El papel del fósforo en el crecimiento vegetal

El fósforo, junto al nitrógeno y al potasio, es uno de los nutrientes esenciales que necesitan nuestros cultivos para garantizar su correcto desarrollo . Por tanto, una cosecha productiva y rentable, requiere necesariamente del fósforo, porque ayuda a la conversión de la energía del sol y de otros elementos químicos como el nitrógeno.

En primer lugar, cabe señalar que el fósforo es un actor principal en la fotosíntesis, en el transporte de nutrientes a la planta y en los procesos de transferencia de energía, porque forma parte de la famosa molécula ATP. También garantiza a la planta un buen desarrollo radicular, la dota de resistencia a enfermedades y condiciones meteorológicas y acorta el ciclo vegetativo favoreciendo la maduración y la calidad de los frutos.

Por el contrario, si las necesidades fosfóricas del cultivo no están cubiertas y hay carencia del nutriente , se pueden producir síntomas fatales para las plantas como son:

  1. El bajo desarrollo radicular y, por tanto, la reducción de la parte aérea

  2. Ls defoliación de las plantas, es decir: la pérdida de hojas

  3. La disminución y el retraso de la floración

  4. El cuajado deficiente y la perdida de calidad de los frutos

Para evitar todos estos problemas aconsejamos la suplementación con fósforo, especialmente en frutales y hortícolas, precisamente en el periodo de octubre a mayo.

Fósforo en el suelo: ¿por qué no siempre está disponible?

La peculiaridad de este elemento es que dependiendo de la forma en la que esté en el suelo, puede estar disponible o no para la planta. Las formas en las que está presente el fósforo en el suelo son las siguientes:

  1. La primera de ellas es en la solución del suelo, y en este caso el fósforo esta disponible y listo para que la planta lo asimile.

  2. También puede estar fijado en el complejo arcillo-húmico, por tanto, en una forma cambiable, esto significa que puede pasar a la solución del suelo y estar disponible para las plantas.

  3. La tercera forma en la que nos podemos encontrar el fósforo es atrapado en el suelo, esto implica que no puede ser asimilado por las plantas porque está precipitado como fosfato cálcico en los suelos básicos y en los geles de hierro y aluminio en suelos ácidos, o porque está en forma de materia orgánica.

  4. Por último, podemos encontrarlo formando parte de la roca madre, lo que implica que tampoco es asimilable por la planta.

En el caso de los suelos españoles es que, a pesar de que el contenido total de fósforo suele ser alto, es necesario hacer un análisis completo (Método Olsen o Método Bray) para identificar que fracción de fósforo está disponible para las plantas.

El motivo de la importancia del análisis es consecuencia de que nuestros suelos, en general, son calcáreos. Esto implica que hay un alto contenido en calcio y provoca que el fósforo precipite formando fosfatos insolubles que atrapan el fósforo en el suelo, no permitiendo que las plantas puedan absorberlo.

Debido a la gran necesidad de corregir la carencia de fósforo asimilable, que afecta al desarrollo del cultivo y a la productividad de nuestros agricultores, surge YaraVita Starphos. Este producto, es una solución concentrada formulada cuyo elemento principal es el fósforo.

 

 

Yara Vita Starphos, fósforo especializado para hortícolas

El producto Yara Vita Starphos es una excelente opción para suplementar fósforo en hortícolas. Se presenta en un recipiente ergonómico y su apariencia es un líquido rojo oscuro.

Gracias a la alta tecnología desarrollada por Yara, Starphos garantiza la disponibilidad del fósforo de manera eficiente, es decir, hay una mayor disponibilidad con menos cantidad de fósforo. Además, la disponibilidad no se ve afectada por pH altos en el suelo, por contenido en carbonato cálcico o por las bajas temperaturas que son tres de los principales motivos por los que se bloquea el fosforo en el suelo.

Otra de las características diferenciales de Yara Vita Starphos es la seguridad que ofrece para las plantas, las semillas y las instalaciones, dado que el pH está tamponado. 

La composición de este producto es PK (Mg) 29,7-5 (6,8):

• P2O5 soluble en agua 29,7%

• K2O soluble en agua 5%

• MgO soluble en agua 6,8%

Este tipo de formulación, con contenido en potasio y magnesio, tiene un efecto sinérgico con el fósforo que le permite a la planta asimilarlo de manera más eficiente.

 

Aplicación de fósforo por vía foliar: la forma más eficiente

La aplicación del fertilizante puede realizarse de tres formas, como suele ser habitual:

  1. Vía foliar

  2. Por fertirriego

  3. Aplicándolo directamente al suelo durante la siembra

En el caso de la fertiirrigación cobra aún más importancia el factor de la eficiencia debido a que es significativamente más eficiente que cualquiera de las fuentes tradicionales.

Por el contrario, si la aplicación de Yara Vita Starphos es por vía foliar la rapidez de absorción, y la capacidad para mezclar el producto en el tanque con otros agroquímicos sin que haya antagonismos, son las características que marcan la diferencia.

Por último, el momento de aplicación y las dosis recomendadas para los distintos tipos de plantaciones cuando se aplica el producto por fertiirrigación o vía foliar son las siguientes:

  • Frutales: 25-40 l/Ha en una aplicación desde yema hinchada a caída de pétalos o floración. En cítricos, el producto debe aportarse antes de la floración.

  • Uva: 25-40 l/Ha en hinchado de yemas (cuajado) una sola vez.

  • Hortícolas: 15- 25 l/Ha para garantizar el aporte de Fósforo al inicio del cultivo

    • Patata: Aumento del número de tubérculos si se aplica antes de la tuberización y aumento de tamaño de tubérculos si se aplica después de la tuberización.

    • Melón y sandía: Una aportación a partir del segundo riego

    • Lechuga: Una aportación en el primer riego

    • Cebolla y ajo:

      • Cebolla de trasplante: aplicación en el primer riego

      • Cebolla de siembra directa: aplicar en la fase de 3-4 hojas

      • Ajo: aplicar en fase de 3 hojas

  • Cultivos de invernadero: Según objetivos. Aplicación continuada de 3-7l cada 100m3 de solución nutritiva.

  • Olivo: 5-10l/Ha si se aplica vía foliar y 25l/ha vía fertirriego, en ambos casos aplicar antes de floración.

En el caso de aplicar el producto directamente al suelo durante la siembra, en zanahoria, cereal, maíz, colza, cebolla, soja, remolacha, girasol y tomate, se aplicarán 15-30 l/Ha dirigiendo el producto sobre la semilla. En patata la dosis debe aumentarse hasta los 40l/Ha.

 

FoliarFosforoHortícolasStarphosYara

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados