El comercio online es la palanca de la transformación digital

E-commerce para la transformación digital

El comercio online es la primera herramienta para romper la brecha digital de los agricultores y ganaderos

Según el recientemente publicado “II Plan de Acción 2021-2023 de la Estrategia de Digitalización del sector agroalimentario y del medio rural” (del Ministerio de Agricultura) los agricultores y ganaderos españoles perciben como aún lejana la digitalización del campo. Las tecnologías digitales (los móviles, tabletas y ordenadores) son una realidad en el día a día en cualquier hogar, pero aún no lo consideran una herramienta de trabajo. Se van a seguir destinando fondos a la divulgación en el ámbito de la digitalización en el sector agroalimentario y rural, pero para romper la barrera humana tenemos otros métodos.

En la palma de nuestra mano, a través del teléfono móvil, se abre el principal mundo digital para agricultores y ganaderos. Es curioso como esa ventana se aprecia para el ocio, las relaciones familiares… y cada vez más para el trabajo a través de aplicaciones que se sincronizan con nuestro terminal móvil.

GPS, sensores de campo, imágenes vía satélite, cuadernos de campo digitales… son muchas las posibilidades que nos propone nuestro terminal móvil, así que tenemos que explorarlas para sacarles el máximo partido.


Compra online, hábito de agricultores y ganaderos

Es una realidad: nuestros hábitos de compra cada vez son más digitales. La pandemia del Covid ha hecho que la llamada transformación digital crezca de una manera que nadie esperaba. El coronavirus ha hecho que ya nada sea como lo conocíamos.

En el caso del comercio electrónico, los confinamientos generalizados hicieron que los consumidores se las tuvieran que ingeniar para poder acceder a todos los bienes y servicios que anteriormente se demandaban de forma directa. El sector primario supo dar la cara en la peor de las circunstancias, y la compra digital ha hecho que el freno que muchos ponían a comprar por Internet ahora se haya eliminado.

Y es que el comercio electrónico (el también llamado e-commerce) es el verdadero responsable de la elevada marcha de la digitalización. Las posibilidades de compra online que nos ofrece Internet han descubierto un mundo que los agricultores y ganaderos están aprovechando. Lo que en la ciudad era más o menos normal, ahora lo es también en el entorno rural. Ese crecimiento exponencial de la demanda de productos por Internet ha servido también de palanca para sectores como la logística o la mensajería. Incluso los operadores de telecomunicación ponen un mayor foco en la conectividad rural debido a la demanda.


De la distribución al abastecimiento de insumos agrarios

La venta online está viviendo su edad de oro. Es el caso de Sembralia (www.sembraliatienda.es) cuyo crecimiento en el último año ha batido récords, y en buena medida señalan a ese cambio de hábitos como posible responsable de semejante aumento.

Además, los agricultores y ganaderos cada vez se informan más sobre productos e insumos para sus explotaciones por el aumento de oferta online. No solo buscan un buen precio, sino marcar de calidad, una gran variedad en el catálogo de productos y un asesoramiento especializado.

De hecho, una de las grandes ventajas que plantea la digitalización del entorno rural es el aumento de información. Gracias al catálogo de productos ya no se limitan las opciones de compra al factor de proximidad, sino que se puede acceder a mejores ofertas, productos más específicos, y un amplio abanico de posibilidades.


¿Qué nos ofrece la compra online?

En el actual marco en el que se encuentran los insumos agrarios de cualquier tipo (y en particular los abonos y bioestimulantes) la venta online ha servido de ayuda para conocer qué está disponible, para saber comprar bien. Ante el desabastecimiento de ciertos recursos fertilizantes, los agricultores buscan otras alternativas, que online se pueden localizar.

El asesoramiento digital que brindan sitios especializados en materia de abonos (para consultas puntuales o para realizar un completo plan de fertilización) se percibe como una de las grandes ventajas del comercio online. Lo que consiguen los agricultores es acceder a profesionales independientes, que puedan ofrecer diferentes alternativas (y no solo ciertas marcas con un catálogo limitado).

Las instituciones apuestan por la transformación 4.0, pero es necesario animar a que se utilicen herramientas digitales en el campo.

Es por eso por lo que la compra online es un complemento al abastecimiento tradicional, una manera de diversificar las posibilidades de adquisición de fertilizantes para los agricultores españoles. Y el que se acerca a la venta por internet tiene una nueva vía de conocimiento, y de acceso a otros productos.

Ni que decir tiene que la convivencia de los dos sistemas (comercio online y comercio directo) van a coexistir durante mucho tiempo. Y es estupendo que así sea porque lo que ganamos con el ecommerce es un gran abanico de opciones, lo que inspirará a todos los usuarios a ser mejores.

ArtículosNoticias
EcommerceSembraliaTienda onlineVenta online

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados