Entradas

Si las hojas de tu planta en maceta amarillean, sufre clorósis férrica

Cultivar cítricos en macetas es posible, con unos simples cuidados

Las peculiaridades de la plantación en maceta hacen que tengamos que estar pendientes de las necesidades nutricionales de la planta. Debemos pensar que nuetras plantas no disponen de todos los nutrientes al igual que si estuvieran en el suelo, lógicamente, porque la parcela de terreno de la maceta en la que crecen es menor.

Es por eso que en las macetas, el uso de bioestimulantes y fertilizantes agrícolas nos ayudará a equilibrar el sustrato además de acabar con la clorósis férrica en macetas. Los cítricos que presentan hojas amarillas, generalmente están aquejados de la famosa clorósis férrica que provoca que la función clorofílica no se haga correctamente. Las hojas empiezan a amarillear precisamente porque la clorofila no se sintetiza bien, y así pierden el color verde característico las hojas.

Si tu planta empieza a amarillear en las hojas, no te asustes, porque en el caso de los cítricos, la clorósis férrica es muy común. Mediante la senvilla aplicación de fertilizantes a base de hierro quelatado conseguimos de una manera sencilla y eficaz acabar con este mal de las plantas.

En el caso de los cítricos plantados en maceta tenemos que ser especialmente cuidadosos, ya que tenemos que mejorar el sustrato del suelo en el que están plantados, pero en proporciones correctas. La aplicación indiscriminada de quelatos de hierro en macetas puede incluso agravar el estado de la planta, de ahí la importancia de consultar a un experto sobre la dosis de fertilizante agrario que debemos utilizar en cada caso, más aún si se trata de quelatos de hierro.

Elegir el correcto sustrato para las macetas

Sea cual sea la planta que deseamos tener en una maceta, debemos tener especial cuidado para elegir el sustrato. De manera que esté equilibrado respecto a los nutrientes que necesita, para evitar males como la clorósis férrica que hoy nos atañe. La tierra para macetas, también conocida como compost para macetas, sustrato o terricio, es un medio en el que cultivar plantas, hierbas y verduras en una maceta o recipiente duradero. Algunos de los ingredientes comunes utilizados son la turba, compost de corteza, arena, perlita, vermiculita, fibra de coco y compost de champiñón reciclado, aunque se utilizan muchos otros y las proporciones varían enormemente.

La mayoría de marcas disponibles comercialmente tienen un pH equilibrado con piedra caliza molida. Algunas también contienen pequeñas cantidades de fertilizantes y nutrientes de liberación lenta. Sin embargo, a pesar de su nombre, poco o nada de tierra se utiliza en el sustrato para macetas, porque se considera demasiado densa para el cultivo de plantas de interior. Algunas plantas requieren un sustrato de enmacetado específico para su hábitat. Por ejemplo, un cítrico en maceta crece mejor en un sustrato que contenga mayor cantidad de hierro, mientras que un cactus o una suculenta necesita mucho drenaje, por lo que debe contener perlita o arena.

La tierra para maceta disponible en Tienda Sembralia está esterilizada con el fin de evitar la propagación de malas hierbas y enfermedades transmitidas por las plantas. Es posible reutilizar el sustrato comercial para macetas, a condición de que se eliminen los restos de raíces, hongos, malas hierbas e insectos esterilizando la tierra con calor antes de volver a plantar.

Por último, siempre tenemos que tener en cuenta el tipo de planta que vamos a instalar en la maceta (con sus correspondientes necesidades nutricionales) para dar el aporte de bioestimulantes o abonos que requiera.


Los mejores quelatos de hierro para cítricos cultivados en macetas

Por consiguiente, a la hora de tratar en macetas la clorosis férrica de los cítricos, debemos tener en cuenta tanto la dosis adecuada como el producto en cuestión. En nuestro amplio catálogo encontrarás los mejores fertilizantes de hierro quelatado para acabar con la clorósis férrica en plantas en macetas:

Ferrilene (Valagro):

Se trata de un producto especializado para combatir la clorosis férrica en los cultivos. Se compone de Hierro (4,8 %) en forma de quelatos y posición orto – orto para mejor absorción en la planta. Especialmente indicado para condiciones de suelo adversas.

Dosis y modo de empleo: Aplicar 10 – 30 gr/árbol (según tamaño del árbol) disueltos en 1 L de agua en zona radicular. Repetir a los 20 – 30 días si la clorosis persiste.

Compatibilidades: Compatibilidad con la mayoría de fertilizantes y productos fitosanitarios. Excepto con productos cúpricos y organocúpricos, aceites minerales, azufres o cualquier producto o aguas alcalinas (pH >8).

 

 

Ácidos húmicos con Hierro (Fe) Quelatado (INB):

Abono con Ácidos HúmicosProducto especial a base Hierro (Fe) quelatado con EDDHA junto con Ácidos Húmicos bioactivos solubles. Posee una fracción de isómeros de hierro en posición orto-para, otorgando al producto un efecto de corrección rápida de clorosis férrica. Contiene, un elevado contenido en extractos húmicos de alta pureza y calidad que proporciona numerosos beneficios a la estructura y fertilidad del suelo. También proporciona un mayor desarrollo radicular del cultivo. Produce un efecto sinérgico con beneficios importantes en nutrición y actividad vegetativa. Por efectos del agente quelatante, produciendo una quelatación completa. INB es una formulación a base de micro gránulos dispersables en agua 100% solubles.

Dosis y modo de empleo: Aplicar 10 – 30 gr/árbol (según tamaño del árbol) disueltos en 1 L de agua en zona radicular. Repetir a los 20 – 30 días si la clorosis persiste.


AUTOR: Ignacio Sánchez de Ibargüen (Ingeniero Agrónomo de Sembralia).
Si quieres más información sobre la clorósis férrica en general, te invitamos a que amplies la información a través de este artículo de nuestro blog, donde ahondamos en otras muchas cuestiones.

 

¿Te ha gustado este artículo?

Se el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

Acepto los términos y condiciones y protección de datos

Todos los Correctores y quelatos para tus plantas en Sembralia

 

Ya os hemos hablado en varios artículos sobre el hierro en los cultivos. Ahora bien, hoy os vamos a descubrir qué es la oxidación del hierro y cuál es la importancia de los quelatos en los cultivos para aumentar el aprovechamiento del hierro ya presente en el suelo.

Clorosis férrica: hojas amarillas en los cítricos

En fitopatología, la clorosis es una condición fisiológica anormal en la que el follaje produce insuficiente clorofila. Cuando esto ocurre, las hojas no tienen la coloración normal verde; la coloración es de un verde pálido, amarillo, amarillo blanquecina.​ Las plantas afectadas tienen disminuida su capacidad de formar carbohidratos y pueden morir si la causa de su insuficiencia clorofílica no es tratada. Deficiencias específicas de nutrientes (frecuentemente agravadas por un alto nivel de pH) producen clorosis, que podría corregirse suplementando con hierro, magnesio y nitrógeno en varias combinaciones. En el caso de la clorósis férrica, el elemento que falta es el hierro, que se puede corregir con la aplicación de fertilizantes quelatados de hierro.

En el riego por goteo las raíces de las plantas pueden abarcar en su búsqueda de nutrientes solo la pequeña área que está confinada dentro del bulbo húmedo. Por esto los micronutrientes son más limitantes en este tipo de riego y deben ser añadidos en forma diluida, ya sea en su forma iónica o en su forma quelatada, que consiste en microelementos unidos a elementos orgánicos por más de un enlace de coordinación.

En el caso de la sales de hierro, la forma Fe+2 es más fácilmente absorbida por las raíces, pero cuando esta se encuentra en contacto con el oxígeno, ya sea el del aire o el del suelo en caso de suelos bien aireados, este se oxida a la forma Fe+3que es mucho menos soluble, el Fe+3 en contacto con un medio de pH neutro o alcalino tiende a precipitarse como hidróxido férrico que es extremadamente insoluble y por tanto no esta disponible para la planta.

2Fe+3 + 6OH → 2Fe(OH)3

¿Qué son los quelatos, cómo se aplican y su importancia?

Añadir el hierro en su forma quelatada en el riego por goteo evitará que se precipite en esta forma de hidróxido férrico quedando inaccesible.

El quelato está formado por una molécula orgánica llamada agente quelante que se une a un ión metálico, en este caso el hierro, modificando sus propiedades y aumentando la estabilidad de la disolución, por esto actualmente es recomendado el uso exclusivo de quelatos solubles para la aplicación de nutrientes por fertirrigación.

Aplicación de los quelatos

La aplicación de quelatos no solo ayuda a reducir la insolubilidad de los microelementos, sino que además los quelatos de síntesis también ayudan a que estos sean absorbidos por la planta al hacer que las enzimas vegetales encargadas de transportarlos al interior de la planta los reconozcan, haciendo así que estén totalmente disponibles para la absorción activa de las raíces o de las células foliares al interior de los tejidos vegetales.

Algo que hace a los quelatos diferentes a los demás fertilizantes es que una vez que la parte orgánica o quelante del compuesto queda libre tras la cesión del Fe al interior de la planta, esta parte orgánica queda libre y solubilizará más hierro nativo del suelo. Es decir, la utilización de quelatos no solo aporta el hierro que se aplica al cultivo sino que tiene la capacidad de aumentar el aprovechamiento del hierro que ya está presente en los suelos.

La susceptibilidad a la deficiencia de hierro varía significativamente entre unos cultivos y otros, como podemos ver en la tabla.

Además, la utilización de quelatos de hierro es siempre recomendada para los cultivos cuya susceptibilidad a la deficiencia de hierro sea alta o media. Para aquellos cultivos de susceptibilidad baja, la utilización o no de quelatos dependerá principalmente del tipo de suelo y del pH de este. Pero otros factores pueden ser, también, importante como la presencia de altos niveles de fosforo o la acumulación de cobre que también pueden ser factores limitantes en la disponibilidad de hierro en el suelo.  

Cultivos Susceptibilidad
Espárrago Alta
Brócoli Alta
Col Media
Coliflor Alta
Guisante Media
Patata Baja
Espinaca Alta
Maíz Media
Tomate Alta
Cítricos Alta
Uva Alta
Frambuesa Alta
Fresa Alta

Soluciones Sembralia para la oxidación del hierro:

Corrector de carencia de hierro MC FERRO

Quelato corrector de clorosis férrica. Es un abono a base de Hierro-EDDHA, que se ha formulado buscando la combinación óptima de los isómeros orto-orto-EDDHA y ort-para-EDDHA. Además, la quelatación de Hierro con EDDHA lo hace mucho más absorbible en comparación con otros Hierros quelatados con EDTA, sobre todo en suelos calizos, donde el EDTA no es estable. El producto funciona a intervalos de pH de entre 3 y 11 en caldo final. MC FERRO es de fácil aplicación y no presenta ningún problema de obturación en los sistemas de riego, no dejando residuo en los tanques de disolución. Debido a su formulación de grano soluble. El producto es más efectivo en aplicación radicular.

 


Abono con Ácidos Húmicos y Hierro Quelatado en sacos de 5 kg.

Abono con Ácidos Húmicos y Hierro Producto especial a base Hierro (Fe) quelatado con EDDHA junto con Ácidos Húmicos bioactivos solubles. Posee una elevada cantidad de isómeros de hierro en posición orto-orto, lo que le otorga una alta persistencia en suelos calcáreos y alcalinos, a su vez, complementado con una fracción de isómeros de hierro en posición orto-para, otorgando al producto un efecto de corrección rápida de clorosis férrica. También, contiene, un elevado contenido en extractos húmicos de alta pureza y calidad que proporciona numerosos beneficios a la estructura y fertilidad del suelo, y un mayor desarrollo radicular del cultivo. Produce un efecto sinérgico con beneficios importantes en nutrición y actividad vegetativa por efectos del agente quelatante, produciendo una quelatación completa que, junto con el extracto húmico lo convierte en una solución eficaz para corregir la clorosis férrica. INB es una formulación a base de micro gránulos dispersables en agua 100% solubles.

 


Corrector carencias MC MICROMIX SOL 5 l.

MC MICROMIX SOL es una mezcla sólida de micronutientes (Fe, Mn, Zn y Cu) quelados con EDTA, al que se le añaden Boro y Molibdeno en forma mineral, totalmente asimilables por la planta. Además, este producto es eficaz en todos los suelos y cultivos. Puede ser aplicado directamente a suelo diluido en el agua de riego, fertirrigación, gotero o cultivos hidropónicos. MC MICROMIX SOL está indicado para la corrección de deficiencias de estos microelementos, sobretodo Hierro y Manganeso, dado que se presentan quelatados con EDTA. Este corrector es fácilmente asimilable por la planta tanto vía foliar como radicular. Es una mezcla homogénea de micronutrientes totalmente soluble en agua y puede ser utilizado para cualquier cultivo, especialmente en hortícolas. Su principal función es satisfacer las necesidades de la planta en carencias de microelementos secundarios. En conclusión, el resultado final es un aumento de la biomasa total de la planta y un aumento de la producción final debido a la aportación de compuestos necesarios para el metabolismo primario y secundario de la planta.

 


AUTOR: José Antonio Sotomayor, Ingeniero Agrónomo de Sembralia.

 

¿Te ha gustado este artículo?

Se el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

Acepto los términos y condiciones y protección de datos

Compra tus correctores y quelatos en Sembralia