Entradas

Un plan de abonado correcto asegura el mantenimiento de los suelos

El suelo es el principal recurso natural de las explotaciones agrícolas, sobre todo en el ecosistema español. Lo cierto es que “la tierra, a pesar de su aspecto áspero y austero, es igual de esencial para sostener la vida en nuestro planeta”, según dice orgullosa Rosa María Poch Claret, miembro del Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Cataluña.

En primer lugar, tenemos que decir que los suelos son un bienesencial que proporcionan servicios vitales para los ecosistemas y la vida humana. En el ámbito rural, los suelos son fundamentales para  cultivos, fabricación de piensos, fibra, combustible y filtran y depuran el agua. Aproximadamente el 95% de los alimentos mundiales se producen en el suelo. El suelo proporciona nutrientes, agua y minerales para las plantas y los árboles, almacena carbono y es el hogar de miles de millones de insectos, pequeños animales, bacterias y muchos otros microorganismos.

Si queremos asegurar la supervivencia de la humanidad, es necesario que conservemos los suelos, porque sin ellos no sería posible la producción de alimentos. Por eso, para la conservación de los suelos nos tenemos que fijar en los planes de abonado y en el manejo sostenible de los suelos en el desarrollo agrícola y rural.

En este sentido, los ingenieros agrónomos son agentes activos y responsables de asegurar la conservación de los suelos ya que tienen los conocimientos necesarios para comprender el funcionamiento de los ecosistemas agrícolas. Además, mediante el mantenimiento de suelos podemos para prever las consecuencias de determinadas prácticas de agrícolas si no se llevan a cabo de la manera adecuada (fertilización, riego, trabajo del suelo, tratamientos, etc.).

Decálogo del mantenimiento de los suelos

Un plan de fertilización o abonado de los suelos, aconsejado los profesionales en la gestión sostenible de la agricultura, sirven para conseguir varios aspectos fundamentales, de los que enumeramos 10:

  1. Sirve para que la erosión del suelo por el agua y el viento sea mínima
  2. Contribuye a que su estructura no se degrade y permanezca estable
  3. Nos asegura que tenga una cobertura superficial suficiente de plantas en crecimiento que lo protejan
  4. Proporciona que su almacenamiento de materia orgánica sea estable o crezca
  5. Facilita que la disponibilidad y los flujos de nutrientes sean adecuados para mantener o mejorar su fertilidad y se reduzcan sus pérdidas hacia el medio ambiente
  6. Consigue que su salinización, sodificación y alcalinización sean mínimas
  7. Ayuda a que el agua se infiltre y almacene de manera eficiente para satisfacer los requisitos de las plantas y se garantice el drenaje de cualquier exceso
  8. Controla que los contaminantes estén siempre por debajo de los niveles tóxicos
  9. Promueve que su biodiversidad proporcione una gama completa de funciones biológicas
  10. Y logra que su sellado se minimice mediante una planificación responsable del uso del territorio.

En definitiva, tenemos que tener claro que la riqueza del suelo siempre ha sostenido nuestras vidas, por lo que debemos procurar que siga siendo así. Bien sea a través de un plan de fertilización o simplemente siendo sostenibles con las buenas prácticas agrícolas vamos a conseguir mantener los agrosistemas por mucho tiempo.

*Artículo con la colaboración del Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Cataluña.

Soluciones Sembralia para la mejora de suelos

Gracias a Sembralia, proponemos una serie de productos para mejorar la calidad del sustrato. Porque cualquier suelo agrícola merece un buen plan de abonado o fertilización:

Aplicar materia orgánica

Aplicar Fertilizantes nitrogenados

  • Producto: Sulfato de amonio (Deiba)
  • Dosis: Recomendable la incorporación del material en el suelo directamente tan pronto como sea posible previamente a la aplicación de un riego o una precipitación prevista.

Aplicar quelatos de hierro

Aplicar sulfato de hierro en combinación con aporte de materia orgánica

  • Productos: Abono con ácidos húmicos y hierro quelatado (INB).
  • Dosis: Arboles jóvenes: 10-30 gr/árbol. Entrada en producción: 30-50 gr/árbol. Árboles en producción (porte mediano): 50-130 gr/árbol. Árboles en producción (porte grande): 130-160 gr/árbol.

 


¿Te ha gustado este artículo?

Se el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

    Acepto los términos y condiciones y protección de datos


    Todos los correctores que tus suelos necesitan los puedes comprar en Sembralia:
     

     

    Plan de fertilización de la alcachofa y su correcto abonado

     

    La alcachofa tiene reconocidas propiedades nutricionales y medicinales, además de un excelente sabor. Es un alimento característico de nuestro país, con cultivos en Levante y Navarra. Para obtener frutos de gran tamaño es necesario un cuidado continuo desde su plantación y durante todo el proceso de crecimiento.

     

    En el consultorio agronómico gratuito de Sembralia, recogemos una pregunta a nuestros expertos sobre la alcachofa y su plan de abonado. Nos centramos en el aumento de tamaño de los frutos, y recogemos algunos connsejos sobre fertilización.

     

    ¿Qué sabemos del cultivo de la alcachofa?

    En primer lugar, parémonos a conocer a la Cynara scolymus, la alcachoferaalcachofa o alcaucil,​ entre otros numerosos nombres vernáculos, es una planta herbácea del género Cynara en la familia Asteraceae; es cultivada desde la antigüedad como alimento en climas templados.

    La alcachofa alcanza de 1,4 a 2 metros de altura. Vuelve a brotar de la cepa todos los años, pasado el invierno, si el frío no la heló. Echa un rosetón de hojas enteras hasta profundamente segmentadas aunque menos divididas que las del cardo y con pocas o ninguna espina. Las hojas tienen color verde claro en el haz y en el envés están cubiertas por unas fibrillas blanquecinas que le dan un aspecto pálido. 

    A la hora de hacer un correcto plan de abonado, y para una mayor eficacia en la fertilización del cultivo, sería interesante aplicar (ya para la temporada siguiente) un abonado de fondo de tipo nitrogenado mezclado con materia orgánica. Esta práctica aportará unos nutrientes esenciales al suelo desde primera hora que se ven reflejados en salud y tamaño de frutos a la hora de recogerlos, que es lo qeu buscamos con este plan de abonado: un aumento de tamaño de las alcachofas. Como en la mayoría de cultivos, los resultados de frutos durante la cosecha es una consecuencia de buenas prácticas agrícolas, aportes necesarios y equilibrados (Nitrógeno, Fósforo, Potasio, Magnesio y Calcio, principalmente) según las demandas de cada cultivo.

    En el caso del plan de abonado de las alcachofas, que es lo que nos ocupa, existen una serie de fertilizantes específicos (disponibles en la Tienda Sembralia) que son muy interesantes para tener en cuenta.

    Soluciones Sembralia para el cultivo de la alcachofa:

    El plan de abonado de la alcachofa, para el aumento del tamaño del fruto se debe centrar en la fertilización con un objetivo concreto (es decir, el de aumentar el tamaño del fruto). Por lo general, esto conlleva (además de un aporte de elementos antes descritos: Nitrógeno, Fósforo, Potasio, Magnesio y Calcio) un aporte de potasio a la planta. Y es que el potasio es uno de los elementos que mayor demanda tiene el cultivo de alcachofa. Sin lugar a dudas: aportar potasio a la alcachofa provoca un aumento en el tamaño de la inflorescencia, y mayor resistencia a estrés hídrico y enfermedades. Por consiguiente, desde Sembralia te recomendamos los siguientes productos:

    MC Potasa (McBio)

    Solución nutricional con alto contenido en Potasiocon total disponibilidad para la planta.

    Su aplicación foliar actúa en la acumulación de hidratos de carbono y grasas en los frutos y en la regulación de la apertura y cierre de estomas.

    El potasio está complejado con ácidos orgánicos y es fundamental durante la etapa de engorde del fruto pues el consumo de potasio durante esta etapa aumenta de forma considerable. Este producto es perfecto para el aumento de tamaño de las alchofas.

    Dosis: foliar:100 – 200 ml/hl, radicular: 4 – 6 ml/m2.  

     


    Solución de abono NK 3-31 (INB)

    En el plan de fertilización de las alcachofas, este fitonutriente está indicado para la prevención y corrección de las carencias de potasio y para favorecer una óptima maduración y alcance de calidad de los frutos.

    Contiene en su formulación EDTA libre, que proporciona una mejor absorción del potasio por vía foliar. Este producto ate ayudará al aumento de tamaño de las alcachofas.

    Se recomienda su aplicación en la época de mayor actividad metabólica como desarrollo de frutos, promoviendo su engorde, maduración y cualidades organolépticas.

    Dosis: 3 – 5 cc/L.

     


    Fertiormont Potasio (fertiormont)

    Para el correcto abonado de las alcachofas podemos tener en cuenta este fertilizante líquido de 1 litro en packs indivisibles compuesto principalmente de potasio, se trata de un abono soluble en agua recomendable aplicar en momentos de engorde y para madurar el fruto.

    Producto exento de cloruros y metales pesados.

    Indicado para los momentos en que el cultivo consume potasio con mayor rapidez. Favorece la asimilación del calcio, magnesio y otros elementos a la vez que favorece la acumulación o asimilación en los frutos de azúcares o aceite.

    Dosis: 2 – 3 cc/L.      

     


    AUTORES: Ignacio Sánchez de Ibargüen y José Antonio Sotomayor (Ingenieros Agrónomos de Sembralia).

     

    ¿Te ha gustado este artículo?

    Se el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

    [contact-form-7 404 "No encontrado"]

     

    Descubre los Bioestimulantes para alcachofas en nuestra tienda online:

     

    Plan de fertilización de la calabaza y su correcto abonado

     

    El otoño y el invierno es una de las épocas de mayor consumo de calabazas. Para poder disfrutar durante esta época de esta hortaliza es necesario un cuidado continuo desde su plantación y durante todo el proceso de crecimiento.

     

    En el consultorio agronómico gratuito de Sembralia, recogemos una pregunta a Ignacio Sánchez de Ibargüen (ingeniero agrónomo) sobre la calabaza, y nos da consejos sobre fertilización.

     

    La calabaza se comporta muy bien en suelos ricos en materia orgánica, por lo que su aporte en suelos pobres es muy importante. Existen varias opciones de abonado de calabaza que, en mi opinión son las que mejor se adaptan a diversos planes de cultivo. También, en el plan de fertilización de la calabaza, es necesario tener en cuenta si se desea aportar un producto líquido, sólido o en función de la composición:

     

    Ácidos húmicos secos (INB)

    Acidos Húmicos Secos sacoEs una enmienda orgánica natural que contiene ácidos húmicos (65%) procedentes de Leonardita Americana, que mejora la fertilidad y las características físico-químicas del suelo. Además, contiene óxido de potasio (17%) que provoca un aporte de nutrientes para el crecimiento y maduración de la calabaza. Se trata de una enmienda orgánica natural, que mejora las características del suelo y su estructura, aumentando la capacidad de intercambio catiónico y la vida microbiana. Mejora la fertilidad general del suelo y favorece el desarrollo radicular y el crecimiento de las plantas. Incrementa la capacidad de retención de agua y reduce las pérdidas por lixiviación de nutrientes.

    • DOSIS Y MODO DE EMPLEO: Su uso está aconsejado en determinados momentos del cultivo, como post-trasplante, crecimiento, inicio de brotación, prefloración, cuajado y desarrollo del como puede ser la calabaza. En fertirrigación: preparar una disolución madre de 10 – 15 kg/hL de agua, agitar e inyectar la cantidad necesaria recomendada.

    Comprar ácido Húmicos Secos

     


      Abono líquido NK con materia orgánica (INB):

    Abono Orgánico NK líquido de origenEs una enmienda orgánica líquida de origen vegetal que mejora las características químicas y estructura del suelo. Contiene Nitrógeno (2,1%), óxido de potasio (5,8%), materia orgánica (37%) y carbono orgánico (21%). Fitonutriente de origen vegetal, cuya aplicación continuada al suelo da como resultado: un aumento de la capacidad de intercambio catiónico, una mejora de su estructura, el desbloqueo de formas insolubles de fósforo y otros nutrientes y un aumento de la capacidad de retención de humedad. Su aplicación para el abonado de la calabaza puede ser muy beneficioso. Obtenido a partir de materias primas de origen vegetal actúa mejorando la estructura del suelo sobre las formas minerales no asimilables facilitando la absorción de microelementos por parte de la planta ayudando la germinación de semillas y el desarrollo de raíces.

    • DOSIS Y MODO DE EMPLEO: Aplicación al suelo a través del sistema de riego por goteo o sistema de riego por inundación, está recomendado para todos los cultivos. En cultivos perennes empezar antes del comienzo de la brotación, en caso de trasplante la aplicación se realizará 10-15 días después.

    Comprar Abono líquido NK:

     


    Extracto de ácidos húmicos + Turba (Terragrain):

    Es una enmienda orgánica líquida con ácidos húmicos y fúlvicos procedentes de Leonardita americana. Además, contiene turba y micronutrientes para las plantas. Mejora la absorción de nutrientes y las características del suelo para un correcto desarrollo de la calabaza, por lo que es un gran aliado en el plan de fertilización este extracto húmico procedente de materia orgánica Terragrain.

    Su origen natural lo hace idóneo para aplicación en agricultura ecológica de los productos agrícolas en general como la calabaza y hortícolas en particular, así como para el cuidado y nutrición de jardines y plantas ornamentales. Contribuyendo a mejorar la calidad físico-química del suelo.

    • BENEIFICIOS: Mejora la germinación de las semillas de calabaza, transporta nutrientes a la raíz, aumenta la capacidad de retención del agua evitando la evaporización. Además, disgrega las arcillas en los suelos compactos, contribuye a la asimilación de otros fertilizantes que se puedan usar conjuntamente para la calabaza, así como otros abonos aplicados.

    Comprar ácidos Húmicos con turba:


        Bioestimulante Kynetic4 (Seipasa): Bioestimulante KYNETIC4

    Bioestimulante de plantas compuesto por aminoácidos (24%), Nitrógeno (4,95%), materia orgánica (36%) y ácidos fúlvicos (12%). Un producto muy completo que mejora la fertilidad del suelo y estimula el crecimiento vegetativo de la calabaza.

    La aplicación de Kynetic4 supone una estimulación energética en los momentos de mayor demanda del cultivo de la calabaza. Además, los aminoácidos especialmente seleccionados promueven la síntesis de proteína e intervienen en procesos concretos para mejorar la fertilidad del polen, así como para favorecer la síntesis de fitohormonas y clorofila. Kynetic4 es un bioestimulante agrícola diseñado para obtener una excelente floración y cuajado, es el resultado de aplicar procesos hidrolíticos altamente tecnificados a extractos proteicos de origen vegetal.

    Gracias a su cuidada composición, Kynetic4® tiene un efecto potenciador de la absorción y actúa como sinergista y activador de herbicidas, fungicidas y abonos foliares, incrementando su eficacia. La aplicación de Kynetic4® es el suplemento idóneo para que la planta supere estos momentos de estrés, y se produzca un desarrollo 

    Comprar Kynetic 4:

     

     


    AUTOR: Ignacio Sánchez de Ibargüen Ingeniero Agrónomo de Sembralia.

     

     

     

    ¿Te ha gustado este artículo?

     

     

    Se el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

    [contact-form-7 404 "No encontrado"]

    Descubre los mejores Bioestimulantes para plantas del mercado en Sembralia: