Variedades del albaricoque, ¿qué me conviene más?

Os contamos cuáles son las variedades de albaricoquero más conocidas en España

Como os contábamos en artículos anteriores, el albaricoque es un cultivo bien arraigado en nuestro país, ya que forma parte de la historia de la agricultura en España.

Si bien el árbol se adapta a diferentes climas, es importante acertar con la variedad que más nos convenga, ya que pueden tener diferentes adaptaciones según la composición del suelo y el interés que tengamos en el calendario de cosecha.

Aquí os dejamos las variedades más representativas de albaricoque, y que se pueden cultivar en nuestro país.

Bulida

Variedad rústica española que se adapta a todo tipo de suelos, incluso secos.  Proporciona árboles muy vigorosos de producción abundante y regular, sensible a oidio y monilia y resistente al viento y a la caída del fruto. Los frutos son grandes y poseen un surco poco profundo, siendo su piel amarilla y su carne, dulce, bastante jugosa y perfumada. El hueso es grande y tiene quilla. La recolección se lleva a cabo a primeros de junio y se conserva fácilmente.

 

Canino

Variedad española que presenta exigencias medias en suelo. Proporciona árboles muy vigorosos de hojas ásperas, resistentes a parásitos y a la caída del fruto.  Los frutos son grandes o muy grandes, casi redondos, de color amarillo anaranjado intenso y apenas rojo en el lado soleado. La carne es firme, de sabor agradable y medianamente perfumada, siendo el hueso de tamaño medio, con poca quilla. La recolección se lleva a cabo en junio, conservándose bien el fruto y siendo resistente al transporte. Esta variedad proporciona un fruto de buena calidad y comercialización interesante. 

Nancy

Proporciona árboles de buen vigor y mediana producción, con buena resistencia a parásitos, poco exigente en suelos, siendo la caída de los frutos bastante frecuente en terrenos arcillosos. El fruto es de tamaño muy grande, un poco hinchado en la base, casi esférico, y abollonado en el pico. Su color es amarillo oro veteado de rojo, siendo la piel bastante espesa con algunos abultamientos pequeños. La carne es color cobrizo, perfumada, de sabor fino, fundente y dulce, jugosa y un poco ácida. El hueso es bastante grande, redondeado y con arista ventral ancha. La recolección se lleva a cabo en julio, conservándose bien el fruto durante el transporte. El valor comercial de este fruto es muy bueno.  

Paviot

Proporciona árboles muy vigorosos y de mediana producción, resistentes a parásitos y sensibles a la caída de frutos. Exige terrenos sanos y permeables. El fruto es de tamaño muy grande, de color anaranjado y rojo intenso en la insolación. La carne es amarilla, de gran finura, agradable, fundente y perfumada, siendo el hueso mediano.  La recolección se lleva a cabo entre los meses de julio y agosto, conservándose el fruto de manera aceptable durante el transporte. Este fruto tiene muy buena calidad y valor comercial. 

Moniquí

Árbol de vigor medio y producción un poco irregular. Tiene necesidades medias de frío invernal y es incompatible con el Mirabolano. El fruto es grueso, oval y aplastado, blanco sonrosado, de aspecto transparente. La carne es blanca jugosa, perfumada y azucarada. El hueso está semiadherido. La recolección se lleva a cabo entre junio y primeros de julio. Este fruto es muy recomendado para mesa. 

Currot

Es la variedad comercial más temprana que aparece en el mercado. Son frutos de pequeño tamaño, piel delicada de color blanco-rosáceo, con pulpa blanquecina, poco carnosa y sabor acidulo. Se suelen premadurar antes de su comercialización ya que recién cosechados carecen de valor gustativo. 

Galta roja

Posiblemente sea la variedad de albaricoque más comercializada y consumida en España. Posee una piel atractiva, mitad rojiza y mitad amarilla o naranja, y su pulpa es anaranjada y de sabor dulce. 

Ginesta

Es una de las variedades más precoces que aparece en el mercado. Los frutos tienen forma esférica y su piel es blanquecina. La pulpa carnosa tiene color blanco y sabor suave y delicado. 

Mitger

Variedad del albaricoque que se caracteriza por el tamaño de sus frutos, en torno a 50-55 mm. Su piel es fina, suave y aterciopelada, y su carne blanca, dulce y jugosa. Aparecen en el mercado español a finales del mes de mayo. Su mejor época o temporada en España es desde finales de la primavera hasta finales del verano, los meses de mayo, junio, julio, agosto y septiembre. La tonalidad rosada en la piel es un indicador del dulzor en la fruta. 

Recomendación de 3 abonos para albaricoque

Para acabar, os dejamos aquí tres fertilizantes para albaricoque, que son abonos específicamente pensados para fruta de hueso. Con estas tres recomendaciones de abonado de albaricoque, creemos que ya estás preparado para cultivar esta fruta de hueso.

AlbaricoqueAlbaricoqueroFruta de hueso

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados