Entradas

¿Cómo aplicar la materia orgánica a tus cultivos?

Aplicar materia orgánica para tu cultivo es uno de los métodos más utilizados para mejorar los suelos destinados a la agricultura. La fertilización de suelos es elemental para todos aquellos terrenos que debido a su explotación agraria se enfrentan a una pérdida de nutrientes, y un deterioro de su estructura, capacidad y nivel de humus.

Para diseñar un buen plan de abonado hay que tener en cuenta tanto las necesidades de nuestro cultivo, como el tipo de suelo que tenemos.

El suelo es el medio que sirve de soporte para las plantas y les aporta agua y nutrientes. Sin embargo, para las plantas no siempre es fácil poder obtener todo lo que el suelo les ofrece, ahí entra en juego la materia orgánica. En primer lugar tenemos que tener claro que si los cultivos no pueden obtener todos los nutrientes que necesitan se debe a factores como la textura o el pH del suelo, y el más importante, el contenido de materia orgánica.

Es por eso que el contenido de materia orgánica juega un papel clave en el suelo, mejora sus propiedades físicas, químicas y biológicas e influye directamente en su fertilización y estructura. Incluir la aplicación de materia orgánica en el plan de abonado tiene varios beneficios tanto para el suelo como para el cultivo.

En definitiva, la materia orgánica proporciona numerosas ventajas entre las que destacan:

  • Mejora la estructura del suelo y lo protege frente a la erosión.
  • Mejora la permeabilidad y la capacidad de retención de agua y nutrientes.
  • Aporta elementos nutritivos al suelo, lo que facilita la absorción de nutrientes.
  • Al mejorar la porosidad del suelo, favorece el crecimiento de las raíces y facilita la germinación.
  • Estimula el crecimiento vegetal y la actividad biológica.
  • Ayuda al cultivo a aprovechar mejor los nutrientes del suelo, pues aumenta la capacidad de intercambio catiónico.

Aunque el suelo ya contenga materia orgánica, es posible que no sea suficiente para abastecer a los cultivos. De hecho, salvo algunas zonas de Galicia y del Norte de la Península, el resto de suelos en España tienen un contenido de materia orgánica menor del 1,5 %. Por ello es tan importante incluir la aplicación de materia orgánica en los planes de abonado.

La sostenibilidad y el incremento de la fertilidad del suelo es un reto que debemos superar en cada ciclo de cultivo en España, y por ahí también tiene la materia orgánica mucho que decir en el entorno rural.

El nombre más conocido que se utiliza para hablar de materia orgánica aplicada al suelo es el compost. Mediante la aplicación regular de compost, conseguimos potenciar la fertilización de los suelos, pero es importante que apliquemos materia orgánica de calidad (con una correcta higienización, y pocas impurezas) ya que en el olor y el aspecto de nuestro compost también nos jugamos mucho.

Si buscas materia orgánica vegetal a granel para ponerte manos a la obra en tu finca, en Sembralia Tienda online te ofrecemos compost natural de origen 100% vegetal a granel, en pelets, en sacos, paletizado o directamente en polvo, de la marca Fertiormont, lo encuentras en la Tienda de Sembralia.

El compost a granel es una de las mejores opciones de uso de materia orgánica porque es sostenible (ya que no se envasa en plásticos agrícolas, generando más residuos) y además es súmamente económico ya que se vende directamente del fabricante. El envío a la finca (con los gastos de envío incluídos) hace que además se reduzcan los costes de almacenamiento y logística, así que te ayuda a mejorar la productividad de tus suelos, cosechas e ingresos.

Este abono sólido en polvo a base de compost que procede de restos de materia orgánica vegetal es una excelente opción para aumentar y conservar el contenido de materia orgánica del suelo. Pero no solo tenemos materia orgánica 100% natural a granel, en camiones, sino que se presenta en diferentes formatos, aptos para cada tipo de explotación (fundamentalmente, según la cantidad de materia orgánica que necesite).

Por ello, se puede adquirir en diferentes formatos:

  1. Sacos
  2. Sacos paletizados (en función del volúmen)
  3. Camiones a granel
  4. Pelets o polvo

El uso regular de materia orgánica aporta al suelo agrícola un nivel equilibrado de fertilización.

No lo dude y conozca la amplia gama de materia orgánica que les ofrece la Tienda Sembralia, así como los tipos y aplicaciones.

 

Productos para mejorar tus suelos y plantas

Garbanzo: patrimonio mediterráneo

Os presentamos las claves del cultivo del garanzo, una rica leguminosa muy popular

El garbanzo (Cicer arietinum) es una especie de leguminosa adaptada al ámbito mediterráneo, por lo que su cultivo en España es bastante habitual. Se trata de una planta herbácea, de aproximadamente 50 cm de altura, con flores blancas o violetas que desarrollan una vaina en cuyo interior se encontrarán dos o tres semillas como máximo. El garbanzo es una legumbre con importantes cualidades culinarias y nutritivas. Y para el éxito de la cosecha del garbanzo es importante conocer el suelo dónde se va a realizar el cultivo. Siempre recomendamos a los agricultores que se inicien en un nuevo tipo de cultivo, como es el garbanzo, tener un buen análisis de suelo. Porque conocer su textura y composición hará que el plan de abonado se adapte mejor a las condiciones y por tanto dé mejores resultados. Hoy os damos las claves en Sembralia del cultivo del garbanzo, tanto de su fertilización como de su progreso, para que la cosecha sea un éxito.

Importancia del suelo para el cultivo del garbanzo

La composición del suelo afecta a la producción final, como en casi todos los cultivos, y lógicamente también a la calidad del garbanzo. Lo bueno de esta leguminosa es que el garbanzo se adapta bien a cualquier tipo de suelo, aunque prefiere las texturas francas o franco arenosas. En el caso de tener exceso de yeso en el suelo el grano será duro. Y en el caso de haber exceso de arcilla el grano será más áspero. Por otro lado, el pH del suelo debe estar entre 6-9 para el correcto desarrollo del garbanzo. También debemos tener en cuenta que el garbanzo es sensible a la salinidad y al exceso de agua. La materia orgánica que haya en el suelo es importante para un buen desarrollo de este cultivo. Al igual que en el resto de las leguminosas, el garbanzo no tolera materia orgánica poco descompuesta.  

Fertilización del garbanzo

Hay que recordar que este cultivo leguminoso es capaz de fijar nitrógeno atmosférico en el suelo, pero eso no puede hacer que nos olvidemos de la fertilización. Pues si pensamos que con el contenido en el suelo de macronutrientes y la fijación simbiótica de nitrógeno es suficiente, podemos afectar negativamente al rendimiento del garbanzo. Para calcular la dosis óptima de abonado para leguminosas se debe tener en cuenta las extracciones de cada uno de los nutrientes. En el garbanzo, son las siguientes cantidades para cada 1.000 Kg de grano:
  • 45kg de N
  • 8 kg de P2O5
  • 35kg de K2O

1. Nitrógeno

En cuanto al nitrógeno, las necesidades de aportación de este elemento son mínimas. Y se reducen a pequeñas cantidades antes de la instalación de Rhizobium en la raíz. Con aportaciones de 20-30 unidades después de la siembra o con la fertilización de fondo sería suficiente. En el resto de las etapas del cultivo, las necesidades quedan cubiertas gracias a la unión simbiótica con Rhizobium.

2. Fósforo

El fósforo es un macronutriente que favorece el desarrollo radicular, del tallo, de la floración y por consecuencia, de la producción. Además, se sabe que aumenta el peso de los nódulos de rhizobium. Por lo que ayuda a la fijación de nitrógeno de manera indirecta. Las aportaciones de fósforo se realizarán sobre todo en suelos de mala calidad o muy agotados. Dependiendo del tipo de suelo se recomienda un tipo de fósforo u otro. Si nuestro suelo es rico en caliza aprovechará mejor los superfosfatos. Sim embargo, si nuestro suelo es arenoso, ácido y pobre en cal, se recomienda el uso de abonos fosforados. Siempre al aplicar fósforo se debe esparcir bien y usar alguna labor superficial para que quede enterrado. Su aplicación será más efectiva si el contenido de este elemento es soluble en agua y citrato amónico.

3. Potasio

El potasio, es un elemento muy importante para la calidad del garbanzo. Tiene un papel importante en la síntesis de hidratos de carbono y la formación de proteínas. En la fertilización potásica la dosis dependerá del tipo de suelo. Por ejemplo, en suelos arenosos la dosis será mayor. Además, debemos enterrar bien estor productos para facilitar su absorción.  

¿Y qué pasa con los microelementos?

Por último, no podemos olvidarnos de los microelementos para el cultivo del garbanzo. En el caso del azufre, el garbanzo es un cultivo con altas necesidades de este micronutriente. Favorece la fructificación y regula la disponibilidad de nitrógeno. Además, moviliza el fósforo, potasio y microelementos. También es importante el magnesio que aumenta la actividad fotosintética y protege al garbanzo de posibles quemaduras solares.

Soluciones Sembralia para la fertilización y crecimiento de garbanzo

En el caso del crecimiento del garbanzo, es crucial tener un buen plan de fertilización que funcione bien con las leguminosas. Hay que tener en cuenta que es bueno usar productos con alto aporte de nitrógeno antes de que se instale Rhizobium en las raíces, pero igualmente con aporte de fósforo. Por ejemplo, una buena opción es este fertilizante:

Fertilizante Alfarem

Este fertilizante aporta nitrógeno, fósforo y microelementos, además de materia orgánica. Este producto está especialmente recomendado para leguminosas, como es el garbanzo, por lo que es muy buena opción. Y esto se debe a que se trata de un abono bioestimulante completo a base con microtecnología.

MC NPK 2-12-2

Una vez rhizobium se haya instalado en la raíz del garbanzo, las aportaciones de nitrógeno no son un factor importante. Durante la floración y cuajado el cultivo necesita mayores aportes de fósforo. Por lo que este NPK es una buena opción, además aporta también algo de nitrógeno que es importante. Se trata de un fertilizante foliar ecológico con gran cantidad de fósforo que ayuda al desarrollo fisiológico de la planta. Primeramente lo destacamos porque proporciona la cantidad necesaria de macroelementos para el desarrollo fisiológico durante una necesidad de fósforo elevada. Y es que la solución NPK tiene una alta concentración de fósforo y aminoácidos. Por eso, estimula el crecimiento y desarrollo de la planta, aportando todos los elementos necesarios. Para terminar, cabe destacar que también potencia la asimilación de otros nutrientes presentes en el suelo, gracias a su poder de desbloquear los elementos del suelo. Permite un buen desarrollo del sistema radicular de la planta.

Sulfato de amonio Deiba

En el garbanzo también es recomendable usar productos que tengan un alto contenido en azufre. Para ello le recomendamos usar este otro producto:, que lo puede usar junto con el resto de NPK. El sulfato de amonio es principalmente utilizado donde se necesita incorporar nitrógeno (N) y azufre (S) para satisfacer necesidades nutricionales de plantas en crecimiento. Provee a la planta de una excelente fuente de azufre que tiene numerosas funciones en el desarollo de la planta, como por ejemplo la síntesis de proteínas. Como la fracción nitrogenada está presente en forma de amonio, el sulfato de amonio es frecuentemente utilizado en suelos anegados para la producción de arroz, donde los fertilizantes a base de nitrato generan desnitrificación del suelo.  
AUTOR: Margarita Blanco, ingeniero agrónomo de Sembralia
Suscríbete de forma gratuita:

    Acepto los términos y condiciones y protección de datos

    Descubre en Sembralia los mejores productos para el cuidado del Garbanzo:

    aguacates pequeños

    ¿Qué necesita el aguacate para crecer fuerte y sano?

    En Sembralia queremos ahondar en el cultivo del aguacate porque se trata de un fruto de gran demanda a nivel europeo. Por eso, entre otras cosas, está considerado un cultivo de alto valor. En España, en los úlimos años, han proliferado las plantaciones de aguacate, ya que son una alternativa que ofrece una gran rentabilidad, por su buen rendimiento. No obstante, para acertar con el cultivo del aguacate, hemos de saber que tiene unas necesidades nutricionales determinadas. Por suerte, las necesidades del aguacate se pueden cubrir con abonos y bioestimulantes. Si quieres saber más sobre el aguacate en nuestro blog podrás encontrar dos artículos más hablando de este fruto tropical: aumento del cultivo de aguacate en España y el aguacate, considerado el oro verde

    Aguacate: pocos requerimientos, pero precisos

    Para hacernos a la idea de las necesidades nutricionales que suele tener el aguacate, las medidas aproximadas son:
    • 75-150 kg/ha de Nitrogeno
    • 20 kg/ha de P2O5
    • 100-300 kg/ha de K2O
    Por otro lado, hay que tener cuidado con las aportaciones de estos nutrientes, sobre todo con las medidas y las fechas. Por ejemplo, en los meses de abril-mayo no hay que excederse con los aportes de Nitrógeno pues esto podría llevar a la caída del fruto. Para saber si las necesidades nutritivas quedan cubiertas con el abonado que se ha realizado se puede hacer un análisis foliar además de conocer el estado fenológico de los árboles de nuestra finca.

    Fertilización del aguacate en detalle

    A continuación, vamos a dar las claves de la aplicación de los elementos más importantes para el cultivo del aguacate, que son:

    Nitrógeno

    La falta de nitrógeno se muestra en el aguacate con un amarilleo generalizado de las hojas que pueden llegarse a deformar y acabar cayendo. Además, la escasez de nitrógeno lleva a una disminución de la producción. El exceso de nitrógeno causa un crecimiento excesivo en brotes y de la madera, y por lo tanto una disminución de la cantidad y calidad de la cosecha.

    Momento idóneo de aplicación

    De forma general, se recomienda aplicar nitrógeno de forma concentrada en los meses de abril y julio: La aplicación de abril permite que el crecimiento primaveral y el desarrollo de los frutos sea óptimo. La aportación de julio mantiene el crecimiento vegetativo de verano y el de los frutos. Es importante recordar que La Normativa de aportes de nitrógeno en áreas sensibles se debe cumplir y zonas como El Valle de La Orotava (Tenerife) está incluida.

    Fósforo

    En cuanto al fósforo las deficiencias producen hojas de color marrón, pequeñas, redondeadas. Produce defoliación y decaimiento de brotes. Estos signos son muy difíciles de observar en campo. Hay que tener cuidado con los excesos de fósforo pues pueden dar lugar a deficiencias de hierro y reducir la absorción de cinc, cobre y magnesio.

    Momento idóneo de aplicación

    Cuando se produce el crecimiento activo de las raíces, momento en el que hay mayor capacidad de absorción.

    Potasio

    El potasio es un nutriente esencial en la calidad del fruto. Las deficiencias de potasio se muestran en las hojas del aguacate en que estas tienen el ápice y el borde quemado. Si la deficiencia es grave se pueden llegar a defoliar las ramas superiores. Por otro lado, los excesos de potasio llevan a un descenso de los niveles de magnesio y calcio.

    Momento idóneo de aplicación

    De mayo a enero, pues es el momento en el que mayor demanda hay por parte del fruto.

    Micronutrientes

    Los micronutrientes también forman una parte fundamental del abonado del aguacate y es importante saber si hay exceso o deficiencia de estos. Deficiencias en micronutrientes suelen llevar a malformaciones en las hojas e incluso en los frutos. Afectando negativamente a su calidad y cantidad. Las deficiencias y excesos de micronutrientes muchas veces son difíciles de ver y se pueden confundir fácilmente con otros problemas en el árbol. Sin embargo, en el caso del hierro los signos son muy claros. Una deficiencia en hierro afecta a todo el árbol y deja a todas las hojas de color amarillo. Se recomienda aplicar microelementos en forma de fertilizantes foliares una o dos veces al año.

    Productos recomendables para el abonado de aguacate

    Entre todos los productos que existen para el abonado del aguacate,  desde Sembralia te recomendamos entre otros productos el uso de:  

    Nitrofoska 14 ENTEC Perfect 14+7+17

    Abono complejo NPK (Mg-S) 14-7-17 (2-22,5) Nitrofoska 14 con Inhibidor de la nutricicación DMPP, potasio procedente exclusivamente de sulfato, magnesio, azufre y microelementos. Mejora la vigorosidad de la planta gracias a la incorporación de nutrientes como Nitrógeno,Potasio, Fósforo, Magnesio o sulfuro, además, evita la nitrificación que empobrece la calidad del suelo. Especial cultivos herbáceos y Cesped, pero puede aplicarse a otro tipo de cultivos como naranjos, pomelos, cultivos tropicales como el aguacate, mango, chirimoya; vid, olivo, almendro, pistacho; tomates, berenjenas, pimientos, lechuga, col, cebolla, trigos, cebada, maiz etc. Modo de aplicación: Dosis orientativas de abonado:
    • Cultivo Dosis (kg/ha) 
      • Frutales hueso (aguacate) 700-1.000
     

    Corrector de Carencias de Hierro Ferrilene 4,8

    Corrector de carencia de hierro Ferrilene 4,8% está indicado para corregir la clorosis provocada por la falta de hierro en la planta. Especialmente indicado para condiciones de suelo adversas. Quelato de hierro (Fe) para todo tipo de suelo y condiciones adversas para la absorción. Prevención y cura de la clorisis férrica. Dosis y modo de empleo para evitar la Clorosis férrica Dosis por aplicación radicular: Aplicar en los periodos de mayor absorción radicular y más intensa actividad fotosintética. Cultivos tropicales (Aguacate y mango)
    • Dosis: 5-30 kg/ha.
    • Observaciones: En tierras arenosas se recomienda utilizar las dosificaciones mínimas y repetir después de 20-30 días.
    Compatibilidades: Compatibilidad con la mayoría de fertilizantes y productos fitosanitarios, excepto con productos cúpricos y organocúpricos, aceites minerales, azufres o cualquier producto o aguas alcalinas (pH >8).  

    Fertilizante para engorde Fertiormont Potasio 5L

    Fertilizante líquido totalmente soluble en agua que tiene como compuesto principal el potasio. Está especialmente indicado para momentos en los que el cultivo consume potasio con mayor rapidez como durante el engorde y la maduración del fruto. Pues su aplicación influye de manera importante en el tamaño final y la calidad organoléptica del fruto. Este fertilizante favorece la asimilación de calcio, magnesio y otros elementos que ayudan a la acumulación y asimilación de azúcares o aceites en el fruto. Puede aplicarse en cualquier tipo de cultivo. Sin embargo, en frutales se recomienda aplicarlo desde el cuajado hasta el inicio de cambio de color. Se puede aplicar tanto por vía foliar, como por fertirrigación. Al ser aplicado mediante riego se consiguen varios beneficios para el suelo. Dosis:
    • Aplicación foliar: 200-300 cc/hl (2-3 l/1000 l de agua).
    • Mojar bien toda la planta o árbol, aplicar 2-3 veces durante la fase de engorde del fruto.
    • Aplicación fertirrigación: 5-10 l/ha. En 4-5 riegos.
     
    AUTOR: Margarita Blanco  Ingeniera Agrónoma de Sembralia.
    Suscríbete de forma gratuita:

      Acepto los términos y condiciones y protección de datos

      Descubre en Sembralia semillas de tomates, berenjenas o pimientos:

      Plan de fertilización de la alcachofa y su correcto abonado

       

      La alcachofa tiene reconocidas propiedades nutricionales y medicinales, además de un excelente sabor. Es un alimento característico de nuestro país, con cultivos en Levante y Navarra. Para obtener frutos de gran tamaño es necesario un cuidado continuo desde su plantación y durante todo el proceso de crecimiento.

       

      En el consultorio agronómico gratuito de Sembralia, recogemos una pregunta a nuestros expertos sobre la alcachofa y su plan de abonado. Nos centramos en el aumento de tamaño de los frutos, y recogemos algunos connsejos sobre fertilización.

       

      ¿Qué sabemos del cultivo de la alcachofa?

      En primer lugar, parémonos a conocer a la Cynara scolymus, la alcachoferaalcachofa o alcaucil,​ entre otros numerosos nombres vernáculos, es una planta herbácea del género Cynara en la familia Asteraceae; es cultivada desde la antigüedad como alimento en climas templados.

      La alcachofa alcanza de 1,4 a 2 metros de altura. Vuelve a brotar de la cepa todos los años, pasado el invierno, si el frío no la heló. Echa un rosetón de hojas enteras hasta profundamente segmentadas aunque menos divididas que las del cardo y con pocas o ninguna espina. Las hojas tienen color verde claro en el haz y en el envés están cubiertas por unas fibrillas blanquecinas que le dan un aspecto pálido. 

      A la hora de hacer un correcto plan de abonado, y para una mayor eficacia en la fertilización del cultivo, sería interesante aplicar (ya para la temporada siguiente) un abonado de fondo de tipo nitrogenado mezclado con materia orgánica. Esta práctica aportará unos nutrientes esenciales al suelo desde primera hora que se ven reflejados en salud y tamaño de frutos a la hora de recogerlos, que es lo qeu buscamos con este plan de abonado: un aumento de tamaño de las alcachofas. Como en la mayoría de cultivos, los resultados de frutos durante la cosecha es una consecuencia de buenas prácticas agrícolas, aportes necesarios y equilibrados (Nitrógeno, Fósforo, Potasio, Magnesio y Calcio, principalmente) según las demandas de cada cultivo.

      En el caso del plan de abonado de las alcachofas, que es lo que nos ocupa, existen una serie de fertilizantes específicos (disponibles en la Tienda Sembralia) que son muy interesantes para tener en cuenta.

      Soluciones Sembralia para el cultivo de la alcachofa:

      El plan de abonado de la alcachofa, para el aumento del tamaño del fruto se debe centrar en la fertilización con un objetivo concreto (es decir, el de aumentar el tamaño del fruto). Por lo general, esto conlleva (además de un aporte de elementos antes descritos: Nitrógeno, Fósforo, Potasio, Magnesio y Calcio) un aporte de potasio a la planta. Y es que el potasio es uno de los elementos que mayor demanda tiene el cultivo de alcachofa. Sin lugar a dudas: aportar potasio a la alcachofa provoca un aumento en el tamaño de la inflorescencia, y mayor resistencia a estrés hídrico y enfermedades. Por consiguiente, desde Sembralia te recomendamos los siguientes productos:

      MC Potasa (McBio)

      Solución nutricional con alto contenido en Potasiocon total disponibilidad para la planta.

      Su aplicación foliar actúa en la acumulación de hidratos de carbono y grasas en los frutos y en la regulación de la apertura y cierre de estomas.

      El potasio está complejado con ácidos orgánicos y es fundamental durante la etapa de engorde del fruto pues el consumo de potasio durante esta etapa aumenta de forma considerable. Este producto es perfecto para el aumento de tamaño de las alchofas.

      Dosis: foliar:100 – 200 ml/hl, radicular: 4 – 6 ml/m2.  

       


      Solución de abono NK 3-31 (INB)

      En el plan de fertilización de las alcachofas, este fitonutriente está indicado para la prevención y corrección de las carencias de potasio y para favorecer una óptima maduración y alcance de calidad de los frutos.

      Contiene en su formulación EDTA libre, que proporciona una mejor absorción del potasio por vía foliar. Este producto ate ayudará al aumento de tamaño de las alcachofas.

      Se recomienda su aplicación en la época de mayor actividad metabólica como desarrollo de frutos, promoviendo su engorde, maduración y cualidades organolépticas.

      Dosis: 3 – 5 cc/L.

       


      Fertiormont Potasio (fertiormont)

      Para el correcto abonado de las alcachofas podemos tener en cuenta este fertilizante líquido de 1 litro en packs indivisibles compuesto principalmente de potasio, se trata de un abono soluble en agua recomendable aplicar en momentos de engorde y para madurar el fruto.

      Producto exento de cloruros y metales pesados.

      Indicado para los momentos en que el cultivo consume potasio con mayor rapidez. Favorece la asimilación del calcio, magnesio y otros elementos a la vez que favorece la acumulación o asimilación en los frutos de azúcares o aceite.

      Dosis: 2 – 3 cc/L.      

       


      AUTORES: Ignacio Sánchez de Ibargüen y José Antonio Sotomayor (Ingenieros Agrónomos de Sembralia).

       

      ¿Te ha gustado este artículo?

      Se el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

      [contact-form-7 404 "No encontrado"]

       

      Descubre los Bioestimulantes para alcachofas en nuestra tienda online:

       

      Plan de fertilización del castaño y su abonado

      El otoño es la estación por excelencia del consumo de castañas. Sin embargo, para que el castaño dé fruto en esta época del año, es necesario un cuidado continuo a lo largo de todo el proceso de crecimiento.

      Hoy ponemos el foco en el abonado del castaño, dada la importancia que tiene para el correcto cuaje de frutos.

       

      En primer lugar debemos tener en cuenta, como en todos los planes de fertilización, que en el caso del abonado del castaño es crucial conocer el terreno en el que crecen (las condiciones) así como las características climáticas de la zona.

      El oeste de España, en general, es una tierra en la que se prodigan los castaños, por la composición de los suelos y la humedad relativa de la tierra.

      En definitiva, es por eso por lo que un correcto plan de abonado del castaño puede ser la diferencia entre una buena cosecha y una que no lo sea tanto.

       

       

      ¿Cómo se hace el correcto abonado del castaño?

      En relación con el abonado del castaño, se suele aplicar un abono complejo equilibrado como el Triple 15 granulado (15-15-15), aunque de forma general, la mayoría de abonos equilibrados le suelen ir bien.

      Además, otras opciones de abonado para el castaño sería aplicar superfosfato de cal (100-300 gr/árbol), sulfato potásico (40-60 gr/árbol) o sulfato amónico (75-150 gr/árbol).

      Por consiguiente, en el caso del abonado del castaño sería conveniente complementar con alguna enmienda orgánica si el suelo es pobre o poco fértil.

       


      Consejos de Sembralia para el abonado del castaños

      Con relación a esto, los productos que mejor se pueden acoplar al abonado de castaño, con un correcto plan de fertilización, son los siguientes:

      Sulfato de amonio (Deiba):

      Fertilizante sólido compuesto por sulfato de amonio 21%, indicado, entre otros, para el abonado del castaño. El sulfato de amonio es principalmente utilizado donde se necesita incorporar nitrógeno (N) y azufre (S) para satisfacer necesidades nutricionales de plantas en crecimiento. Provee a la planta de una excelente fuente de azufre que tiene numerosas funciones en el desarollo de la planta, como por ejemplo la síntesis de proteínas. Como la fracción nitrogenada está presente en forma de amonio, el sulfato de amonio es frecuentemente utilizado en suelos anegados para la producción de arroz, donde los fertilizantes a base de nitrato generan desnitrificación del suelo. Es recomendable la incorporación del material en el suelo directamente tan pronto como sea posible previamente a la aplicación de un riego o una precipitación prevista.    

       


      Abono complejo 10-10-10 (Deiba):

      Abono químico granulado formulado para suelo compuesto por Nitrógeno, Fósforo y potasio en partes iguales, cuya aplicación en el abonado del castaño puede ser beneficiosa. Para facilitar su manejo, se presenta en un saco de 5 kilos de peso. Composición química:

      • 10% de nitrógeno (N)
      • 10% de pentóxido de fósforo
      • 10% de óxido de potasio soluble en agua (K2O)
       


      Fertilizante soluble 20-20-20 + S (Fertiluq)

      La aplicación para el abonado de castaño del fertilizante soluble en agua Fertiluq S 20-20-20 compuesto de NPK (Nitrógeno, Potasio y Fósforo) se practica en momentos de formación y engorde del fruto (la castaña).

      • USOS. En su composición FERTILUQ S 20-20-20 aporta un alto contenido de nitrógeno, fósforo y potasio de forma equilibrada (1:1:1) además de microelementos quelados, formando un abono completo altamente soluble y totalmente asimilable por los castaños, de modo que se puede aplicar en todos los estadios vegetativos de todo tipo de cultivo.
      • DOSIS Y MODO DE EMPLEOAplicar enpulverización foliar normal a dosis comprendidas entre 150-300 g/hl de agua según el estado de desarrollo del castaño y necesidades nutricionales requeridas.
       


      Ácidos húmicos secos (INB)

      Acidos Húmicos Secos saco Ácidos Húmicos y Fúlvicos bioactivos solubles, procedentes de Leonardita americana de alta pureza y calidad. Contiene características físico-químicas y biológicas del suelo agrícola. Su aplicación para el abono de la castaña puede ser muy beneficiosa. Se trata de una enmienda orgánica natural, que mejora las características del suelo y su estructura, aumentando la capacidad de intercambio catiónico y la vida microbiana. Mejora la fertilidad general del suelo y favorece el desarrollo radicular y el crecimiento de las plantas como el castaño. Incrementa la capacidad de retención de agua y reduce las pérdidas por lixiviación de nutrientes.

      • DOSIS Y MODO DE EMPLEO: Su uso está aconsejado en determinados momentos del cultivo, como post-trasplante, crecimiento, inicio de brotación, prefloración, cuajado y desarrollo del fruto como es el caso de la castaña.fd
       

       


      Aprovechamiento de la castaña

      Actualmente el principal uso del castaño es la obtención de su madera, muy valorada para fabricar muebles, entarimados de suelo, instrumentos musicales, etc. La madera de castaño es de color amarillento, de aspecto similar al roble pero más fácil de manejar y más estable. Es una madera de dureza media, elástica, tenaz y flexible.

      El castaño es un árbol que necesita cierto grado de humedad. Prefiere suelos silíceos descarbonatados. Son longevos, encontrándose individuos milenarios, como “El Abuelo” de El Tiemblo (Ávila, España) que tiene entre 800 y 1000 años.

      Otro de los aprovechamientos es la utilización del fruto de unas especies de castaño, en particular Castanea sativa, el castaño: tradicionalmente se empleó como fuente energética para la población campesina, tanto mediante el consumo directo como en diversas recetas gastronómicas, y también como alimento para los animales domésticos (fundamentalmente cerdos), pero perdió su lugar de importancia en la dieta europea con la llegada de la patata de América.

      Tradicionalmente la castaña puede consumirse cruda, aunque también cocida o asada. El marrón-glacé es un dulce de receta francesa que aumenta enormemente el valor energético de las castañas. Recientemente se ha fomentado el reaprovechamiento de la castaña mediante la oferta de productos tradicionales como el aguardiente de castaña, la crema de castaña, el pan de castaña, etc., pero en los últimos años ha continuado una tendencia a la caída de la producción y el consumo.  


      AUTOR: Ignacio Sánchez de Ibargüen Ingeniero Agrónomo de Sembralia.

      Todos los productos que necesitan tus castaños los tienes en Sembraliatienda.es:


      ¿Te ha gustado este artículo?

      Se el primero en leer artículos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

      [contact-form-7 404 "No encontrado"]