Entradas

¿Por qué el cultivo de aguacate está creciendo tanto en nuestro país?

 

El aguacate es uno de los principales cultivos subtropicales a nivel mundial y su demanda tiene un ritmo creciente (un 9% anual). Europa cada vez demanda más este producto y otros de origen subtropical (como mangos, chirimoyas, litchis, pitahaya y nísperos).

Gracias a nuestro extraordinario clima, estos cultivos proporcionan a España una exclusividad geográfica de producción en el ámbito europeo. Lógicamente, el cultivo de frutos tropicales en España (como el aguacate) supone una ventaja competitiva en calidad.

Por otro lado, gracias a nuestra posición estratégica y que somos un enclave logístico para el continente, el cultivo de frutas tropicales en España tiene menores costes de distribución frente a otros países.

De hecho, España tiene el aguacate mejor valorado en Europa (estando en la 14º posición mundial de superficie de cultivo de aguacate, sólo por detrás de un país europeo, que es Portugal, también en la península ibérica).

Para poder satisfacer la demanda de aguacates es importante tener un conocimiento de su morfología, así como de sus necesidades de poda, sus necesidades nutritivas, de riego e incluso de polinización.

En nuestro blog podrás encontrar artículos sobre frutas tropicales como el mango, la pitahaya o el litchi

¿Cómo es el aguacate?

En primer lugar, hay que decir que el aguacate pertenece a la especie Persea americana Mill. y a la familia Laureaceae. Según su origen se distinguen tres razas:

· La raza mejicana

· La raza antillana

· La raza guatemalteca

De las que derivan las razas comerciales:

· “Hass” (la más importante en España)

· “Fuerte”

· “Bacon”

El aguacate es un árbol vigoroso que puede llegar a los 20m de altura y tiene un sistema radicular superficial. Sus raíces no tienen pelos absorbentes y no llegan a más de 80 cm de profundidad.

Ciclo de vida del aguacate

Tenemos que tener en mente el calendario de cultivo del aguacate, para poder acertar con las etapas clave del crecimiento de esta planta tropical, y así lograr una excelente cosecha.

· Plantación: de marzo a mayo

· Brotación: de febrero a marzo

· Floración: abril

· Recolección: de agosto a mediados de septiembre

No cabe duda de que el primer año un momento crítico para la planta. Lo es en general para todos los cultivos, pero muy especialmente en este cultivo tropical. Por eso, en el aguacate durante el primer año se debe colocar un tutor para que no le afecte el viento y asegurar que tiene le llega la cantidad de riego adecuada

 

Necesidades climáticas del cultivo de aguacate: un fruto tropical

Uno de los pocos requerimientos que tiene el cultivo del aguacate es respecto de las temperaturas. Debemos saber que el aguacate tiene escasa resistencia a heladas, debido a su origen tropical.

Aún así, su resistencia varía según la variedad, siendo las razas de la variedad mejicana las más resistentes y las razas de la variedad antillana las menos resistentes.

La temperatura mínima que aguantan:

  • Raza mejicana: -4ºC
  • Raza guatemalteca: -2ºC
  • Raza antillana: -1ºC

Las temperaturas óptimas serían de:

  • Temperatura media: 20-21ºC
  • Temperatura diurna: 22-26ºC
  • Temperatura nocturna: 15-20ºC

De tal manera que la temperatura media mínima del mes más frío no esté por debajo de los 8ºC, y la temperatura máxima del mes cálido no supere los 31ºC.
En definitiva, se deben tener en cuenta las temperaturas de la zona donde se vaya a cultivar el aguacate, pues es un factor clave para que se produzca la inducción flora y el cuajado de frutos.

 

Una fruta tropical, que necesita humedad

La humedad ambiental para el aguacate también es un factor importante a tener en cuenta. Precisa una elevada humedad ambiental por encima del 50%, para que no se produzcan decaimientos del estigma que dificulten la germinación del polen.
En cuanto a agua, a sus necesidades hídricas propiamente dichas, el cultivo del aguacate tiene exigencias tanto de calidad como de cantidad.

  • Pluviometría: 665-2.000 mm al año
  • CE máxima de 2 dS/m
  • Contenido máximo de Cloro: 120ppm

En verano tiene un consumo de 150 L/árbol y día. En el caso de que las lluvias sean escasas y no lleguen a estas cifras, habrá que recurrir al riego. Sobre todo, el riego será interesante entre el cuajado de fruto y la recolección, al ser este periodo el más crítico para la planta.

Finalmente, cabe resaltar que hay que tener cuidado pues es un cultivo sensible al encharcamiento y al estrés hídrico. Por lo que el riego debe ser abundante y espaciado en el tiempo.

Por este motivo, se recomienda usar riego por goteo, para conseguir gran eficiencia en el cultivo del aguacate (ahorrando recursos hídricos).

 

AUTOR: Margarita Blanco  Ingeniera Agrónoma de Sembralia.


 

Las necesidades básicas de una huerta doméstica se pueden cubrir fácilmente con abonos y bioestimulantes

Para garantizar una buena cosecha es importante conocer la suplementación de los cultivos

 

Una de las preguntas que más se repite en nuestro consultorio agronómico es: «¿qué necesita mi huerto?». Y es que las personas que tienen en su casa una huerta doméstica, para consumo propio o de familiares y amigos, quieren garantizarse una buena cosecha. Independientemente de las condiciones climáticas, sobre las que poco podemos hacer, existe un buen remedio para las necesidades nutricionales del huerto: la suplementación.

En la actualidad existen numerosos abonos y bioestimulantes que pueden cubrir facilmente las necesidades de la mayor parte de los cultivos de huertos. Y es que las plantas que más se suelen cultivar en huerta en nuestro país son:

  1. Tomate (en todas sus variedades: cherry, canario, de pera, RAF…)
  2. Pimiento rojo y pimiento verde
  3. Zanahorias
  4. Cebollas, ajos y cebolletas
  5. Lechugas y escarolas (así como otras plantas de hoja verde)
  6. Col repollo o lombarda. Recientemente se ha puesto de moda el kale
  7. Frutos rojos o berries (fresa, frambuesa y arándano)
  8. Calabacín y calabaza
  9. Rábanos y nabos

Además, los árboles frutales como cítricos (naranjo, limón, pomelo) y leñosos (como parras o melocotoneros) ocupan buena parte de los terrenos de jardines y patios, para que los agricultores aficionados puedan sacar más rendimiento a algunos terrenos colindantes a las casas. Por eso, aquí os recomendamos un producto que si bien no es ‘universal’ suele ser compatible con la mayor parte de los cultivos en huerto. Aplicar abono con aminoacidos y microelementos es bueno para la huerta en sí, porque la mayor parte de las verduras y hortalizas que se suelen cultivar tienen necesidades nutricionales comunes

Abono con Aminoácidos y Microelementos¿Para qué sirve el abono con aminoácidos y microelementos?

En primer lugar, hay que detallar que el abono con aminoácidos y microelementos de INB es una formulación sólida equilibrada a base de micronutrientes quelatados, alto en hierro, y aminoácidos libres esenciales para el cultivo en huerta.

Los microelementos son los elementos nutritivos que, a pesar de ser esenciales, las plantas necesitan en cantidades relativamente bajas, en este grupo encontramos el hierro (Fe), cobre (Cu), zinc (Zn), manganeso (Mn), molibdeno (Mo) y boro (B); de todo ellos el hierro es el microelemento que se necesita en mayor cantidad.

Especialmente indicado para prevenir y corregir estados carenciales de los elementos que contiene en todo tipo de cultivos en la huerta y plantas ornamentales.

En concreto, el abono con aminoácidos y microelementos de INB se presenta en forma de micro gránulos dispersables en agua, ofreciendo una solubilidad completa y una asimilación efectiva tanto a nivel foliar como radicular gracias al aporte de aminoácidos con efecto quelante.

¿Qué composición tiene el abono con aminoácidos y microelementos de INB?

Por su mezcla equilibrada de micronutrientes, aminoácidos esenciales y por su alto contenido en hierro, es el producto ideal para la huerta, porque contiene los siguientes elementos:

  1. Aminoácidos libres (2 % / 100% Glicina): El aminoácido glicina posee una gran acción quelante, esto es la capacidad para unirse con un metal aumentando la estabilidad de este elemento en la disolución y haciendo que aumente la disponibilidad de dicho metal para el cultivo ayudando a que este sea absorbido más fácilmente al hacer que las enzimas vegetales encargadas del transporte de los nutrientes al interior de la planta los reconozcan con mayor facilidad. A su vez como aminoácido la glicina al igual que el boro, el manganeso, cobre y el zinc actúa mejorando el proceso de floración, por lo que se recomienda aplicarlo en los momentos previos a esta para mejorar la calidad del polen y ayudar al cuajado de los frutos.
  2. Nitrógeno (N) (5,6 % p/p) del cual 100% Nitrógeno orgánico: El nitrógeno es el macronutriente esencial para cualquier cultivo, por lo que su aporte es de gran importancia, entre otros muchos procesos el nitrógeno tiene gran importancia en la síntesis de proteínas, en la fotosíntesis, en el aumento del crecimiento y el desarrollo del cultivo al acelerar la división celular y la elongación de las raíces.
  3. Boro (B) soluble en agua (0,5 % p/p): El boro es esencial para múltiples funciones dentro de las plantas, pero cobra especial importancia durante la floración y el cuajado de los frutos ya que el contenido en boro de los órganos reproductivos es especialmente alto. La deficiencia en este elemento se traduce en una baja viabilidad del polen, en un mal desarrollo de las semillas o el incremento del número de yemas florales que no llegan romper a flor.
  4. Cobre (Cu) soluble en agua y quelatado por EDTA (0,6 % p/p): La principal función del cobre dentro de la planta participar en los procesos fotosintéticos, se estima que hasta el 70% del cobre de la planta se encuentra dentro de los cloroplastos. Pero el cobre también tiene importantes funciones dentro del metabolismo de la planta y en la síntesis de proteínas, así como en la formación de lignina en las paredes celulares, en la formación de polen viable y en la formación de semillas.
  5. Hierro (Fe) soluble en agua y quelatado por EDTA (6 % p/p): El hierro es esencial para el buen estado de salud y crecimiento de los cultivos y es el micronutriente más requerido por las plantas. Una de sus funciones más importantes es su intervención en las síntesis de proteínas cloroplásticas, siendo en estos cloroplastos donde se acumula la forma más estable y abundante del hierro; casi el 80% del total del hierro que podemos encontrar en las hojas se localiza en los cloroplastos. La deficiencia en hierro modifica la estructura de los cloroplastos dando lugar a la llamada clorosis férrica. Esto pasa porque el hierro se acumula en las hojas más antiguas y es relativamente inmóvil en el floema, por lo que la clorosis se manifiesta en primer lugar en el espacio intervenal de las hojas jóvenes seguida por la clorosis de los nervios dejando a la hoja casi blanca, lo que puede llevar en los casos más extremos a la defoliación prematura.
  6. Manganeso (Mn) soluble en agua y quelatado por EDTA (2,5 % p/p): El manganeso es después del hierro el micronutriente que se requiere en mayor cantidad, y está relacionado como el en la formación de la clorofila. También interviene en la germinación del polen y el crecimiento del tubo polínico, en el desarrollo celular de la raíz, especialmente aumentando la formación de raíces laterales que incrementarán la absorción de nutrientes por parte de nuestros cultivos al tener más superficie de absorción.
  7. Molibdeno (Mo) soluble en agua (0,4 % p/p): De todos los micronutrientes es el que se necesita en menor cantidad, de gran importancia en el metabolismo del nitrógeno, tiene especial relevancia en las bacterias fijadoras de nitrógeno, por lo que es recomendable su aporte a todos los tipos de legumbres.
  8. Zinc (Zn) soluble en agua y quelatado por EDTA (1,2 % p/p): El zinc es un elemento esencial para el crecimiento de las plantas y fundamental para la formación de auxinas, que son las hormonas vegetales que ayudan al crecimiento y desarrollo de las plantas. El zinc también participa en la formación del polen y en los procesos de cuajado, maduración y producción de semillas.

En definitiva, si lo que buscas es cubrir las necesidades de una huerta doméstica, has de pensar en la correcta suplementación de las verduras y hortalizas que cultives. El abono con aminoácidos y microelementos de INB es la solución para la nutrición más amplia de todo tipo de plantas, por lo que casi podríamos decir que es la apuesta más segura para tu huerto.  

 

AUTOR:  José Antonio Sotomayor (Ingeniero Agrónomo de Sembralia).

 


¿Te ha gustado este artículo?

Se el primero en leer articulos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita: 

    Acepto los términos y condiciones y protección de datos


    En Sembralia puedes encontrar los abonos y fertilizantes que necesitas para tu huerto:

     

    Los bioestimulantes actúan sobre las plantas (a través de diferentes vías) para mejorar el cultivo.

    Existen distintos tipos de bioestimulantes o  biorreguladores en el mercado, así como de diferentes calidades. Por eso, en Sembralia sabemos que es importante identificarlos y clasificarlos, para que cuando se utilicen en los cultivos se obtenga el resultado esperado. En función del tipo y cantidad de hormona que contienen, así como del efecto esperado, los productos agrícolas de los que hoy os hablamos se pueden clasificar en dos tipos: bioestimulantes y biorreguladores. Concretamente, hoy queremos explicar la definición y tipos de bioestimulantes  que hay en el mercado. Los bioestimulantes actúan como una ayuda extra para la planta, favoreciendo el crecimiento y muchas otras funciones vegetativas (dependiendo del tipo de bioestimulante agrícola que se emplee). Si deseas saber como utilizar bioestimulantes en horticultura, en nuestro blog podrás encontrar un artículo sobre ello.

    ¿Qué son los bioestimulantes?

    Los bioestimulantes son formulaciones a base de varios compuestos químicos incluyendo hormonas, aminoácidos, vitaminas, enzimas y elementos minerales. Además, los bioestimulantes son los fertilizantes agrícolas más conocidos y de uso común en la agricultura. La concentración hormonal en los bioestimulantes casi siempre es baja (menos de 0,02% o 200 ppm de cada hormona en un litro), así como también la de los demás componentes de la formulación. Los tipos de hormonas contenidas y las cantidades de cada una de ellas depende del origen de la extracción de las mismas (algas, semillas, raíces, etc) y su procesamiento para convertirse en bioestimulantes. En general, las dosis recomendadas para la aplicación de los bioestimulantes se maneja en volumen (0,5 a 1 litros de la formulación por unidad de superficie) durante el desarrollo del cultivo.

    Bioestimulantes de cultivos: una empujón para la planta

    Por sus características de múltiples hormonas en baja cantidad, así como por las dosis recomendadas, la aplicación de un bioestimulante difícilmente puede regular o manipular un proceso. Por lo tanto, el uso de un bioestimulante sólo puede servir como complemento auxiliar en el mantenimiento fisiológico de la planta aplicada. Esta aplicación puede llegar a ser importante en condiciones limitantes del cultivo, incluso determinante a la hora de sacar adelante una cosecha en caso de un mal clima, sequía, ataque de patógenos, etc.  

    ¿Qué tipos de bioestimulantes existen y cuáles son más recomendables?

    En Sembralia disponemos de diversos bioestimulantes en nuestra tienda y diferentes marcas. Lo cierto es que en cuanto a categorías de bioestimulantes, xisten diversos productos en función de qué se quiera estimular en la planta: floración, combatir algún estrés, cuajado, desarrollo radicular, desarrollo vegetativo… De forma genérica (adaptables a cualquier tipo de cultivo) en Sembralia Tienda recomendamos los siguientes productos, por su eficacia y su relación entre la calidad u el buen precio:

    INB Cuaje:

    Aminoácidos 5% + Molibdeno 6% bidones 5LSe trata de un bioestimulante de los cultivos a base de una interesante mezcla de productos agrícolas: Aminoácidos 5% + Molibdeno 6%.

    Estimulador de cuajado. Potenciador de la polinización, fecundación, floración y cuajado. Proporciona, acumula, ahorra energía, ahorro energético. Favorece el crecimiento y desarrollo del polén y el engorde de los frutos, hortalizas…

    Favorece los procesos de floración y polinización del cultivo (producción y calidad del polen, elongación del tubo polínico, fecundación).

    Mejora el proceso de cuaje y amarre de frutos, así como el crecimiento y engorde de los mismos, así como de tubérculos.

    Su contenido en aminoácidos supone un ahorro energético para el metabolismo vegetal y potencia la absorción del fósforo y molibdeno de la formulación.

     

     

    MC PHYTO FLOW

    Bioestimulante MC PHYTO FLOW Abono líquido con extracto de algas y aminoácidos. Este bioestimulante es un bioactivador de origen vegetal, complementario en todos los tratamientos de crecimiento, cuajada, engorde y maduración de los cultivos. Además, el contenido de aminoácidos libres hace de MC PHYTO FLOW un producto que permite sobrellevar situaciones de elevado estrés, aumentando el contenido de aminoácidos en la planta que serán utilizados para el metabolismo y creación de proteínas. Ayuda, además, a la absorción de otros nutrientes, facilitando su translocación dentro de la planta. De uso en cultivos hortícolas, viña, frutales, almendro, olivo, cítricos, plantas ornamentales. MC PHYTO FLOW se utiliza en las etapas de mayor actividad enzimática y metabólica, ayudando a la planta a ahorrar energía en el proceso de síntesis de proteínas. Ayuda a recuperar el cultivo después de una etapa de estrés por hielo, frío o sequía. El producto presenta un aminograma equilibrado, aportando los aminoácidos más esenciales para el crecimiento correcto de la planta.

     

     

    INB aminoácidos 10%

    Aminoácidos 10% en bidones de 5 L. Aminoácidos al 10 por ciento INB 5L – Aumento de la calidad y rendimiento de las cosechas, a la vez que ayuda a las defensas naturales. El abono bioestimulante con aminoácidos 10% es un concentrado de L-aminoácidos 100% libres y totalmente asimilables por la planta lo que lo convierte en notable especialmente diseñado para aumentar la calidad y el rendimiento de las cosechas, ayudando además a las resistencias naturales de la planta en momentos de estrés como golpes de calor, heladas, pedrisco o ante el ataque de plagas o enfermedades. Dosis y modo de empleo

    • Se recomienda la aplicación del abono bioestimulante con aminoacidos 10% por vía foliar y por vía goteo en los momentos más críticos del cultivo como post-trasplante, crecimiento, prefloración, cuajado y desarrollo del fruto así como en condiciones adversas de los cultivos: golpes de frío o calor, estrés hídrico o salino, ataques de plagas o enfermedades, carencias nutricionales etc.
     

    INB abono NPK con extracto de algas

    Abono NPK con Extracto de AlgasAbono NPK con Extracto de Algas en bidones de 5 L. Macronutrientes y extracto de algas, especialmente desarrollado para el enraizamiento de tus cultivos. Fertilizante líquido a base de NPK y un alto contenido en algas frescas con un elevado poder enraizador. Favorece el desarrollo de nuevas raíces, la absorción de agua y nutrientes por vía radicular, el crecimiento de yemas laterales, la fructificación y la calidad de la cosecha. Dosis y modo de empleo Las aplicaciones coincidirán con los momentos críticos del cultivo: trasplante, crecimiento activo, prefloración, cuajado, engorde del fruto y maduración, así como los momentos de estrés debidos a altas temperaturas, plagas, herbicidas y exceso o falta de agua.

     

     


     

    AUTOR: Ignacio Sánchez de Ibargüen Ingeniero Agrónomo de Sembralia.

    ¿Te ha gustado este artículo?

    Se el primero en leer articulos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

    [contact-form-7 404 "No encontrado"]
    Sembralia: tienda online de los Bioestimulantes y fertilizantes que necesitan tus plantas: