Ya hace tiempo que los fertilizantes complejos NPK de calidad han ido incorporando algunos micronutrientes a sus formulaciones. Muchos fabricantes de abonos vienen desarrollando fertilizantes con micronutrientes que permiten dar respuesta a los requerimientos nutricionales de las plantas y aumentar la eficacia de estos.

Pero, existen dificultades técnicas para lograr que el aporte de microelementos sea realmente eficiente. Motivos hay muchos, podemos destacar dos de importancia:

  • Debido a la propia naturaleza química de los fertilizantes.
  • Las interacciones generadas con un suelo cuyas características químicas reducen la disponibilidad de micronutrientes para el cultivo.

Todo agricultor lo sabe y seguro que tú también. Las carencias de micronutrientes son un factor agronómico que produce un impacto económico en la rentabilidad de los cultivos extensivos e intensivos.

Ahora bien ¿Qué es la clorosis férrica o carencia de hierro en los cultivos? ¿Cuáles son sus causas y efectos? Hoy vamos a descubrirlo.

¿Qué es la Clorosis Férrica?  

 La clorosis férrica o carencia de hierro es una de las principales deficiencias nutricionales de los cultivos y, de las más notorias. Está caracterizada por una alteración del color en las hojas (amarilleo foliar) debido a que se ve afectado su metabolismo y la síntesis de la clorofila.

Y, sabemos que existen otras carencias que manifiestan cambios muy similares. Por esta razón, es necesario ahondar en las características básicas de esta deficiencia en particular.

Síntomas de la Falta de Hierro en Plantas 

Los síntomas iniciales de la carencia de hierro aparecerán en las hojas jóvenes, evidenciando una importante pérdida de intensidad en su coloración. El color verde cambiará poco a poco al amarillo en todo el limbo, con la excepción de sus nervios que permanecerán verdes.

Además, es frecuente su arbitrariedad, Es decir, que puede estar presente en ciertas ramas y en otros no.

Estas señales tan comunes a esta deficiencia nutricional son claves para poder diferenciarlas de la carencia de otros micronutrientes.  

Mejor lo vemos con este ejemplo: Si existe una carencia de nitrógeno se observaría clorosis en toda la hoja (incluido sus haces vasculares). Sumado a esto, es común que se manifieste primero en hojas viejas.  Las Raíces presentarán un color marrón y olor característico, como resultado de la secreción de compuestos fenólicos.


Corrector de carencia de hierro Microstep FE especial 5%

Corrector de carencia de hierro Microstep FE especial 5% está indicado para corregir la clorosis provocada por la falta de hierro en la planta. Disponible en formatos de 1 Kg 5 Kg y 10 Kg


Si algún síntoma se le asemeja es la carencia de magnesio y manganeso.

¿Cómo los diferencias? En el caso del magnesio, como con el nitrógeno, los síntomas se mostrarán antes en las hojas viejas.

Si hablamos del manganeso, se pueden presentar ciertos inconvenientes al momento de discernir la carencia nutricional.

Al igual que el hierro, la carencia de Manganeso ofrece síntomas en las hojas jóvenes tornándose amarillas entre los nervios, los cuales permanecen verdes. Puedes diferenciarlos porque en el caso del manganeso aparece una aureola verde alrededor de los nervios y si ocurren carencias altas, los mismos, comenzarán a amarillear. También, se manifiesta acompañado de manchas necróticas en las hojas.

Ten presente que pueden ocurrir varias carencias al mismo tiempo. Siempre es recomendable que realices un análisis del suelo y foliar para determinar composición de nutrientes y los posibles elementos que afectan a la movilidad, solubilidad y absorción del Fe.

Las carencias de hierro deben solucionarse desde el momento de la implantación del cultivo, para obtener un desarrollo equilibrado y sin restricciones nutricionales.

Motivos de las Clorosis Férrica

Las razones que pueden llevar a un cultivo a presentar una deficiencia son variadas.  Pueden tener su origen en el suelo, en el ambiente, o incluso en las propias características de la planta o árbol.

Las razones por las cuales se genera la clorosis férrica pueden estar relacionada con:

  • la composición del suelo
  • la solubilidad y movilidad del Fe
  • Características físicas de la planta
  • Problemas de absorción

Luqsafer G-24 Corrector de carencia de hierro

Corrector de carencia de hierro Luqsafer G-24 enriquecido con Nitrógeno y Potasio para aplicación directa en suelo. Esta composición aporta minerales de hierro al suelo junto con dosis de potasio y potencia la absorción de la planta gracias al aporte en nitrógeno. Disponible en formato de 1 kg y 5 kg


Causas de la Carencia de Hierro

  • En Suelos básicos, con pH>7.
  • Suelos ácidos ricos en fosfatos solubles.
  • Antagonistas como el manganeso en estado soluble.
  • Riego con aguas duras.
  • Factores como la compactación del suelo.
  • El encharcamiento. Las raíces no reciben suficiente oxígeno.
  • Determinados herbicidas.
  • Contaminación por CO2.
  • La inhibición del crecimiento de las raíces.
  • Acción de elementos metálicos, como, por ejemplo: Cobre o Zinc.
  • El substrato no contiene manganeso.
  • Escasez de hierro en el suelo.
  • La temperatura de las raíces es baja.
  • Enfermedades en raíces.
  • Exceso de luz en el depósito de solución nutriente que genera el crecimiento de algas.
  • Plan de abonado desequilibrado.
  • Exceso de azufre.
  • Exceso de enmiendas orgánicas mineralizables.
  • Otras.

La clorosis férrica se puede dar porque el pH suelo sea demasiado alcalino y aunque haya hierro en abundancia, por su falta de solubilidad, la planta no lo puede absorber.

También, en ocasiones, las plantas cloróticas pueden tener abundancia de hierro en sus raíces, pero como éste tiene escaso poder de movilización y translocación en la planta, no consigue acceder a las hojas.

Esta falta de absorción del hierro también se puede producir por un pH del suelo demasiado elevado, o, por un exceso de carbonatos que inhibe la respuesta de las plantas.

Las plantas tienen dificultad para absorber hierro cuando los suelos tienen altos niveles de metales pesados como el níquel, el cromo, el cobalto, el zinc, el cobre o el magnesio.

Otro de los motivos que impiden la absorción del hierro son los suelos demasiado arcillosos o encharcados.

Y llegado a este punto donde confirmas que es una deficiencia de hierro ¿Cómo puedes solucionarlo? Lo vemos a continuación. 

Soluciones para la Deficiencia de Hierro en Cultivos

Dentro de las soluciones más comunes a aplicar en los cultivos, encontramos: 

  1. Prevenir: averiguar el tipo de pH del suelo y su contenido de caliza. 
  2. Aplicar por vía radicular o foliar quelatos de hierro, que evitan la insolubilización del hierro en el suelo. 
  3. Realizar aplicaciones de abonos foliares de micronutrientes. 
  4. Para árboles de cierta edad: Inyecciones de tronco. 
  5. Acidificar el suelo para liberar el hierro insolubilizado y hacerlo disponible para las raíces. 
  6. Acidificar el agua de riego con ácido cítrico.
  7. Evitar la sobrefertilización con zinc o manganeso.
  8. Mejorar el drenaje, aireación del suelo. Evitar compactaciones.
  9. Amentar la temperatura de las raíces.
  10. Análisis y mejora del sustrato.

Nota: es fundamental realizar una consulta profesional a un ingeniero agrónomo, quien determinará las acciones, análisis y medidas a tomar para resolver de manera eficaz y segura los problemas de deficiencia de hierro en el cultivo.

Estos son, en resumen, los puntos más importantes que debes tener en cuenta para poder diferenciar una carencia de hierro, saber cuáles son sus causas y las soluciones más eficientes para resolver los problemas productivos y, prevenir las deficiencias de hierro en olivar, cítricos u otros frutales, cereales, hortícolas y en el resto de los cultivos, tanto extensivos como intensivos.

Si eres de los que busca de manera constante formas de mejorar tu cultivo y quieres conocer los productos de calidad que brindan la solución a esta deficiencia, visita nuestra tienda online haciendo clic Aquí.