¿Cuál es el clima óptimo para el cultivo de melocotón?

Como bien sabéis, la temperatura es un factor climático clave que influye en los distintos procesos que ocurren en melocotonero, a lo largo del ciclo vegetativo. Según la estación, la temperatura afecta de distinto modo a la planta.

Vigila la temperatura en otoño y principios de invierno

Las bajas temperaturas pueden provocar daños en la planta. La magnitud de éstos  depende de la duración e intensidad de la helada y del estado de la planta (reposo,  estado sanitario, lignificación, patrón). El árbol es capaz de resistir temperaturas de  hasta -30°C cuando se encuentra en reposo vegetativo. Las yemas van siendo  más sensibles cuando la actividad vegetativa recomienza.

Se ha observado que existe una gran variabilidad dentro de la especie a la cantidad de  horas-frío necesarias (vernalización), existiendo algunas variedades de muy bajas  necesidades y otras con altas. Algunos modelos para calcular las horas-frío han sido  realizados tales como el de Weinberger o el de Utah. Existen algunas variedades con  pocas necesidades de horas-frío (variedades americanas o las oriundas de Canarias con menos de 100 horas-frío) mientras que otras tienen altas necesidades (melocotón de Calanda  con más de 1200 horas-frío).

Se puede decir que el cultivo se está meridionalizando en  búsqueda de la precocidad o extraprecocidad de la recolección, lo cual ha sido posible  gracias a la disponibilidad de variedades con bajas necesidades de frío (low chilling).  Cuando la variedad no recibe las horas-frío necesarias se producen irregularidades en  la brotación (lentitud en el crecimiento vegetativo) y floración (retrasos). El rango de  variedades permite tener melocotoneros en climas notoriamente distintos debido a las  diferentes exigencias en horas-frío de las distintas variedades.

Las temperaturas otoñales elevadas pueden provocar el aborto, caída u otras  alteraciones de yemas florales tras haberse iniciado. Temperaturas de 25°C durante  dos semanas destruyen el conjunto de los primordios florales.

Floración del melocotonero: temperatura en primavera

Floración del Melocotonero-Sembralia

Las flores abiertas y frutos jóvenes son poco resistentes a las temperaturas inferiores a  -3°C, que provocan su destrucción. El periodo de floración es el que más riesgo corre  de pérdida de cosecha. En función de la probabilidad de heladas se define la posible  área de extensión de las variedades. 

La fecha de desborre está marcada por la acumulación de horas-calor. La velocidad de  crecimiento aumenta con la temperatura. El modelo de predicción de la fecha de  desborre se hace con la suma de temperaturas. Estas se empiezan a contar a partir de  una fecha determinada y una temperatura umbral fijada por el modelo. Richardson calculó mediante el modelo Utah (T umbral 4,5°C, fecha comienzo fin de la dormancia)  los grados-hora necesarios correspondientes a diferentes estados fenológicos. Por  ejemplo, para la yema hinchada, hacen falta 2000grados-hora en la variedad Redhaven. 

La temperatura es un factor muy influyente en los siguientes estadios de la planta. Durante la polinización, son necesarias temperaturas superiores a 10°C para la  actividad polinizadora de los insectos. La fecundación y el posterior cuajado están  favorecidas por temperaturas medias suaves (T>10°C). Las temperaturas inferiores  provocan ralentización de los procesos y aborto del embrión.

¿Y qué hacemos con el calor en verano?

El melocotón tiene un óptimo térmico fotosintético bastante elevado (alrededor de los  30°C). Como en otras especies, la alternancia de temperaturas diurnas y nocturnas  favorece el balance de asimilación neta. Las altas temperaturas favorecen el desarrollo  de los frutos especialmente después de la floración mientras que las temperaturas  bajas producen el agrietamiento. La temperatura afecta a la coloración de la  epidermis, la forma y composición química del fruto.

El sol es buen amigo del melocotón, pero con cuidado

Se trata de un árbol muy heliófilo. El melocotonero es sensible a la lacra de luz  presentando carencias (defoliación, floración insuficiente, mala coloración del fruto)  en plantaciones mal iluminadas o con mucha competencia. 

Agua: vigila el estrés hídrico del melocotonero

El melocotón es una especie que acusa la ausencia de agua manifestándose a través de  la disminución del crecimiento vegetativo global. La escasez hídrica afecta asimismo a  la calidad y cantidad de frutos sobre el árbol. Una sequía prolongada durante el  periodo de desarrollo del fruto puede llevar a la caída del mismo. Entre otros  parámetros, la escasez hídrica influye en la coloración, las cualidades organolépticas y  la aptitud para la conservación del fruto. Si se produce una lluvia abundante después  de un periodo de sequedad pueden presentar resquebrajamiento (especialmente las  nectarinas y bruñones). 

Pese a esta exigencia de agua, se puede observar en el anuario del MARM plantaciones  de melocotoneros en secano en CCAA donde las precipitaciones no son muy elevadas (como por ejemplo en Comunidad Valenciana). La carencia de agua exige un cuidado  de otros parámetros para optimizar la eficiencia de uso del agua (EUA). En cualquier  caso, los cultivos en secano producen 1.5-7 veces (función del clima) menos que uno  de regadío.

Las necesidades de agua del melocotonero dependen del clima (precipitación,  temperatura, insolación y humedad), del suelo (textura, pendiente…) y de factores  culturales (cobertura de suelo, densidad de plantación, orientación, variedad y periodo del ciclo).

El melocotonero es una especie especialmente sensible al encharcamiento debido a la  asfixia radicular. Asimismo, un entorno edáfico húmedo favorece el desarrollo de enfermedades criptogámicas. En cuanto a la humedad ambiental, el melocotonero es una especie adaptada a la baja humedad ambiental.

El viento perjudica los frutos del melocotonero

Produce daños en hojas y frutos debido al roce entre sí. Esto es una causa importante  de la depreciación sufrida por los frutos. Los vientos secos puede aumentar  considerablemente la ETP de los cultivos debido al fenómeno de advección. En algunos  casos, para proteger a las plantas, se disponen barreras cortavientos.

Bajas temperaturasMelocotónMelocotoneroSembraliaTemperaturas

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados

Productos de temporada

Nutrex Cuaje - Bioestimulante de uso agrícolaNutrex Cuaje - Bioestimulante de uso agrícola
ASCENZA Nutrex Cuaje - Bioestimulante de uso agrícola
Precio de venta€24,04
Disponible
Nutrex Olivo L - Abono NPK 12-3-6
ASCENZA Nutrex Olivo L - Abono NPK 12-3-6
Precio de venta€29,55
Agotado
Bioestimulantes Hemostar ProteicoHemostar Proteico-Bioestimulante
Nutrientes de Aragon Hemostar Proteico-Bioestimulante
Precio de venta€14,26
Disponible

Productos destacados

Ver todos
Nutrex Cuaje - Bioestimulante de uso agrícolaNutrex Cuaje - Bioestimulante de uso agrícola
ASCENZA Nutrex Cuaje - Bioestimulante de uso agrícola
Precio de venta€24,04
Disponible
Bioestimulantes Hemostar ProteicoHemostar Proteico-Bioestimulante
Nutrientes de Aragon Hemostar Proteico-Bioestimulante
Precio de venta€14,26
Disponible
Fertiormont Potasio-Fertilizante líquidoFertiormont Potasio-Fertilizante líquido
Fertiormont Fertiormont Potasio-Fertilizante líquido
Precio de venta€43,12
Disponible
MISSYLK - Bioestimulante de uso agrícola NPKMISSYLK - Bioestimulante NPK
ASCENZA MISSYLK - Bioestimulante de uso agrícola NPK
Precio de venta€21,41
Disponible
Fortan - bioestimulante para engorde
ASCENZA Fortan - bioestimulante para engorde
Precio de venta€37,96
Disponible