Gestión Integrada de Plagas (GIP)

¿Qué dice el Real Decreto 1311/2012 sobre el uso sostenible de productos fitosanitarios?

El Ministerio de Agricultura ha puesto a disposición de los usuarios una serie de guías sobre el control de plagas por cultivo. Estas guías sirven a agricultores y asesores para implantar los principios de gestión integrada de plagas en toda la producción agrícola.

Y es que el control de plagas es clave en las políticas agrarias, que promueve la ley sobre el uso de fitosanitarios. Como ya os contamos anteriormente, existen varios métodos que se pueden combinar, en lo que se llama una Gestión Integrada de Plagas (GIP). En todos ellos se plantea un uso sostenible de los fitosanitarios, una de las claves de su adecuado uso medioambiental.

El reglamento está orientado a la eficiencia y a la seguridad ambiental, por eso es interesante acercarnos a las claves para su gestión.

¿Qué dice el reglamento del control de plagas?

Para poder aplicar correctamente una gestión integrada de plagas se deben tener en cuenta una serie de aspectos generales:

  • Se antepondrán, siempre que sea posible, los métodos biológicos, biotecnológicos, culturales, mecánicos y físicos a los químicos.
  • En el caso de tener que aplicar métodos químicos para el control de la plaga, se utilizarán materias activas que proporcionen un control efectivo y sean lo más compatibles posibles con organismos no objeto de control.
  • Se evitará perjudicar a otros organismos como controladores naturales de plagas o insectos beneficiosos.
  • Hay que tener en cuenta que únicamente podrán utilizarse productos inscritos en el Registro de Productos Fitosanitarios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.
  • Se aplicarán medidas directas de control de plagas y malas hierban cuando los niveles poblacionales se encuentren por encima de los umbrales de intervención, cuando éstos estén fijados.
  • Habrá excepciones para intervenciones preventivas, pero siempre y cuando éstas se encuentre debidamente justificadas.

Además de estos aspectos generales que mencionamos, la especificación por pueden ser consultados en varias guías del MAPAMA, así como en el propio Real Decreto 1311/2012 que establece una serie de principios generales para garantizar que la GIP se realiza de manera adecuada.

 

AUTORA: Andrea Vaquero, Ingeniera Agrónoma de Sembralia.

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados