Olivo en Pinet, Valencia, listo para la poda y así aumentar el rendimiento.

La poda del olivo es la clave del rendimiento de este cultivo, tan tradicional en nuestro país. De hecho, el olivar es uno de los principales cultivos de la agricultura española, con más de 2,7 millones de hectáreas repartidas por buena parte de nuestra geografía. Por eso, sus cuidados son fundamentales.

Ya os hemos contado, en anteriores artículos de Sembralia, cómo es este cultivo y qué variedades son las más demandadas. Hoy os queremos hablar de la práctica de la poda, porque es esencial en el olivo para garantizar el equilibrio adecuado entre las funciones vegetativas y reproductivas de los árboles.  

Gracias a la poda es posible lograr altos rendimientos sin comprometer la salud y vitalidad de los árboles, reducir el tiempo improductivo en plantaciones jóvenes, prolongar el tiempo productivo y prevenir el envejecimiento prematuro de los árboles. 

Durante la vida del olivar, y en general de la mayoría de los árboles, se pueden distinguir tres períodos diferentes. El primero es un período de crecimiento vegetativo intenso y aún no ha comenzado la fructificación. En el segundo período, el árbol entra en la fase de producción y produce una gran cantidad de frutos, mientras que continua su desarrollo vegetativo. Finalmente, en el tercer período, el árbol experimenta un declive tanto en el crecimiento vegetativo como en la producción de frutos debido al envejecimiento. 

Tronco de un olivo de varios años de edad

 

Tipos de poda en el olivar 

La poda es una práctica necesaria que debe adaptarse a cada etapa de la vida del árbol, dividiéndolo en tres fases: 

  1. Durante el primer periodo se debe podar con moderación o no podar en absoluto para dañar lo menos posible al árbol. De hecho, aquí es importante aplicar un plan de poda unido al de fertilización de olivos jóvenes, como os contábamos en este articulo sobre el plan de abonado en los primero años del olivo.
  2. Durante el período productivo del olivo, se deben realizar podas ligeras para controlar el vigor.  
  3. Finalmente, durante el período de vejez, las podas deben ser más intensas, pero con menos frecuencia porque con la edad, la capacidad de recuperación del árbol disminuye.  

      Pero ésta no es la única división que encontramos en materia de poda del olivo. También según sea el objetivo se pueden identificar cuatro tipos principales de poda:  

      • Poda de formación 

      Con este tipo de podas se da una estructura al olivo que sirva de soporte para los órganos vegetativos y reproductores durante la vida productiva del cultivo. El esqueleto debe ser robusto y debe estar adaptado al marco de plantación, ya que de ello dependerá tanto la calidad como la cantidad de la cosecha, así como la facilidad y economía de la realización de las labores.   

      Esta poda puede debilitar al árbol aumentando su periodo improductivo, por lo que durante este periodo se deben realizar las mínimas intervenciones necesarias para darle al olivo la estructura deseada. 

      Poda de formación
      • Poda de producción: 

      Las podas de producción se realizan durante la etapa productiva del árbol para maximizar los rendimientos obtenidos por el agricultor. Los objetivos técnicos principales de esta poda son, aumentar la cantidad de radiación solar captada por la copa, alcanzar una relación hoja/madera elevada para mantener un volumen de copa óptimo, alargar el periodo productivo del olivo y adaptar el cultivo a la recolección mecanizada.

      En la poda de formación se deben eliminar los chupones grandes debido a su alto consumo de energía y al sombreo que producen a las ramas de niveles inferiores, pero se deben mantener los chupones más débiles que dan sombra a la estructura del árbol para evitar quemaduras. Asimismo, se deben eliminar las ramas más bajas porque tienen mala iluminación y dificultan la mecanización. Por último, para lograr un aprovechamiento óptimo de la luz se buscan copas lobuladas, ya que, en estas, la producción es mayor.  

      • Poda de renovación: 

      El envejecimiento del olivo tiene como consecuencia la disminución de la relación hoja/madera, lo que provoca un aumento de la vecería y una bajada tanto de calidad como de rendimiento de las cosechas. La poda de renovación debe realizarse antes de que se produzca el envejecimiento completo del árbol. Síntomas como el escaso crecimiento vegetativo del nuevo material vegetal, la defoliación y la apreciación de decadencia, denotan que una rama debe ser eliminada, lo que indica que debe comenzar el proceso de renovación del árbol. La posibilidad de realizar este tipo de poda en el olivar reside en la alta capacidad de autorregeneración del cultivo gracias a la gran cantidad de yemas latentes que existen en la madera vieja. 

      • Poda en verde 

      Este proceso implica quitar los brotes adventicios que de manera natural produce el olivo en la base, tronco o ramas principales. Estos brotes suelen ser más abundantes y fuertes en la parte inferior del árbol y deben eliminarse antes de que se conviertan en chupones vigorosos y debiliten al árbol. 

       

      La poda, determinante para una buena cosecha en el futuro

      Siempre tenemos que tener en cuenta que la poda del olivo se realiza tras la recolección de los frutos que y dependerá del tipo de recolección y su destino. Si la oliva se recolecta como aceituna de mesa, lo habitual es podar el árbol entre los meses de noviembre y diciembre. En caso de que el objetivo sea producir aceite de oliva, el período de poda se retrasa a los meses de febrero, marzo y abril.

      Pongámonos en situación: finalizado el mes de enero, cosecha prácticamente recolectada, comenzando a poner los primeros cimientos de la próxima campaña.

      Durante este primer mes del año y durante buena parte del invierno la planta se encuentra en “parada vegetativa”. ¿Qué significa esto? Que la planta está descansando del esfuerzo realizado el año anterior, durante toda la campaña, para producir y cosechar el fruto, y lo está haciendo para iniciar el nuevo ciclo vegetativo y el nuevo ciclo de cosecha.

      En esta época es muy importante, desde el punto de vista del tratamiento que se le debe hacer a la planta, mientras está dormida, la labor que tiene que ver con la parte más agresiva en lo que a la planta respecta, y es la poda de la misma.

      Con la poda se pretende que las partes de la planta que están más envejecidas, que han sufrido más defoliación o se han estropeado durante la campaña anterior, sean eliminadas mediante una poda selectiva, propiciando así que la planta se vaya regenerando y se mantenga joven y productiva el mayor tiempo posible.

      Es decir, que la poda es determinante para la obtención de una buena cosecha; es uno de los factores más importantes a la hora de producir calidad de forma cualitativa y cuantitativa.

      Olivar en Daimiel listo para la poda (parada vegetativa en enero)

      ¿Sabías que la parada vegetativa es un mecanismo de defensa biológico?

      La parada vegetativa es una respuesta de protección del olivo, frente a las bajas temperaturas. Se mantendrá en este estado hasta que las temperaturas mínimas diarias no estén por encima de los 7 grados de forma continuada durante aproximadamente unas dos semanas.

      Se trata de un mecanismo de defensa biológico para evitar sufrir daños por heladas.

      Por eso hay que tener muy en cuenta este hecho biológico de la planta a la hora de plantear las labores que el olivicultor puede hacer. Explicándolo con un símil, cuando una persona va a ser operada, la anestesian; en el caso del olivo, es necesario realizar la poda cuando se encuentra dormido, porque si se realiza cuando la planta está en plena actividad puede sufrir. Decimos que puede “desangrarse”, ya que si la savia está en movimiento, un corte en un vaso de provocaría que ésta se escape. Por este motivo la poda se realiza cuando la planta duerme y la actividad del flujo de savia se ralentiza al mínimo.

      Asimismo, enero es un buen momento para ir conformando la cubierta vegetal de la parcela, porque será la responsable no solo de mantener la humedad de la parcela durante los meses de invierno y primavera, sino que también va a propiciar que en las siguientes semanas se establezca un ecosistema en la misma que, de forma natural, permita en el futuro controlar las plagas. Será, además, una de las principales fuentes de materia orgánica y es muy importante para mantener los suelos vivos.

      De hecho, hacemos hincapié en prestar mucha atención al clima, porque lo importante es evitar podar cuando todavía hay riesgo de heladas. Por eso, la fecha exacta puede variar según las condiciones de cada entorno (hay que mirar el termómetro).

      Y, no olvidemos que igual de importante que es el tiempo y el clima, es fundamental contar con buenas herramientas para la poda de olivo. Os dejamos por aquí algunas sugerencias, que están disponibles en la tienda de Sembralia. 

      PRODUCTOS RECOMENDADOS EN SEMBRALIA

       

       

       

      Autor: Jorge Salgado, Departamento Agronómico

      OlivarOlivoPoda

      Deja un comentario

      Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados

      Productos de temporada

      Nutrex Cuaje - Bioestimulante de uso agrícolaNutrex Cuaje - Bioestimulante de uso agrícola
      ASCENZA Nutrex Cuaje - Bioestimulante de uso agrícola
      Precio de ventaDesde €25,75
      Disponible
      Nutrex Olivo L - Abono NPK 12-3-6
      ASCENZA Nutrex Olivo L - Abono NPK 12-3-6
      Precio de venta€29,55
      Disponible
      Bioestimulantes Hemostar ProteicoHemostar Proteico-Bioestimulante
      Nutrientes de Aragon Hemostar Proteico-Bioestimulante
      Precio de ventaDesde €14,26
      Disponible

      Productos destacados

      Ver todos
      Nutrex Cuaje - Bioestimulante de uso agrícolaNutrex Cuaje - Bioestimulante de uso agrícola
      ASCENZA Nutrex Cuaje - Bioestimulante de uso agrícola
      Precio de ventaDesde €25,75
      Disponible
      Bioestimulantes Hemostar ProteicoHemostar Proteico-Bioestimulante
      Nutrientes de Aragon Hemostar Proteico-Bioestimulante
      Precio de ventaDesde €14,26
      Disponible
      Fertiormont Potasio-Fertilizante líquidoFertiormont Potasio-Fertilizante líquido
      Fertiormont Fertiormont Potasio - Fertilizante bioestimulador
      Precio de ventaDesde €43,12
      Disponible
      MISSYLK - Bioestimulante de uso agrícola NPKMISSYLK - Bioestimulante NPK
      ASCENZA MISSYLK - Bioestimulante de uso agrícola NPK
      Precio de ventaDesde €21,41
      Disponible
      Fortan - bioestimulante para engorde
      ASCENZA Fortan - bioestimulante para engorde
      Precio de venta€37,96
      Disponible