uso-de-compost-sembralia

Es posible que, en principio, todos los compost te resulten similares. Pero, te diremos una cosa, no lo son. ¿De qué hablamos? Del compost para germinación de plantas en semilleros.

Lo cierto es que existen diferencias notables en las formas de producirlo, en su pH, en las materias primas de origen, la porosidad y los nutrientes.

Todo esto, influye de manera directa para que un compost tenga diferente calidad respecto a otro y, determina su uso en semilleros de plantas.

Estas diferencias, son clave y se deben tener en cuenta al momento de sembrar diferentes cultivos.

En el post de hoy, vamos a explicarte de una forma sencilla todo lo que necesitas saber sobre el uso de compost para germinación de plantas.

Antes, te proponemos hacer un breve repaso sobre la definición de compost. Seguro te va a resultar útil refrescar los datos.

¿Qué es compost?

Una forma simple de definirlo es:

Materia orgánica descompuesta en mayor o menor medida.

Otra definición:  

Es el producto final de la descomposición controlada aeróbica natural de la materia orgánica realizada por los organismos descomponedores (bacterias, hongos…) y gusanos, entre otros.

Por eso:

 Los factores tales como, materia prima y tiempo de descomposición, son aquellos que determinaran el tipo de compost y, por tanto, su aplicación posterior.


Compost en pellet Fertiormont (sacos y big bag 1000 kg)

Compost sólido en PELLET, fertilizante procedente de la fermentación biológica controlada de materia orgánica vegetal durante 2 años y procedente de restos seleccionados de cosechas de olivo, cítricos, leguminosas, hortícolas, etc.

Su empleo mejora considerablemente los aspectos agronómicos físico-químicos de los suelos tratados.


Compost para Semilleros

Es vital analizar cuáles son las condiciones agroclimáticas óptimas para que una semilla germine favorablemente y produzca una planta sana y con potencial.

Sabemos que la germinación es un proceso delicado y es fundamental prestarle atención y aportar los recursos necesarios.

Todo sustrato debe acompañar este proceso, brindar el ambiente y los elementos adecuados para su sana nutrición y crecimiento.

Según estudios, el compost es una excelente opción como sustituto parcial o complemento de las turbas.

Su incorporación en mezclas reduce el número de riegos y genera un aporte de nutrientes esenciales para el buen desarrollo de las plantas. Sumado, a que su precio es menor que el de las turbas. 

Otro de los beneficios: la generación de un sustrato de compost mezclado con tuba en semilleros favorece el desarrollo vegetal, incrementa la resistencia a plagas y mejora la floración.

Veamos ahora cuáles son las funciones de los sustratos para plantas.

Funciones de los sustratos para plantas

Podemos resumir que existen cuatro funciones que un sustrato debe cumplir como medio, para brindar un crecimiento óptimo de las plantas.

  • Suministrar un anclaje y soporte para la planta.
  • Retener agua y que la misma, esté disponible para la planta.
  • Permitir el intercambio de gases entre las raíces y la atmósfera.
  • Ser un soporte de almacenamiento de nutrientes de la planta.

Aquí, algo importante:

La única función garantizada por el medio / sustrato, luego de efectuar la mezcla, es el soporte. Las demás funciones deben ser controladas y gestionadas por el productor o semillero.

Para lograr dichas funciones el sustrato empleado debe ser:

  • Con relación al peso: liviano.
  • Buena porosidad.
  • Con adecuado drenaje y capacidad de retención de humedad.
  • Ligeramente ácido
  • Apta capacidad de intercambio de cationes.
  • Capaz de conservar un volumen constante en estado húmedo o seco.
  • Accesible de almacenar por períodos largos, sin cambiar sus propiedades físicas y químicas.
  • De fácil manejo y mezcla.

Ciertos materiales individuales pueden ofrecer las cuatro funciones, pero es verdad, que no lo hacen en el grado requerido.

Por eso, es fundamental realizar ajustes para compensar los requerimientos. Es decir, realizar mezclas con sustratos en diferentes proporciones.


Nitrofoska 14 ENTEC

Abono compejo NPK (Mg-S) 14-7-17 (2-22,5) con Inhibidor de la nutricicación DMPP, potasio procedente exclusivamente de sulfato, magnesio, azufre y microelementos. 

Especial cultivos herbáceos y Cesped.


Ya sabes las funciones de los sustratos para plantas. Estupendo. Lo que sigue es ver sus características del compost de siembra.

Características generales del compost de siembra

  • No es viable utilizar únicamente compost. Es recomendable mezclarlo con sustratos en diferentes proporciones.
  • Debe tener un período de más de un año de producido. La materia orgánica debe estar en proceso de mineralización.
  • El compost debe contener entre un 35 y 50% de materia orgánica, con relación al peso volumétrico
  • Una relación C/N equilibrada.
  • Factible de emplearse en mezcla con sustratos inactivos o inorgánicos como la turba, la perlita, la fibra de coco o la cascarilla de arroz.
  • Libre de semillas de malezas y patógenos.
  • Sin olores. De color oscuro.
  • Un compost bien hecho no genera lixiviados.
  • pH ajustado al cultivo.
  • Ausencia de pequeñas impurezas.
  • No presencia de piedras o gravas.
  • Granulometría apropiada al tipo de cultivo.

Lo que viene a continuación es imprescindible que lo sepas.

¿Son todos los compost iguales?

La cierto es que no. Las cualidades del compost dependen de la materia prima y del proceso de compostaje.

Existen 4 tipos de compost:

  1. A partir de diversos materiales biodegradables (desperdicio de cocina, restos agroindustriales, etc.)
  2. Compost vegetal: originado a partir de resto de poda, hierbas, hojas, etc.)
  3. Compost de estiércol: procedente de estiércol de animales.
  4. Vermicompost: producto obtenido por medio de la digestión de las lombrices.

Esperamos que todo lo que te hemos contado hoy te sirva para conocer más sobre el uso del compost de germinación de plantas y lo puedas aplicar en tu próxima siembra.