El primer sábado de octubre es el día elegido para concienciar sobre el uso del agua.

En el año 1992, la AIDIS (Asociación Interamericana de Ingeniería Sanitaria), la CWWA (Asociación Caribeña de Agua y Aguas Residuales) y la OPS (Organización Panamericana de la Salud) iniciaron la celebración del Día Interamericano del Agua. Ya en el año 2002, se incorporó a esta iniciativa la Organización de los Estados Americanos (OEA) y, posteriormente, otras entidades y organismos secundaron esta jornada.

Esta jornada se conmemora el primer sábado de octubre, con el fin de concienciar sobre el uso del agua. Pero no solo eso: tiene como propósito sensibilizar a la población sobre la importancia de la protección de la salud humana y el bienestar, tanto individual y colectiva, dentro de un marco de desarrollo sostenible, mediante la mejora de la gestión del agua. Para ello, incluye medidas de prevención, control y reducción de enfermedades relacionadas con el agua, tal y como señala la OPS.

El Día Interamericano del Agua se centra no solo en concienciar sobre el consumo responsable del agua, sino en la salubridad y la sostenibilidad de los recursos hídricos, fundamentales en el sector agroalimentario. Cuando hablamos de cultivos que se nutren del agua, inmediatamente pensamos en el regadío, pero también las extensiones de secano deben usar (más si cabe) de manera sostenible el agua que reciben.

Las nuevas tecnologías en la gestión del agua

La gestión del agua puede encontrar una importante ayuda en la digitalización y las nuevas tecnologías para optimizar este importante recurso. Sin ir más lejos, soluciones como Variable Rain nos permiten saber con exactitud la cantidad de agua que necesita una planta para así no malgastar ni una gota. Este servicio digital que ofrece Sembralia funciona combinando el estado de la planta con las predicciones meteorológicas. Así sabemos con exactitud qué cantidad de agua necesita cada terreno, independientemente de su extensión o el tipo de cultivo que haya plantado en él.