interesantes para ti. Todos nuestros productos con Quelatos son perfectos para combatir la clorosis férrica en los cultivos y plantas, aunque habrá que aplicar una dosis adecuada para tus plantas de jardín, ya que no será lo mismo en árboles que en macetas con flor. Teniendo siempre en cuenta que es mejor realizar aplicaciones con baja dosificación y más repeticiones que, al contrario.

          ¿Qué producto de hierro aplicar, en qué dosis y frecuencia?

          Dependiendo de las necesidades, como hemos comentado, existen diferentes productos disponibles en Tienda Sembralia. Aquí os detallamos las características, peculiaridades y frecuencia de uso de cada una de ellas:

          Abono con ácidos húmicos y Quelatos de Hierro (Fe) de INB:

          Se trata de un abono que contiene un 4% de Quelatos de hierro en posición orto-orto, otorgándole una mejor y rápida absorción para las plantas. Además de esto, posee gran cantidad de ácidos húmicos y fúlvicos (21%), aplicando un efecto mejorador en el suelo (materia orgánica, mejora de estructura y absorción de nutrientes, pH óptimo, etc..) siendo un producto muy completo.

          Contiene, además, un elevado contenido en extractos húmicos de alta pureza y calidad que proporciona numerosos beneficios a la estructura y fertilidad del suelo, y un mayor desarrollo radicular del cultivo. INB es una formulación a base de micro gránulos dispersables en agua 100% solubles.

          Dosis: En árboles y setos 15-30 gramos por cada 100L de agua. Para macetas con flor 1g/maceta. Unas 4 o 5 aplicaciones dejando 20-30 días de plazo entre cada aplicación.

          Precio por kg: 13,57€ ·    

           

           

          Corrector de Carencias de Hierro Ferrilene de Valagro:

          Corrector de Carencias de Hierro Ferrilene 4,8. 1 KgSe trata de un abono especialmente indicado para corregir la clorosis férrica en las plantas incluso en condiciones difíciles de pH. Contiene un 4,8 % de Quelatos de hierro en posición orto-orto, otorgándole una mejor y rápida absorción para las plantas.

          FERRILENE es una línea completa de productos compuestos por los mejores quelatos de hierro, que se adaptan a las diferentes situaciones adversas con deterioro en la disponibilidad de hierro en el suelo.

          Dosis: Para árboles aplicar 10-20 gramos por cada 100L de agua. Para macetas con flor 1g/maceta. Unas 4 o 5 aplicaciones dejando 20-30 días de plazo entre cada aplicación.

          Precio por kg: 19,86 €  

           

           

          Microstep especial Fe:

          Abono especial para combatir la clorosis férrica de todo tipo de cultivos. Contiene isómeros de Fe Quelatados por EDDHA (5%) para una absorción óptima en suelos susceptibles a deficiencias de este micronutriente. Abono ecológico de micronutriente que evita las carencias nutricionales

          Dosis:

          • Para árboles aplicar 5-15 gramos para árboles y setos.
          • Para macetas con flor 1g/maceta.

          Unas 4 o 5 aplicaciones dejando 20-30 días de plazo entre cada aplicación.

          Precio por kg: 21,40 €          

           

           

           

          AUTOR: Ignacio Sánchez de Ibargüen  Ingeniero Agrónomo de Sembralia.

          ¿Te ha gustado este artículo?

          Se el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

            Acepto los términos y condiciones y protección de datos

            Descubre en Sembralia todos los correctores para el jardín que tus plantas necesitan:

             
             

            Los ácidos húmicos son un buen potenciador radicular

            En otoño e invierno, épocas en las que no es habitual que los cultivos necesiten riego auxiliar, debido a las precipitaciones de esos meses, la mejor opción para aplicar bioestimulantes es hacerlo en seco, como -por ejemplo- para mejorar el crecimiento radicular. Es por ello que los ácidos húmicos secos en cultivos son muy recomendables en esas épocas del año. En otros meses, cuando se activa el riego (como el goteo en el caso de los olivos) podemos pensar ya en bioestimulantes y abonos en formato líquido.

            Esto sería con otro método de aplicación pero con las mismas propiedades de mejora. Es por eso que si queremos en estos meses mejorar las características del suelo y su estructura, podemos pensar en aplicar Ácidos Húmicos Secos, una muy buena solución para estimular el crecimiento de las raíces (radicular).

            En nuestro blog podrás encontrar un artículo sobre cuáles son los efectos de los ácidos húmicos en suelo y plantas. En nuestro catalogo tenemos enraizantes de gran calidad en formulas líquidas que también podrían funcionar, pero el al no tener actualmente riego por goteo los ácidos húmicos de INB son la mejor solución para sus cultivos. Los productos de INB están diseñados con materias primas de alta calidad que aseguran una rápida y efectiva asimilación por parte del cultivo. Favoreciendo en este caso, tanto el desarrollo de las raíces como un crecimiento óptimo de cultivo.

            Ácidos Húmicos de INB (en seco)

            Los ácidos húmicos y fúlvicos bioactivos solubles de INB proceden de leonardita americana de alta pureza y calidad. Se trata de un bioestimulante que contiene características físico-químicas y biológicas del suelo agrícola. Los ácidos húmicos de INB son una enmienda orgánica natural, que mejora las características del suelo y su estructura, aumentando la capacidad de intercambio catiónico y la vida microbiana. Más concretamente, hablando de las propiedades enraizantes, debemos decir que mejora la fertilidad general del suelo y favorece el desarrollo radicular y el crecimiento de las plantas. Además, incrementa la capacidad de retención de agua y reduce las pérdidas por lixiviación de nutrientes.

            Composición de los ácidos húmicos de INB:

            • Extracto húmico total: 65% p/p
            • Ácidos húmicos: 53% p/p
            • Ácidos fúlvicos: 12% p/p
            • Óxido de potasio (K2O) soluble en agua: 17% p/p
            • Materias primas: Leonardita americana: 54% p/p
            • Clase A: Contenido en metales pesados inferior a los límites autorizados
            • pH: 11

            Utilización de los ácidos húmicos en los cultivos:

            Su uso está aconsejado en determinados momentos del cultivo, como post-trasplante, crecimiento, inicio de brotación, prefloración, cuajado y desarrollo del fruto. Hay diferentes modos de aplicación:

            1. En fertirrigación también se pueden utilizar, simplemente hay que preparar una disolución madre de 10 – 15 kg/hL de agua, agitar e inyectar la cantidad necesaria recomendada.
            2. Para mejorante de sustratos: 20 – 40 g/m3 Tratamiento de árboles aislados: 5 – 10 g/planta según desarrollo.  

            Principales aplicaciones, y sus dosis correspondientes:

            • Frutales
              • Dosis: 2 – 3 kg/Ha
              • Observaciones: repetir las aplicaciones hasta alcanzar una dosis anual total de 8-15 kg/Ha.
            • Cítricos
              • Dosis: 2 – 3 kg/Ha
              • Observaciones: repetir las aplicaciones hasta alcanzar una dosis anual total de 8-15 kg/Ha.
            • Hortícolas
              • Dosis: 1-2,5 kg/Ha
              • Observaciones: Aplicación según desarrollo vegetativo del cultivo, repitiendo las aplicaciones hasta alcanzar 6 – 8 kg/Ha y año.
            • Vid
              • Dosis: 2 – 3 kg/Ha
              • Observaciones: repetir las aplicaciones hasta alcanzar una dosis anual total de 8-15 kg/Ha.
            • Olivo
              • Dosis: 2 – 3 kg/Ha
              • Observaciones: repetir las aplicaciones hasta alcanzar una dosis anual total de 8-15 kg/Ha.
            • Cereales
              • Dosis: 4 – 10 g/planta
              • Observaciones: Fertirrigación según desarrollo del cultivo.
            • Césped
              • Dosis: 2 – 3 kg/Ha
              • Observaciones: repetir las aplicaciones hasta alcanzar una dosis anual total de 8-15 kg/Ha.

            Y, otra ventaja de los ácidos húmicos de INB es que es compatible con la mayoría de los fertilizantes y productos fitosanitarios utilizados. Excepto aceites minerales, nitrato de calcio, productos de reacción ácida y herbicidas incompatibles con la materia orgánica.  

            Un error común: el producto para el crecimiento foliar no es enraizante

            En la Tienda Sembralia siempre aconsejamos que no utilicen ningún producto foliar para el crecimiento radicular, pues los bioestimulantes están diseñados para funciones diferentes. Además, es un error muy común el creer que un producto agrícola puede ser la panacea para lo que le pasa a nuestros cultivos. Igualmente, lo que le funciona a un agricultor en un terreno determinado puede no funcionarme a mí en mi explotación agraria. Hay que ser muy cuidadosos en la administración de productos agrícolas, tanto abonos como bioestimulantes, para conseguir el efecto deseado (floración, cuaje, enraizamiento…). Por último, para cualquier cuestión agronómica que quieran plantearnos no dude en contactar con nosotros. El servicio de asesoría de Tienda Sembralia es gratuito, y simplemente tienen que mandarnos un correo a la dirección info@sembralia.es

            AUTOR: Jose Antonio Sotomayor Ingeniero Agrónomo de Sembralia.

            ¿Te ha gustado este artículo?

            Se el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

            [contact-form-7 404 "No encontrado"]

            Descubre los bioestimulantes de INB que tus cultivos necesitan solo en Sembralia:

             

            Nitrógeno, Potasio y Fósforo son fundamentales en la bioestimulación del cereal

             Para una correcta nutrición de los cultivos de cereales es necesario un correcto equilibrio entre los macro y micronutrientes más demandados por ellos. Entre los macronutrientes esenciales en cereal destacan el Nitrógeno, Fósforo y Potasio. Lo queremos con los bioestimulantes es lograr ese equilibrio que en un momento determinado se puede perder. Por lo general, dependiendo siempre de factores como el tipo de suelo (entre otros), los cereales son grandes consumidores de nitrógeno y fósforo. Es precisamente ahí donde deberemos aplicar (en la mayoría de los casos) los bioestimulantes para cereales.  

            Nitrógeno y Fósforo, claves en los cereales

            El nitrógeno es el elemento de mayor influencia en estos cultivos para estimular el rendimiento. Y, por tanto, el elemento empleado en mayor cantidad. Sin embargo, el nitrógeno no ejerce su potencial si no están presentes las cantidades óptimas de fósforo y potasio. Por consiguiente, podemos llegar a la conclusión de que, en cereal, la relación entre nitrógeno y potasio sea la más importante (cada uno en su proporción).

            Pero no hay que dejar de lado el fósforo. El fósforo en el cultivo de cereal es determinante en la formación de la espiga, el grano. Y, además favorece el desarrollo radicular. Mientras que el potasio asegura el crecimiento y peso específico (llenado) del grano y previene de enfermedades, así como diversos tipos de estrés en la planta.  

            Otros macronutrientes en la bioestimulación de cereal

            Respecto a los micronutrientes que puede requerir el cultivo de cereal. A la hora de plantear una correcta bioestimulación, destacan el Zinc y el manganeso.

                  • El Zinc promueve la síntesis de hormonas de crecimiento y proteínas. Además de favorecer la calidad en floración con la interacción con el fósforo.
                  • El manganeso, por otro lado, favorece la fotosíntesis y está involucrado en la tolerancia a enfermedades.

            Por eso, además de una nutrición tradicional sería recomendable una bioestimulación con productos ricos en aminoácidos. Esto se debe, a que los aminoácidos ayudan a la asimilación de otros nutrientes en la planta. Produciendo además, un proceso de activación en la absorción de nitrógeno. Además, gracias a la bioestimulación notaremos que nuestros cultivos adquieren un efecto protector frente a diversos tipos de estrés (hídrico, por oscilaciones de temperaturas…).

            AUTOR: Ignacio Sánchez de Ibargüen (Ingeniero Agrónomo de Sembralia).

             

            Bioestimulantes para cereal de Tienda Sembralia

            En Sembraliatienda.es podemos ofrecer diversos productos ricos en elementos específicos, para mejorar el rendimiento y carencia nutricionales de los cereales. Entre los que podemos destacar algunos como:

            Aminofertil:

            • Obtenido a partir de queratinas de origen animal hidrolizadas por medio ácido. Indicado para aplicación en momentos críticos del cultivo tales como la salida de una helada, después del reposo o tras sufrir un estrés hídrico.
            • Para tener una respuesta eficaz en el cultivo es bueno darle previamente un aporte de abono mineral a disposición del vegetal.
            • Exento de metales pesados y cloruros.
            • Recomendado para: Cereales después del ahijado.   
            • Aminoácidos libres 15%
            • Para tener una respuesta eficaz en el cultivo es bueno darle previamente un aporte de abono mineral a disposición del vegetal.

                 

             

             

             

            Bioestimulante con Mn y Zn: INB Mezcla líquida de Micronutrientes Complejados Mn y Zn

            Este bioestimulante puede aplicarse en cualquier cultivo durante la primavera o al inicio del desarrollo vegetativo. Fomentando la activación de los procesos enzimáticos y la formación de proteínas en el cultivo. Así como reviniendo estados carenciales de manganeso y zinc.

            INB MnZn es un corrector de Manganeso y Zinc complejados con ácido lignosulfónico. Estos minerales, en forma de complejo con este ácido, son asimilados de forma óptima por el vegetal. Lográndose una mejor prevención o corrección de carencias de estos micronutrientes en el cultivo. 

            Dosis y modo de empleo

            • Aplicar mediante pulverización foliar a razón de 400-600 cc/hl en todos los cultivos, realizando de 2 a 4 aplicaciones según necesidades y desarrollo.

             

            Biostimulante MC Biole – C: Potenciador del crecimiento MC BIOLE-C

            Producto a base de aminoácidos libres obtenidos por hidrólisis de proteínas de origen animal, sustancias naturales y microelementos. Que permiten activar de manera óptima las funciones bioquímicas conectadas al desarrollo de la planta. Al mismo tiempo, las otras sustancias naturales presentes permiten mejorar las funciones ligadas a la acumulación de sustancias de reserva y a la mejora de la fotosíntesis de la clorofila. Es un potente potenciador del crecimiento biologico de la planta.

            Dosis recomendada

            • Aplicación Radicular: Cereal, Cultivos industriales: 180-200 gr/H

            MC Biole-C gracias al efecto sinérgico de las sustancias presentes. Es capaz de suministrar a todos los cultivos un desarrollo vegetal y una uniformidad de producción, resultado de la aceleración de todo el conjunto de la actividad metabólica vegetal.

             

            Abono NPK con extracto de algas INB:

            Fertilizante líquido a base de NPK y un alto contenido en algas frescas con un elevado poder enraizador. Favorece el desarrollo de nuevas raíces, la absorción de agua y nutrientes por vía radicular. También favorece el crecimiento de yemas laterales, la fructificación y la calidad de la cosecha.

            Macronutrientes y extracto de algas especialmente desarrollado para el enraizamiento de tus cultivos.

            Dosis recomendada y modo de empleo

            Las aplicaciones coincidirán con los momentos críticos del cultivo. Como son el trasplante, crecimiento activo, prefloración, cuajado, engorde del fruto y maduración. Así como en los momentos de estrés debidos a altas temperaturas, plagas, herbicidas y exceso o falta de agua.

            Compatibilidad

            Se puede compaginar con la mayoría de los productos fitosanitarios y nutricionales que se usan de manera habitual en agricultura.

             

            AMINOÁCIDOS 5% + MOLIBDENO 6% (CON FÓSFORO):

            Este abono, favorece los procesos de floración y polinización del cultivo (producción y calidad del polen, elongación del tubo polínico, fecundación).

            Mejora el proceso de cuaje y amarre de frutos. Así como el crecimiento y engorde de los mismos, así como de tubérculos. Además, su contenido en aminoácidos supone un ahorro energético para el metabolismo vegetal y potencia la absorción del fósforo y molibdeno de la formulación.

            Compatibilidades

            Se puede utilizar con la mayoría de los productos fitosanitarios y nutricionales de uso habitual en agricultura. No es recomendable mezclar con azufres, aceites minerales ni cobres (excepto en olivar).

            Dada la diversidad de productos y de mezclas posibles a realizar, es necesario realizar una prueba previa de compatibilidad y selectividad de los productos a aplicar. No se permitirá el acceso a las tierras a los animales de granja durante, al menos, 21 días siguientes a la aplicación.

             

            Mc Brotamix Bull:

            Fertilizante con efecto bioestimulante natural de origen animal. Con muy alto contenido en aminoácidos libres y una equilibrada relación de microelementos necesarios en los cultivos. Triple acción: Bioestimulante (aminoácidos), Fertilizante (abono orgánico) y Corrector (microelementos).

            Muy indicado para conseguir elevadas producciones en los cultivos.

            Dosis

            • Para aplicación foliar, utilizar entre 150-300 ml/Hl.
            • Aplicación radicular, de 3 a 6 l/Ha.

            Producto fertilizante de clase A. En agricultura ecológica, NO APLICAR en las partes comestibles del cultivo.

            ¿Te ha gustado este artículo?

            Se el primero en leer articulos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

            [contact-form-7 404 "No encontrado"]
            En Sembralia puedes encontrar los fertilizantes y Bioestimulantes que necesitas:
             

             

            Los bioestimulantes actúan sobre las plantas (a través de diferentes vías) para mejorar el cultivo.

            Existen distintos tipos de bioestimulantes o  biorreguladores en el mercado, así como de diferentes calidades. Por eso, en Sembralia sabemos que es importante identificarlos y clasificarlos, para que cuando se utilicen en los cultivos se obtenga el resultado esperado. En función del tipo y cantidad de hormona que contienen, así como del efecto esperado, los productos agrícolas de los que hoy os hablamos se pueden clasificar en dos tipos: bioestimulantes y biorreguladores. Concretamente, hoy queremos explicar la definición y tipos de bioestimulantes  que hay en el mercado. Los bioestimulantes actúan como una ayuda extra para la planta, favoreciendo el crecimiento y muchas otras funciones vegetativas (dependiendo del tipo de bioestimulante agrícola que se emplee). Si deseas saber como utilizar bioestimulantes en horticultura, en nuestro blog podrás encontrar un artículo sobre ello.

            ¿Qué son los bioestimulantes?

            Los bioestimulantes son formulaciones a base de varios compuestos químicos incluyendo hormonas, aminoácidos, vitaminas, enzimas y elementos minerales. Además, los bioestimulantes son los fertilizantes agrícolas más conocidos y de uso común en la agricultura. La concentración hormonal en los bioestimulantes casi siempre es baja (menos de 0,02% o 200 ppm de cada hormona en un litro), así como también la de los demás componentes de la formulación. Los tipos de hormonas contenidas y las cantidades de cada una de ellas depende del origen de la extracción de las mismas (algas, semillas, raíces, etc) y su procesamiento para convertirse en bioestimulantes. En general, las dosis recomendadas para la aplicación de los bioestimulantes se maneja en volumen (0,5 a 1 litros de la formulación por unidad de superficie) durante el desarrollo del cultivo.

            Bioestimulantes de cultivos: una empujón para la planta

            Por sus características de múltiples hormonas en baja cantidad, así como por las dosis recomendadas, la aplicación de un bioestimulante difícilmente puede regular o manipular un proceso. Por lo tanto, el uso de un bioestimulante sólo puede servir como complemento auxiliar en el mantenimiento fisiológico de la planta aplicada. Esta aplicación puede llegar a ser importante en condiciones limitantes del cultivo, incluso determinante a la hora de sacar adelante una cosecha en caso de un mal clima, sequía, ataque de patógenos, etc.  

            ¿Qué tipos de bioestimulantes existen y cuáles son más recomendables?

            En Sembralia disponemos de diversos bioestimulantes en nuestra tienda y diferentes marcas. Lo cierto es que en cuanto a categorías de bioestimulantes, xisten diversos productos en función de qué se quiera estimular en la planta: floración, combatir algún estrés, cuajado, desarrollo radicular, desarrollo vegetativo… De forma genérica (adaptables a cualquier tipo de cultivo) en Sembralia Tienda recomendamos los siguientes productos, por su eficacia y su relación entre la calidad u el buen precio:

            INB Cuaje:

            Aminoácidos 5% + Molibdeno 6% bidones 5LSe trata de un bioestimulante de los cultivos a base de una interesante mezcla de productos agrícolas: Aminoácidos 5% + Molibdeno 6%.

            Estimulador de cuajado. Potenciador de la polinización, fecundación, floración y cuajado. Proporciona, acumula, ahorra energía, ahorro energético. Favorece el crecimiento y desarrollo del polén y el engorde de los frutos, hortalizas…

            Favorece los procesos de floración y polinización del cultivo (producción y calidad del polen, elongación del tubo polínico, fecundación).

            Mejora el proceso de cuaje y amarre de frutos, así como el crecimiento y engorde de los mismos, así como de tubérculos.

            Su contenido en aminoácidos supone un ahorro energético para el metabolismo vegetal y potencia la absorción del fósforo y molibdeno de la formulación.

             

             

            MC PHYTO FLOW

            Bioestimulante MC PHYTO FLOW Abono líquido con extracto de algas y aminoácidos. Este bioestimulante es un bioactivador de origen vegetal, complementario en todos los tratamientos de crecimiento, cuajada, engorde y maduración de los cultivos. Además, el contenido de aminoácidos libres hace de MC PHYTO FLOW un producto que permite sobrellevar situaciones de elevado estrés, aumentando el contenido de aminoácidos en la planta que serán utilizados para el metabolismo y creación de proteínas. Ayuda, además, a la absorción de otros nutrientes, facilitando su translocación dentro de la planta. De uso en cultivos hortícolas, viña, frutales, almendro, olivo, cítricos, plantas ornamentales. MC PHYTO FLOW se utiliza en las etapas de mayor actividad enzimática y metabólica, ayudando a la planta a ahorrar energía en el proceso de síntesis de proteínas. Ayuda a recuperar el cultivo después de una etapa de estrés por hielo, frío o sequía. El producto presenta un aminograma equilibrado, aportando los aminoácidos más esenciales para el crecimiento correcto de la planta.

             

             

            INB aminoácidos 10%

            Aminoácidos 10% en bidones de 5 L. Aminoácidos al 10 por ciento INB 5L – Aumento de la calidad y rendimiento de las cosechas, a la vez que ayuda a las defensas naturales. El abono bioestimulante con aminoácidos 10% es un concentrado de L-aminoácidos 100% libres y totalmente asimilables por la planta lo que lo convierte en notable especialmente diseñado para aumentar la calidad y el rendimiento de las cosechas, ayudando además a las resistencias naturales de la planta en momentos de estrés como golpes de calor, heladas, pedrisco o ante el ataque de plagas o enfermedades. Dosis y modo de empleo

            • Se recomienda la aplicación del abono bioestimulante con aminoacidos 10% por vía foliar y por vía goteo en los momentos más críticos del cultivo como post-trasplante, crecimiento, prefloración, cuajado y desarrollo del fruto así como en condiciones adversas de los cultivos: golpes de frío o calor, estrés hídrico o salino, ataques de plagas o enfermedades, carencias nutricionales etc.
             

            INB abono NPK con extracto de algas

            Abono NPK con Extracto de AlgasAbono NPK con Extracto de Algas en bidones de 5 L. Macronutrientes y extracto de algas, especialmente desarrollado para el enraizamiento de tus cultivos. Fertilizante líquido a base de NPK y un alto contenido en algas frescas con un elevado poder enraizador. Favorece el desarrollo de nuevas raíces, la absorción de agua y nutrientes por vía radicular, el crecimiento de yemas laterales, la fructificación y la calidad de la cosecha. Dosis y modo de empleo Las aplicaciones coincidirán con los momentos críticos del cultivo: trasplante, crecimiento activo, prefloración, cuajado, engorde del fruto y maduración, así como los momentos de estrés debidos a altas temperaturas, plagas, herbicidas y exceso o falta de agua.

             

             


             

            AUTOR: Ignacio Sánchez de Ibargüen Ingeniero Agrónomo de Sembralia.

            ¿Te ha gustado este artículo?

            Se el primero en leer articulos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

            [contact-form-7 404 "No encontrado"]
            Sembralia: tienda online de los Bioestimulantes y fertilizantes que necesitan tus plantas:
             

            maduración, floración y cuaje de frutales

            La suplementación, aplicada en esta época del año, favorece el cuaje y la floración

            Comienzan los procesos de floración y polinización en frutales, es necesario nutrir los árboles en esta época, para un buen cuaje.

            Cuando bajan las temperaturas en determinadas épocas del año como son el otoño y el invierno, es el momento idóneo para aplicar en los frutales productos para nutrición.

            Para una correcta maduración, floración y cuaje de frutales os traemos varias soluciones disponibles en nuestra tienda. Como sabéis, el objetivo de un correcto plan de abonado es mejorar la producción y maduración de frutos.

            Es precisamente en esta época cuando debemos poner atención en los árboles y arbustos frutales, ya que son especies perennes y leñosas. A efectos de productividad de la plantación, se debe tener en cuenta la preparación del suelo. No solo hablamos de suplementación, sino que si fuese necesario, sobre todo dependiendo de la zona de cultivo, es el momento de planificar la preparación de un sistema de riego, en función de sus necesidades hídricas.

            Como es lógico, junto con la floración, la polinización y el clima juegan un papel central en el desarrollo del huerto frutal. Atención a estas fechas: vigila las heladas tardías que pueden afectar a la floración de los árboles, y ya en verano, no se debe subestimar el riesgo de granizo repentino que puede dañar la maduración de la fruta.

            Y además de la suplementación, que es un apoyo, has de saber que en zonas de clima frío se pueden limitar los riesgos mediante la selección de variedades resistentes, plantas más rústicas o de floración más tardía​. ¡Elige correctamente los árboles frutales que debes plantar!

            En nuestro blog podrás encontrar artículos como por ejemplo sobre los cítricos y el uso de bioestimulantes en estos árboles frutales.


            Soluciones de Tienda Sembralia para la maduración, floración y cuaje de frutales.

            Para establecer un buen plan de fertilización de árboles frutales, te proponemos estos productos que pueden ser interesantes porque colaboran en la floración, cuaje y maduración de frutales:

            Nutrex Cuaje (Ascenza)

            Nutrex Cuaje es un bioestimulante con una formulación altamente concentrada en Molibdeno y Boro. Formulación enriquecida con fósforo asimilable y L- α- aminoácidos 100% activos.

            Además, el conocido Nutrex Cuaje nos proporciona un efecto fortalecedor y estimulador de la floración y el cuajado, favoreciendo la fase de engorde de frutos. El equilibrio de Nutrex Cuaje en cuanto al Molibdeno y el Boro favorece la fertilidad del polen, mejorando la fecundación de las flores y el correcto desarrollo del cuajado y fructificación. Además, en la fase de fructificación favorece el desarrollo y el engorde del fruto.

            Nutrex Cuaje está especialmente diseñado para aplicaciones foliares en cultivos como los frutales, y también para aquellos cultivos hortofrutícolas en los que fases de cuajado y engorde se solapan en el tiempo como: cucurbitáceas, hortícolas, fresa y otros cultivos como cítricos, olivo, vid y frutales.

             

            Abono NK 3-31 (INB)

            Abono Orgánico NK líquido de origen vegetal bidonEl abono NK 3-31 de INB es un fitonutriente indicado para la prevención y corrección de las carencias de potasio. Favorece una óptima maduración y alcance de calidad de los frutos, y dado que INB es una marca 100% online, su relación calidad-precio es inmejorable.

            Contiene en su formulación EDTA libre, que proporciona una mejor absorción del potasio por vía foliar. Se recomienda su aplicación en la época de mayor actividad metabólica como desarrollo de frutos.

            Con la aplicación del abono NK 3-31 de INB promovemos el engorde de los frutos, así como su maduración y cualidades organolépticas.

             

             

            Fertiormont Potasio

            Fertiormont Potasio es un fertilizante líquido compuesto principalmente de potasio. Se trata de un abono soluble en agua recomendable aplicar en momentos de engorde para madurar el fruto. 

            Indicado para los momentos en que el cultivo consume potasio con mayor rapidez. Favorece la asimilación del calcio, magnesio y otros elementos, a la vez que ayuda a la acumulación o asimilación en los frutos de azúcares o aceite. Fertiormont Potasio está puesto a punto para ser aplicado por vía foliar y por fertirrigación en olivo, frutales, hortícolas, etc.

            Incorpora potasio de rápida absorción y asimilación. Este elemento interviene de forma activa en los procesos de transferencia de asimilados a los frutos y en el control hídrico del vegetal. Su contenido en aminoácidos potencia la actividad del vegetal aumentando el rendimiento del fertilizante.

             

             

            AUTOR: Ignacio Sánchez de Ibargüen (Ingeniero Agrónomo de Sembralia).
            Si quieres más información sobre la clorósis férrica en general, te invitamos a que amplies la información a través de este artículo sobre planes de invierno para cultivos, donde ahondamos en otras muchas cuestiones.

            ¿Te ha gustado este artículo?

            Se el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

            [contact-form-7 404 "No encontrado"]

            Descubre los fertilizantes para tus plantas en Sembralia: