La estimación es superar las 25 millones toneladas este año

Antonio Catón (Director de Cultivos Herbáceos de Cooperativas Agroalimentarias de España) nos ofrece la primera estimación sobre la cosecha 2020 para Sembralia, y asegura que estamos en el momento para que el sector productor de una respuesta a la cadena de valor del cereal: el momento de estar todos los días en el mercado.

Los primeros datos que se conocen ya de la cosecha mundial 2020 indican que la producción, el consumo, las existencias y el comercio de cereales a nivel mundial serán de récord en la campaña 2020/21. La oferta mundial de los principales cereales sigue excediendo la demanda general, lo que provocara, una campaña más, un aumento de las existencias al finalizar la campaña.

Las buenas expectativas respecto a la cosecha nos sitúan en la cifra histórica de rendimiento de cereales en España, 4,47 t/ha, con el 85% de la superficie de cereales de secano. De hecho, la primera estimación de cosecha de cooperativas agro-alimentarias de España es de 25,89 Mt. Esta primera estimación es el resultado del análisis de las cosechas en las diferentes Comunidades Autónomas productoras de cereal, considerando el comportamiento y la evolución del cereal durante todo el tiempo de su ciclo vegetativo y teniendo en cuenta, como aspecto principal el contexto en el que ofrecemos estos datos, primeros de junio de 2020, con una fuerte inestabilidad atmosférica y bajas temperaturas, principalmente en la mitad norte del país y con un retraso del inicio de la cosecha debido a las lluvias y al frío del final de mayo y comienzo de junio.

El cereal, la mayor superficie de cultivo

La superficie de cereales que ha sido analizada por Cooperativas Agroalimentarias de España en la valoración de la cosecha 2020 en España, es de 5,79 Mhas, siendo, aproximadamente, el 85% de esta superficie de secano. Los cereales ocupan alrededor del 12% de toda la superficie nacional, son el 50% de las tierra de labor y el 34% de la tierra que se cultiva en España. El cereal es el cultivo con mayor superficie distribuida por todo el territorio nacional. La cosecha de cereales 2020, que se comercializará en la campaña 2020/2021, se estima en 2589 Mt, un 42 % más que el año pasado, que se caracterizó por una mala campaña consecuencia de los fuertes calores del final del ciclo vegetativo del cereal.

El comportamiento del clima durante el ciclo vegetativo del cereal ha sido favorable, en general, dejando una precipitación muy por encima de la media en los meses que van de septiembre a mayo, pudiendo calificar el ciclo del cereal, como un ciclo húmedo, solo han sido secos los meses de octubre y febrero, provocando algunas dificultades en las siembras y generando en el cereal un pequeño estrés hídrico en el mes de febrero, sobre todo en el sur de la península. La temperatura para el desarrollo de los cereales ha sido cálida durante todos los meses del ciclo vegetativo, favoreciendo el desarrollo de la planta y su ahijado, circunstancia que ha favorecido el alto rendimiento por hectárea.

De la superficie de los cereales de otoño-invierno, la cebada es el principal cultivo nacional con el 46,3 % de la superficie y el 44,6 % de la producción con 11,55 Mt. Le sigue con el 28,4 % de la superficie, el trigo blando, que con 7,26 Mt de representa el 28 % de la producción. El trigo duro ocupa el 4,7 % de la superficie y el 3,5 % de la producción con 0.89 Mt, la avena con 8,3% de la superficie y 5,3 % de la producción con 1.386.368 toneladas, el centeno 2,4% de la superficie y el 1,8 % de la producción con 457.028 toneladas, por último tenemos al triticales que con otros cereales ocupan el el 4,2 % de la superficie y el 3,3 % de la producción con 852.294 toneladas. La producción de maíz representa el 13,6 % sobre el total de la producción de cereales en España con 3,52 millones de toneladas.

Cosecha de Cereales por Cultivos y CCAA (FUENTE: Cooperativas Agroalimentarias de España)

División por regiones cerealistas

La distribución de la superficie cerealista es muy amplia en todo el territorio español, 12 % de la superficie total. Las principales regiones cerealistas son Castilla y León, Castilla la Mancha, Aragón y Andalucía. La estimación de la cosecha es un arduo y complicado recorrido debido a la heterogeneidad de las comarcas productoras, una dificultad añadida a la hora de hacer una estimación media por provincias y en un año como este, que las lluvias y el frío están retrasando el arranque de la cosecha.

Castilla y León con el 33,6% de la superficie y 36,5 % de la producción provisional de cereales para la campaña 2020/2921, es la principal productora de cereales. Le sigue Castilla la Mancha con el 22,7 % de la superficie y el 18,76 % de la producción, Aragón y Andalucía, destacan ambas por ser las regiones donde se concentra casi el 100% de la producción de trigo duro. El maíz se concentra en su mayor parte en Castilla y León, Cataluña, Aragón y Extremadura.

España es uno de los principales países consumidores de cereal en el mundo y será, en la campaña 20/21, el mayor productor de pienso de la UE. El balance español es muy deficitario, en la campaña 2019/2020, se han consumido 36,14 Mt, de cereales, lo que significa una gran dependencia de los mercados internacionales. España es un importador neto de cereales, por eso es muy importante tener un conocimiento muy ajustado y cierto de los consumo y de las producciones, de esta va a depender el volumen de importación de cada campaña. Las importaciones de la campaña 19/20 se estiman en 17 Mt, siendo 14,7 Mt las importaciones de la campaña 18/19. La Unión Europea es el principal origen de nuestra importaciones de cereal, aunque en el caso del maíz, la mayor parte de las importaciones proceden de terceros países, Ucrania y Brasil principalmente.

FUENTE: Cooperativas Agroalimentarias de España.

Balance de la campaña

Nuestro complicado equilibrio obliga a ser muy cuidadosos con nuestra producción y tener que colocarla día a día en el mercado, un mercado que consume diariamente alrededor de 99.000 toneladas de cereal. La gran oferta mundial y las elevadas existencias que parece va a haber en la campaña 2020/2021, son las principales garantías de nuestro consumo, si queremos evitar que una mala gestión en los tiempos de comercialización, acabe con nuestra producción almacenada y con una difícil salida, el sector tiene que responder agrupando volúmenes y comercializando todos los días de la campaña, este es un mercado que hay que conocerlo muy bien, hay que analizarlo con mucha atención y hay que tomar decisiones empresariales a la hora de comercializar.

Una campaña para agrupar volumen en las cooperativas y olvidarse del individualismo que descuenta tanto los precios, Un trabajo para las cooperativas, que le darán mayor valor en la cadena. La cosecha 2020 nos debe abrir los ojos a la realidad del mercado, un mercado que arranca con niveles bajo y sin garantías de mejorar en el corto plazo. Si queremos una mejor campaña hay que tomar la decisión comercial de agrupar la oferta.

Todos los actores son conocedores de este contexto comercial, ninguna empresa de la cadena valor de cereal es ajena a esta realidad y es esta relación entre todos los mercados, la oferta y la demanda mundial, la que nos obliga a ser diariamente muy fuertes y presentes en el mercado, por eso las cooperativas somos una garantía de oferta y presencia en el mercado para abastecer la demanda de cereal de nuestra industria transformadora. Una aptitud positiva de la producción ante este desafío de oferta y demanda, nos obligará a ser muy cautelosos con la tentación de almacenar esperando tiempos mejores. Hay que pensar en el margen, no en el precio.

¿Te ha gustado este artículo?

Se el primero en leer articulos como este, en conocer descuentos y promociones y muchas novedades sobre el sector. Suscríbete de forma gratuita:

Acepto los términos y condiciones y protección de datos