Entradas

¿Cuáles son las aplicaciones del collar Ixotrack de Ixorigue?

Presentamos un caso real del control de ganado con Ixorigue

 

Ixorigue es el ejemplo de cómo las nuevas tecnologías ayudan al control del ganado. Esta solución surgió para mejorar la calidad de vida de los propios ganaderos, y aumentando la rentabilidad de la explotación en sí. En concreto, Ixorigue ha diseñado Ixotrack: un collar para  localizar, monitorizar y controlar el ganado extensivo. El collar de Ixorigue registra de forma automática la localización y todos los movimientos del animal y envía a la nube todos los datos gracias a redes adaptadas al medio rural (LoRaWAN y NB-IOT). La plataforma de Ixorigué procesa toda la información y avisa de todos los acontecimientos relevantes que el ganadero necesita conocer.

En Sembralia presentamos un caso real del control de ganado. Daniel García gestiona la ganadería Pilar del Tiétar: una explotación de ganado vacuno extensivo. Cuenta con alrededor de 150 vacas nodrizas, además de sementales, terneros, novillos y novillas. En ella  crían dos razas de vacuno: Limousin y Aberdeen AngusDaniel García es ingeniero agrónomo y desde pequeño quiso dedicarse a la ganadería. Por eso. en su día a día, busca innovadoras formas de aplicar sus conocimientos y experiencias al negocio familiar con el objetivo de optimizar los recursos disponibles. Su experiencia tras haber implementado los collares Ixotrack en su explotación ganadera es un ejemplo de cómo pueden servir las nuevas tecnologías para el control de ganado.

¿Piensa que los depredadores son un problema tan grave para los ganaderos, como la globalización del mercado de la carne o el aumento de la ganadería intensiva?

Actualmente, no se tiene en cuenta la importancia de la ganadería extensiva para evitar la despoblación, la sostenibilidad del campo, lo que es más preocupante. El problema más grave es la desinformación de la sociedad acerca del sector cárnico y los modelos de cría y reproducción. Es necesario concienciar a la sociedad, desligar la ganadería extensiva de la intensiva, así como de la contaminación o el cambio climático, para que el consumidor pueda valorarla de forma positiva teniendo en cuenta el proceso de cría y todo lo que conlleva.

Cada vez vemos más titulares reclamando medidas urgentes por los daños que causan los lobos. ¿Puede la ganadería extensiva convivir con el lobo? ¿Cuál es su opinión?

Es un problema debido a un desconocimiento del campo en general. Las tendencias ecologistas y las iniciativas políticas están modificando el ritmo de la naturaleza, y evitando que se cumpla la cadena trófica. La sobreexplotación de depredadores como lobos, buitres, osos, corzos o jabalíes, puede ser un problema grave en ciertas zonas ganaderas.

Debido a los ataques, enfermedades que provocan, o los saneamientos necesarios, los ganaderos deben incluso renunciar a su actividad. Creo que se puede convivir con ambos. Siempre que se tenga en cuenta que la importancia de la actividad ganadera prima sobre el lobo, y esta coexistencia se regule de una manera correcta y sensata, manteniendo un control positivo y evitando los conflictos entre ambos.

¿Qué medidas preventivas utiliza?

La vigilancia del ganado debe ser constante y, en la ganadería extensiva, es fundamental tener a los animales monitorizados, y conocer su estado de forma personalizada. El collar Ixotrack de Ixorigue nos convence con creces y nos facilita el trabajo. Hace un seguimiento y nos retransmite el estado de la vaca en tiempo real. Nos da tranquilidad y alivia una importante carga de trabajo extra.

¿Cómo le han ayudado estos controles con el collar Ixotrack en el día a día?

La experiencia con Ixotrack ha sido bastante positiva. El collar ha agilizado el tiempo de búsqueda de animales. Por ejemplo, gracias a la monitorización de las vacas hemos podido detectar partos. Además, recientemente pudimos localizar a un ternero recién nacido que estaba perdido en una zona de robledales de difícil acceso. Revisando el registro del recorrido del ganado, fue posible trazar una ruta de los puntos donde pastó la vaca, para encontrar de forma precisa donde estaba el ternero, y comprobar si estaba bien, si había mamado… Además, después de que un ternero apareciese completamente aniquilado, hemos utilizado el collar de Ixorigue para detectar y anticipar un posible ataque de buitres, gracias a las alertas sobre el comportamiento y actividad anormal del ganado detectada. Me sentí respaldado y con garantías de cara al futuro para resolver a tiempo algunos de los problemas con los que podemos encontrarnos. Estamos muy contentos por ello.

Crees que las nuevas tecnologías, como el collar Ixotrack, ¿pueden ayudar a evitar la despoblación rural y mantener la ganadería con las nuevas generaciones?

Como joven ganadero creo que es posible incorporarse al pastoreo siendo joven pero el hándicap es el tiempo que hay que dedicarle a la ganadería. Creo que la herramienta que propone Ixorigue (el collar Ixotrack puede ayudar a gestionar mejor el tiempo, y optimizar recursos, trabajando de forma remota, para conciliar este trabajo con su vida personal y otras ocupaciones. Donde más tiempo se pierde es en tareas rutinarias como el cambio de animales, localizaciones, revisiones, comprobaciones de su estado de salud… Con un collar que te monitoriza el ganado puedes acceder de forma remota a esta información. Lo que permite tener más tranquilidad, perder menos tiempo, y compensar económicamente evitando pérdidas de ganado. 

Creo que si esta solución se instaurase en las ganaderías, sería posible ver el campo de una forma diferente, de una manera que no se ha visto hasta ahora. Personalmente siempre busco optimizar el rendimiento del animal al 100%, con una gestión del control muy optimizada, que me permita, por ejemplo: sincronizar los plazos de producción, reproductoras, evitar bajas… para obtener una mayor rentabilidad, comodidad, y en definitiva, una mejor calidad de vida.