¿Cuál es el papel de cada nutriente en la fertilización del pistacho?

Nutrientes para el pistacho

A la hora de hacer un plan de abonado del pistacho, es crucial saber cuál es la mejor época para comenzar la fertilización.

En el artículo 'Conociendo el cultivo del pistacho' os dimos una serie de pautas sobre las caracerísticas de los pistacheros, para establecer el correcto plan de abonado, que debe contener:

  1. Nitrógeno
  2. Fósforo
  3. Potasio
  4. Calcio y magnesio
  5. Hierro
  6. Manganeso y Zinc
  7. Boro
  8. Cobre 

 

 

Una vez que tenemos claro el calendario, pasemos a conocer cuáles son los elementos que necesita el pistacho y en qué cantidades:

 

1. NITRÓGENO

En líneas generales, el nitrógeno es un elemento clave para el crecimiento y desarrollo del árbol. Es el nutriente más consumido, con unos 700 g/árbol, que van a parar principalmente al fruto, siendo la primavera y el llenado de fruto los períodos de mayor demanda.

Año

Crecimiento primaveral

Llenado de fruto

Total

ON (g/árbol)

243

543

786

OFF (g/árbol)

317

403

720

Consumo de nitrógeno en g/árbol durante el crecimiento primaveral y el llenado de fruto. Fuente: Rosecrance et al. (1996)

 

Si tenemos en cuenta los datos de la tabla anterior, queda claro que los aportes de nitrógeno deberán realizarse desde el comienzo de la primavera hasta finales de mayo y desde el inicio del verano hasta finales de julio.

 

2. FÓSFORO

El fósforo favorece el desarrollo de las raíces y el proceso de floración, así como el cuajado, la calidad y el tamaño de los frutos.

A pesar de su importancia en los procesos celulares, no se consume en cantidades elevadas, tal y como podéis ver en la siguiente tabla:

Año

Crecimiento primaveral

Llenado de fruto

Total

ON (g/árbol)

3

54

57

OFF (g/árbol)

26

47

73

Consumo de fósforo en g/árbol durante el crecimiento primaveral y el llenado de fruto. Fuente: Rosecrance et al. (1996)

 

Según la tabla anterior, los períodos de mayores requerimientos son la primavera y el llenado de frutos, si bien, como las cantidades no son muy altas, para el pistacho puede realizarse un único aporte en primavera.

 

3. POTASIO

El potasio favorece la formación de azúcares e incrementa el contenido de aceite de los frutos, acelerando la maduración y aumentando la calidad de éstos, además de incrementar su tamaño y peso.

Por este motivo, es un nutriente esencial para el pistacho principalmente durante el período de llenado de fruto, por lo que su aplicación se llevará a cabo en los meses de mayo, junio y julio.

Año

Crecimiento primaveral

Llenado de fruto

Total

ON (g/árbol)

0

1104

1104

OFF (g/árbol)

3

479

482

Consumo de potasio en g/árbol durante el crecimiento primaveral y el llenado de fruto. Fuente: Rosecrance et al. (1996)

 

4. CALCIO Y MAGNESIO

El calcio, desde el punto de vista bioquímico, juega un papel clave en los procesos de crecimiento y división celular. Agronómicamente, favorece el crecimiento de las raíces y es fundamental durante el cuajado y llenado del fruto.

A pesar de que, junto con el nitrógeno, es el nutriente más consumido por el pistachero, no suelen realizarse aplicaciones de este elemento, ya que suele estar presente en los suelos donde se cultiva este árbol.

Si tu plantación se sitúa en zonas de suelos ácidos, sí que podría ser necesario realizar un pequeño aporte de calcio, por ejemplo, en primavera, ya que podría estar poco disponible para el árbol.

En el caso del magnesio, su dinámica en el suelo es similar a la del calcio, por tanto, si tenemos una parcela de suelo ácido, sería recomendable incorporar también magnesio a la aplicación de calcio que se realice en primavera.

 

5. HIERRO

El hierro interviene en la formación de la molécula de clorofila, así como en la transferencia de energía durante la respiración celular y la fotosíntesis y en procesos de reducción de nitratos.

Los suelos calizos, con pH elevado, suelen presentar una baja solubilidad de este nutriente, impidiendo que sea absorbido por la planta de pistacho, lo que muchas veces lleva a sufrir clorosis férrica.

Esto es común en gran parte de las zonas donde se cultiva el pistachero en España, donde se hace necesaria la fertilización con quelatos de hierro.

 

6. MANGANESO Y ZINC

Con estos dos elementos la situación es similar a la del hierro, es decir, si nuestra parcela tiene un pH elevado, podrían aparecen deficiencias de estos nutrientes, lo que haría necesario un aporte extra en el pistacho, normalmente vía foliar.

 

7. BORO

Las necesidades de boro requeridas por el pistachero son de las más elevadas entre los árboles frutales, por lo que, en caso de que se detecte una deficiencia de este nutriente, será necesario realizar una aplicación en el pistacho, normalmente vía foliar, a finales del mes de abril.

 

8. COBRE

El cobre es otro de los micronutrientes que desempeña un papel fundamental en numerosos procesos metabólicos, siendo especialmente importante en esta especie durante la etapa juvenil del psitacho.

Cabe destacar también la sensibilidad de esta especie a sufrir fitotoxicidad producida por este nutriente, por tanto, de observarse deficiencias de cobre, se realizará una aplicación en primavera, siempre por debajo de la dosis recomendada y vía foliar.

 


 

¿Y qué pasa si tenemos que corregir carencias?

En líneas generales el plan de abonado del pistacho que os proponemos se adapta a todo tipo de suelos, como aporte genérico. Pero en caso de que haya que corregir carencias, existen productos más específicos.

Si, tras realizar un análisis foliar, detectamos que algún micronutriente no se encuentra dentro del rango de normalidad, o en caso de observarse deficiencias de alguno de ellos, te recomendamos la gama de productos Yara Vita.

Aquí te dejamos algunas sugerencias de correctores para los pistacheros:

CARENCIAS DE CALCIO: YaraVita™ STOPIT

CARENCIAS DE MAGNESIO O MANGANESO: YaraVita™ Magtrac

CARENCIAS DE ZINC: YaraVita™ Zintrac

CARENCIAS DE HIERRO: YaraVita™ Nutrel Balance
 

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados