Uso de micorrizas en la agricultura

¿Qué sabes de las micorrizas y su uso en la agricultura?

Te contamos los beneficios de utilizar microorganismos en tus cultivos

Queremos explicaros qué son las micorrizas y para qué sirven. Tenemos que tener claro que los microorganismos son imprescindibles para mantener la fertilidad del suelo, para desarrollar cultivos fuertes y sanos. Por eso es tan importante vigilar el estado y composición de nuestros suelos, para poder aportar microorganismos en beneficio de nuestras plantas. y benefician la nutrición y el crecimiento de las plantas. Si bien hablamos de las funciones de los microorganismos en la agricultura en otro artículo de Sembralia, hoy nos queremos centrar en las micorrizas.

Micorrizas en las raíces de una planta 

Ventajas en el uso de micorrizas en la agricultura

La función principal de las micorrizas es apoyar el crecimiento de las plantas a través de promover el enraizamiento. Pero no solo eso, estos microorganismos pueden ayudar a la biodisponibilidad de múltiples nutrientes, muy interesantes para varios cultivos, como:

  • Mn (Manganeso): Bacillus, 49 Pseudomonas y Geobacter. En los suelos algunas bacterias de la rizosfera transforma el manganeso a la forma química metabólicamente usada por las plantas. El Mn también juega un papel importante en la resistencia de las plantas a las enfermedades, incrementando la resistencia de los tejidos de las raíces a la penetración de patógenos; consecuentemente, se espera que las plantas deficientes en Mn sean más susceptibles a enfermedades de cuello y raíz. Los reductores de Mn efectivos de la rizosfera (p.e., Pseudomonas sp.) pueden tener efectos beneficiosos no solo sobre la nutrición de las plantas sino también como biocontroladores de patógenos 
  • Hierro (FE): Bacillus, Pseudomonas, Geobacter, Alcaligenes, Clostridium, y Enterobacter. El Fe del suelo está presente como un componente de la estructura de minerales insolubles. Las bacterias de la rizosfera pueden transformar el hierro a la forma requerida por las plantas. En condiciones de deficiencia de Fe, algunas bacterias de la rizosfera, particularmente Pseudomonas fluorescentes, producen agentes quelantes (sideróforos) que forman con Fe2+ complejos solubles disponibles para estas bacterias. Scher (1986) descubrió que la bacteria Pseudomonas putida produce un sideróforo que captura el Fe que necesita el hongo patógeno Fusarium Oxysporium para sintetizar enzimas que degradan las paredes celulares de la planta y penetrar en la planta. Bajo este sistema la bacteria Pseudomona putida es un buen agente de control biológico. Sin embargo, al aplicar quelatos de síntesis tipo Fe-EDTA el mecanismo de control sobre F. oxysiporium desapareció. Van Peer et al. (1990) encontraron efectos similares con EDDHA. De nuevo, los mecanismos relacionados con efectos nutricionales participan en el biocontrol de plantas patógenas.
  • S (Azufre): Existen bacterias (Thiobacioluus oxidans) que son capaces de oxidar el S elemental o sulfuros, y producir la forma química que la planta absorbe. Los microorganismos descomponedores de la materia orgánica liberan enzimas que liberan el S de los compuestos que lo contienen (R-SH) y, posteriormente, es oxidado para formar sulfato.

  • N (Nitrógeno): El N es uno de los nutrientes más limitativos para el crecimiento de las plantas. Algunas bacterias de la rizosfera tienen la capacidad de fijar N en formas orgánicas que pueden ser usadas por las plantas. La reacción de reducción necesaria es realizada exclusivamente por algunas bacterias, actinomicetos y cianobacterias. La fijación de N la realizan estas micorrizas en forma libre o asociados con plantas y hongos. Algunas asociaciones simbióticas implican la formación de estructuras especializadas (p.e., nódulos) mientras que otras no forman tales estructuras, pero sí hay intercambio de materiales. Entre las bacterias fijadoras de N se destacan las de los géneros Rhizobium, Bradyrrhizobium, Mesorhizobium, Allorhizobium, Sinorhizobium, y Mesorhizobium, que forman simbiosis con leguminosas. El suministro de compuestos ocurre en el interior de los nódulos y así se evita la competencia con otros microorganismos.

 

Una de las simbiosis asociativas más estudiadas es la formada por Azospirillum spp. y las raíces de numerosas gramíneas, incluyendo cultivos de cereales importantes. Se han reportado incrementos en el crecimiento y rendimiento de las plantas del 5% al 30% con beneficios que parecen deberse a una producción de reguladores de crecimiento de las plantas (auxinas, giberelinas y citoquininas), que estimulan el crecimiento de los pelos radicales, con una mayor obtención de los nutrientes. El efecto favorable no es debido solo a la fijación de N.

Otras bacterias fijadoras de N no simbióticas como Azotobacter chrococcum, Bacillus polymyxa y Clostridium pasteurianum han incrementado el vigor de las semillas de maíz, trigo y tomate, y han promovido una floración más temprana en tomate. Quizá la respuesta también se debe a efectos hormonales y no necesariamente a la fijación de N. Respuestas positivas en el crecimiento de las plantas con fijadores de N pueden esperarse en suelos donde el suministro de N deba ser limitado.

De manera similar, los suelos erosionados que han perdido la materia orgánica de su superficie o que han estado bajo quemas, pueden ser rehabilitados con el crecimiento de plantas al usar bacterias fijadoras de N.

Cuando se emplean leguminosas, la inoculación con su simbionte (Rhizobium o géneros relacionados) puede mejorar el establecimiento de plantas. Una aplicación práctica de la fijación de N en el manejo de los suelos es el empleo del abono verde. El abono verde consiste en la incorporación de un cultivo en la capa arable. Proceso al que podemos ayudar aportando microorganismos descomponedores de materia orgánica.

Respecto a las micorrizas, tenemos que tener claro que este hongo se va a establecer en las raíces de las plantas y que las va a colonizar. Lo importante es que lo hace sin hacerles absolutamente ningún daño, sino que las micorrizas aportan muchos beneficios.

En resumen, gracias a ellas tendremos cultivos más sanos y más productivos. Por eso, debemos potenciar el uso de productos que incorporan estos microorganismos, ya que con ello estamos apoyando el desarrollo de las plantas a través del suelo.

 

Efectividad de las micorrizas en la agricultura

¿Sabías que la efectividad de la micorriza depende del sistema de producción?

En Sembralia nuestros clientes suelen preguntar con frecuencia: ¿Cuáles son las especies de micorriza presentes en nuestros productos? Esta cuestión es crucial para asegurar el éxito de tu cultivo, ya que una simbiosis efectiva entre las plantas y las micorrizas es esencial. Si elegimos la micorriza correcta lo más probable es que obtengamos un mayor rendimiento en el cultivo.

En el mercado internacional, la producción de inóculos de micorriza a menudo enfrenta desafíos en cuanto a la efectividad de la simbiosis con las plantas. Esto se debe, en parte, al sistema de producción empleado. Existen tres sistemas principales de producción de micorriza:
  1. Producción in vivo en campo abierto.
  2. Producción in vivo en condiciones de invernadero.
  3. Propagación in vitro.

El sistema in vitro ha sido ampliamente utilizado en laboratorios de todo el mundo para investigaciones científicas básicas. Sin embargo, la comparación de una misma cepa de micorriza producida tanto in vivo como in vitro en el mismo estado de maduración es un tema menos explorado.

Desde Atens nos han hecho llegar un reciente estudio realizado por el IRTA, que se centró en la cepa de Rhizoglomus irregulare BEG 72 y su reproducción tanto in vivo como in vitro, con un tiempo de crecimiento de inóculo de 6 meses en ambos casos. Los resultados de este estudio con micorrizas revelaron diferencias significativas en el tamaño de las esporas producidas in vivo y in vitro, con 83 µm y 117 µm, respectivamente. También se observó que las esporas in vivo estaban menos pigmentadas. En condiciones de invernadero, las esporas in vivo lograron una colonización significativamente mayor después de 10 semanas en comparación con las esporas in vitro. Estos hallazgos sugieren que las diferencias en el tamaño de las esporas se deben a adaptaciones del hongo en diferentes entornos de crecimiento. Además, el menor tamaño de las esporas in vitro podría relacionarse con la disponibilidad de nutrientes en las placas de Petri. Esto resalta la importancia de considerar tanto la cepa como el sistema de producción al seleccionar micorrizas para tus cultivos.
Elección de la micorriza adecuada para su uso en determinados cultivos

Sembralia te ayuda con la elección de la micorriza adecuada

Para lograr resultados óptimos en tu campo, es esencial comprender qué especie de micorriza deseas incorporar y cómo esa elección impactará en tus plantas. La identificación de la cepa es igualmente importante, ya que te permite acceder a investigaciones respaldadas por la comunidad científica y conocer qué grupos de expertos respaldan dichas publicaciones.

Consulta con los expertos de Sembralia para recibir un asesoramiento independiente. Los ingenieros agrónomos de nuestro equipo te sabrán orientar sobre qué producto se adecúa más a tus necesidades y cómo aplicarlo.

MicorrizasMicroorganismosSuelos

4 comentarios

Sembralia

Sembralia

Hola René,
Muchas gracias por tu comentario, uno de nuestros agentes se pondrá en contacto contigo.
Un saludo.

Sembralia

Sembralia

Hola Roman,
¡Muchas gracias por tu comentario!
Puedes contactar con nosotros por whatsapp o llamando al 648 906 006, también puede hacernos cualquier consulta a través de info@sembralia.com.
Un saludo.

Rene Bulmaro Méndez García

Rene Bulmaro Méndez García

Me interesan sus productos serían tan amables en mandarme las fichas técnicas de lo que ofrecen? Gracias por la buena atencion

Roman

Roman

hola necesito asesoramiento sobre estos productos, tienes whatsapp?
Micorrizas
Microorganismos

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados

Productos de temporada

Nutrex Cuaje - Bioestimulante de uso agrícolaNutrex Cuaje - Bioestimulante de uso agrícola
ASCENZA Nutrex Cuaje - Bioestimulante de uso agrícola
Precio de venta€23,48
Disponible
Nutrex Olivo L - Abono NPK 12-3-6
ASCENZA Nutrex Olivo L - Abono NPK 12-3-6
Precio de venta€29,55
Agotado
Bioestimulantes Hemostar ProteicoHemostar Proteico-Bioestimulante
Nutrientes de Aragon Hemostar Proteico-Bioestimulante
Precio de venta€14,26
Disponible

Productos destacados

Ver todos
Nutrex Cuaje - Bioestimulante de uso agrícolaNutrex Cuaje - Bioestimulante de uso agrícola
ASCENZA Nutrex Cuaje - Bioestimulante de uso agrícola
Precio de venta€23,48
Disponible
Fertiormont Potasio-Fertilizante líquidoFertiormont Potasio-Fertilizante líquido
Fertiormont Fertiormont Potasio-Fertilizante líquido
Precio de venta€43,12
Disponible
Bioestimulantes Hemostar ProteicoHemostar Proteico-Bioestimulante
Nutrientes de Aragon Hemostar Proteico-Bioestimulante
Precio de venta€14,26
Disponible
MISSYLK - Bioestimulante de uso agrícola NPKMISSYLK - Bioestimulante NPK
ASCENZA MISSYLK - Bioestimulante de uso agrícola NPK
Precio de venta€21,41
Disponible
Fortan - bioestimulante para engorde
ASCENZA Fortan - bioestimulante para engorde
Precio de venta€37,96
Disponible