Enmienda caliza en la lucha contra la seca

Plaga de 'seca': una enfermedad que mata encinas, alcornoques y robles

La lucha contra la "seca" es un grave problema que afecta a las formaciones de encinas, robles y alcornoques de España y Portugal. Actualmente nos enfrentamos a la proliferación de esta enfermedad, que hace que los árboles se sequen, como su nombre indica, lo cual destruye ecosistemas a pasos agigantados.

La seca está producida por el pseudohongo Phytophthora Cinnamomi, que es a lo que hay que plantar cara. El plan de acción contra la seca consta de diferentes propuestas, pero una de las más destacadas es controlar este oomiceto, y disminuir su efecto sobre los Quercus (encina, roble y alcornoque).

Para poner freno a la seca sirve la aplicación de enmiendas calizas del suelo, que además promueven un mayor desarrollo de las raíces de las plantas y mejoran la absorción de algunos elementos como el fósforo. Todo esto favorece que haya un mayor número de leguminosas en la composición botánica del pasto y, por tanto, mayor nitrificación del suelo. 

Proliferación de seca en Andalucía

La Comunidad Autónoma de Andalucía ha realizado en los últimos años actuaciones para luchar contra esta enfermedad, entre ellas la Orden de 28 de abril de 2022 por la que se aprueban en la Comunidad Autónoma de Andalucía las bases reguladoras para la concesión de subvenciones a la Medida 10: Agroambiente y Clima”. Esta Orden incorpora una nueva operación, que puede resultar sumamente interesante:

10.1.14. Enmienda caliza del suelo para prevención y control de la podredumbre radical en formaciones adehesadas.

Los compromisos específicos de esta actuación son los siguientes:

  • Incorporación de yeso agrícola (sulfato cálcico), carbonato cálcico o dolomita (carbonato cálcico-magnésico) en la superficie de formación adehesada donde se realiza el compromiso ambiental, entre el 15 de septiembre y el 15 de diciembre del año de solicitud de pago.
  • El período de compromiso de la ayuda será de un año. Tras este período podrá haber prórrogas anuales para alcanzar o mantener los beneficios medioambientales previstos, previa justificación de la necesidad, en cuyo caso, se realizará una revisión de los compromisos.
  • La cantidad de enmienda caliza es de 1.500 kg/ha, dosis que no generan cambios bruscos en las características del suelo, ni excedentes de calcio.

A efectos de verificación del cumplimiento de este compromiso, los solicitantes deberán presentar antes de la finalización del año al que corresponda la solicitud de pago, las facturas de la compra de yeso agrícola, o de carbonato cálcico o dolomita, así como copia del registro documental, durante todos los años del período de compromisos, con los datos referentes a los compromisos agroambientales. Todos estos documentos serán entregados preferentemente en el registro de la Delegación Territorial en cuyo ámbito territorial se encuentre la mayor parte de la superficie de la explotación.

Esta ayuda viene apoyada en la investigación desarrollada por diversos científicos y organismos de la administración andaluza, en la que destacamos los siguientes puntos:

  • Los compuestos más eficaces para disminuir la seca, e incluso anular la capacidad infectiva del patógeno por inhibición de la producción de esporangios con porcentajes mayores del 50% (Serrano et al. 2011a) son:
    • Total: óxido de calcio (cal viva) y carbonato cálcico (calcita y dolomita)
    • Parcial: sulfato cálcico (yeso agrícola)
  • Se ha demostrado que la aplicación de productos de calcio al suelo aumenta los niveles disponibles de este ion, permitiendo una mayor tolerancia a infección por Phytophthora spp. (Sugimoto et al., 2007 y Serrano et al. 2010a).

En este artículo vamos a tratar específicamente el uso de la 3 enmiendas citadas en la orden:

  1. Yeso agrícola
  2. Dolomita
  3. Carbonato cálcico

De este modo, decidimos excluir la cal viva como fuente de aporte de calcio debido a su gran poder corrosivo. Y es que en opinión de los expertos agrónomos de Sembralia, es mejor optar por otro tipo de soluciones para la seca.

Realizando un análisis de costes podemos considerar que los tres productos calcita (carbonato cálcico), dolomita (carbonato calcico-magnesico) y yeso agrícola, tienen unos precios parecidos, debido a que el sistema de extracción y molienda es similar.

El mayor coste viene dado por el transporte desde minas que se encuentran alejadas del área de la dehesa andaluza, que es el foco de aplicación.

Alcaliniza el suelo

Aporta S

Aporta Mg

Contenido CaO

Yeso agrícola

No

Si

No

30%

Dolomita

Si

No

Si

30%

Carbonato cálcico

Si

No

No

53%

 

En cuanto aporte de otros elementos: el yeso aporta azufre y la dolomita magnesio, ambos a costa de sacrificar calcio que es el que nos interesa frente a la enfermedad de la seca.

En cuanto a eficacia, debemos considerar el contenido de ion calcio, o su equivalente en CaO (óxido de calcio) en los 3 elementos, en el que adquiere ventaja el uso de carbonato cálcico que contiene un 76% más de calcio que los otros dos.

Es cierto que la subvención es para 1.500Kg de “enmienda caliza”, con lo cual utilizar esa cantidad del “más barato”, nos hace ahorrar costes, pero a costa de jugar con la propagación de la enfermedad.

Hemos de considerar que, si la subvención cubre el coste de producto y la aplicación de cualquiera los 3 productos, nuestra mayor consideración debe ser la de evitar “la seca”, a toda costa, y por tanto usar el producto más efectivo para luchar contra la seca. 

 

Recomendaciones Sembralia contra la seca

En Sembralia disponemos de los tres tipos de enmienda de los que hablamos. Según las necesidades del suelo, y el volumen, se puede hacer una cotización a gusto del cliente. Además, los expertos de Sembralia están a disposición del público para resolver cualquier duda sobre la aplicación de estas enmiendas a la hora de paliar la seca.

SecaYeso agrícola

2 comentarios

Sembralia

Sembralia

Hola Oscar,
¡Gracias por tu comentario!

oscarmh

oscarmh

Estoy muy interesado en la enmienda calcica

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados