Entradas

Legumbres o leguminosas

Ventajas del cultivo y consumo de legumbres: logra seguridad alimentaria para poblaciones grandes, desacelera el cambio climático y satisface de energía limpia.

Un número especial de la revista Frontiers in Plant Science (con 37 trabajos publicados) destaca el papel de las legumbres como alimento esencial, una de las mejores fuentes de proteínas y una herramienta en la protección del clima. Según esta prestigiosa publicación científica, el cultivo de legumbres proporciona múltiples ventajas, en los planos alimentario y ambiental, pero también ayuda al sostenimiento social en poblaciones grandes, por su gran poder nutritivo y bajo coste

El Dr. José Carlos Jiménez-López, investigador de la Estación Experimental del Zaidín, ha sido el editor responsable de dicho número especial sobre las legumbres junto con otros investigadores de la EEZ como el Dr. Alfonso Clemente e investigadores de CSIRO, UWA, La Trobe (Australia), INRA (Francia) y Kew Garden (UK), recopilándose el trabajo de este número especial en una publicación de tipo editorial que ha recibido ya más de 85.000 lecturas. Bajo el título “Legumes for global food security” se aglutina el trabajo de un año y medio y 314 autores sobre las legumbres

¿Cuáles son sus principales ventajas como alimento a nivel mundial?

La humanidad se enfrenta muchos desafíos globales:

  1. Lograr la seguridad alimentaria para una población en rápido crecimiento
  2. Desacelerar la progresión del cambio climático al reducir la producción y liberación de gases de efecto invernadero como consecuencia de la actividad humana
  3. Satisfacer la creciente demanda de energía limpia que no perjudique el entorno.

En este sentido, las legumbres prestan varios servicios a las sociedades. Las legumbres proporcionan una amplia gama de cultivos alimentarios que son fuentes de proteínas de origen vegetal para los humanos a nivel mundial. Las leguminosas de grano presentan propiedades nutricionales y nutracéuticas sobresalientes, a la vez que son un alimento asequible que contribuye a lograr la seguridad alimentaria y la nutrición futura en el contexto de una población mundial en aumento.

Las legumbres también brindan otros servicios a través de su capacidad para fijar el nitrógeno atmosférico mediante la simbiosis con rizobios. Esto proporciona nitrógeno accesible a los agroecosistemas, aumenta el contenido de carbono del suelo, estimula la productividad de los cultivos posteriores al aumentar la captura efectiva, el uso productivo y el reciclaje de agua y nutrientes, y ayuda a controlar las malezas.

Publicación científica con referencias al CSIC

Este número especial de la editorial Frontiers tiene como objetivo recopilar trabajos sobre el papel de las legumbres o leguminosas en el desarrollo de agroecosistemas más robustos y eficientes, promoviendo la seguridad alimentaria mundial. Desde una perspectiva multidisciplinar, se han abordado estudios sobre:

  • Genética y genómica traslacional que proporcionan nuevos conocimientos fisiológicos sobre la biología de las leguminosas con el objetivo de comprender rasgos complejos en las leguminosas.
  • Mecanismos relacionados con los rasgos de semillas de leguminosas y la domesticación y cultivo de leguminosas.
  • Cría de leguminosas para la tolerancia a las enfermedades con el fin de mejorar la seguridad alimentaria mundial.
  • Ingeniería genética y otros enfoques biotecnológicos para avanzar la productividad de las leguminosas en la agricultura sostenible.
  • Leguminosas para entregar múltiples servicios ecosistémicos de los sistemas agrícolas.
  • Investigación de leguminosas en el contexto de la agricultura sostenible, la seguridad alimentaria, el cambio climático y el estrés ambiental.
Referencias: Jimenez-Lopez JC, Singh KB, Clemente A, Nelson MN, Ochatt S and Smith PMC (2020) Editorial: Legumes for Global Food Security. Front. Plant Sci. 11:926. doi: 10.3389/fpls.2020.00926. 

La Organización para las Naciones Unidas (ONU) ha declarado oficialmente el 10 de febrero de cada año como Día Mundial de las Legumbres en la Asamblea General celebrada en Nueva York del pasado 20 de diciembre de 2019, con el objetivo de promover en todo el mundo el desarrollo de este cultivo.

En reconocimiento del valor que tienen las legumbres, ya en el año 2013 la Asamblea General proclamó, en su resolución A/RES/68/231 que el año 2016 estuviera dedicado en su totalidad como Año Internacional de las Legumbres. Dado que esa celebracion creo mayor conciencia pública sobre los beneficios nutricionales y medioambientales de las legumbres en la producción sostenible de alimentos, y visto el potencial de estas semillas para contribuir al logro de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, Burkina Faso propuso celebrar el Día Mundial de las Legumbres.

¿Por qué es importante cultivar legumbres?

Valor nutritivo

Las legumbres contienen muchos nutrientes y tienen un alto contenido en proteínas, por lo que son una fuente ideal de proteína, en particular en regiones donde la carne y los lácteos no son muy accesibles, ya sea física o económicamente. Las legumbres son, además, bajas en grasa y ricas en fibra, lo que hace que puedan reducir el colesterol y ayudar a controlar el azúcar en sangre. Por todas estas cualidades, las organizaciones sanitarias recomiendan su consumo para hacer frente a las enfermedades no transmisibles, como la diabetes y las enfermedades cardíacas. También se ha demostrado que las legumbres ayudan a combatir la obesidad.

Seguridad alimentaria

Para los agricultores, las legumbres son un cultivo muy beneficioso porque pueden venderlas y consumirlas, lo que les ayuda a mantener la seguridad alimentaria de sus hogares, al mismo tiempo que genera estabilidad económica.

Beneficios medioambientales

Las legumbres tienen la capacidad de fijar el nitrógeno atmosférico en los suelos, lo que mejora la fertilidad del suelo, y por tanto, aumenta la productividad de las tierras de cultivo. Asimismo, usando legumbres para los cultivos intercalados y de cobertura, los agricultores pueden promover la biodiversidad agrícola y del suelo, manteniendo a raya las plagas y enfermedades nocivas. Asimismo, las legumbres pueden contribuir a la mitigación del cambio climático, reduciendo la dependencia de los fertilizantes sintéticos utilizados para aportar nitrógeno al suelo. Durante la fabricación y aplicación de estos fertilizantes se liberan gases de efecto invernadero y su uso excesivo puede ser perjudicial para el medio ambiente. 


¿Te ha gustado este artículo?

Se el primero en leer articulos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

Acepto los términos y condiciones y protección de datos