Entradas

Complementa la nutrición de los caballos, en caso de estados carenciales y actividad elevada

Una dieta equilibrada del caballo ha de tener fibra, energía, proteína, vitaminas y minerales

El pienso en la nutrición equina se encarga de aportar gran cantidad de nutrientes y energía. Es necesario complementar la dieta de los caballos con pienso en la mayoría de los casos si queremos nuestros caballos sanos. Es más, el uso de pienso en caballos se vuelve fundamental si la actividad física es elevada (como es el caso de los caballos de competición).

En primer lugar, tenemos que tener en cuenta que los cereales enteros (trigo, avena, cebada, maíz) en forma de mix, son muy comunes en una dieta tradicional de los caballos, además son muy apetitosos para ellos. Sin embargo, su digestibilidad aumenta de forma considerables si se manipulan de alguna manera como por ejemplo micronizarlo o en copos (copos de maíz), por lo que es un método a tener en cuenta en la nutrición equina.

¿Cómo debe ser un buen pienso para caballos?


Otros piensos para caballos son desarrollados como mezcla de nutrientes en formato pellet o molidos, perfectamente equilibrados, diseñados para complementar con la fibra correspondiente e indicada por el fabricante. Muchos de los piensos especializados para caballos tienen alto contenido en proteínas, acompañados con extra de vitaminas, minerales y grasas para obtener una ración completa y equilibrada simplemente suministrando este pienso con la cantidad de forraje correspondiente, sin necesidad de complementar con ningún complejo vitamínico mineral.

Además, algunos de los mejores piensos para caballos suelen incorporar sustancias beneficiosas como Omega 3, aceites y vitaminas (como la Biotina) encargadas en mejorar la salud del animal como el pelaje, los cascos, musculatura y ligamentos.

El pienso en la nutrición equina se encarga de aportar gran cantidad de nutrientes y energía. 

No debemos olvidar el papel de las vitaminas y minerales en la nutrición equina. Las vitaminas son sustancias encargadas de regular numerosas funciones vitales del caballo y que tienen un papel fundamental en la fisiología del equino.

Los minerales, en su caso, juegan un papel imprescindible en reacciones químicas del organismo del caballo (calcio, fósforo, magnesio, potasio, sodio y cloro). En particular, es necesario hacer especial hincapié en la relación calcio/fósforo.

Las grasas son una gran fuente de energía, intervienen en funciones vitales y aportan vitaminas liposolubles. Existen muchos tipos y hoy hablamos de perfiles de ácidos grasos. Son más buscados los de cadena media por su beneficio en la salud. También tienen un efecto laxante que puede ser beneficioso dentro de la nutrición del caballo.

La mayoría de vitaminas, minerales y grasas son suministradas a través del pienso y el forraje pero, no está de más estar al tanto, para añadir un aporte si el caballo tiene un desgaste extremo, ya que en el esfuerzo físico o fisiológico (cubrición, lactación) se pierden muchos de estos elementos.

Es necesario complementar la dieta de los caballos con pienso en la mayoría de los casos.

En definitiva, de lo que se trata es que exista una nutrición equilibrada, en una dieta en la que no falte fibra, energía, proteína, vitaminas y minerales. Para ello, la mejor manera es aportar un pienso que complemente la dieta forrajera habitual de los caballos.

AUTOR: Ignacio Sánchez de Ibargüen , Ingeniero Agrónomo de Sembralia  

 


¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete de forma gratuita y se el primero en recibir estas noticias:

    Acepto los términos y condiciones y protección de datos

    Todo el equipamiento para tu caballo está en Sembralia: